¿La cisma alemán se extiende?, las prioridades del Vaticano, los malos ejemplos del Papa Francisco, las armas de Parolin.

|

Empezamos con el  ‘cisma alemán’ tema estrella en este momento.  Un cisma es una cosa demasiado seria como para tomarla con frivolidad, el hecho de que estemos utilizando ya la palabra de forma habitual es preocupante,  la sensación es que lo tiempos apremian. La llamada Vía sinodal someterá las enseñanzas de la Iglesia al voto mayoritario,  en nombre de los «estándares de una sociedad democrática», imponiendo «que las recomendaciones y decisiones adoptadas por una mayoría sean apoyadas incluso por quienes votaron de otra manera». La mayoría de los obispos alemanes han entrado en un desastroso viaje hacia el cisma con peligros reales para toda la Iglesia. En la Revuelta Protestante la Santa Sede tardó en reaccionar, como sucede ahora,  y en aprovechar los auténticos movimientos de reforma, como también sucede ahora, ¿Estamos a tiempo de  evitar una catástrofe para toda la cristiandad ? Es el tiempo de actuar o dejaremos a los católicos del siglo XXI sumergidos en un cisma de consecuencias imprevisibles.

Si bien la estrella es el cisma alemán no podemos olvidar que hay luces de emergencia en todo el planeta. Las noticias de hoy nos indican en qué ‘prioridades de agenda’ está sumergida la actual administración del Vaticano tan lejos de su sentido ‘fundacional’.

Ya está en marcha la preparación de la 49ª Semana Social de los Católicos Italianos, programada en Taranto del 21 al 24 de octubre de 2021, el tema «El planeta que esperamos. Medio ambiente, trabajo y futuro, todo está conectado». Las 78 diócesis italianas están preocupadas por los «Sitios de Interés Nacional para la Recuperación», registrados por el Ministerio de Transición Ecológica: “nuestras tierras, de norte a sur, están contaminadas por diversos factores, con amplias consecuencias en la salud, en particular de los jóvenes y los más pobres».

<

Las escuelas católicas, algunas, en Canadá, han perdido el norte y  en Ontario quieren que la  bandera arco iris ondee en todas las escuelas católicas durante el mes de junio, citando, faltaría más, al Papa Francisco que predica la «equidad e inclusión», para ocurrencias ya tenemos las pontificias scholas ocurrentes. Los hay con ideas más claras y piensan que:  «bajo ninguna circunstancia una escuela católica debe adoptar este símbolo político anticristiano», «Es derecho y obligación del obispo según el derecho canónico prohibir al consejo de Halton, junto con cualquiera de sus escuelas, usar el nombre ‘católico’ si procede con esta diabólica traición a Jesucristo y su santa Iglesia».

El padre Thomas J. Reese, SJ, ex editor de «América», la revista estadounidense de los jesuitas: “Aparte del sexo, nada es más debatido por los católicos que la liturgia. Todo el mundo tiene opiniones sólidas basadas en años de experiencia personal». «En las décadas de 1960 y 1970, el Papa Pablo VI implementó reformas litúrgicas revolucionarias basadas en el Concilio Vaticano II, pero después de su muerte en 1978, el Vaticano puso fin a los cambios. Ha llegado el momento de una segunda fase». «Se debe animar a todas las conferencias episcopales a reunir eruditos, poetas, músicos, artistas y pastores para desarrollar liturgias para sus culturas específicas. Cuando la liturgia está fuera de contacto con la cultura local, se vuelve aburrida y muere».  Mucho nos tememos que lo expuesto es un pensamiento mucho más extendido de lo que suponemos y sus preguntas van en la dirección del fin del sacerdocio: «¿Se puede separar la acción litúrgica del trabajo administrativo? ¿Todos los líderes litúrgicos tienen que ser célibes, hombres y empleados de tiempo completo? ¿Puede un diácono o un laico administrar la Unción de los Enfermos o escuchar confesiones? En una época en la que el número de sacerdotes está disminuyendo, es necesario afrontar estas cuestiones».

Y llegamos al capítulo de las originalidades del Vaticano y de las contradicciones en la escasa presencia pública del Papa Francisco.

Los medios nos intentan vender publireportajes del Vaticano como él no va más mundial. Todos recordamos las dos duchas, dos, una y dos, de los pobres en la plaza de San Pedro, los regalos de respiradores, uno o dos por país, eso sí con cámaras y autoridades, las visitas sorpresa del Papa Francisco retransmitidas en directo, los días de playa y pizza de invitación pontificia. Hoy nos venden, por segunda vez, la apertura del  Palazzo Migliori, cincuenta plazas de acogida de sin techo junto a la plaza de San Pedro. Lo empezó el limosnero, al final problemas, ahora lo reabre Sant’Egidio que tiene más tablas en estas actividades. Muchas parroquias y asociaciones hacen mucho más, pero la noticia, por segunda vez, son los 50 de San Pedro.

El domingo 11 de abril, el Papa Francisco se encontraba sin máscara saludando a los fieles que  también estaban sin máscara. Como si no estuviéramos en plena pandemia de Coronavirus o como si el virus hubiera desaparecido repentinamente del horizonte. Antes de la epidemia recordamos como el Papa Francisco rechazó el saludo de los fieles con dureza en Loreto, con explicación oficial:  «La razón es muy simple: higiene. Cuando hay largas filas de fieles, el Papa quiere evitar el riesgo de contagio para la gente. Así que no para él, sino para los propios fieles». Hoy en plena pandemia, con duras y discutidas normas de protección, el Papa Francisco se las salta. Al comienzo de la pandemia, cuando nos pedía obedecer las indicaciones de los gobiernos, continuó rechazando la máscara y entrando en contacto físico con los fieles, durante la segunda ola comenzó a tomar precauciones. Lo sucedido no puede ser un error o un fallo en la  seguridad,  el mismo Fisichella invita a quitarse la máscara. Sin duda lo sucedido fue un ejemplo, no sabemos si bueno o malo, no estaría de más que nos lo aclararan como lo de Loreto.

Parolin ha asistido a un encuentro sobre «Fraternidad, multilateralismo y paz» , el tema estrella que: «la Santa Sede alienta encarecidamente el compromiso de los Estados en la esfera del desarme y el control de armamentos hacia acuerdos duraderos en el camino hacia la paz y, en particular, en el frente del desarme nuclear». Como sucede siempre son estos discursos vacíos e irreales la realidad los barre en segundos. Parolin es la segunda autoridad civil del Estado Vaticano, pequeño, diminuto, sui generis, pero estado, y no le vemos la mínima intención de desarmar a su policía, la  Gendarmería, ni a su ejército, los suizos, que siguen defendiendo su territorio y sus habitantes, frente a invasiones y agresiones.  Hoy les ofrecemos unas  imágenes el «Grupo de Intervención Rápida» (GIR), de la Gendarmería del Vaticano, imágenes que pertenecen al entrenamiento en el patio del cuartel  tomadas por algún cabreado gendarme desde la escalera del edificio. Por si fuera poco, la Policía Estatal y el Ejército italiano protegen la Ciudad del Vaticano desde el exterior. No llegamos nunca a entender estos discursos que dan consejos urbi et orbi y no son capaces de poner en práctica las excelencias de lo aconsejado. La poca autoridad que queda, si es que queda alguna, se pierde como estas tonterías, máscaras obligatorias, pero yo no las uso, armas malísimas, pero las de los otros.

Siempre nos quedará Comastri y su rosario diario a partir del sábado 17 de abril de 2021 en directo a las 12.00 desde la Basílica de San Pedro. Las misas siguen suprimidas, no hay turistas, no hay fieles, no hay sacerdotes celebrando, toda la belleza de la inmensa Basílica se muestra inútil, ha perdido su finalidad y lleva el camino de convertirse en una sala más de los museos del Vaticano.

«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior?»

Buena lectura.

Ci sono armi e armi. Parolin: «La Santa Sede incoraggia l’impegno degli Stati nel disarmo». Lo Stato della Città del Vaticano non disarma, fortunatamente, per la sicurezza del Pontefice e dei residenti

Chiesa e post concilio: Perché sulla Messa p. Reese sj Afferma il Falso.

Cerca… OM, A. C., e l’Evoluzionismo al Lavoro nella Chiesa. Nuove Specie.

Canada / Proposta per issare la bandiera dell’orgoglio gay sulle scuole cattoliche

Giornata Mondiale del Circo: balsamo di salute per l’umanità

Cuartero. Il Baciamano che Sfida la Pandemia. Cosa Succede in Vaticano?

Nell’afflizione della pandemia con Maria non bisogna aver paura. Riprende da domani la preghiera del Santo Rosario con il Card. Comastri in diretta dalla Basilica di San Pietro

El Vaticano reconvierte el Palazzo Migliori en un centro para personas sin hogar

Rischio scisma tedesco: Il Vaticano intervenga ora, prima che questa infezione si diffonda altrove nella Chiesa.

Comentarios
2 comentarios en “¿La cisma alemán se extiende?, las prioridades del Vaticano, los malos ejemplos del Papa Francisco, las armas de Parolin.
  1. Ahora entiendo porqué la Biblia que es PALABRA DE DIOS,califica de abominación el pecado de la homosexualidad.
    Y porqué San Pablo a los Romanos dice,dignos de muerte quienes tales cosas practican,no sólo las practican sino también quienes aprueban a los que las practican
    Abominable,porque es anti natura,destruye el matrimonio ,la familia,putrefacta la moral de la sociedad y parte en dos la Iglesia de Cristo.

  2. “La llamada Vía sinodal someterá las enseñanzas de la Iglesia al voto mayoritario, en nombre de los «estándares de una sociedad democrática», imponiendo «que las recomendaciones y decisiones adoptadas por una mayoría sean apoyadas incluso por quienes votaron de otra manera».” Cuidado con los supuestos implícitos. Eso mismo es lo que han hecho y hacen una serie de clérigos nombrados desde arriba –en contra de la tradición de los primeros cristianos, que los nombraban desde abajo- y que se arrogan tener el monopolio del Espíritu Santo. Pero la Iglesia somos TODOS y no veo por qué esa mayoría vaya a tener “menos Espíritu Santo” que esos clérigos, que como están nombrados desde arriba, defenderán los intereses de los de arriba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *