PUBLICIDAD

La crisis sin fin del estado Vaticano, las simpatías internacionales del Papa Francisco, excomunión a Biden, mártires nigerianos.

|

Estamos viviendo momentos sorprendentes en muchos aspectos en la vida del micro Estado Vaticano. Aparentemente todo es igual pero realmente todo ha cambiado. El bullicio del los miles de turistas que inundaban cada mañana el paisaje del Vaticano y sus alrededores no regresa. Los movimientos de la curia, que antes se escondían entre los visitantes anónimos, son ahora mucho más visibles. Los problemas se le acumulan al papa Francisco. Estamos llegando a un punto del pontificado donde pocas cosas se han resuelto y otras muchas siguen en carne viva. Pasados estos años, seguimos esperando reformas revolucionarias que no aparecen, y nos tememos que ya no aparecerán. Los escándalos de pontificados anteriores han desaparecido cubiertos por los del actual. La situación se complica de tal manera que hasta incluso el tema de los abusos a menores está pasando a un segundo plano, que ya es decir.

Por empezar por un tema de casa, el papa Francisco se enfrenta a una crisis económica inédita en la vida del Estado Vaticano. Desde la creación del Estado en 1929 el dinero fácil ha estado siempre a disposición. Los dineros recibidos de los pactos lateranenses se dividieron entre inversiones financieras de todo tipo y en la construcción todas las instalaciones del nuevo Estado. Los tiempos de esplendor del afán constructivo del pontificado de Pío XI llegaron hasta el final del pontificado de Pío XII, a partir de ahí se ha vivido una espiral de crecimiento de gastos que ha hecho estirar los recursos hasta límites imposibles y lo que parecía inagotable se ha agotado. El patrimonio inmueble, un verdadero colchón para las finanzas del Vaticano, se ha hecho viejo, se ha depreciado su valor en el mercado y el mana de sus alquileres ya no es tan rentable como era. Todo lo que se perdía por un lado se iba ganando por otro. El fenómeno del turismo de estos últimos decenios ha irrumpido en nuestras vidas con gran fuerza como fenómeno de masas. El turismo ha cubierto las vergüenzas de las cuentas vaticanas durante los últimos decenios, con gastos crecientes e ingresos paralizados, pero el mana ha dejado de fluir. Pasan los meses, la peste no desaparece, los turistas no vuelven y las cajas siguen vacías.

La temida reducción de gastos tendrá que llegar con fuerza y será muy dolorosa, no queda otra, porque supondrá sobre todo la expulsión de muchos trabajadores. El gasto fundamental del Vaticano, en torno a un 80 %, es el salario de sus miles de trabajadores. Podemos llegar a vivir situaciones dramáticas en la que muchas familias que daban por descontado que no tendrían problemas en su vida por trabajar en un puesto tan seguro y estable como el Vaticano se pueden encontrar en situaciones complicadas. No olvidemos que el Estado Vaticano es un país extracomunitario y que por lo tanto no goza de las coberturas laborales y sociales de nuestros países europeos. El tener buena relaciones con el vecino gobierno de Italia es fundamental en estos momentos porque es el único que puede ayudar a sacar las castañas del fuego, la casi totalidad de los trabajadores del Vaticano son italianos que trabajan en un país extranjero.

Tenemos la deformación de pensar que la inmensa mayoría de trabajadores corresponden a los que trabajan en la curia romana y no es así, la mayoría  son del sector servicios y se dedican básicamente a atender a los miles de turistas y negocios de la ciudad del Vaticano, poco tiene que ver todo esto con la finalidad fundamental de la Iglesia Católica. Las congregaciones romanas tienen muchos menos trabajadores de los que pensamos,  solo el museo del Vaticano tiene 1000 empleados en su plantilla y el cuerpo diplomático cuenta con unos 600 empleados. Este será uno de los temas fundamentales que habrá que tratar con dureza pasado el periodo estival.

El otro problema serio son la relaciones diplomáticas y los equilibrios a nivel internacional, las complicadas relaciones chinas, el odio manifiesto a los actuales gobiernos llamados soberanistas, el acercamiento a posiciones claramente de izquierdas en países sudamericanos, el alineamiento sin fisuras con el nuevo orden mundial de la actual administración del Vaticano… nos está poniendo en una situación difícil ante un previsible cambio de escenario. Es otro de los temas que preocupa y mucho. La mítica independencia del Vaticano en temas políticos está seriamente dañada en estos últimos años al alinearse con unas determinadas posiciones políticas.  Si se produce un cambio, y este se puede producir, al menos en algunas partes importantes del mundo, será muy difícil reconducir las cosas mientras no cambien los defensores de las posiciones actuales.

Nos seguimos enfrentando son los continuos escándalos financieros del Vaticano que están dañando su imagen hasta límites inconcebibles y reduciendo el nivel de ingresos por donaciones, siempre escaso, a límites nunca vistos. La solución no puede venir por aquí porque nadie se cree que se respete la voluntad de los donantes.

Burke, el cardenal norte americano, pide la excomunión para Joe Biden, sus posiciones descaradas a favor de aborto son incompatibles con el sentimiento católico de miles de americanos. Se proclama católico pero defiende posiciones que se encuentran en las antípodas de la moral católica. El mundo al revés que vivimos hace que sin embargo es el candidato preferido de la actual administración de Vaticano en contraposición al odiado Trump.

Los obispos de Nigeria se están cansados y llaman a la autodefensa a los católicos. Llevamos demasiado tiempo sufriendo todo tipo de persecuciones por parte de los hermanos musulmanes. La propaganda oficial nos quieren vender un islam que no es real y asistimos a la matanza sin cuartel de miles de cristianos, ante la indiferencia de tantos y el silencio de los propios.

La epidemia está haciendo aflorar las debilidades de una sociedad enferma. Es evidente de que no es el único mal que nos afecta pero sí está siendo el detonante que nos hace ver tantos otros.  No sabemos cómo evolucionará todo esto, si tendremos la soñada vacuna y cuándo, por ahora, los contagios siguen, los muertos oficiales aumentan y no vemos la salida del túnel.

«Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo, si cada cual no perdona de corazón a su hermano».

Buena lectura.

Card. Burke scomunica Joe Biden/ “Comunione a cattolici pro aborto e gay? Sacrilegio”

CATTOLICI IN NIGERIA. I VESCOVI CHIAMANO ALL’AUTODIFESA.

La commissaria Onu per i diritti umani dal Papa. La Bachelet chiese perdono ai Mapuche e sua figlia arrestata perché li difende

Campo rom sgomberato, l’elemosiniere del Papa porta la cena ai nomadi

Il cardinale Krajevski soccorre i rom sgomberati dal Foro Italico

Viganò: Vaticano II e papato sono diventati cavalli di Troia

Coronavirus, Papa: «Senza la cura degli ultimi il mondo non guarisce»

tutti-i-guai-di-papa-francesco

Covid, Papa: «Non è unica malattia, bisogna combattere patologie sociali»

UN SECONDO VESCOVO CRITICA L’ABORTO-FAI-DA-TE. 224 TACCIONO.

“Ecco perché da omosessuale dico che il Pdl Zan è profondamente discriminatorio”

ABORTO. FINE DELL’IPOCRISIA: ELIMINARE UN UMANO SI PUÒ.

 

18 comentarios en “La crisis sin fin del estado Vaticano, las simpatías internacionales del Papa Francisco, excomunión a Biden, mártires nigerianos.
  1. * Al Vaticano le está pasando lo mismo que al desgobierno de España:
    * Se puede echar LA CULPA AL COVID DE LA CRISIS Y LA RUINA, DEL vaticano y de españa, pero los actuales «gobernantes» (es un decir), tienen la mayor parte de la culpa por su inacción, incompetencia, etc.

  2. Con la soñada vacuna hay que abrir bien los ojitos, no sea que Bill Gates nos llene el cuerpo de porquerías muy bien calculadas para hacer avanzar el Nuevo Desorden Mundial. A ver si nos tomamos un poquito de trabajo para informarnos sobre esos temas, que los tiempos no están para abrir la boca con el riesgo de las cosas que pueden caer adentro de ella.

    1. Coincido con usted. En muchos países ya se está hablando de la tecnología 5G, y con la implantación de una vacuna que funciona con radiofrecuencia pasiva, y en la vacuna subcutánea tinta que permite trasmitir identidad y ubicación y va a ser necesario contar con la vacuna para poder comprar o vender, ya lo había anunciado San Juan en su revelación

  3. Siempre las acciones de los obispos se presentan aisladas para quitarle toda fuerza y para simular una oposición que no existe porque no se realiza en comunidad de fe un caso más de ello es el de Burke contra el pro aborto e ideología de género supuesto católico y candidato demócrata a la presidencia Joe Biden aquí se hace sólo como si fuera un acto personal o una posición personal para mantener dentro del sistema a los que son verdaderos católicos simulando los obispos una oposición que brilló por su ausencia durante ocho años y que hoy como señala Specola empiezan a recoger sus frutos de sembrar vientos cosechan tempestades para la Iglesia y esto de sembrar vientos viene desde el CVII y aún antes pero se sigue con el intento de engañar y mentir y no se tiene fe en la verdad porque no se cree en Dios y cuando se comportan de manera tan astuta lo hacen como hijos de la oscuridad. Lo único positivo es que el ignorante activo dejó de mostrarse tan activo y que el proceso progre parece un poco detenido por la cuarentena del NOM. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  4. Lo de Nigeria pasa de castaño oscuro, y empeora por momentos. Y el silencio de la jerarquía duele, duele mucho. Ante un plan en marcha para el exterminio físico completo, el cristiano tiene el derecho, y el deber, de autodefenderse, a sí mismo, a su familia y a su fe. En conciencia, así debe hacerse. Es algo que excede de lo puramente individual, de lo terrenal, de lo político: es cuestión de salvar el alma.

    1. Que extraño los cristianos de los primeros siglos no pensaban en autodefenderse, seguian el ejemplo de Cristo, eran despojados de sus bienes, de sus posiciones politicas, de sus puestos en el ejercito, pero siempre ponian la otra mejilla, su mansedumbre y dulzura ante el estado pagano romano que a ratos les toleraba, y a ratos les perseguia despiadadamente no tuvo respuesta en tres siglos de cristianos armados defendiendo su propiedad o el honor de sus esposas e hijas que eran violentadas injustamente. Tu estas pensando como Pedro, no como Cristo.

      1. Me parece que usted no entendió lo de «poner la otra mejilla» y, basándose en su Cursillo acelerado de Teología por la Komplutense pableril, ha recurrido mayormente a una interpretación literal. Obviamente, el resultado es que no ha entendido nada de nada. Usted invoca una imagen totalmente tergiversada de Cristo. Cuando Él exhortaba a la mansedumbre no nos estaba pidiendo que fuésemos unos eunucos con horchata en las venas, ni unos pánfilos miramelindos, ni unos moderaditos inofensivos, sino personas que acatan dócilmente la voluntad del Creador. Igualmente, cuando emplea la imagen retórica de poner la otra mejilla no nos está pidiendo Cristo que nos convirtamos en unos seres pasivos que se dejan vapulear por sus agresores, sino que nos recuerda que Dios está con quien recibe una agresión por su causa; y que debemos hacérselo ver al agresor, para que entienda que el daño de su bofetada es ínfimo, comparado con el beneficio de la caricia de Dios. Que Jesús fue misericordioso y compasivo ante las debilidades del prójimo es cierto e indudable; pero que fuese ese ser almibarado y merengosín que pretenden ciertos hipócritas, una especie de paladín del pacifismo más bobalicón y soplagaitas, es falso de toda falsedad. Jesucristo fue el Cordero de Dios, pero también el León de Judá; y de sus rugidos y zarpazos están llenos los Evangelios.

      2. Carles, Santo Tomás de Aquino, seguido de una larga lista de teólogos, sostienen que «quien sufre la muerte por el bien común, pero sin relación a Cristo, no merece la aureola, pero si su lucha está referida a Cristo merece la aureola y es Mártir, como por ejemplo aquellos que defienden la república del ataque de enemigos que buscan liquidar la fe en Cristo, muriendo por esa causa” . Por tanto, el martirio no está reñido con la legítima defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *