PUBLICIDAD

La noche oscura del Papa Francisco, el Vaticano S.A. en quiebra, adiós a L’Osservatore Romano, preguntas sin respuesta.

|

Ya tenemos alguna referencia de la entrevista concedida por el Papa Francisco al canal de televisión conocido en España como ‘la secta’ y caracterizado por ridiculizar a los católicos a tiempo y a destiempo. La primera pregunta  acordada es, si antes de la situación dramática de hoy el papa ha tenido crisis de fe. Todos los santos han experimentado la noche oscura en el alma como San Francisco de Asís (antes de los estigmas) o aquella de Santa Teresa de Avila, o la de la Madre Teresa de Calcuta, o la de Santa Teresa del Niño Jesús. ¿Qué responde el papa?: «que si bien en este momento no, precedentemente, sí», y añade algo complejo de entender: “he tenido mis crisis de fe y las he resuelto por gracia de Dios. Pero nadie se salva del camino común de la gente, que es el mejor camino, el más seguro, el concreto y eso nos hace bien a todos”. Esperemos que quiera decir, quién sabe, que nadie se salva sin la Gracia de Dios.  Después el hábil periodista pasa a los temas en que el papa es más sensible, aquellos socioeconómicos, de los que es reconocido experto hasta de la Amazonia. El entrevistador, como acordado, le dice que muchos empresarios están despidiendo por el coronavirus. El papa responde que “el sálvese quien pueda” no es una solución y que las empresas que despiden no resuelven nada. Que se necesita ser solidario, etc. Ya se sabe que los empresarios, imaginamos que incluso él mismo ,que tiene unos cinco mil trabajadores en el Vaticano y muchos más trabajando para la Iglesia en todo el mundo, son unos ‘capitalistas egoístas’ que no merecen ayuda ni solidaridad. Algún toque de teología de la liberación y poco más. Terminamos con la impresión de que si esto es todo lo que tiene que decir mejor un silencio religioso.

El Vaticano debe sus ingresos fundamentalmente al turismo, muy especialmente las entradas a los museos y a la cúpula de San Pedro. Es sin duda su ingreso mayor y más saneado y en este momento está todo cerrado sine die. El Vaticano no es un país Europeo y sus trabajadores no cuentan con muchos de los derechos que existen en nuestros países. Las maltratadas reservas están hechas unos zorros con el desplome monumental de los mercados financieros. Otras cosas más pequeñas pero importantes están cerradas, la santa gasolina, los cosméticos, y toda actividad comercial. Si alguien hubiera pensado la forma perfecta de arruinar el delicado Estado Ciudad no lo habría diseñado mejor. Nos tememos que los trabajadores del Vaticano y de la Santa Sede son en este momento los más desprotegidos en todos los sentidos, sanitario y laboral,  que nos podamos imaginar.

El Cardenal limosnero de Su Santidad no sabe qué hacer para hacerse notar en esta catástrofe. Estamos seguros de que los datos de contagios  no son muy precisos y son muchos más de los oficiales. Los datos exactos son los muertos y los ingresados en hospitales. Muertos ya pasamos en Italia de seis mil y creciendo cada hora. Falta de todo en los hospitales y no vemos el fin de la espiral de contagios en la que estamos sumergidos. Es evidente que todo esto afecta de lleno a las envejecidas comunidades religiosas que en la ciudad de Roma son especialmente abundantes. Hace unos años fue noticia universal la apertura de dos duchas, una y dos, para los sin techo de la plaza de San Pedro. Hoy la noticia es que, saltándose todas las normas de la exigente cuarentena impuesta por las autoridades italianas, esas que el Papa Francisco dice tenemos que obedecer, se hace unos kilómetros para llevar yogures y leche a los monasterios afectados por la epidemia. Ya son ganas de buscar la noticia tonta en tiempos dramáticos.

El periódico oficial de Vaticano se llama «L’ Osservatore Romano» , mantiene una abultada plantilla de periodistas, más bien de redactores, que pretender ser la opinión oficial de la Santa Sede. Nunca nos darán los datos de los accesos a la versión digital que es totalmente gratuita, pero ni aún así la lee nadie, la edición papel se repartía en los departamentos del Vaticano y de la Santa Sede, ahora cerrados de hecho,  y terminaba en el cesto de los papeles. Hoy nos han dado la alegría de que ya no imprimirán el periódico para evitar el contagio. No entramos en temas médicos, pero esto nos ahorrará unos miles de euros absolutamente inútiles. Esperemos que este cierre sea el inicio de otros muchos que pueblan el inútil universo del Vaticano.

Ya está aprobado el proyecto de nuevo cuartel de la Guardia Suiza Pontificia. Debido a la sobrecarga de peso por extrañas obras en el viejo cuartel de Pio IX este está cediendo sobre territorio italiano con una inclinación que sigue los pasos de la famosa torre de Pisa.

El Cardenal Burke no está muy de acuerdo con que el culto a Dios sea tratado como un restaurante. Siempre es de agradecer contar con voces que nos dan otra visión del problema y nos ayudan a valorar aspectos que nos pueden pasar desapercibidos.

Spadaro vuelve a aparecer en una entrevista a distancia para hablarnos del virus y del corazón del pontificado. La cara de susto no se ha quitado y lo vemos poco ágil en sus reacciones al cambiarle el guion y el escenario. Pretende seguir con sus ecologías y sus hermandades universales.

Seguimos con muchas preguntas sin respuesta de tantos católicos ante los obispos desaparecidos y el aplauso a la presencia de tantos sacerdotes viviendo en medio de sus fieles e intentando ayudarles en momentos tan trágicos que van mucho mas allá del yogur y la leche, aunque sea de las villas pontificias.

«Mira, has quedado sano; no peques más, no sea que te ocurra algo peor».

Buena lectura.

MONS ICS COMMENTA L’ENNESIMA INTERVISTA DEL PONTEFICE…

Incendio nei pressi di piazza Farnese. A fuoco il convento dei Figli di Maria Immacolata

Coronavirus, Papa critica imprese che licenziano dipendenti

Papa Francesco invia i prodotti della Fattoria di Castelgandolfo alle suore in quarantena. Li ha portati il cardinale Krajewski

Vaticano: approvato il progetto per una nuova caserma delle Guardie svizzere

Papa Francesco concede l’indulgenza plenaria con la preghiera in streaming del 27 marzo

Cardinale Burke: «Non possiamo accettare che i governi trattino il culto di Dio come una visita in ristorante»

I cattolici al tempo del coronavirus / 16

Mons. Shao Zhumin: Dalla diocesi di Wenzhou maschere e tute protettive per l’Italia e la Santa Sede

Il Papa manda latte e yogurth delle fattorie pontificie alle suore dei due conventi infettati dal coronavirus

Coronavirus, stop a edizione cartacea Osservatore Romano

La risposta al virus è il cuore del pontificato: colloquio con padre Antonio Spadaro

La spuntano i cristiani, per Pasqua resterà aperto il Santo Sepolcro a Gerusalemme

L’Osservatore Romano sospende l’edizione cartacea, troppo rischioso per il coronavirus

Papa Francesco, critiche per le donazioni del Vaticano: «Coronavirus, solo 10 milioni». Il confronto con Valdesi e buddisti

MA ERA QUESTO CHE GESÙ VOLEVA DAI VESCOVI ITALIANI?

«Io medico, ho benedetto un moribondo»

Papa prega per chi ha problemi economici

Il virus, l’ecologia, la fratellanza umana e l’informazione. Parla padre Spadaro

Coronavirus, salta viaggio del Papa a Malta

«E’ una guerra», contro il coronavirus i gruppi di preghiera di Padre Pio in campo a pregare in tutto il mondo

3 comentarios en “La noche oscura del Papa Francisco, el Vaticano S.A. en quiebra, adiós a L’Osservatore Romano, preguntas sin respuesta.
  1. El amor en los tiempos del cólera.
    Bien libro para los que tenemos casa por carcel y recordamos la pluma majica de García Márquez y sus cien años de soledad, que después de que pasemos está pandemia estaremos leyendo: docientos años de soledad, dónde la naturaleza volverá a renacer y buscará una nueva vida entre los vivos que tengan el privilegio de observarla.

  2. Este Pontificado ha terminado ya.

    Dios quiere terminar ya este pontificado. El Papa actual debe irse ya.

    Renuncia subita, renuncia subita, renuncia subita.

    Pachamamas al Tiber.

    Predica a lo Marx, exigen obediencia a lo Hitler pero vive absolutamente a lo Rockefeller. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *