La intra historia de una decisión valiente de Papa Francisco, el caso Próvolo en Roma y Ginebra, apelación de Pell en marzo, los obispos africanos, la Specola del Vaticano.

|

El Papa Francisco, en la exhortación apostólica Querida Amazonia, no entró en el tema de los «sacerdotes casados» ni de los  «viri probati». «Spiazzare», uno de los verbos más utilizados por los comentaristas después de la lectura completa del documento del Santo Padre y que encaja perfectamente. ¿Qué pasó de octubre a febrero? Entre el Sínodo pan-amazónico, donde se discutieron varias innovaciones y la publicación del texto papal, la posición pública del papa emérito es el hecho más importante. De hecho, una revolución «bergogliana» habría negado los argumentos de su predecesor que aunque no es un dogma, se califica como una «gracia de Dios». Si se hubiera reformado el celibato, habríamos tenido dos posiciones muy diferentes. ¿Un papa y un antipapa? No tanto quizás,  pero sí algo muy difícil de manejar en los medios.

El Vaticano especificó de inmediato, tan pronto como se dio la noticia de la inminente publicación del libro de Benedico XVI y Sarah de cómo el pensamiento de Papa Francisco sobre el celibato siempre había coincidido con el de Benedicto XVI. Excepciones, sí, pero solo para algunos casos específicos, como para algunas «islas del Pacífico». Luego se publicó una entrevista de libro con el Papa Francisco de Don Luigi Maria Epicoco. Una obra en la que también se subraya que el Papa Francisco tiene la misma visión sobre la ordenación sacerdotal de San Juan Pablo II. La conocida «hermenéutica de la continuidad».

Pero entonces, ¿por qué muchos, casi todos, dijeron que estaban seguros de que el Papa Francisco estaba a punto de cambiar las reglas básicas del sacerdocio? El Papa puede haber cambiado de idea en estos meses tanto por razones externas al debate de estos meses como por el propio debate. Cuando se anunció ‘desde el fondo de nuestros corazones’, los progresistas comenzaron a apresurarse, como siempre. El emérito había vuelto a «romper el silencio», alterando los planes de «guardianes de la revolución». Sucede cada vez que Benedicto XVI abandona la dimensión privada. En Querida Amazonia, la exhortación post-sinodal del Papa Francisco, no hay excepción a la ordenación sacerdotal: el celibato no ha sido tocado. Tal vez se deba a las lagrimas de Benedicto XVI por la batalla interna que estamos viviendo en la Iglesia.

<

La apelación final del cardenal George Pell contra la condena por abusos sexuales a menores se resolverá en el Tribunal Supremo de Australia los días 11 y 12 de marzo. Es la última vía para que el que fuera encargado de las finanzas del Vaticano, y hombre de confianza del Papa Francisco, y declarado culpable por un jurado en diciembre de 2018 pueda salir de la cárcel.

«Lo sabías y no actuaste». Las víctimas de abusos por parte de sacerdotes y religiosos del Instituto Provolo de Verona, con un centro también en América del Sur, específicamente en Mendoza, Argentina, dedicado a niños sordos y mudos, recurren al Papa Francisco en términos inequívocos. Estarán la próxima semana en Roma y Ginebra para informar de que sufrieron casos de violencia y violaciones de los derechos humanos y pedir una reunión pública con el Papa exactamente un año después de la cumbre que se celebró en el Vaticano el año pasado sobre el tema de la pedofilia en la Iglesia.

Los obispos africanos no son escuchados cuando hablan de la inmigración que tanto del afecta. Los países y familias africanos invierten grandes sumas de dinero en la formación de profesionales para ayuda a mejorar las condiciones de vida de las personas. Lamentablemente, muchos de ellos abandonan sus países inmediatamente después de su especialización con la esperanza de encontrar mejores condiciones de trabajo y remuneración. Los obispos piden que los países africanos tomen medidas urgentes para mejorar las condiciones de vida y trabajo en el continente para evitar la «fuga de cerebros» para que las personas no abandonen el país absorbidos por las sociedades desarrolladas. Interesante artículo del Blog de Tosatti en el que recoge muchas intervenciones de obispos africanos cargadas de sentido común.

El jesuita estadounidense y astrónomo y director histórico del Observatorio Vaticano George Coyne murió el 11 de febrero, a la edad de ochenta y siete años. Fue apodado «el astrónomo del Papa» por estar casi 30 años, de 1978 a 2006, hasta a los 73 años, al mando de la Specola del Vaticano, estableciendo el récord de duración como director de la prestigiosa institución encomendada por los Papas a la Compañía de Jesús. Trabajó estrechamente con Juan Pablo II y en su largo mandato modernizó el papel de la Specola, por su consejo, durante el pontificado de Juan Pablo II,  se rehabilitó por parte de la Santa Sede a Galileo Galilei.

«Me da lástima de esta gente; llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer…»

Buena lectura.

Coronavirus, incontro storico Vaticano-Cina. Santa Sede elogia gli sforzi di Pechino contro l’epidemia

Papa Francesco, l’accusa del vaticanista: in Vaticano, il partito di sinistra del Pontefice

papa_francesco_abusi_pell_pedofilia_australia_appello_tribunale_vittime

Il cardinale Tagle si è insediato da prefetto di Propaganda fide

Preti sposati, l’appello a Papa Francesco. Parla la moglie di un parroco

Caso Provolo, le vittime degli abusi dei preti contro Papa Francesco: “Sapevi e non hai agito”

Papa Francesco, i poveri in spirito e una catechesi che solleva dubbi

Morto George Coyne, il prete e astronomo del Papa che riabilitò Galileo Galilei

L’ira dei progressisti sul Papa: adesso sono pronti a colpire

MIGRANTI. LA VOCE INASCOLTATA DEI VESCOVI AFRICANI. UN CORO.

Comentarios
14 comentarios en “La intra historia de una decisión valiente de Papa Francisco, el caso Próvolo en Roma y Ginebra, apelación de Pell en marzo, los obispos africanos, la Specola del Vaticano.
    1. Muchas gracias,hispalense.
      Soy un enamorado de su ciudad.
      Dios mediante,allí volveré a estar pasado mañana,para hacer Via Crucis con mi Señor de las Tres Caídas,desde los Marineros hasta la Abuela Santa Ana.
      Pax!

  1. «En Querida Amazonia, la exhortación post-sinodal del Papa Francisco, no hay excepción a la ordenación sacerdotal: el celibato no ha sido tocado.»

    1. El cura casado es imposible con ESTA concreta exhortación amazónica, pero NO por otro camino, como por el sínodo alemán en un año. Francisco no ha declarado que el cura célibe es verdad definitiva irreformable e irreversible de doctrina católica, con las solas dos dispensas ortodoxa y anglicana.

    2. No hay Papa y Antipapa, hay un quasi-antipapa Francisco y un quasi-papa Benedicto XVI. Francisco es hereje excomulgado por aprobar la comunión y absolución de los adúlteros atenuados en Amoris laetitia y en el Rescripto de 5 de junio de 2017, más la omisión en no contestar a la Dubia de 2016 y por no disciplinar a los obispos que la aplican y dan comuniones sacrílegas, debido a que niega las normas objetivas universales, los actos morales intrinsece malum per se semper et pro semper in omnibus locis, al dar comunión y absolución a pecadores graves no arrepentidos del canon 915, y al negar que el adulterio es siempre un intrinsece malum.

    Ello trae como consecuencia que la potestad de orden (sacramentos) y jurisdicción (leyes, decretos y sentencias) sólo son vigentes si hay justa causa (canon 1335), lo que anula el sínodo, el Instrumentum laboris y la exhortación por falta de justa causa en el ejercicio del ministerium de un Papa excomulgado, y porque la exhortación contiene grandes graves ambigüedades y errores teológicos, por lo que rige el principio de integridad fideística: una sola premisa o conclusión errónea y mentirosa contamina a todo el documento, porque lo convierte en un documento erróneo y mentiroso que causa homicidio espiritual o segura segunda muerte, según dijo Jesús: «hablad sí sí no no, lo demás es de satanás, el padre de la mentira y el homicidio». Radicalmente.

    Por contra, si bien Benedicto XVI carece de un ministerium activo (ejercicio de la potestas de orden y jurisdicción como actos y normas jurídicas), no obstante lo recupera a través de la auctoritas moral y espiritual activa (sus actos y palabras vinculan moralmente como normas obligatorias sin coerción directa).

    Ciertamente, si Benedicto XVI dice no y Francisco dice sí, lo de Benedicto me vincula vía auctoritas porque es verdad teológica segura y definitiva, mientras que la potestas de Francisco decae por violar una verdad de fe o de doctrina católica, y por tanto, carente de verdad teológica, su norma jurídica (obligación de obedecer y coerción a la desobediencia) decae en su obligatoriedad jurídica (derecho a desobedecer al error y la mentira intrinsece malum), se suspende, es ilícita e inválida, carece de vigencia y se debe de desobedecer y resistir.

  2. «Los obispos piden que los países africanos tomen medidas urgentes para mejorar las condiciones de vida y trabajo en el continente para evitar la «fuga de cerebros» para que las personas no abandonen el país absorbidos por las sociedades desarrolladas.»

    Por lo que he visto de los curas africanos, para mí, tienen pleno derecho a emigrar, mejor dicho, a huir de unos Estados fallidos y corruptos africanos por muchos decenios, con catastróficos hospitales, farmacias, seguridad, bienestar, cultura, promoción y comodidades modernas. Nadie, ningún obispo, les puede negar el derecho a escaparse de estas prisiones del atraso, subdesarrollo, epidemias e inseguridad. ¡Ojalá no llegue el coronavirus al África!

  3. El caso «Querida Amazonia», para quienes lo expliquen como lo quieran explicar y lo miren por donde lo miren, siempre aparecerá motivación o responsabilidad alemana.

    1. En esa sopa y su derivación post-sinodal se pueden oír, como especulativa causa de los efectos, los siguientes apellidos: Hummes, Kräutler, Marx, Bode, Overbeck, Koch, Hesse, Neymeyr, etc. y por la otra asa Brandmüller, Woelki, Müller, Ratzinger, etc.

      Por «A», por «B» o por «A y B», en todos los motivos en que se especule aparece ese mismo origen.

  4. Líbranos, Dios de la historia,
    de esta falsaria impostura
    de sufrir a un caradura
    peor que el bobo de Coria.
    Líbranos de sus memeces,
    sus líos, sus balconeos;
    sus insufribles tonteos,
    y sus bonaerenses dejes.
    De su mirada,que asusta
    pues sin duda es de un orate.
    De su perfil,de su mate,
    De su flagelo y su fusta.
    Líbranos de sus insultos
    y sesgados improperios;
    de sus idiotas dicterios;
    de sus decires incultos…
    ¿Cuándo llegó un tuercebotas
    a tanto,siendo tan poco?
    ¿Cuándo alcanzó un simple loco
    auparse a tan altas cotas?
    Líbranos, sí, de este horror,
    que es un guiñol y un pelele
    de ese mundo que se duele
    si escucha que Eres Señor;
    y que busca con denuedo
    borrar tu Sagrado Nombre
    de las entrañas del hombre,
    para ser él tu remedo…;
    y es por ello que persigue
    romper la Iglesia por dentro;
    Para quitarte del Centro,
    y ver si así lo consigue…
    Pon fin a tanta impostura
    que recuerda tanto a Troya.
    Que a éste se le ha ido la olla,
    y no da ni para cura…

    1. Estás enfermo de odio y fanatismo Carlos Nuñez. Necesitas ayuda psicológica, aléjate un rato del ordenador, deja de escribir tu poesía patética, deja de recorrer todos los portales denostando inútilemente al papa y ve por ayuda, un psiquiatra estaría bien, aunque no sé si tienes remedio

  5. Achaques al viernes,por no ayunar.
    Con todo,insistir en que «Dios no es católico»,»Cristo no es Dios»,y la adoración de ídolas y demonias en el mismísimo Vaticano,es infinitamente más grave que la bendición o no de las braguetas clericales.Sin olvidar el horror de entronizar al perverso Lutero en la Sede Apostólica.

    1. Por todo eso pagará seguramente después de la muerte. Lo importante, ahora, no es tanto el papa Francisco y su salvación o condenación pero otros podrán dedicar su tiempo a eso, sino intentar que de aquí en más el papa Francisco cometa la menor cantidad de errores y de maldades posibles y que rectifique parte del daño que ha ocasionado. Por ejemplo, la expulsión de los jesuitas de América se parece en mucho a la expulsión y persecución de los católicos no comunistas de China, en uno y otro acontecimiento tuvo un papel principal un papa y, en el último, para vergüenza de los jesuitas, un papa jesuita, tal vez, puedan el papa con los obispos hacer algo para dejar de perseguir junto con el partido comunista chino a los católicos no comunistas en China, tal vez, puedan hacer algo para no sumarse a los que crucifican a Cristo en sus discípulos en China, tal vez, puedan hacer algo para debilitar el falso sínodo de Alemania y lograr que el cisma que se va a producir sea reducido y separar a la Iglesia católica alemana y a los católicos alemanes del sínodo ilegal que se lleva a cabo en Alemania y de los futuros cismáticos. El cisma se va a producir porque los alemanes son tercos y orgullosos y demostraron ser capaces de destruir a Alemania en dos guerras mundiales, así, que no se debe especular con poder llevarlos con guiños y con la seducción del engaño (el hombre no puede sacar del mal un bien) hacia al rebaño del Señor, no son tontos y hay lobos muy tercos entre ellos, ellos jugarán sus cartas a tratar de hacer creer que el sínodo ilegal representa a los católicos y a la Iglesia católica alemana y la Iglesia terrenal debe jugar sus cartas mostrando las intenciones de los cismáticos y poniendo el acento en la ilegalidad de acuerdo con el derecho canónico del falso sínodo y apelando al respeto de las normas por parte de los alemanes, ya sea, de las normas internas de las empresas o de las normas por la que se rige la Iglesia. Esos son los temas que deben interesarnos a futuro y no las faltas pasadas del papa Francisco aunque esas faltas nos hablan de mala fe en materia religiosa e ignorancia, puede ser que se deje asesorar mejor a partir de ahora, no es necesario que el papa sea la persona más inteligente y buena para ser un buen papa basta simplemente con que encuentre buenos consejeros y siga sus buenos consejos y sepa separarlos de los malos. Por ahora, estamos en un tiempo de espera, no necesariamente de esperanza, debemos esperar porque la situación ha cambiado y obliga al papa a cambiar, el cambio se ha originado en Alemania, en la cual algunos obispos tratan de utilizar las iniciativas de reforma del papa Francisco para formar una Iglesia nueva, reformada y separada de Roma, poderosa en lo económico y diferente en lo eclesiástico, el papa Francisco necesita el dinero de Alemania y necesita evitar que su reforma (la reforma que él impulsó) no se transforme en el inicio de Iglesias reformistas separadas en distintos países en lo económico y eclesiástico, debe parar con sus reformas para no fomentar una explosión similar a la que dio lugar el protestantismo, el protestantismo dio lugar a la creación de más de 30.000 religiones e Iglesias diferentes que se fueron formando por dejar de lado el dogma, la tradición y la teología que unifican, debo reconocer que no pude prever que las reformas del papa Francisco como las reformas protestantes iban a generar el mismo efecto de dispersión y multiplicación de nuevas Iglesias y nuevas religiones, a pesar, de que ahí estaba el ejemplo del resultado evidente de la iniciativa protestante. Hay aquí un parate de las reformas del papa Francisco porque, evidentemente, producen el efecto contrario al esperado por el papa que era buscar formar una Iglesia poderosa unida a otras religiones y que se sienta sobre los poderes políticos del Mundo, especialmente, de izquierda, o como decía el Apocalipsis: «sobre la Bestia». Ahora, hay que ver qué deciden obispos, cardenales y el papa Francisco, Alemania es un primer resultado de las reformas de Francisco, un resultado no querido pero un resultado al fin y para evitar los mismos resultados del protestantismo: «una multiplicación de religiones e Iglesias separadas de Roma», los obispos y el papa deben no avanzar más por ese terreno y dar marcha atrás en lo que puedan, espero que los obispos y el papa Francisco se hayan dado cuenta de las consecuencias necesarias de seguir por el camino del progresismo reformista y aprendan de los errores, lo que mantiene unida a la Iglesia no es solamente la fidelidad al papa sino también la fidelidad del papa a las enseñanzas de Cristo y a las enseñanzas del magisterio extraordinario y perenne de la Iglesia. Saludos gente

      1. Hay que reconocer que el papa Francisco no solamente con sus reformas está dando lugar al surgimiento de Iglesias separadas en Alemania por un sínodo sino que por un acuerdo secreto con el gobierno de China todo lo eclesiástico de la nueva Iglesia en China está determinado por el partido comunista, una Iglesia que depende en primer lugar del partido comunista pronto romperá todo lazo económico y eclesiástico con Roma. La reforma progresista del papa Francisco tiene los mismos efectos de la reforma protestante, la multiplicación de Iglesia y religiones separadas del papa y de la Iglesia terrenal, el cisma a corto o mediano plazo, la desunión y no la unificación. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *