La gente del partido, la herencia de Benedicto XVI, los defenestrados del Papa Francisco, la eutanasia del Vetus Ordo, las viejas herejías, comer gusanos.

|

Otro temido miércoles con el aula a medias y audiencias cada vez más breves, el Papa Francisco entra caminado con bastón, se evitan planos generales y la salida final de la audiencia, que habitualmente se realiza en silla de ruedas, pocos saludos y sentando. Entramos en otro día de sabrosas noticias.

Seguimos con artículos sobre las recientes emanaciones del Papa Francisco.  La referencia a la «gente del partido» aplicada a quienes plantearon críticas al pontífice justo después de la muerte de Ratzinger suscita la pregunta: ¿con quién está enfadado el Papa Francisco? No dio nombres, pero los sospechosos podrían ser tantos. Uno de ellos, sin duda, don Georg Gänswein,  desvelando los sufrimientos por el motu proprio Traditionis Custodes cancelando el Summorum Pontificum.  Müller y su libro,  que es considerado una especie de manifiesto electoral de cara a un próximo cónclave,  resaltando cómo las relaciones entre el Papa reinante y el emérito eran todo menos idílicas.  Sarah y sus libros a cuatro manos con Benedicto XVI. El Corriere della Sera castiga al Papa Francisco y lo trata de ‘héroe negativo’ responsable de la descristianización.  Le acusan de desarmar a la bella cristiandad en  lugar de reunir las insignias de una Iglesia vigorosa y «luchadora». Somete a Occidente  con el llamamiento a la «paz sin peros» con continuos  coqueteos con el tercermundismo vagamente socialista.

Genswein está desaparecido y con riesgo  ser excomulgado por revelar secretos.  Después de un mes del encuentro cara a cara entre el papa Francisco y el secretario de Ratzinger, el padre Georg, surgen datos inéditos sobre aquella conversación, definida no solo como «muy tensa», sino como «marcadamente chantajeadora». Parece que el famoso encuentro del 9 de enero no está relacionado con el libro,  sino sobre  el legado de Benedicto XVI. Los papas reciben muchos regalos en su pontificado que deben fluir en el momento de su muerte  a la Santa Sede. Hay papas que no tiene nada personal, no es el caso de Benedicto XVI con su inmensa biblioteca y las sumas obtenidas, nada indiferentes, por los derechos de sus numerosos libros, algunos de los cuales han vendido millones de ejemplares.  El Papa Francisco le habría dicho entonces al Padre Georg que ese patrimonio pertenece a la Iglesia y no al único heredero designado, es decir,  al mismo Padre Georg. Sobre las revelaciones hechas en su libro relativas a los hechos ocurridos durante el Cónclave de 2013, le habría advertido del riesgo de «excomunión» por revelar secretos de la Iglesia. A partir de entonces, el padre Georg nunca volvió a hablar.

<

No es la primera vez que el Papa Francisco ama a determinadas personas y las hace subir a cumbres de poder y notoriedad en las galaxias eclesiales y luego las sumerge de golpe en el abismo. Ha renunciado Don Luigi Epicoco, joven sacerdote, conocido y aclamado autor de decenas de libros y artículos teológicos. El Papa Francisco ha elogiado en repetidas ocasiones sus libros e incluso los ha regalado con motivo de la navidad. El 21 de junio de 2021 el Papa Francisco lo nombró Asistente Eclesiástico del Dicasterio para la Comunicación y editorialista del Osservatore Romano.  Como en tantos nombramientos personales, como Zanchetta, el Papa Francisco no consultó a nadie a pesar de las muchas objeciones. Los primeros días de 2023,   don Epicoco habría optado por no tener cargos en el Vaticano después de una reunión de cardenales en Santa Marta convocada tras una furiosa pelea pública, no sabemos el motivo,  con varios testigos presentes, que habría protagonizado don Epicoco unos días antes de Navidad. Pero todo “cometa” tiene cola, y el círculo de amigos de Epicopio está en peligro, se habla de posibles cambios en el secretario del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, de Armando Matteo, de  Francesco Cosentino del Clero y de Fabio Salerno actual segundo secretario del Santo Padre. Don Luigi Epicoco también dejaría la cátedra de Filosofía Teórica en la Pontificia Universidad Lateranense.  No tardaremos en saber las razones de estos desamores, tan repentinos cómo los amores, del Papa Francisco.

Pasamos a una interesante carta de  Robert Moynihan a Tosatti sobre las posibles prohibiciones y restricciones en el uso del Vetus Ordo. «Hay nuevos informes sobre la posible emanación, quizás el 3 de abril,  de nuevas restricciones en el uso del rito antiguo en la celebración de la Misa. Dos «fuentes» anónimas en Roma acaban de «confirmar» que hay un borrador de «Constitución Apostólica» que limitaría aún más el uso de la antigua liturgia, la misma que el Papa Benedicto XVI dijo en 2007 que debe ser preservada en la Iglesia como un rito honrado y venerable».  «Muchos no consideran este tema importante. Lo consideran periférico, incluso irrelevante. Otros, sin embargo, la consideran importante, incluso crítica y central, para la vida y la fe futuras de la Iglesia».

Algunos hablan en términos de “gracia”: que todo lo más “cristocéntrico” en la liturgia o en la vida, todo lo que acerca las almas a Cristo, que las llama a ser cristocéntricas, suple e infunde más eficazmente esa “gracia». la gracia, de una manera misteriosa, es la vida del alma: la energía que hace que el alma, ese misterio central que es el núcleo de todo ser humano, rico, vibrante, viva, orientada hacia la fe, la esperanza y el amor, orientada a sacrificar la propia voluntad y abrazar la voluntad de Dios para encontrar la propia voluntad más plena que nunca. El tema se pretende plantear erróneamente como la lucha entre personas mayores, preconciliares,  vinculadas a las tradiciones aristocráticas europeas, y a la venerable lengua latina antigua, simplemente «amar» estéticamente la antigua liturgia. Mientras que a la “gente más moderna” y menos «eurocéntricos»  «gusta» la nueva liturgia, el «Novus Ordo» promulgado por el Papa Pablo VI en 1969.

Roma pretende  eliminar progresivamente la “misa antigua”,  entendiendo mal que ha subestimado la piedad y la fe profundas y fortalecedoras que la antigua liturgia ha significado y encarnado, como escribió el Papa Benedicto, para millones y millones de personas a lo largo de los siglos. No se puede entender qué Roma quiera romper por completo, suprimir por completo esta oración tradicional, esta invocación tradicional de Dios, esta liturgia tradicional centrada en Cristo. Hasta ahora Roma no ha proporcionado ningún argumento persuasivo de por qué quiere hacer lo que Benedicto XVI dijo hace apenas 15 años que nunca podría hacerse: “Lo que era sagrado para las generaciones anteriores sigue siendo sagrado y grande para a nosotros; no puede ser repentinamente completamente prohibido o incluso dañino”.

Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación, es toda una autoridad,  sobre todo en Italia, y “no tiene dudas: en los últimos años, los católicos están llamados a tomar partido ya luchar por el futuro mismo del cristianismo. “Hoy  hemos vuelto a una situación similar a la que vivió san Ambrosio, cuando casi toda la Iglesia parecía haberse vuelto arriana”. Un retorno al arrianismo, pero también el retorno de otra herejía: el pelagianismo. Circula en la Iglesia una mezcla de antiguas herejías presentadas como cosas nuevas.  El proceso  de muerte que amenaza al catolicismo de hoy,  por la cual la Iglesia ya no es la estructura de salvación en la que sigue viviendo Cristo, que habla a través del Magisterio, si no es un club de lectores del mismo libro. «La confusión en la que ha sido arrojada la Iglesia, sobre todo en detrimento de los miembros más simples e indefensos, es responsable de que ciertos teólogos, con su ligereza y su terror a no ser apreciados, a la moda, a ser aceptados y aplaudidos han alterado la investigación teológica que tenía, como siempre en la Iglesia, su derecho preciso».  Lo que reprochamos a cierta teología posconciliar es haber optado por subordinarse a la cultura secular; de haberse hecho, voluntariamente, cortesana y servidora de la mentalidad hegemónica.

Terminamos con un curioso artículo sobre la relación entre las normas absurdas sobre la alimentación con insectos  y la misa vetus ordo.  Las larvas, saltamontes, grillos y gusanos pasarán a formar parte de la mesa directamente y no de exóticos aderezos. Los insectos estarán bien triturados y reemplazarán las harinas tradicionales por nuevas harinas para un mundo nuevo, más próspero e inclusivo. Los insectos cuentan son sonoros nombres en latín: «Acheta domesticus» ,  «Tenebrio Molitor» o el “Alphatobius diaperinus”. Todo se presenta como lo que no es, se le da una forma que ha perdido la sustancia, con buscadas  ambigüedades prestadas del modernismo de la iglesia actual. Donde hay ambigüedad, hay maldad y esto ya debería ser suficiente para rechazar todo en bloque. En la lucha contra las seudo liturgias las batallas nunca son inútiles, aunque la derrota parezca el desenlace más probable. No es suficiente resistir, es necesario contraatacar, en todos los campos posibles.

«Lo que sale de dentro del hombre, eso sí hace impuro al hombre».

Buena lectura.

Papa Francesco, la sfida del Sinodo della sinodalità e il “grande inganno”

L’odio del Corriere della sera per Papa Francesco e per la modernità

La guerra ibrida contro Papa Francesco, intrisa dell’eresia donatista

¿C’è una versione falsa nel libro di Gaenswein? – 

Il patrimonio di Ratzinger. Vero motivo dello scontro tra Papa e padre Georg

Francesco contro i partiti nella Chiesa: con chi ce l’ha il papa

Il Papa di Cuori (o di Misericordia…). The Rise and Fall di don Epicoco. MiL.

I Grilli nel Piatto in Salsa Vaticana. Vincenzo Fedele.

Giussani: Guai a Certa Teologia Ancella e Serva della Cultura Egemone…

Morto Benedetto, il Papa Vuole Soffocare la Messa Antica. Moynihan.

Comentarios
2 comentarios en “La gente del partido, la herencia de Benedicto XVI, los defenestrados del Papa Francisco, la eutanasia del Vetus Ordo, las viejas herejías, comer gusanos.
  1. «No es la primera vez que el Papa Francisco ama a determinadas personas y las hace subir a cumbres de poder y notoriedad en las galaxias eclesiales y luego las sumerge de golpe en el abismo.»

    Estas extrañas acciones del Supremo Lioso Hacedor quizás podría explicarse por un un caso que pasó con el gobierno español de Sánchez.

    En junio del 2018, el escritor y periodista Màxim Huerta fue el ministro más breve de la democracia española. Apenas 6 días después de que prometiera su cargo en el Palacio de la Zarzuela, el titular de Cultura y Deporte se dirigió a La Moncloa y presentó su dimisión ante Pedro Sánchez por el escándalo causado por haber defraudado más de 200.000 euros a Hacienda.

    Siempre negó que fuera condenado por fraude fiscal, sino que fue multado por perder una demanda que él mismo presentó.

    Todo venía de su declaración fiscal a través de una sociedad que se discutía si era o no sociedad-pantalla para eludir impuestos, pues era una “práctica común” entre periodistas, cineastas y creadores españoles, y que no era ilegal en ese momento, “hasta que el ministerio de Hacienda –en referencia a la etapa de Cristóbal Montoro del PP como titular– decidió revisar esos casos», pues “Se llegó a decir que esas inspecciones retroactivas eran una caza de brujas contra críticos con aquel gobierno (Huerta es del PSOE), pero todo eso hoy ya da igual”.

    El hecho objetivo era que se discutía sobre un total de 200.000 euros en impuestos, intereses y sanciones. Y ganó Hacienda.

    Se lamentó de la situación: «Soy consciente que mi inocencia ya no vale nada en una sociedad ahogada por el ruido y la desinformación interesada”.

    Al cabo de unos años, por el 2022, reveló una posible verdad: fue nombrado por el presidente Sánchez sabiendo éste su caso con hacienda, pero aún así lo nombró para que, a los pocos días de su nombramiento como ministro, se filtrara interesadamente a la prensa del Régimen, desde la presidencia de Sánchez, la noticia de que pagó 200.000 euros a Hacienda por eludir impuestos, y fuera cesado por el presidente.

    Una «mano amiga» le reveló la supuesta verdad: que Sánchez le nombró sabiendo de antemano su caso, pues era público y notorio, pero necesitaba dar una imagen pública de fuerza y firmeza, porque Sánchez no era un presidente procedente de las urnas, sino que eran un presidente por accidente que había sido elegido durante una moción de censura contra el anterior presidente Rajoy, basándose en la regeneración democrática por causa de la corrupción del gobierno Rajoy. Por ello filtró el caso Huerta, prefirió sacrificar el alto valor de la imagen de la estabilidad y honradez del gobierno por la acción de demolición parcial controlada aplicando mano dura contra los corruptos. Así que lo nombró para acto seguido sacar su escándalo y tener el gusto de cesarle, dando la imagen de líder fuerte que no derrama lágrimas por los amigos famosos, sacrificando hasta la estabilidad de su gobierno, pero ganaba esa aura de gran estadista a ojos de España, y sobre todo, ante Europa y el mundo, donde quiere recalar al final de sus dias. Le aconsejaron «Dale donde más le dolerá, dimite tú rápido, di las razones, y le arrebatarás la iniciativa de su cese presidencial personal.»

    Si fuera cierto, es lo que ocurre cuando hay gobiernos cuya acción se basa en el personalismo, la demagogia, la imagen, el populismo y la pura ideología carente de lógica y racionalidad.

  2. En cualquier caso,y aun en «lo recóndito del propio cuarto»,»donde Dios Ve»,siempre será factible a cada quien rezar piadosamente, saboreandolo con temblor y con amor,el Vetus Ordo.Dios,que como bien enseña el Aquinatense Está infinitamente por cima de sus propios Sacramentos,también Estará ahí. El 31 de Diciembre ha terminado el asombroso y misterioso período de Sede Impedida.Y con la Misa puede ser que también pasemos a estar en periodo,sine die,de Misa Impedida.
    Siempre que Dios Cierra puertas,- o Permite que otros las cierren,Concede la Gracia
    de que recurramos abrir ventanas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *