Los procesos sinodales del Papa Francisco, el descrédito de la (in)justicia del Vaticano, la seguridad del Papa, la diaconisa despechada, el abad de Nursia.

|
Después de un gratificante paseo por la plaza de San Pedro nos enfrentamos a la cruda realidad, el calor empieza a apretar y hay que aprovechar las refrescantes horas el alba.

Empezamos por el Instrumentum laboris de la Segunda sesión de la XVI Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos se titula  ¿Cómo ser una Iglesia sinodal en misión?; ya empezamos a contar con valoraciones.  El proceso sinodal en su conjunto tiene tres grandes limitaciones : la primera está dada por la incertidumbre teológica sobre el concepto mismo de sinodalidad que se define sólo como un proceso; la segunda, consecuencia de la primera, es que se confía a la práctica sinodal ha de poner de manifiesto en su desarrollo concreto lo que es la sinodalidad; la tercera es que las herramientas de trabajo, como ésta publicada, son básicamente indicaciones operativas y metodológicas, no contenidos.

El interés por el método recorre todo el documento, según el cual la sinodalidad es «un camino de caminar juntos», «podemos ciertamente contar que hemos aprendido un método»; «estamos todavía aprendiendo a ser Iglesia sinodal misionera», «es necesario, por tanto, definir los criterios y los métodos», necesitamos una «verdadera conversión en las prácticas». Incluso el título de la próxima sesión se abre con el  cómo. El 16 de febrero el Papa Francisco eliminó de los trabajos sinodales la competencia sobre diez macrotemas que estaban asignados a ‘Grupos de Estudio’ externos al Sínodo, aunque podrán presentar un informe provisional a la Asamblea en octubre.

<

La concentración en los caminos y prácticas metodológicas encierran el peligro de abrirse a conclusiones doctrinalmente muy problemáticas, pero confirmadas y respaldadas por los nuevos caminos prácticos implementados. Este peligro se ve agravado por la imprecisión teológica de muchas expresiones utilizadas. No es fácil comprender claramente en qué consiste la «circularidad» de la sinodalidad, más difícil entender qué se entiende por «conversión relacional» o «conversación en el Espíritu»; todo con  «libertad interior», «apertura a lo nuevo» y «escucha». Expresiones de derivación sociológica o pastoril que pueden orientarse hacia los más diversos resultados.

Se considera oportuno establecer un «ministerio de la escucha» como «puerta abierta a la comunidad, por la que las personas pueden entrar sin sentirse amenazadas ni juzgadas», una puerta abierta a los colectivos LGBT. Muy enrevesado el papel de obispo: «el voto meramente consultivo disminuye el valor de la consulta» y empuja a que «una orientación que surge en el proceso consultivo como resultado de un correcto discernimiento, no puede ser ignorado «.

«De las contribuciones de las Conferencias Episcopales surgen solicitudes concretas que serán examinadas por la Segunda Sesión, entre ellas llaman la atención la onnipresencia  de ‘las mujeres’. No se habla nunca de competencia, la preocupación es que son mujeres, no importa si son incapaces, sin cualificación y analfabetas, no importa.  Su presencia también es necesaria en los seminarios, no importa para qué. No es extraño que nos encontremos con críticas a la  «élite ideologizada» repleta de «sujetos reprimidos con una búsqueda espasmódica de poder» lidera un camino sinodal que no interesa al clero y a los fieles laicos que viven seria y serenamente su condición.

No nos dejan las consecuencias del proceso Becciu. Müller en una entrevista en 2019: «Un católico está siempre al del lado del Papa, incluso cuando pueda tener opiniones diferentes que puedan ser discutidas. Los verdaderos amigos del Papa son aquellos que dicen la verdad, que le ayudan a encontrar el camino correcto, y no aquellos que quieren empujarle en su propia dirección». Hoy vemos tres artículos muy duros con los caminos emprendidos por el Papa Francisco en el gobierno del estado pontificio. «Fiscal jefe defiende el sistema legal del Vaticano tras las recientes críticas al poder absoluto del Papa por parte de Nicole Winfield en The Associated Press 9 de julio de 2024″. «El fiscal del Vaticano que ganó el “juicio del siglo” atrapado en una película slasher de John L. Allen Jr. sobre Crux del 7 de julio de 2024″. «Vaticano, enfrentamiento remoto con los magistrados del Papa Geraldina Boni: «Los rescriptos de Francisco son una debilidad en el proceso justo» en Il Messaggero el 4 de julio de 2024″. Se nos anuncia otro para mañana: «La justicia del Papa y el derecho internacional: es hora de cambiar por Cataldo Intrieri» que fue funcionario en la sección administrativa de la Secretaría de Estado.

«¡Estoy con el Papa, siempre! Pero esto no significa que el Papa siempre tenga razón. El Magisterio de la Iglesia aclara que son muy raras las ocasiones en las que el Papa es considerado infalible. El concepto mismo de infalibilidad absoluta es extremadamente problemático desde el punto de vista filosófico cuando se aplica a los seres humanos. Estar con el Papa significa – entre otras cosas – amarlo, amarlo, ser misericordioso también con él: significa concederle la posibilidad de cometer errores, más aún en cosas que no conciernen a la religión, sino al gobierno temporal del Vaticano».

«El Papa, como cualquier ser humano, puede cometer errores, como se equivocó Pedro, y evidentemente puede ser engañado, como evidentemente ocurrió en el llamado «caso Becciu.  Amar al Papa significa también decir la verdad, con respeto, no de manera ideológica, significa también no halagarle ni adularlo, ayudarle a comprender si ha sido engañado y por tanto reconocer el error, ayudarle a remediarlo, lo antes posible,  antes de que sea demasiado tarde. Quien no permite a una persona la posibilidad de equivocarse la convierte en inhumana, en una especie de computadora (inexistente), en un ser frío, en un ídolo».

Como consecuencia del proceso Becciu y sus ramificaciones en Londres, se plantea el problema de si puede existir un juicio justo en una monarquía absoluta en la que el Papa ejerce el poder legislativo, ejecutivo y judicial supremo. La independencia e imparcialidad del propio Tribunal es imposible desde el momento que sus jueces juran obediencia al Papa Francisco, quien puede contratarlos y despedirlos a voluntad. El polémico promotor de justicia actual se defiende: “Aunque la Santa Sede no sea signataria del Convenio Europeo de Derechos Humanos, no se sitúa fuera de la comunidad internacional y no niega los principios que la inspiran”.

En el mes de noviembre el Tribunal Supremo londinense ordenó la entrega de mensajes confidenciales entre el cardenal italiano Pietro Parolin, secretario de Estado, y el arzobispo venezolano Edgar Peña Parra, sustituto, a pesar de afirmaciones de abogados de la Santa Sede de que tales revelaciones representarían un «situación grave». Desde que comenzó el juicio en el Vaticano en 2021, numerosos juristas han cuestionado su legitimidad, argumentando también que se habían violado las protecciones básicas del debido proceso.

Pasamos a otras noticias. Mensaje del Papa Francisco a los participantes del encuentro ‘AI Ética para la Paz’, celebrado en Hiroshima: “Al elogiar esta iniciativa les pido que muestren al mundo que unidos pedimos un compromiso activo para proteger la dignidad humana en esta nueva era del uso de las máquinas». “El Papa expresa su profunda preocupación porque la violencia está aumentando. Al tiempo que expresa su cercanía a las víctimas inocentes y a los heridos, espera y reza para que pronto se puedan identificar caminos concretos que pongan fin a los conflictos en curso».

Vemos algunas noticias sobre la seguridad del Papa Francisco cuando el sábado por la tarde se detectó una pistola semiautomática de 9 mm, de fabricación checa, una CZ 75, con cargador, 14 balas y un número de serie visible en Trieste.  «Seguimos buscando al hombre que la abandonó bajo la mirada de la cámara de videovigilancia del bar, no el único que lo filmó: tez aceitunada, 1,75m de altura, pelo corto, camiseta con un tigre dibujado».  No existe ningún vínculo entre el descubrimiento y la visita del Papa, pero se decidió reforzar el aparato de seguridad y el gobierno italiano decidió enviar unidades especiales,  en parte mezcladas con la multitud, vestidas de civil.

Al arzobispo de Buenos Aires , Jorge García Cuerva , no le gusta el gobierno de Javier Milei y lo acusa  acusa de no tener «el termómetro social para saber cómo vive la gente corriente » en Argentina.  La ocasión del último enfrentamiento, velado pero todavía venenoso, es solemne: el Te Deum de acción de gracias por el Día de la Independencia Argentina, celebrado en la catedral de Buenos Aires. “Señor Jesús, muchos argentinos estamos haciendo un esfuerzo enorme, un esfuerzo conmovedor, un esfuerzo lleno de esperanza. No dejemos que sean atacados por intereses mezquinos, por la voracidad del poder por el poder, por conductas reprobables… No hipotequemos el futuro».

Una señora católica de 62 años, que desde hace décadas participa activamente en una parroquia en Bélgica, denunció al cardenal Jozef de Kesel, ex arzobispo de Bruselas y al actual obispo Luc Terlinden, ante un tribunal civil, y ha ganado el caso, porque fue discriminada por ser mujer.  La señora Veer Dusachoit hubiera querido completar los estudios exigidos para los diáconos, pero en dos ocasiones las autoridades eclesiásticas le cerraron el camino. ¿Razón? El Vaticano todavía no permite mujeres diáconos.  Los jueces de Malinas condenaron a los dos prelados a pagarle 1.500 euros cada uno como indemnización por los daños sufridos. El fallo obviamente no obliga a la Iglesia belga a ordenar mujeres como diáconos, el tribunal reconoció que a Veer no se le permitió asistir a una formación teológica, independientemente de si podía ser ordenada al final del curso o no.

El cisma Viganò sigue su curso y todo apunta a una reducción al estado laical del arzobispo rebelde. Por otro lado seguimos con adhesiones, más o menos famosas.  Andrea Stramezzi: «Cardenal Bergoglio, ¡excomulgue a mí también! ¡¡Por la caridad cristiana, excomulganme a mí también!!. Muchos cristianos católicos, como yo, no se reconocen en su Iglesia, ya no en la Iglesia de Roma sino en la Iglesia de Davos».

Y terminamos con dos noticias muy positivas. Hoy, en el día de San Benito, vemos que la Abadía de San Benedetto, en Nursia ha celebrado sus veinticinco años y ha inaugurado un nuevo edificio, construido tras el terremoto de 2016. El 29 de junio el padre Benedetto Nivakoff OSB, recibió su bendición como abad de la nueva abadía, en el marco sublime de la liturgia tradicional, en una ceremonia en el exterior y con más de un millar de fieles. Un artículo de hoy nos ofrece un gran reportaje fotográfico y una entrevista con el abad, nuestra imagen de hoy. No menos grata la noticia que nos llega de Siria. Dos hermanos gemelos nacidos en Siria y formados en Jerusalén son ordenados sacerdotes, son fray George Paolo y fray Johnny Jallouf, franciscanos de la Custodia de Tierra Santa. Los ordenó el obispo Hanna Jallouf en Alepo, vicario apostólico de los latinos, que es su tío, también franciscano. Antes de la guerra había doscientos mil cristianos en Alepo, hoy quedan veinticinco mil.

«Y todo aquel que por mí haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o esposa o hijos, o propiedades, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna».

Buena lectura.

Norcia, l’Abbazia Benedettina. Due Giorni Indimenticabili. Marco Sgroi, Messa in Latino.

Cardinale Bergoglio, Lei è un Usurpatore. Scomunichi anche Me! Andrea Stramezzi.

Viganò l’AntiPapa alza il tiro: «Bergoglio tiranno senza controllo»

La pistola e Papa Francesco, il dietro le quinte della sicurezza

In Belgio condannati cardinale e vescovo, hanno discriminato una donna impedendole di studiare da diaconessa

(In)giusto processo in Vaticano. Chi aiuta il Papa? Cosa significa stare con il Papa? Chi sono gli amici del Papa?

Argentina, l’arcivescovo di Buenos Aires contro Milei: «Non sa come vive la gente comune»

George e Jhonny, frati gemelli, ordinati preti dallo zio

Papa Francesco: “bandire l’uso delle armi letali autonome”

Papa Francesco continua ad invocare la pace

L’Instrumentum Laboris conferma i rischi della sinodalità

Comentarios
1 comentarios en “Los procesos sinodales del Papa Francisco, el descrédito de la (in)justicia del Vaticano, la seguridad del Papa, la diaconisa despechada, el abad de Nursia.
  1. Dos comentarios.
    El papa puede meter la pata. Pero cuando la mete tanto, o es un patán o es de mala fe.
    Segundo. Ni en Trieste ni en el Polo norte corre la vida del papa peligro alguno de atentado; por una sencilla razón: es demasiado amigo del mundo. Creo que está en las antípodas del honor al martirio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *