PUBLICIDAD

Las simpatias y antipatias del Papa Francisco, la monarquía del Vaticano se desmorona, Pell llega a Roma, la familia Becciu.

|

La farsa se convierte en tragedia. El vaticano no tiene mecanismos para sobrevivir a la era digital y hasta los ámbitos más sagrados se están manifestando al público escarnio. El Vaticano sigue siendo una monarquía absoluta y muchas de las cosas que están sucediendo no se entienden sin este forma de gobierno. El caer en gracia o desgracia del monarca lo es todo y estos días lo estamos viendo de una forma cruel y descarada. El Papa Francisco ha mantenido a Becciu, lo ha sostenido, lo ha encubierto porque juzgaba que le era útil, las cosas se han complicado, hoy todo se sabe antes o después, y se ha visto obligado a soltar lastre. Los juegos de corte son peligrosos y son pocos los monarcas que han tenido un fin tranquilo y feliz a su existencia terrena, incluidos los papas. Tenemos que dejar muchas cosas en el tintero ante la cantidad de información de estos días.

Interesante reflexión en el blog de Tosati sobre la corte romana. Estamos ante un pontificado que se asienta mucho más en la astucia maquiavélica que en un verdadero sentido religioso. El Papa Francisco ha creído sobre todo en sí mismo, en su astucia y en su presunta capacidad de atraer a las masas. Llevamos ya años de gobierno y los andares son muy claros. Sus apoyos son los  enemigos mundiales de la Iglesia, siempre favorables a su revolución, y el de los hombres que están en la Iglesia pero que no pertenecen a ella, es decir, los arribistas. Los inteligentes siempre son inteligentes y colaboran con quienes ocupan el cargo más alto, no por fe, no por respeto, no por sentido del deber, sino por interés. Los astutos pueden ser traviesos y después de haber sido útiles y poderosos durante muchos años es bueno eliminarlos, atribuyéndoles una supuesta falta, o incluso cierta pero hasta ahora deliberadamente ignorada y encubierta. Se puede reinar con terror y cómplices pero enseguida comienza la ruina. Son muchos los que comparan la iglesia del Papa Francisco con un régimen sudamericano, o con los jacobinos franceses, quienes después de exterminar a sus enemigos, comenzaron a matarse entre ellos.

Roma es hoy una corte pagana, sin Dios, sin conciencia. Becciu es un pretoriano poderoso que ha caído en desgracia, otros pretorianos deambulan por los pasillos afilando sus espadas, conscientes de que el jefe ya no tiene los ingredientes del líder indiscutible y está en las etapas finales. La iglesia falsa tiene una vida corta: se mata a sí misma, porque no transmite la verdadera Fe, no comunica a Cristo. Mientras muere, la Iglesia verdadera, por pequeña que sea, persiste, fiel y perseguida: así sobrevive a su caricatura y volverá a ocupar el escenario, finalmente libre de malentendidos.

Benedicto XVI nombro tres comisarios, los cardenales Herranz, Tomko y De Giorgi, quienes elaboraron un cuidado informo que pusieron en sus manos y después en las de Francisco. Estos días hemos visto De Giorgi acercarse a Santa Marta por petición del Papa Francisco y departir por horas en privado. En un primer momento todo apuntaba a que el Papa Francisco se había tomado las cosas en serio: comisiones, comités, grupos de trabajo, la creación de la Secretaría de Economía, el deseo de reformar el Banco, pero parece que comprendió de inmediato que era pura utopía. Ahora parece que, por fin, el Papa decidió retirar todos los recursos económicos de la Secretaría de Estado del Vaticano, que de hecho funciona como un banco, el tercero, oculto y sin control alguno. Las arriesgadas inversiones realizadas indican que las cuentas no salían y eran necesario hacer crecer rápidamente las inversiones ante años de pérdidas cuantiosas y de rentabilidades negativas. Los meses de epidemia lo han complicado todo y hoy podemos encontrarnos con el que presunto tesoretto de la Secretaría de Estado se ha convertido en otro problema, otro más. Parece que la Administración del patrimonio de la Sede Apostólica, órgano de la Santa Sede que se ocupa de la gestión de su patrimonio económico,  dirigido por  Galantino será el encargado que hacerse con la ruina. Se presume que hablamos de unos cinco mil millones de euros pero mucho nos tememos que serán menos e hipotecados.

Veremos el papel de George Pell, que está encantado con la caída en desgracia de Becciu con quien había tenido tantos enfrentamientos. Los sacros palacios son un mar de  susurros que circulan por las logias similares a la época de los Vatileaks:  «Ahora se está haciendo el recuento de amigos y enemigos del Papa, el pontificado parece estar cayendo a pedazos». La reforma de la Curia aún no ha despegado y el próximo domingo tenemos la aplazada colecta del Obolo de San Pedro con fuerte campaña en contra en los Estados Unidos y en Alemania, los mayores contribuyentes.

La familia Becciu, decir familia en Italia es mucho, se defiende: «Habiendo preparado y sometido a las investigaciones de las Autoridades competentes, en representación y protección de la familia Becciu, dos denuncias por violación de las disposiciones penales relativas a la calumnia y difamación agravada y la prohibición de revelar secretos de oficio e investigación, negligencia corrupta que, a través de filtraciones ilegales de información y documentos confidenciales  divulgados por los medios de comunicación de forma distorsionada y denigrante, ha llevado a la comisión de nuevos delitos y la vulneración de los derechos de los diversos interesados ​​».

Entrevista a Gianluigi Nuzzi y al cardenal Zen. Los problemas de la Soberana Orden de Malta que han quedado en el aire con la decapitación de Becciu. El papel de los jesuitas en todos estos líos. Y mañana seguro que mucho más…

«Has de ver cosas mayores».

Buena lectura.

Becciu, Ior e i Cavalieri di Malta (il Papa riceve l’ispettore Vatileaks)

L’ultimo appello del cardinale Zen per la Cina e Hong Kong

Caso Becciu, il Papa chiama il cardinale Pell

Vaticano, legale famiglia Becciu: «Due denunce per calunnia e diffamazione aggravata»

Vaticano, legale famiglia Becciu: “Denunce per calunnia e diffamazione aggravata”

Vaticano, Il Papa declassa la Segreteria di Stato. Basta gestione dei soldi

SUPER EX: ROMA VATICANA ASSOMIGLIA A UNA CORTE PAGANA…

Quanto pesa la solitudine del Papa sul futuro della Chiesa

Vaticano, svolta nelle finanze: ecco la «riforma» di Bergoglio

VIGANÒ, IL RUOLO DEI GESUITI: “CORRUPTIO OPTIMI PESSIMA”.

Adesso spunta una «lista nera»: ecco cosa succede in Vaticano

«Un solo centro di spesa. Così il Papa chi ha chiesto linearità e trasparenza»

Gianluigi Nuzzi: «Becciu allontanato perché il Papa non si fidava più di lui»

Becciu, Pell e il gioco degli specchi: uno esce, l’altro rientra mentre i fedeli perdono fiducia nell’obolo di Pietro

Gli accordi tra Cina e Santa Sede alla prova della diplomazia Usa

Tutti i veleni del Vaticano e il sospetto di Becciu: «So chi è stato a colpirmi»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *