Miedo a Fátima, termina la misa en TV del Papa Francisco, los testaferros del Vaticano, unos muertos muy vivos.

|

Hoy es 13 de mayo y un día como hoy de 1917 la Virgen María visitó Fátima, en Portugal, después de varios avisos y lo repitió en varias ocaciones. El mensaje de Fátima ha marcado toda una época y lo sigue haciendo. Las apariciones fueron reconocidas oficialmente, el remoto y olvidado paraje portugués se ha convertido en uno de los lugares más visitados del mundo y en referencia  espiritual para millones de personas. Hoy estamos en tiempos en que nos reímos de la posibilidad de que Dios intervenga en nuestra humana existencia, mejor no recordar las pataletas de la pachamama, la mera existencia de Fátima es motivo de inquietud en quien ha perdido la fe en lo sobrenatural. No es mal día para recordar el mensaje que encierran estas apariciones y cobijarnos en el manto maternal de María en estos momentos en que nos enfrentamos a la crisis más profunda que hemos conocido en nuestras vidas.

Este periodo es especialmente rico en noticias. Nos gusta recoger todas las referencias que encontramos con relación a la información religiosa en los medios italianos. Pensamos que son mementos importantes en la historia de la Iglesia y de la sociedad. Nos enfrentemos a algo más que un tropezón sucedido en el año 2020 y, mucho nos tememos, que estamos en algo que empieza en 2020 y veremos cuándo termina. Estamos viendo el intento de volver a una presunta normalidad que ya nunca volverá, pretendemos pasar página cuando estamos al inicio del capítulo. Las noticias de hoy siguen la tónica de este periodo y se mezclan lo sucesos puntuales de la vida diaria y los intentos de reflexión sobre lo que estamos viviendo.

Algunos artículos sobre la liberación de una ciudadana italiana apresada por una banda islámica y que nos ha vuelto convertida al islam y muy contenta del cambio.

<

El Papa Francisco dejará de estar presente todos los días en las televisiones con la Misa desde Santa Marta. La fecha elegida para terminar con este periodo es el lunes 18 en que el Papa Francisco celebrará sobre las reliquias de San Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro. Todo un símbolo en tiempos tan llenos de símbolos.

Dentro de las audiencias virtuales del Papa Francisco hoy tenemos la del ‘papa’ copto Tawadros II, los medios se centran en la petición del Papa Francisco: «Dios tenga misericordia del mundo y de la Iglesia». No es para menos.

Korazim sigue con sus interesantes informaciones internas y las de hoy afectan a uso de funcionarios en el Vaticano para ocupar encargos en sociedades, mover capitales y  hacer de testaferros de propiedades. Podemos asegurar que la información es veraz y se queda muy corta. Esta costumbre viene de muy atrás y siempre ha sido una forma de agradecer fidelidades y crear complicidades inconfesables. Son muchos los que se preguntan porque es tan complicado sanear el mundo financiero del Vaticano y esto es una parte de la respuesta. La red de complicidades tejida dentro del estado Vaticano hace nos enfrentemos a un castillo de naipes en donde es imposible cambiar uno de ellos sin que caigan todos. El modus operandi expuesto en el artículo es habitual, muy arraigado, pero no el único. Esto es simplemente una red de corrupción suceda en el Vaticano o en cualquier otro país. Los que han intentado acabar con ello han terminado mal y el sistema los ha destrozado. El Papa Francisco no creemos que tenga en este momento entre sus prioridades meterse en estos líos y mucho nos tememos que terminará haciendo de recaudador para alimentar al monstruo y que no se le revele en momentos de hambruna. Unido a todo esto esta el caso ‘Hasler’,  como ejemplo evidente pero no único.

La muerte de la viuda de Renatino De Pedis, fiel y custodiada hasta su muerte, está resucitando viejos fantasmas. El caso Emanuela Orlandi es uno de ellos, el caso Gregori, los pactos con misteriosos monseñores del Vaticano que siguen funcionando en este momento y que no está lejos de los intereses de la noticia anterior. Hace unos días, y después de una intensa ojeada del promotor de justicia, se ha decidido cerrar la investigación de los huesos del teutónico. No terminamos de cerrar uno de los capítulos más oscuros de la reciente historia del estado Vaticano.  Los muertos siguen muy vivos.

El culebrón de la Soberana de Malta sigue adelante y mucho nos tememos que estamos ante otro difunto mal matado y mal enterrado que puede dar mucha guerra.

En Alemania se ha vuelto a la celebración de la Misa con muy poca asistencia. Sigue habiendo mucho miedo al contagio y la avanzada edad de muchos de los asistentes hace que se lo piensen. Una iglesia está terminado y esperemos que otra naciendo el virus está acelerando el proceso.

Ya tenemos manual obligatorio para los empleados del Vaticano para la llamada fase 2. Mucho se ha tardado, no se sabe el número se contagiados, o mas bien, se sabe pero no se quiere confirmar. El rigor actual contrasta con la pasividad inicial. Hay demasiado miedo a que el cierre, sobre todo de los negocietes, se prolongue y la ruina siga creciendo.

Lo mismo que molestan los fenómenos sobrenaturales, como el caso de Fátima, no gusta enfrentarse con el desagradable momento de la muerte. En esta epidemia vemos cómo se intentan silenciar los muertos, disimular las terribles cifras, ocultar imágenes desagradables y parece que algo parecido se intenta hacer con el número de suicidios que han crecido en estos tiempos de encarcelamiento.

La situación de los católicos, y los cristianos en general, dentro de la misteriosa China es noticia casi todos los días. No son buenos tiempos y seguimos con persecuciones y destrucción de iglesias. El Vaticano y el Papa Francisco siguen con sus incompresibles silencios y con sus pactos secretos. La peste no está mejorando la situación que muy al contrario se está complicando para el que no se somete al partido único.

Terminamos con un comentario de Benedicto XVI al ‘tercer secreto’ de Fátima: «Del mismo modo que la palabra clave de la primera y de la segunda parte del «secreto» es la de «salvar almas», «la palabra clave de este ‘secreto’ es el triple grito: ‘¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!’. Viene a la mente el comienzo del Evangelio: ‘paenitemini et credite evangelio’ (Mc 1,15). Comprender los signos de los tiempos significa comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe. Esta es la respuesta adecuada al momento histórico, que se caracteriza por grandes peligros y que serán descritos en las imágenes sucesivas. Me permito insertar aquí un recuerdo personal: en una conversación conmigo, Sor Lucia me dijo que le resultaba cada vez más claro que el objetivo de todas las apariciones era el de hacer crecer siempre más en la fe, en la esperanza y en la caridad. Todo el resto era solo para conducir a esto».

«…el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada.»

Buena lectura.

Le domande a cui Silvia non ha ancora risposto. «Condanna gli aguzzini?»

Beata Vergine Maria di Fatima/ Video, il 13 maggio si celebrano le Sacre apparizioni

Ma presto Silvia capirà che l’islam annulla la dignità

Papa Francesco il 18 maggio inizia la fase 2 con una messa a San Pietro per Giovanni Paolo II

Papa Francesco ricorda il cardinale Corti e il suo modo appassionato di annunciare il Vangelo

Papa Francesco telefona a Tawadros II: “Dio abbia misericordia del mondo e della Chiesa”

Papa Francesco non vuole fare concorrenza alle parrocchie. Lunedì sulla tomba di Wojtyla l’ultima messa in streaming

Funzionari della Santa Sede movimentavano capitali, si intestavano proprietà e assumevano cariche societarie, certamente non all’insaputa dei superiori

Se il Pontefice volesse fare giustizia nel “caso Hasler”, come in tanti altri casi di “cacciate” per mano sua…

Mirella Gregori, a ‘Chi l’ha visto?’ tre intercettazioni inedite

Banda della Magliana, la moglie di Renatino De Pedis e il mistero della Orlandi: patto con il monsignore

pio-xii-l-amaro-silenzio-papa-anni-tragici-shoah

Germania, riprendono le messe ma in chiesa non ci va quasi nessuno per paura del contagio

Manuale per contenere il virus in Vaticano, le regole obbligatorie per la Fase 2

MALTA. COMINCIANO – TIMIDAMENTE – LE GRANDI MANOVRE.

La paura della morte e una Chiesa troppo silenziosa

Isolamento e crisi economica, ondata mondiale di «suicidi da coronavirus»

NOBILE: TRA MENTANA, IMAN E SOLONI, SOLO I JIHADISTI SONO SINCERI.

CHINA, DONGLU. LA VIRGEN “PROHIBIDA” Y EL VATICANO.

Comentarios
4 comentarios en “Miedo a Fátima, termina la misa en TV del Papa Francisco, los testaferros del Vaticano, unos muertos muy vivos.
  1. Pues precisamente lo que precisamos es que vuelva la normalidad normal, la de antes (que ya sabemos que muy normal no era, pero esa es otra cuestión). No nos apuremos a consolidar lo que la élite mundial quiere precisamente consolidar: el sojuzgamiento de todo el planeta.

  2. En el Vaticano tienen un grave problema con sus presupuestos, que es no dicen la verdad. Dicen que necesita el Vaticano unos 270 millones de ingresos, entre otros:

    – Donaciones y ventas de entradas de los museos
    – La renta de los inmuebles lo maneja otra área separada del presupuesto anual de ingresos
    – Ingresos por actividades de formación y gestiones financieras: las «gestiones financieras» se sospecha (hay información por la red) que son los lavados de dinero procedentes de actividades ilícitas mundiales, de políticos (hispanoamericanos) y empresarios, y todo lo demás… aquí hay que cortar por lo sano por aquí…

    Esta año caerán todos estos ingresos, dijo el prefecto para la economía de la Santa Sede, que antes estaba el excarcelado cardenal Pell por pedofilio y ahora es el Padre Juan Antonio Guerrero Alves, jesuita del palo de Francisco, puesto más bien como hombre de paja que como los tres monos, no ve, no oye, no habla.

    Pero el Vaticano gasta 320 millones de euros anuales, siendo el 45% el gasto de personal, el 45% de gastos generales y de administración, y el 7,5% sólo son donaciones. Debe de reducir «grasa», reduciendo sueldo de personal, obispos, cardenales. Además están los gastos de las nunciaturas, que están en el teje-maneje de la política mundial. En la Biblioteca y Archivo sólo hay 100 empleados y gastan 8 millones anuales, y es donde hay más valor, con ejemplares únicos.

    Pero se dice que si bien el Vaticano arrastraba un déficit de unos 60 a 70 millones de euros anuales, se solía cubrirse con el Óbolo de San Pedro, manejadas por la Secretaría de Estado en relación directa con el Papa, o sea, viene un empresario y dice «si me das una cuenta vaticana y te doy un tanto de donación para el Óbolo», o sea, es una comisión, y con esto cubren los gastos.

    La proyección para el 2020, año del virus chino, son nefastas, en teoría. Hay tres escenarios del ministerio de economía de la Santa Sede:

    1. Optimista: caída ingresos 25%
    2. Pesimista: caída ingresos 45%

    http://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2020-05/guerrera-el-de-santa-sede-es-un-presupuesto-de-mision.html

    El dinero que maneja la Santa Sede, con el mayor ingreso de dinero en relación con un estado tan pequeño, tienen pérdidas incomprensiblemente. Pero no hay alarma en el Vaticano, pues parece que, en el fondo, el financiamiento real del Vaticano funciona a base del lavado de dinero referido anteriormente: a cambio de tener una cuenta bancaria en la banca vaticana, que es una banca soberana offshore, fuera de la inspección de cualquier banco central, ofrecen una «comisión» en forma de donación… Por lo tanto, por aquí hay que limpiar.

  3. Si por una Gracia especial de Dios Nuestra Señora de Fátima apareciera ahorita y preguntara a la Iglesia, qué han hecho con mi mensaje que es de mi Hijo ?, qué diría la Iglesia ?.
    Hay miedo concreto por una enfermedad y tememos a la muerte por esa vía pero qué actitud presentamos frente a la muerte alejados de Dios y en ese sentido Fátima es muy claro y preciso, realmente creemos que es un Mensaje de Dios ?.

  4. «…Comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe…» Plenamente de acuerdo con vd. , porque además es el mismo mensaje de Fátima. Sin embargo estas llamadas que por otra parte siempre son necesarias, apenas se han dejado oir en la Iglesia ante esta pandemia que quita la vida corporal en muchos casosl y ha dejado a la Iglesia sin su alimento espiritual. «¿Quién creyó nuestro anuncio y el brazo del Señor a quién ha sido revelado…?», si no me equivoco ni desde el Vaticano ni desde la mayoría de las cátedras obispales, no se ha oido estas llamadas a la vuelta a Dios con arrepentimiento, conversión y penitencia. Penitencia pedida en Fátima y que, preguntada la Virgen sobre cuáles debían ser las penitencias, contestó: «quiero la penitencia que surge del cumplimiento de los mandamientos». Entre otras cosas -e interpretando- porque esa es la primera y fundamental conversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *