PUBLICIDAD

Las lágrimas de San Lorenzo, el Vaticano II y la Ostpolitik, los católicos australianos, el obispo del pueblo , el papa del perdón.

|

Las perseidas son también conocidas en los países de tradición católica con el nombre de lágrimas de San Lorenzo, porque el 10 de agosto se celebra su fiesta y se asocian con las lágrimas que vertió al ser quemado en una parrilla. El registro más antiguo que se tiene de la actividad de las perseidas es del año 36 en los anales históricos chinos donde se cita un pico de meteoros. Hoy es San Lorenzo y motivos para derramar lágrimas tenemos unos cuantos.

Nuestras ciudades están muertas, nuestras zonas de turismos vacías, vivimos en medio de una epidemia que no remite, la economía está profundamente dañada y esperamos con temblor el septiembre negro y vemos como a la menor se organiza una revuelta de consecuencias imprevisibles. En gran parte de países no termina de llegar un pico que desde hace meses se anuncia, estamos llegando a los 20 millones de contagiados  y pasamos de 700 mil muertos en los datos oficiales que son muy a la baja.

Si miramos la casa, la Iglesia Católica, estamos en horas muy bajas, demasiado bajas. La inmensa mayoría de los que hoy formamos parte de la confesión católica hemos nacido y vivido después del último concilio y hemos vivido en nuestras propias vidas la decadencia que nos ha traído al momento actual. No necesitamos leer muchos libros, ni soportar muchos argumentos sesudos, lo conocemos de primera mano. Nacimos en parroquias, compuestas de familias católicas, en donde vivir la fe era algo natural y formaba parte de la vida cotidiana e indiscutida de la mayoría de los fieles. El cambio generacional, aunque retrasado por el crecimiento de la esperanza de vida y la escasez de nacimientos, ha vaciado nuestras iglesias reduciéndolas a un pequeño y milagroso resto de supervivientes del naufragio. Los seminarios y noviciados que ya hemos conocido en horas muy bajas simplemente han desaparecido, hoy una profesión de votos o una ordenación sacerdotal es algo extraordinario. El envejecimiento de religiosos, de religiosas y de los sacerdotes es enorme,  vemos cómo muchas actividades cierran o se reducen a una dirección postal.

Vivimos momentos revueltos, son muchos los que piensan que Dios ha dado un golpe en la mesa y nos está haciendo espabilar. Estamos en momentos inciertos, imprevisibles que en meses están cambiando nuestra forma de vida. En la peste negra, al medieval, se produjo un incremento de la fe pero también un incremento del ‘ comamos y vivimos que mañana moriremos’. Lo que está aflorando es estos momentos es una enorme falta de fe, de fe en la existencia de Dios, de fe en la vida eterna y todo lo que significa. La moralidad de los actos humanos se ver reforzada por el premio o castigo de nuestras obras. Qué sentido tiene ser honesto, respetar la vida de los demás, o sus bienes, si todo termina aquí. La evidencia de la caducidad de la vida nos puede llevar a Dios o nos puede volver locos, ambas cosas la vemos y las veremos incrementadas.

Seguimos con las precisiones, en el fondo coincidentes, en torno el último concilio entre el cardenal Zen y Roberto De Mattei. Zen insiste en que las enseñanzas de los Concilios Ecuménicos están siempre acreditadas, no pueden ser descartadas y “no son ambiguas”, De Mattei sostiene que el Vaticano II es ambiguo y fue solo un Concilio Pastoral. Zen niega la relación, para De Mattei es obvia, entre el Vaticano II y la Ostpolitik, y culpa del problema a los débiles obispos posconciliares que sirvieron a sus gobiernos ateos más que a los fieles. Llama al enfoque del Concilio hacia el comunismo una “mano extendida” y menciona que él también colaboró con los comunistas, enseñando durante siete años la “sana doctrina” en muchos seminarios bajo su control pero  la colaboración no significa dejarse matar por el enemigo, “tal como está haciendo ahora el Vaticano, lamentablemente no sin el consentimiento del Papa”.

Los estudiantes australianos pides a sus obispos que sean católicos. En los países de cultura anglosajona, Estados Unidos el primero, se entiende muy mal, mejor, no se entiende nada, este aparente deseo ‘portestantizador’ que ha emprendido la Iglesia Católica. El Cristianismo, tanto el católico como el protestante, ha sido el alma de los países en los ha sido, en el caso protestante todavía lo es, la religión oficial de estado. Esto nunca ha existido en otras latitudes. Basta cruzar la calle en cualquier ciudad de los estados unidos para asistir a una ‘misa’ con ‘sacerdotisa’ que poco o nada se distingue estéticamente de la católica. Si se quiere ir más allá hay todo un mercado religioso muy amplio y si nada gusta puedes crear tu propia religión. Nadie se plantea crear un lío en su confesión porque piensa que debe de ser como la de enfrente. Los católicos son católicos y el que no quiere serlo tiene todas las opciones del mundo. En la mentalidad Europea esto es distinto y pensamos que la Iglesia Católica debe contener todo lo que existe dentro de su seno en un equilibrismo imposible mirando mucho más a estrategias humanas que a la Verdad revelada. La actual administración del Vaticano sueña con ser la religión universal de nuevo orden y se muestra dispuesta a integrar todo lo que pasa por la puerta. Los estudiantes de Australia quieren ser católicos y le piden a sus obispos que los sean, curiosa petición, por algo será.

La muerte del ‘obispo del pueblo’, el español Casaldáliga, es objeto de algunos artículos. Se convirtió en un ícono del espíritu del concilio y era venerado como un ‘santo del pueblo’ por un sector autollamado progresista que ha decido quedarse anclado en un pasado que ya solo existe en el mundo virtual. Es una generación que nos deja por causas biológicas y que no tiene sucesión. Muy unido y gran admirador de los amigos de las dictaduras de izquierdas americanas.

El Papa Francisco bendice a los corredores de la vuelta ciclista a Polonia. Con la epidemia, Polonia, no cerro sus iglesias sino que amplió horarios para respetar las normas de distancia, no parece que ha sido muy mala idea. El Papa Francisco sigue encerrado y haciéndose presente a distancia.

Los obispos orientales parece que viven en el poder y el lujo y el Papa Francisco les pide austeridad porque el pueblo sufre. La iglesia más rica del mundo es la Alemana y terminará dándonos lecciones de austeridad. Ejemplos de austeridad y despilfarro los podemos tener en todos los sitios pero tenemos la sensación de que los ortodoxos cuidan mucho más el esplendor del culto y no regatean en las cosas de Dios y los ricos Alemanes cuidan mucho más sus vacaciones. Lo de Beirut es un desastre y todo es muy raro. Ya estamos con una comisión internacional de investigación capitaneada por las Naciones Unidas, es decir, nada. Las revueltas de estos días son muy preocupantes y pueden ser el adelanto de lo que podemos vivir en otras latitudes en poco tiempo.

Documental sobre el Papa Celestino V llamado el Papa del Perdón. Su desconocido pontificado ha retomado importancia a raíz de la renuncia del Papa Benedicto XVI. La historia siempre nos enseña pero no podemos olvidar que raramente se repite,  aprender de nuestro pasado para no repetir los mismos errores.

«Ellos se pusieron muy tristes.»

Buena lectura.

GLI STUDENTI AUSTRALIANI AI VESCOVI: RESTATE CATTOLICI.

Cardenal Zen: Vaticano se deja matar por el enemigo – “No sin el consentimiento de Francisco”

Chiesa A salvare Bergoglio dai complotti sarà una donna cardinale (ma per ora è solo fiction)

INCREDIBILE! UN VESCOVO HA COMMENTATO L’ABORTO FAI DA TE!

Brasile, addio a Casaldàliga: «il vescovo del popolo» che lottava per l’Amazzonia

Papa Francesco benedice i corridori del Giro di Polonia

Papa Francesco: «La chiesa in Libano sia vicina al popolo con cuore aperto»

Libano, Papa: “Paese fatto di tante identità, prego per ritorno a una serena convivenza”

Le chiese orientali si sono avvicinate al potere e al lusso, per questo Francesco…

Celestino V, un docufilm sulla vita e i luoghi del Papa del Perdono

Beirut, 250 milioni di euro dalla conferenza dei donatori

Il Papa prega per il Libano e ammonisce preti e vescovi orientali: “Vivete senza lusso, il popolo soffre”

Papa: “liberare il mondo dalle armi nucleari”. E aiutare il Libano ferito: “torni forte la convivenza. Poveri accanto a chi soffre” (di S. Izzo)

4 comentarios en “Las lágrimas de San Lorenzo, el Vaticano II y la Ostpolitik, los católicos australianos, el obispo del pueblo , el papa del perdón.
  1. EL cARDENAL ZEN,ES UN PROBADISIMO CARDENAL,CONFIO EN SUS ARGUMENTACIONES CON RESPECTO AL CONCILIO VATICANO SEGUNDO,CONFIO EN EL,AL IGUAL QUE TANTOS SACERDOTES:SANTIAGO MARTIN,CARDENAL SARAH,MONSEÑOR AGUER,JAVIER MARTIN,JULIO MEINVIELLE. P,LORING,MONSEÑOR MUNILLA,IRABURU.SANTIAGO MARTIN ,CLAUDIO SANAHUJA……….. Y TANTOS MAS¡¡¡¡¡¡¡PAPAS:SAN JUAN 23,VENERABLE JUAN PABLO I,SAN JUAN PABLO II,QUERIDISIMO BENEDICTO XVI(compruebenme que todos sus milagros fueron chascos).TANTISIMOS LAICOS ,INCONTABLES Y RESPETADOS LAICOS QUE NO VEN EN EL CVII,LO QUE VE EL dr,DE MATTEI,A MI,TODAS ESTAS PERSONAS QUE NOMBRE ARRIBA,ME DAN TREMENDA CONFIANZA.

  2. Dios quiera que los jóvenes de todo el mundo y no sólo de Canadá pidan a los obispos que sean católicos ¿cuántos obispos de los 5.000 que hay en el mundo y que presiden la Iglesia han hecho algo por la crisis actual de la Iglesia? Mientras se dicen necedades desde la jerarquía en todas direcciones y no solamente se dicen sino que se hacen no deja de perder valor la doctrina y moral católica y con ella la religión católica y la Iglesia reducida a puro culto, el valor de la moral, la doctrina católica y la intelectualidad católica tiene como base el interés que muestra la Iglesia por lo intelectual y lo académico, mientras se dice que en teología dos más dos puede ser cinco y que el judaísmo, el catolicismo y los mahometanos tienen un mismo Dios y que no importa evangelizar y se habla de religión judeo cristiana ¿para qué apelar a Santo Tomás de Aquino o a San Agustín? ¿para qué leer teología o filosofía cristiana? La proliferación de los brutos y de las brutalidades en un pueblo católico que reduce toda su religión al ejercicio del culto y que no sabe distinguir la verdad del error, lo bello de lo feo, lo bueno de lo malo, lo justo de lo injusto, lo real de lo irreal, lo divino de lo profano, lo moral de lo inmoral, etc. no predispone a leer ni a estudiar con seriedad nada y a dejar todo al olvido, hace poco un comentarista dijo de un artículo de Monseñor Aguer que había pocos obispos capacitados para desarrollar un artículo similar, el artículo era bastante malo pero no niego por ello que la afirmación del comentarista sea acertada, no se ve nivel y se discute sobre el sexo de los ángeles y no se enfoca la crisis de la Iglesia, esa evasión por parte de los intelectuales católicos de la realidad y de la verdad de la crisis actual de la Iglesia les ha hecho perder su calidad de intelectuales y de académicos, no leería un libro que se publicara después de Francisco escrito por obispos ni que me lo regalaran, en cuanto a Zen y a De Mattei su discusión forzada en un desierto de ideas y de inteligencia no hace más que señalar ese hecho como una parodia de la intelectualidad católica la cual no existe y ha muerto, no es que haya muerto Dios, no es que la doctrina y la moral católica hayan muerto o sean menos valiosas, lo que ha muerto es la intelectualidad católica, la inteligencia católica y con ella la fe verdadera y la santidad también han muerto, hay si residuos de santidad en el culto pero nada más un culto separado de la razón y de la fe, de la teología y de la filosofía y mentirosos y actores haciendo de teólogos y discutiendo y generando libros sobre temas que no vienen al caso, la muerte de la inteligencia católica, de la fe y de la santidad abre evidentemente una nueva etapa de necedad injustificada y de dominio absoluto de la mentira, de comunismo y de una izquierda que se desarrolla y toma nuevas posiciones sobre la base de la doctrina inalterable y indiscutible del Covid 19 y esa izquierda aspira a la destrucción de la persona humana y a matar a miles de personas ya ni siquiera se trata de la destrucción de la familia, las empresas, las instituciones intermedias y las naciones. A la posmodernidad ha seguido el frutipu de la necedad y la ignorancia, la maldad y la injusticia y el silencio obsecuente y cobarde del Mundo y de la Iglesia frente a las conspiraciones secretas de los grupos masónicos de izquierda si alguno cree que esto es el castigo de Dios ese no sabe lo que Dios tiene pensado para los hombres como castigo a toda esta barbaridad, que nadie confunda la ira justa y el celo al único Dios con el simple resentimiento porque el resentido difunde el mal y lo que exijo es la conversión y el arrepentimiento de los obispos por los graves pecados de palabra, obra y en especial de omisión de estos ocho años terribles de crisis de la Iglesia pecados contra su pueblo, pecados contra la Iglesia y pecados contra Dios. Pero los hombres se han hecho a sí mismos demasiado torpes y demasiado necios para rectificarse en algo, es ¿que algún obispo se ha rectificado en algo que dijo? No, ninguno entonces dónde está la seriedad en las discusiones. ¿Es que algún obispo ha reconocido alguna culpa en algo? No, ninguno, entonces, dónde está la seriedad de su moral. Sólo Vigano queda y quizás ni siquiera él. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  3. En efecto, si algo llama la atención en los grupúsculos «progresistas», de ex-teólogos de la liberación, así como entre las adeptas de la teología feminista, es lo acusadamente envejecido del promedio de edad, en contraste con la juventud de los grupos denominados tradicionalistas. Diríase que el mensaje de unos lleva a la muerte biológica inexorable mientras que el de otros anuncia nueva vida.

    Reunión de teólogas feministas, no falla: promedio de edad por encima de los 70 y caras de odio y resentimiento.
    Reunión de teólogos católicos: familias con niños, juventud, sonrisa y confianza en Dios.

    Definitivamente, Cristo ilumina todo a su paso. Y cualquier intento de imitarle desde utopías terrenales lleva a la extinción natural, no sin antes recorrer en vida un camino de infelicidad. La mentira no llena el alma del hombre, sólo Cristo te colma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *