PUBLICIDAD

La debida obediencia en el poder piramidal del Vaticano, la mafia de ‘San Chicago’, el Papa Francisco con Benigni en Pascua.

|

Viernes de cuaresma, ni en Navidad, ni en Pascua, cede la presión informativa, hasta el punto que la escuadra de esta Specola no se puede dar un respiro. No queremos dejar que la actualidad se nos pase, es uno de los aspectos que más controlan la autoridad, en la iglesia y fuera de ella. Los que mandan cuentan con que no tenemos mucho tiempo y unas noticias se comen a otras. Nacimos para seguir la actualidad e ir creando un archivo de noticias que nos van marcando la temperatura de tiempos tan turbulentos.

Seguimos con muchos artículos sobre el proceso Becciu y las novedades aportadas por el secretario de Becciu.  Más de cuatro horas y media para el interrogatorio del sacerdote que fue secretario de los dos últimos Sustitutos de la Secretaría de Estado. Las novedades son que el  Papa Francisco levanta el secreto pontificio  al cardenal Becciu sobre el «asunto Marogna», parece que solo para esto,  y se  ha abierto un expediente sobre la financiación Conferencia Episcopal Italiana a la diócesis de Ozieri. No tenemos dudas de que todos los implicados se escudaran, con razón, en que actuaron siguiendo indicaciones superiores a las que no podían oponerse. Es evidente que el Papa Francisco sabía , nunca sabremos con qué detalle,  y tomo decisiones. Una orden del Papa es ley e indiscutible por muy absurda que pueda ser y toda callar y ejecutar.

En el Vaticano se han vivido, y vemos que se siguen viviendo,  episodios rocambolescos. Todos recuerdan la modificación de la cubierta del palacio de Sixto V, el palacio apostólico, para construir los desconocidos y hoy decadentes ‘jardines colgantes’. El ciclópeo edificio no estaba pensado para semejante coronamiento y eso provoco que Juan Pablo II tuviera que vivir un largo periodo en la torre de San Juan para sujetar la ruina. Mucho más vivible para todo el mundo es el desplome del cuartel de la Guardia Suiza que se inclina sobre territorio italiano por unas obras que lo sobrecargaron y que al final ha llevado a pensar en su derribo como solución a tamaño disparate. Una orden del Papa puede ir incluso contra la ley de gravedad, pero nadie la discutirá jamás e incluso alabarán la genialidad, a finde de cuentas el dinero lo pone el sufrido pueblo de Dios.

El tema del inmueble de Londres cada vez es más claro y todo apunta a que estamos ante una inversión importante que el Papa Francisco siguió personalmente jugando a broker blanco con resultados muy negros. La gracia de estado no llega a esto, bastante tiene con lo del estado como para agraciar todas la ocurrencias del pontífice reinante. Veremos el resto de declaraciones, todo apunta a que hicieron lo que indico la ‘autoridad superior’ , aun entendiendo que era una barbaridad.

Carlino,  el Secretario de Becciu,  declara que no movió un dedo sin contar con la autorización de los superiores, que Becciu ha informado constantemente al Secretario de Estado y especialmente al Papa Francisco,  con el que se reúne cada semana, que el Papa estaba tan satisfecho con el resultado que pagó una cena de celebración en un lujoso restaurante, les aseguramos que muy lujoso y caro,  de pescado romano la noche que se cerró el pago de 15 millones de euros a Torzi. El  Papa Francisco está en el centro del proceso del Vaticano y «planteó preguntas sobre por qué los funcionarios del Vaticano de bajo rango han sido acusados ​​y sus superiores no lo han sido, dada la jerarquía y la forma en que se ejerce la autoridad, decisión y obediencia en la Santa Sede». Cuanto más sabemos , peor es, tanto la materia del proceso como el proceso en sí mismo.

Los movimientos de cara al próximo cónclave continúan y al reciente informa ‘demos’ de suma que un grupo selecto de altos prelados estadounidenses, junto con el nuncio apostólico y funcionarios de la curia vaticana, se reunieron recientemente en secreto en Chicago para «comprender el espíritu de lo que llaman ‘oposición’ al Papa Francisco» y promover la ideología del Vaticano II. Los días 25 y 26 de marzo, mientras el Papa Francisco presidía el acto de consagración de Rusia y Ucrania, se llevó a cabo en la Universidad Loyola de Chicago una conferencia titulada Papa Francisco, Vaticano II y el camino a seguir. Los participantes habían sido invitados selectivamente. También estuvieron presentes miembros de los medios católicos y «obispos centristas dispuestos a confrontar». Nombre como  O’Malley,  Maradiaga,  el nuncio en Estados Unidos, el arzobispo Christophe Pierre y la monja del Vaticano,  Nathalie Becquart,  clave en el Sínodo sobre la sinodalidad. Asistieron Cupich,  Tobin, los arzobispos Rozanski, Wester,  Thompson,  González Nieves y Cabrejos Vidarte, presidente de la Conferencia Episcopal Latinoamericana.

El objetivo confesado de la conferencia era vincular «la oposición» al Papa Francisco con la oposición al Concilio Vaticano II: «Queremos mostrar que la oposición al Papa Francisco, no universalmente, sino en gran medida , es la oposición al Vaticano II. Francisco está tratando de cobrar el cheque que emitió el Vaticano II: la sinodalidad era lo más importante”. El mismo Maradiaga,  arrojó más luz sobre la reunión y dijo que se llevó a cabo para «comprender el espíritu de lo que ellos llaman ‘oposición'». «Tenemos lo que llaman ‘oposición’ al Papa»,“Está tratando de construir muros, retrocediendo, mirando la liturgia antigua o tal vez cosas anteriores al Vaticano II”.

Maradiaga se quejó de que «el Vaticano II es desconocido para muchas de las generaciones más jóvenes», y agregó que «es necesario volver atrás y ver que todas las reformas del Papa Francisco tienen sus raíces en el Vaticano II». Los títulos de las ponencias : «Oposición a Francisco arraigada en el abandono del Vaticano II como fuente de renovación» de Faggioli; “Recuperación de la tradición moral e intelectual de las guerras culturales” de Lysaught; “El dinero, los medios y las redes que se oponen al Papa Francisco” del Padre Massa; “Ideas pastorales y teológicas para la colegialidad afectiva con el Papa Francisco y la recepción del Vaticano II” del teólogo del Boston College Hosffman Ospino. No es extraño que mucho piensen que «Estados Unidos parece tener su propio grupo de Sankt Gallen».

Otro terremoto en el Vaticano, el Papa Francisco  estará en Rai1 la noche de Pascua con la colaboración de Roberto Benigni. “Es la historia de algunos personajes del Evangelio contada por el Papa también a través de las grandes obras maestras del arte. Y con una aportación de Benigni. Una producción del Departamento de Comunicación de la Santa Sede en colaboración con Rai Cultura, en línea con una idea de servicio público que en los últimos años se ha mostrado insustituible desde la pandemia hasta la guerra”.

«¿No es este el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada».

Buena lectura.

Processo Londra, «Fu il Papa a dire di trattare con Torzi», interrogatorio fiume di monsignor Carlino

“Papa Francesco a Pasqua su Rai Uno per un viaggio inedito nel Vangelo, con Roberto Benigni”: l’annuncio di Fuortes

Intervista ad Alexey Komov: la Russia sta difendendo la sua sovranità.

Mafia di San Gallo in salsa americana. Riunione semi-segreta di prelati e laici progressisti per “capire l’opposizione a papa Francesco”

Maria, l’Occidente, gli Errori della Russia. In Difesa di Viganò, Barbara J. Farrah.

Processo Becciu, Palazzo di Londra. Tante Strade Portano al Papa…

Vita, lezioni, pregi (e limiti) di Joseph Ratzinger-Benedetto XVI

Comentarios
3 comentarios en “La debida obediencia en el poder piramidal del Vaticano, la mafia de ‘San Chicago’, el Papa Francisco con Benigni en Pascua.
  1. «un grupo selecto de altos prelados estadounidenses, junto con el nuncio apostólico y funcionarios de la curia vaticana, se reunieron recientemente en secreto en Chicago para «comprender el espíritu de lo que llaman ‘oposición’ al Papa Francisco» y promover la ideología del Vaticano II.»

    1. En mi opinión, el Concilio Vaticano II sólo fue PASTORAL, nunca jamás dogmático, y por tanto, está superado en muchos puntos por la realidad actual del 2022. Por otro lado, el Concilio Vaticano II ha de interpretarse conjuntamente con todos los demás concilios, sobre todo el más importante, el dogmático de Trento.

    Hoy vivimos una sociedad altotecnológica de grado medio (en 1969 se llegaría a la Luna) y en 1965 se vivía en una sociedad mediotecnológica de grado máximo pero con carencias: no tenían internet, Inteligencia Artificial, móviles, informática avanzada, y pronto habrán ordenadores cuánticos y centrales nucleares de fusión.

    Además, en 1965 todavía existía la Guerra Fría con la crisis de los misiles de Cuba de 1962. El clima de la Iglesia era de una mentalidad de preguerras (guerras mundiales de 1914-18 y 1939-45) con la descolonización de África que terminó en 1960, con 17 países independientes.

    Era una época bastante infantil y adolescente, incluyendo a Juan XXIII, Pablo VI y muchos Padres Conciliares, mientras la Virgen en Garabandal les chafaba la guitarra diciendo que la Iglesia iba en peligro… eran unos años típicos del «lo queremos todo y lo queremos ya», con el movimiento hippy de la liberación sexual, las drogas, el amor libre y vivir bien de los papás de clase media-burguesa que pagaban las extravagancias. Empezaba además el Baby Boom… todo ya muy viejo, muy caduco, muy atrasado para hoy día…

    2. El problema que no dejaré de insistir, y que explica la actual situación de involución y grave crisis eclesial, es que Bergoglio es un heresiarca que está excomulgado latae sententiae non declarata con sede impedida, por causa de la aprobación de la comunión y absolución de los divorciados impenitentes, aprobado por Amoris laetitia en 2016 (n. 305, notas 336-351), y elevado a magisterio auténtico por el Rescripto de 5 de junio del 2017, publicado en el AAS del 7.10.16. Se suma su omisión en contestar a las Dubia del 2016 y a las docenas de correcciones fraternas, y a la omisión disciplinaria respecto a los obispos implementadores de la herejía: Roma, Las Marcas, Piamonte, Valle de Aosta, Sicilia, Lisboa, Oporto, Braga, Coimbra, Fátima, Leiria, Malta, Bélgica, Alemania y Buenos Aires. Junto a la culpa de Bergoglio está la culpa por omisión del deber de corregir al Papa, protagonizado por casi todos los cardenales del Colegio Cardenalicio, y por la mayoría de los obispos del Colegio Apostólico. Junto a Amoris laetitia se suma la idolatría de la Pachamama del 2019 y Traditionis custodes, los pactos secretos con el comunismo y la Iglesia Patriótica china, la no prohibición de comulgar al abortista Biden, la debilidad profunda de Bergoglio en no corregir las desviaciones del camino de perdición antisinodal alemán…

    Ello hace que Marx y todos los obispos alemanes cismático-heresiarcas se envalentonen y vayan avanzando cada vez más, con mayor arrogancia y orgullo teutón, en su cisma herético. Saben que Bergoglio está también fuera de la plena comunión con la Iglesia Católica, y esta circunstancia será recordada en su tiempo propicio y momento oportuno, cuando decidan romper de iuris la ya rota unidad en la verdad de la Iglesia Católica, pues ¿qué poder y legitimidad tiene un Papa heresiarca y excomulgado en ir contra heresiarcas excomulgados alemanes? Excomulgado no excomulga… y de otro lado, los escándalos también minan la legitimidad moral, como lo casos Zanchetta, Becciu… cuando llegue todo ello al punto de maduración y cristalización (herejías, errores, mala administración, omisiones), empezará la catarata de sucesos rápidos al cisma…

    Por ello Bergoglio debería de contestar a las Dubia, y consagrar de verdad a Rusia al Inmaculado Corazón de María en unión con todos los obispos para su conversión espiritual, para que se conviertan las 16 Iglesias autocéfalas de la Ortodoxia, en especial la más poderosa, la rusa. Hay que recordar que los ortodoxos no creen en el dogma de la Inmaculada Concepción de María de 1854, pues ellos sólo creen los 7 primeros Concilios y en la doctrina común hasta el 1054… por eso se consagra Rusia al Inmaculado Corazón de María, para que se conviertan al catolicismo.

  2. Al parecer, lo de Chicago es la nueva versión de la «Mafia de San Galen».
    Cualquiera con un mínimo de sentido común se hubiera dado cuenta de que Francisco aprobó la compra nefasta del edificio de Londres. Una empresa, por ejemplo, no contempla que funcionarios menores gasten tama´ña cantidad de dinero si la aprobación del mandamás. ¿Y la cena de lujo, cómo compagina con la «Iglesia pobre para los pobres»? Luego, uno se pregunta cómo este cardenal tiene tan poca verguenza después de haber engañado a una señora para que invirtiera su dinero en otro fraude de Londres.
    ¿Desde cuando la moral católica obliga a un súbdito a obedecer órdenes absurdas de un superior? ¿O uno al llegar a ser funcionario del Vaticano ha de dejar su conciencia y el sentido común a la puerta? Se promulgó la supuesta reforma de la Curia y lo único se cambió es la posibilidad de que laicos y laicas pudieran dirigir dicasterios, y despue´s de 9 años de reuniones de tiempo perdido, no han logrado arreglar este despropósito de la obediencia ciega? Lo de los jefes de dicasterios laicos, a mi parecer, es un ataque al gobierno de la Iglesia que se basa en el Sacramento del Orden.

  3. Je,je.
    Una vez más se cumple aquello de que Dios Castiga sin palo ni piedra.
    En cuanto a lo de ligar tanto al cardenal Bergoglio con el vaticanazo segundo,flaco favor hacen a éste último:Si hay algo salvable en semejante «tenida»,desde luego ello no está en las actuaciones de semejante botarate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.