La ‘pascua de otoño’ y el ‘año nuevo de Satanás’, la colegialidad monárquica, la patrona de Arabia, San Francisco el de asís, Civitas Dei y civitas diaboli.

|

Día de Todos los Santos, solemnidad que en muchos sitios es conocida como la  «Pascua de Otoño», opuesta en significado e implicaciones espirituales al «Año Nuevo de Satanás» en Halloween. Todos estamos llamados a vivir la vida de la que viven los bienaventurados, es decir, la vida de la gracia. Necesitamos la unión vital con ellos, con nuestros hermanos que ya están en la gloria celestial.  Los hombres y mujeres solemnemente reconocidos como santos por la Iglesia son  los faros que el cristianismo quiere encender en la historia, para que todos se sientan empujados a seguir modelos claros de existencia cristiana. Todos los  creyentes estamos llamados, en virtud del Bautismo, a ser santos.

El 27 de octubre se presentó el documento de trabajo de la fase continental europea del Sínodo sobre la sinodalidad. La sigla LGBTQ aparece por segunda vez en un documento sinodal, ya había aparecido en un documento sinodal sobre los jóvenes. El llamado ‘enfoque’ adoptado para de dar cabida a todos los puntos de vista también conduce a problemas sustanciales. La Santa Sede nunca ha hablado de LGBTQ precisamente porque se negó a clasificar a las personas en función de su orientación sexual. De hecho, la Santa Sede ha criticado a menudo el uso de siglas que promueven específicamente una agenda que corre el riesgo de causar una discriminación inversa.

¿Los documentos sinodales deben adaptarse al lenguaje secular? ¿No podemos mirar los problemas usando el vocabulario de la Iglesia? ¿Cómo se forma el pueblo de Dios?. Se dice que hay que escuchar y discernir, el documento tiene sobre todo la parte de la escucha, pero nunca del discernimiento, con el riesgo de adoptar posiciones que pueden salirse de la fe católica. El riesgo es transformar el Sínodo en un parlamento con una Iglesia dividida y parlamentaria en el momento del proceso y una Iglesia monárquica, centrada en el Papa,  solo al final del proceso. Hablamos mucho de sinodalidad y colegialidad, pero la  reforma de la Curia, ha llevado al Papa a tener un papel mucho más central. El pontificado del Papa Francisco está inundado de ‘Motu proprio’, ‘Rescripta’ y sentencias administrativas, que refuerzan  el papado monárquico como nunca.

<

La Catedral de Nuestra Señora de Arabia, inaugurada hace un año a pocos kilómetros de la capital de Bahréin,  será una de las etapas más significativas del viaje apostólico del Papa Francisco al pequeño archipiélago del Golfo Pérsico, a partir del 3 de noviembre. El encuentro ecuménico y oración por la paz se realizará en la gran catedral que atiende católicos sobre todo de India y Filipinas, Pakistán y Sri Lanka, Bangladesh. Los cristianos son un 15% de la población, con ortodoxos griegos,  siríacos,  latinos Católicos, coptos, anglicanos y siro-malabares. La devoción a Nuestra Señora de Arabia nació el 8 de diciembre de 1948, día de la dedicación de una pequeña capilla en Kuwait donde fue traída una estatua de María con el niño Jesús en brazos y un rosario en sus manos, bendecida en el Vaticano por Pío XII. En 1957, un decreto del mismo pontífice proclamó a Nuestra Señora de Arabia patrona del Vicariato Apostólico de Kuwait.

El Papa Francisco recibe a los miembros de la Coordinación Eclesial para el VIII Centenario Franciscano (2023-2026): «Cuando elegí llamarme Francisco, sabía que me refería a un santo que era tan popular pero también tan incomprendido. De hecho, Francisco es el hombre de paz, el hombre de pobreza y el hombre que ama y celebra la creación; él es la  raíz de todo esto, ¿cuál es la fuente? Jesucristo. La fuente de toda su experiencia es la fe”. San Francisco es en estos momentos un santo de moda y, ciertamente, un gran desconocido. Estamos ante un místico al que se le quiere reducir a una especie de loca sesentera, un Hippie ibicenco. Se ocultan todos los aspectos de profunda oración de devoción eucarística, de búsqueda de la trascendencia. Reducir a San Francisco a un amante de los pobres que solo pretende mejorar su situación terrena está totalmente alejado del grande de Asís.  Para el Papa Francisco: «fue un viajero incesante, que atravesó a pie innumerables ciudades y pueblos de Italia, asegurándose de estar cerca del pueblo y eliminando la distancia entre la Iglesia y el pueblo».

Viganò nos ofrece otra interesante reflexión sobre «La «secularización» de la autoridad como premisa de la libertad religiosa y el diálogo ecuménico teorizados por el Concilio Vaticano II».  «La herida infligida por el Concilio Vaticano II al cuerpo eclesial y, por consiguiente, a todo el cuerpo social, está lejos de curarse después de sesenta años, y se gangrena con daños muy graves a los ojos de todos. El tono entusiasta y autocomplaciente con el que el Sanedrín bergogliano alaba el Concilio no puede borrar la ruina que ha traído a la Iglesia ya las almas».  Analiza la carta que Benedicto XVI envió al Rector de la Universidad Franciscana de Steubenville el pasado 7 de octubre.

El Sínodo de la Sinodalidad, es decir, la instauración de una especie de «Consejo permanente», o más bien de «permanente actualización» que promueve supuestas instancias de la base.  Estas solicitudes, todas ellas totalmente inadmisibles desde un punto de vista doctrinal y moral fiel al Magisterio, no constituyen un cuadro espontáneo y veraz de lo que el clero y los fieles piden a la suprema autoridad de la Iglesia, sino la fraudulenta ficción de la propaganda».  «El problema que se plantea es complejo y articulado: consta de dos aspectos, uno ad intra, relativo a lo que es y quiere ser la «iglesia conciliar»; el otro ad extra, relativo a su papel en el mundo y a las relaciones con otras religiones. El aspecto ad intra toca la naturaleza de la institución, tratando de deconstruirla en clave democrática y sinodal bajo el falso pretexto de una «dimensión espiritual más amplia» redescubierta en detrimento del dogma; el aspecto ad extra implica un acercamiento «ecuménico» al mundo, el diálogo con las sectas y las falsas religiones, la renuncia a la evangelización de los pueblos y su sustitución por un mensaje ecológico y filantrópico sin dogmas y sin moral».

«Es impropio afirmar que “el cristianismo, con su nacimiento, trajo al mundo el principio de la libertad de religión”, ya que debido a su diversidad tuvo que afrontar la persecución y el martirio de sus propios fieles. Los primeros cristianos no pedían admitir a la Santísima Trinidad en el Panteón, sino que se les dejara libres para profesar su propio monoteísmo que tanto asombraba a los romanos. Y esta «libertad de religión» la reclamaron para sí mismos, ciertamente no para los paganos, que  intentaron con éxito convertirlos a la verdadera Fe».

Vale la pena mencionar a León XIII: “Si hay remedio para los males del mundo, solo puede ser el retorno a la vida y las costumbres cristianas. Este es un principio solemne, que para reformar una sociedad en decadencia, es necesario devolverla a los principios que le dieron su ser, la perfección de toda sociedad está puesta en el esfuerzo por alcanzar su fin: que la principio generador de los movimientos y de las acciones sociales es el mismo que generó la asociación. Por lo tanto, desviarse del propósito primitivo es corrupción; volver a ella es la salvación”.  Negar que los gobernantes tienen el deber de someterse al señorío de Cristo es un gravísimo error, porque sin la ley moral el Estado puede imponer su voluntad independientemente de la voluntad de Dios, y subvertir la divina Civitas Dei para sustituirla en la infernal civitas diaboli. Creer que el mundo no puede ser cristiano y prescindir de Dios sobreviviéndose a sí mismo es una quimera infernal y blasfema.

«Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios».

Buena lectura.

Lettera / Il Vaticano II, l’indefettibilità della Chiesa e le posizioni di monsignor Viganò. Replica a Columbanus

Viganò. Riflessioni sulla Recente Lettera di Benedetto XVI.

Papa Francesco e il rifiuto di ‘benedire’ una delle parti: l’Ucraina non può decidere la pace da sola

Papa Francesco, il centrodestra non lo lasci nelle mani della sinistra

Papa, Francesco santo popolare ma anche tanto incompreso

Papa Francesco a Nostra Signora d’Arabia, cuore della devozione mariana

Papa Francesco e la fase sinodale europea, cosa c’è, cosa (forse) manca

Ognissanti, modelli di fede come ponte tra terra e cielo. Ecco perché la santità è senza fine

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *