PUBLICIDAD

La salud del Papa Francisco y del Papa Benedicto: renuncias, dimisiones, cónclave; el carnero del modernismo, los curas casados del Vaticano II.

|

Última audiencia del año, otro miércoles, algo se está aprendiendo y hoy el aula se veía algo menos vacía. No pensamos que porque hubiera más asistentes, sino porque estaban mejor colocados, espacios libres con una cierta armonía y ni una sola imagen de conjunto del aula, llena desde luego no estaba. El Papa Francisco ha entrado sin silla de ruedas. Hay que acallar los rumores lo más posible, ha caminado con dificultad los metros entre la puerta y el trono, acompañado por sus dos enfermeros visiblemente pertrechados para cualquier emergencia. Audiencia muy breve y salida en silla de ruedas por el camino más corto posible. Uno de nuestros lectores no envía un primer plano de la mano derecha del Papa Francisco en la se ve cómo va avanzando la artrosis y lo que parecen secuelas de la colocación de vías. En la tradición de la corte pontificia, el papa gozaba de excelente salud incluso tres días después de morir. Hoy parece que seguimos con tan arraigada costumbre que nos priva de rezar por su salud, que evidentemente no es la era. Lo que sí nos ha pedido hoy es que recemos por Benedicto XVI que ‘está muy enfermo’.

Seguimos con artículos sobre los silencios del Papa Francisco con el poder chiita, por más horror que pueda estar causando. Todavía resuena cómo entendió Francisco la masacre de los periodistas de Charlie Hebdo: «Si alguien ofende a mi madre, le doy un puñetazo».  El Papa Francisco mencionó a Irán durante el mensaje de Navidad Urbi et Orbi en una cita muy rápida que incluía «Siria, Líbano, Myanmar, Irán, Yemen, Haití y África: silencien las armas». Es decir: el Papa ha confirmado Urbi et Orbi que no tiene intención de dedicar ninguna atención particular a la cuestión iraní. No pretende discutir con el poder chiita.

El revuelo causado con al anuncio del Papa Francisco de su renuncia si estuviera impedido, por razones de salud, de ejercer las funciones de pontífice. Muchas preguntas abiertas que revelan la forma de trabajar del Papa Francisco, que también se refleja en el pontificado. El Papa ha concedido  muchas entrevistas, y en muchos casos habló del papado emérito, de la convivencia con Benedicto XVI, y también de sus posibles decisiones en el evento. Ni una sola vez el Papa ha revelado que dejó tal nota, ahora lo ha hecho, ¿qué lo impulsó a hacer esta revelación?

El pontificado se encuentra en una situación complicada. El Papa Francisco ha superado algunos momentos críticos, y aunque su salud no es la mejor, son 86 años. Se habla de sucesión, y desde hace algún tiempo, incluso antes de la intervención intestinal del 4 de julio de 2021, que hizo más concreta la posibilidad de un Cónclave.  El Papa Francisco parece haber querido dar un punto de apoyo a quienes lo critican, como buscando un respiro para concluir en paz el último tramo de su pontificado.  ¿Es esta una confusión deliberada? Tal vez sí.  La narrativa del pontificado, de las reformas realizadas, del camino de la transparencia y de la reforma económica que “va bien”; una  narración que no encuentra correspondencia con la realidad.

Tosati nos recuerda la obra «El carnero del modernismo», de Gaetano Masciullo. La obra original es del ex sacerdote jesuita Malachi Martin, estrenada en 1987, es una lúcida denuncia de la Compañía de Jesús y su imparable cambio que tuvo lugar en la década de 1960, hoy se actualiza.  «La causa de esta decadencia es una sola: el modernismo, es decir, el intento de conciliar la doctrina católica y la filosofía moderna. Esto llevó a los jesuitas a traicionar la impronta de la Orden recibida del Santo Fundador, Ignacio de Loyola, y a ser los primeros en asumir una serie de posiciones irreconciliables con el Magisterio de todos los tiempos: la confusión entre marxismo y cristianismo, la teología de liberación, el movimiento sandinista en Nicaragua, la hermenéutica de la discontinuidad del Vaticano II, la reforma litúrgica. George Tyrrell, Pierre Teilhard de Chardin y Karl Rahner son los tres grandes teólogos jesuitas que más han hecho escuela en la Iglesia contemporánea, difundiéndola con errores doctrinales y desviaciones morales».

«Este trabajo, al analizar la transformación que se produjo en el seno de la Compañía de Jesús, en realidad proporciona las claves para comprender la grave confusión que vive toda la Iglesia católica desde hace demasiadas décadas. Los jesuitas fueron el verdadero ariete del modernismo en la Iglesia». «El pontificado de Benedicto XVI (2005-2013) supuso la continuación de la lucha librada por Juan Pablo II contra el modernismo de los jesuitas, interrumpida abruptamente con su dimisión en febrero de 2013 y que tanto revuelo causó, por diversas razones, en la Iglesia católica y en el mundo secular. La actualidad del estudio de Malachi Martin emerge aún más cuando se considera que el nuevo Papa, elegido después de la renuncia de Ratzinger, es de hecho un jesuita. El primer Papa jesuita en la historia de la Iglesia Católica».

Al menos 12 sacerdotes y cinco religiosas fueron asesinados durante 2022 en el desempeño de su misión. Nigeria es uno de los países donde servir a la Iglesia implica mayores riesgos, pero China y Nicaragua también han registrado muchos casos de acoso. Según  Ayuda a la Iglesia Necesitada, Nigeria, con cuatro sacerdotes asesinados, fue el país con mayor número de víctimas. También se encuentran tres sacerdotes asesinados brutalmente en México por miembros de carteles de la droga y dos asesinados a tiros en el este de la República Democrática del Congo.  En el mismo año, un total de 42 sacerdotes fueron secuestrados en varios países, de los cuales 36 fueron liberados.

Ha realidades muy conciliares que se van muriendo, una de ellas es la de los curas casados. Se vivieron años de secularizaciones muy abundantes que crearon movimientos por un retorno al ejercicio del sacerdocio sin dejar el matrimonio. De esto, ya no queda mucho y lo que queda son personas con edades bíblicas. Los pocos secularizados actuales no se caracterizan por buscar un retorno al ministerio sino por un abandono, en muchos casos de hecho, hacia una visa secular. Todavía los hay que piden: «al Papa Francisco y los obispos que nos llamen de nuevo al servicio lo antes posible para detener la crisis en la Iglesia». No les gustan nada los criterios tridentinos: «para la selección de los futuros sacerdotes es su elección entre aquellos que, además de saber leer y escribir, demuestren por «naturaleza y voluntad» que están siempre «al servicio de Dios y de la Iglesia». Los pilares de su formación son la liturgia, la Escritura y las homilías y vidas de los santos».

Se horrorizan del camino que va tomando el clero más joven: «hay sacerdotes, incluso jóvenes, que absolutizan algunos antiguos lenguajes descontextualizados de la liturgia, olvidando que pertenecen al pueblo de Dios, reduciendo la acción litúrgica a una sacralidad exteriorizada, relacionada exclusivamente con sus propias ideas, si no al cuidado estético de su imagen: en lugar de entregarse proféticamente, parecen cultivar narcisísticamente su afición sacerdotal».  «Debe superarse una lectura jerárquico-sacra del ministerio ordenado, concibiéndolo y ejercitándolo no como una “promoción en el altar”, sino como un servicio gratuito y generoso a ofrecer».

El hermano  Ravasi cumplió 80 años y  lo celebró con amigos y compañeros en su pueblo natal: «El encuentro entre nosotros, de esta comunidad, de amistad, de memoria, que significa volver al corazón», le acompañaban sus dos hermanas.

«José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes».

Buena lectura.

La leggenda «nera» dei Templari: ecco la vera storia

Gli ottant’anni di Ravasi «Qui ci sono le mie radici»

Vaticano: riforma seminari e formazione preti. Preti sposati a guida dei nuovi centri formazione… una proposta

Cristiani perseguitati: nel 2022 oltre 100 tra preti e suore rapiti, arrestati o uccisi

Papa Francesco, rinuncia o fine pontificato?

L’ha fatto! Il Papa conferma che dell’Iran gli interessa poco

Papa Francesco: appena arrivato in Aula Paolo VI per l’udienza

L’Ariete del Modernismo. I Gesuiti e Malachi Martin. Fede e Cultura.

Comentarios
1 comentarios en “La salud del Papa Francisco y del Papa Benedicto: renuncias, dimisiones, cónclave; el carnero del modernismo, los curas casados del Vaticano II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *