PUBLICIDAD

¿La plaza llena de Blanco o del Papa Francisco?, el tortuoso camino Aleman, las brechas del régimen Vaticano, hacia un incierto cónclave.

|

El Santo Cura de Ars mandó colocar una visible inscripción en la entrada de la capilla de San Juan Bautista de su parroquia: «Perdió la cabeza por un baile». La plaza de San Pedro causa miedo escénico, mucho más en estos momentos del pontificado de Francisco y después de la pandemia. La Conferencia Episcopal de Italia ha organizado un encuentro de jóvenes, más bien adolescentes de oratorios parroquiales, con el Papa Francisco por pascua y había que llenar como fuera. Los organizadores, con total acuerdo y bendición de los superiores del Vaticano y del mismo Papa, hay invitado para ‘calentar’ el ambiente al cantante de moda entre la chavalería. El lleno estaba asegurado, asistir a una actuación de ‘Blanco’ gratis es una gran tentación. Es lo que hemos visto, un blanco vestido de impecable blanco, con su piano blanco, llenando la plaza para que al entrar el Papa Francisco la encontrara en buenas condiciones.

Es la fórmula aplicada, no entramos sí muy útil para la finalidad de un encuentro pascual de adolescentes con el papa. Complicado imaginar que invitemos a la sobrina de Herodes, a la bella Salomé,  para calentar el ambiente y  escuchar a Juan el Bautista. Bassetti feliz: “Hace tiempo que esta plaza espera llenarse con vuestra presencia, vuestros rostros y vuestro entusiasmo». El Papa Francisco:  “No te avergüences de tus arrebatos de generosidad: la nariz te llevará a la generosidad. Lánzate a la vida. ‘¡Ay, padre, pero yo no sé nadar, tengo miedo de la vida!’. La impresión es que estamos perdiendo la cabeza por un baile.

Tenemos entrevista del  cardenal Duka con motivo del 95 aniversario de Joseph Ratzinger: «Benedicto XVI es un gran teólogo con una humilde empatía hacia el hombre y la sociedad. Es un ejemplo de hombre de fe. De una fe arraigada en la verdad. Karol Wojtyla y Joseph Ratzinger son dos grandes figuras de la Iglesia (…) fueron un gran regalo de Dios para Europa central: dos papas tan cercanos a nuestra historia y nuestra cultura. Juan Pablo II fue un libertador de Europa central de la dictadura comunista y Benedicto XVI fue igualmente un regalo porque entendió bien nuestra situación, habiendo vivido la dura experiencia bajo la dictadura nazi».

«En Alemania hay una corriente que quiere atacar a Joseph Ratzinger». «Parece que alguien quiere usar el problema del abuso para cambiar todo lo demás. Este Camino Sinodal Alemán no es un movimiento de la Iglesia universal, son grupos. Las declaraciones que sus protagonistas lanzan a las revistas alemanas son prueba de que hay quienes quisieran cambiar la Iglesia. Actúan como si la Iglesia no fuera fundada por Jesucristo y sus Apóstoles, sino que la consideran una empresa o un partido político».

Seguimos con Alemania y Bätzing envía su respuesta al arzobispo de Denver, Aquila, en la que reprocha no haber mencionado en su carta los motivos por los que se convocó la asamblea sinodal alemana: “El Camino Sinodal es nuestro intento, en Alemania, de abordar las causas sistémicas de los abusos y su encubrimiento, hechos que han causado un sufrimiento indecible a muchas personas mientras oscurecen el testimonio de la Iglesia. El Camino sinodal es, por tanto, también un intento de hacer posible una vez más un anuncio creíble de la Buena Nueva. Esta ocasión y este contexto son particularmente importantes para nosotros, pero lamentablemente no se mencionan en absoluto en su carta. Sin embargo, me sorprendería mucho si usted y los demás signatarios de la Carta Abierta no vieran la importancia de la necesidad de abordar el tema del abuso como Iglesia, para sacar consecuencias para sus estructuras. En este contexto, lamentablemente, también es necesario hablar abiertamente sobre el poder y el abuso de poder en la Iglesia; taparlo todo con eufemismos, como trata de hacer en su carta, no ayuda mucho”.

Bätzing ataca diciendo que se acusa a la Iglesia en Alemania de ir hacia el cisma: “… se hacen acusaciones por las cuales cabría esperar razones en consideración a su peso. Sin embargo, desafortunadamente, no los proporciona. Seis de sus advertencias son una expresión de genuina preocupación, puedo asegurarles con el corazón abierto: estos temores sobre el camino sinodal de la Iglesia católica en Alemania no están justificados”. “El Camino sinodal no perjudica en modo alguno la autoridad de la Iglesia, incluida la del Papa Francisco, como usted escribe”. «Nadie puede reclamar el Espíritu Santo para sí mismo o negar a otros un intento sincero de escucharlo».

Somos conscientes de que es muy complicado transmitir lo que se está viviendo dentro de los distintos organismos del Vaticano. Algunas veces salta a los medios alguna queja, siempre anónima, único medio posible de queja en un mundo cerrado y lleno de complicidades. No creemos que sea exagerado hablar de una verdadera guerra,  hecha no con bombas, sino con insinuaciones, acusaciones anónimas.  Hoy salta a los medios una carta anónima sobre el Departamento de Comunicación, que  pretende denunciar el malestar ya crónico de los profesionales de la comunicación del Vaticano: «Dos personas han recogido firmas en un documento», «para plantear los problemas del continuo despilfarro económico y los rumores de las penurias de tantos trabajadores, duramente castigados y silenciados».

De hecho, hay dos aparatos de comunicación paralelos: el que encabeza el Papa Francisco con Don Marco Pozza, en Santa Marta y el dicasterio oficial, sin coordinación ni comunicación entre ellos. “Uno puede imaginar y justificar el rencor y el desánimo de los empleados por el hecho de que en una economía restringida se les pide minimizar o eliminar gastos extraordinarios, mientras otros departamentos y secretarías multiplican las subcontrataciones de servicios de comunicación, obviamente pagados, y desconociendo el valor humano, profesional y los recursos técnicos ya disponibles internamente, no tomándolos en consideración ni siquiera a nivel consultivo”. Se niegan las “contrataciones bloqueadas” ya que  “se han seguido contratando mesas orgánicas a altos niveles, muchas veces en nombre de jubilaciones ficticias. El problema es que los recursos internos ya calificados y especializados son injustamente superados por los advenedizos de último momento, a menudo amigos de amigos».

Terminamos con un artículo de Claude Barthe, nos ofrece un largo artículo sobre el  pontificado actual, como fase terminal del post-Vaticano II. El ambiente pre-cónclave se palpa, hay ahora una conciencia muy viva y muy pesimista de la secularización, entendida como fatal. La situación de la Iglesia, especialmente en Occidente, está marcada por una reducción tal del número de fieles y sacerdotes, que está a un paso de hacerla casi invisible en ciertos países.  Las soluciones ensayadas después del Concilio han fracasado, una tras otra y  nadie se atreve a decir abiertamente que las orientaciones de este concilio  han tenido una gran parte en la catástrofe.

La retórica de los  ideológicos del régimen que creen que hay que ir más allá y que la secularización representa una “oportunidad” no se la creen ni los promotores. No es difícil prever que, cuando se reúnan las Congregaciones Generales, domine la crítica abierta o sorda al caos actual, incluso por parte de los prelados progresistas: gobierno supremamente autoritario y lo menos «sinodal» posible, decisiones en zigzag, indescifrables la reforma de la Curia, un clamoroso fracaso de la diplomacia con China y también una situación financiera especialmente preocupante.  La crítica doctrinal de los conservadores, se hará sentir no solo en relación con el desfase con enseñanza anterior al Concilio, sino la de los papas postconciliares: Amoris lætitia que contradice Familiaris consortio, Traditionis custodes que reescribe Summorum Pontificum, pero también con respecto a la teología resumida contenida en las exhortaciones y encíclicas del pontificado.

La ausencia querida y buscada de encuentros oficiales entre cardenales hace que las previsiones sobre el peso de las corrientes en el Sacro Colegio son más inciertas que nunca, aunque se supone, solo se supone – los cambios de chaqueta son frecuentes – que la mayoría es claramente progresista. Los francisquistas desaparecerán en que desaparezca Francisco. La pregunta sin respuesta, ¿Por quién votará finalmente el conglomerado de versos sueltos que se reunirán en la Sixtina?

«Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro».

Buena lectura.

Bergogliesimo: il Cattolicesimo rovesciato di Bergoglio. Sicuri che “papa Francesco” sia cattolico?

Papa Francesco e Blanco: la strana coppia di Pasquetta, il cantante “convocato” dalla Cei, ecco perché

Blanco da Papa Francesco, come si presenta sul palco: provocazione sessuale, trema il Vaticano

Monsignor Bätzing: “Non si può dire che la Chiesa cattolica in Germania sia in pericolo di scisma”

Verso il prossimo conclave / Tra dispotismo ideologico e ritorno a un magistero di piena autorità

Korazym, Eccles: i Gesuiti ci Chiedono di Abbandonare la Bibbia. Musk Lancia una OPA sulla Chiesa.

Vaticano, Blanco canta in una piazza San Pietro gremita prima del Papa

Papa Francesco e le fake news in guerra: «Superiamo le falsità, la verità ci rende liberi»

Papa Francesco e Benigni, disastro Rai: «Subito dopo Amadeus…», un caso enorme a Viale Mazzini

La Via Crucis al Colosseo. Papa Francesco, la sua idea di fraternità universale e di guerra

Papa Francesco ai giovani: non perdete il fiuto della verità

Papa Francesco, la lettera anonima che smaschera il cerchio magico di Bergoglio

Il cardinale Duka: Ratzinger, esempio di fede radicata nella verità

Comentarios
2 comentarios en “¿La plaza llena de Blanco o del Papa Francisco?, el tortuoso camino Aleman, las brechas del régimen Vaticano, hacia un incierto cónclave.
  1. Insinuaciones sibilinas que serán desmentidas por la influencia siempre positiva del Espíritu Santo. Juan Pablo II y Benedicto XVI hicieron retroceder a la Iglesia por lo menos doscientos años, pero Francisco la ha puesto al día de hoy y de mañana.

  2. “El ambiente pre-cónclave se palpa” Según Infovaticana, desde que fue elegido Francisco, “El ambiente pre-cónclave se palpa”. No se apuren, tarde o temprano habrá un cónclave, pero cojan una silla por si se cansan antes de que llegue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.