La crisis planetaria del Papa Francisco, Formula 1 en el Vaticano, la monja antivacunas, el prelado condenado, orgullosos de nuestros santos.

|

Estamos a jueves y ya conocemos la entrevista  a la cadena de radio de los obispos españoles del Papa Francisco. Sin gran repercusión en la prensa italiana hasta el punto que nos enfrentamos a un día pleno de otras noticias. Por comodidad nuestra y pensamos que por claridad para los lectores que siguen las noticias diarias hemos pensado, sin que sirva de precedente, ofrecer hoy dos de nuestras ‘Specolas’, la normal y otra dedicada a las noticias sobre la entrevista.

Durante el saludo en italiano de la audiencia general de hoy, con un aula Pablo VI llamativamente vacía, el Papa recordó la cita para la Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación: «Hoy celebramos la Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación, es el comienzo del tiempo de creación que finalizará el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís ”, cuyo tema gira en torno a la ‘casa común’: ‘¿Un hogar para todos? Renovar el Oikos de Dios ‘. «Junto a los hermanos y hermanas de las distintas confesiones cristianas oramos y trabajamos por la casa común en estos tiempos de grave crisis planetaria».  «Junto con el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, hemos preparado un mensaje que será difundido en los próximos días».

El Vaticano tiene  0,44 kilómetros cuadrados de superficie y 932 ‘nacionales’, es el estado más pequeño del mundo y ha decidido albergar una de las carreras más duraderas y prestigiosas en su interior en la historia del automovilismo: Fórmula 1. No es la primera vez que se celebra una carrera de coches dentro de las fronteras del Vaticano. En junio de 1929, por iniciativa del Papa Pío XI, ya entre los organizadores del Rally de Montecarlo, el cardenal secretario de Estado Pietro Gasparri y Benito Mussolini celebraron la firma de los Pactos de Letrán con una carrera que se disputó en la Piazza San Pietro, alrededor del obelisco: Gasparri al volante de un Bugatti 35B azul, Mussolini al volante de un Alfa Romeo P2 rojo. Mussolini consiguió la pole position, pero la carrera la ganó Gasparri, quien durante un adelantamiento excomulgó los neumáticos de Alfa Romeo desinflándolos instantáneamente, lo que provocó que el duce perdiera diez vueltas para el cambio completo de neumáticos. El nuevo circuito del Vaticano tendrá 3 kilómetros de longitud y 100 vueltas, el ancho de la pista varía de 10 metros a 2,5 metros, los adelantamientos serán extremadamente raros en el circuito del Vaticano. Se discute la elección de las monjas como azafatas, ya que se sabe que traen mala suerte si están en grupo.

<

Una monja antí vacunas denunciada por su hermano médico: «Desobedece al Papa Francisco». Harto de la vacilación de su hermana, el médico, de 72 años, escribió un correo electrónico a la Diócesis: “A pesar del llamamiento a la vacuna del Papa, de los obispos y del presidente Mattarella … tienes una guarida de No Vax que empuja en este sentido hasta con fotos y apela al límite del ridículo. Es el monasterio de Montegalda con la madre superiora que vive de su celular y de la cotidiana y tonta propaganda No Vax. La gloria suprema es que ella es mi hermana». La respuesta de la diócesis: “El propio obispo  se ha manifestado en varias ocasiones por esta elección responsable hacia uno mismo y hacia los demás…» La monja no-vax, de 77 años, parece estar a punto de revisar su elección. “Sí, es cierto, no estoy vacunada, pero en septiembre creo que lo haré».

Monseñor Pietro Amenta da Matera, de 55 años, juez de la Sacra Rota, decidió negociar la pena de un año y dos meses (con suspensión de la pena) por la acusación de violencia sexual y pornografía infantil digital. Los hechos se remontan al 2 de marzo de 2017, cuando el alto prelado abusó sexualmente de un rumano. El joven había ido a buscar a su prometida  cuando de repente un hombre cubierto de gafas y lo agarró por los genitales. La víctima grita, pero el hombre no cambia de opinión y vuelve al ataque cegado por sus pasiones. El prelado recurre al  clásico: «No sabes quién soy …», pero en ese momento llega un policía que lo bloquea y lo identifica como Monseñor Pietro Amenta. La policía encontró imágenes de pornografía infantil en su computadora. No salimos de una y entramos en todas.  Además del caso de Amenta, el mismo Promotor de Justicia vaticano se ocupó en ese tiempo de Monseñor Carlo Alberto Capella, de la nunciatura en Washington, condenado y en paradero desconocido.

La Iglesia es otra cosa y no nos podemos quedar en estos tristes ejemplos. Terminamos con María Cristina Cella Mocellin sufrió un sarcoma en la pierna justo cuando estaba embarazada por tercera vez y  tomó de forma natural y consciente la decisión de «suspender la atención» para ella y su salud, llevando a cabo el embarazo de tal manera que no hubiera peligros para el bebé. No es un sacrificio, sino un gesto de amor. Un una carta dirigida a su hijo: «Me opuse con todas mis fuerzas a renunciar a ti tanto que el médico ya entendió todo y no añadió nada más. Riccardo, eres un regalo para nosotros. María Cristina ya es «venerable».  María Cristina Cella nació en Monza el 18 de agosto de 1969,  se enamora ya los 17 años elige comprometerse, teniendo siempre presente su fe. A los 18 años apareció la grave enfermedad, que no le impidió terminar sus estudios secundarios iniciando  los universitarios. A los 22 se casó y 10 meses después nació su primer hijo, Francesco, seguido al año y medio por una hermana pequeña, Lucía. En el otoño de 1993 quedó embarazada por tercera vez, pero en ese período reapareció el sarcoma en la pierna que la había golpeado 5 años antes. María Cristina y su esposo deciden juntos posponer la quimioterapia hasta después del nacimiento, para no dañar la vida del feto. Riccardo nació, muy sano, en julio de 1994 y luego María Cristina inició los tratamientos más fuertes e invasivos, el 22 de octubre de 1995 regresó a la «casa del Padre».

Por qué será que nos resulta tan fácil ver la mano de Dios en ejemplos heroicos como el de María Cristina y nos cuesta tanto ver la iglesia de Jesucristo en otras cosas.

«Rema mar adentro, y echad las redes para pescar.»

Buena lectura.

Violenza sessuale: condannato giudice della Sacra Rota Pietro Amenta

Suora No Vax denunciata dal fratello medico: “Disubbidisce all’appello di Papa Francesco”

Per gli 007 la crisi afghana rischia di scatenare una nuova stagione di terrorismo. Roma e Vaticano nel mirino

Le Notizie dal Futuro: anche il Vaticano avrà una gara di Formula1

Cura del creato, papa Francesco annuncia un messaggio comune con patriarca Bartolomeo e arcivescovo di Canterbury

Papa Francesco ai fedeli: state attenti alle rigidità

Il Papa, il latino e i limiti della pastorale della nostalgia

«Venerabile» la mamma che scelse di morire per poter salvare il figlio

Comentarios
2 comentarios en “La crisis planetaria del Papa Francisco, Formula 1 en el Vaticano, la monja antivacunas, el prelado condenado, orgullosos de nuestros santos.
  1. La noticia de Amenta y Capella es de hace tres años, es un poco extraño que la traiga ahora. Menos mal que no menciona a Pell, que aparece en la misma noticia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *