La agenda del Papa Francisco, la blasfemia de la divinización de la tierra, la fase 3 en el Vaticano, Apocalipsis en Holanda.

|

No perece que el encierro le siente muy bien al Papa Francisco. Llevamos una pascua en que hemos vuelto de lleno a las filas de nuevo orden mundial y a la defensa de sus postulados aprovechando la peste para intentar imponerlos urbi et orbi. El virus está haciendo que los pensamientos velados se manifiesten con mucho más descaro. Vamos camino de los tres millones de infectados y de los doscientos mil muertos según las cifras oficiales de las Naciones Unidas que sabemos que tiran, y mucho, a la baja. Aquí los muertos no parecen tener importancia y mejor no menear el asunto porque podemos descubrir demasiadas vergüenzas sobre el grado de deshumanización al que ha llegado nuestra sociedad. No podemos pedir demasiadas sutilezas morales a los que defienden el asesinato de niños y postulan la legalización de la eutanasia. Es evidente que se está dejando morir sin la atención merecida a nuestros ancianos cuando más nos necesitan. Seria iluso pensar que podremos reconstruir la sociedad sobre una montaña de cadáveres como si nada hubiera sucedido. Los números oficiales bailan, pero hablamos de unos cincuenta millones de abortos al año en todo el mundo a lo que parece que nos hemos acostumbrado. No podemos pretender que una sociedad inmunizada ante esta masacre sea sensible con la vida de un enfermo o de un anciano. Nos hemos embrutecido tanto que nos cuenta ver las cosas con objetividad en medio de tanta sangre inocente que calma al cielo.

El Papa Francisco no está dispuesto a cambiar una coma de su agenda de gobierno y pretende seguir adelante como si nada sucediera. Estamos viviendo una pascua en la que todas las Misas deberían de ser un funeral colectivo por tantas familias que están perdiendo a sus seres queridos sin la posibilidad de llorar su ausencia. A nuestras autoridades todo esto no les parece interesar en absoluto, rezamos y aplaudimos, y es justo y necesario hacerlo, por los sanitarios, por el ejercito, por los niños confinados y nos olvidamos de nuestros muertos, los de ahora y los de antes. La peste está haciéndonos ver que somos una sociedad sin cimientos y los discursos del Papa Francisco de estos días nos dan a entender que se ha perdido el sentido de la orientación y, dada la reincidencia, no parece que se hay mucha voluntad de corregir.

Uno de los grandes logros de la Biblia, ya en el libro del Génesis, es que se priva a la ‘tierra’ del carácter sagrado reduciéndola a una creación de Dios, que no es poco, pero es lo que es. Los cielos y la tierra son creación de Dios y el ser humano está legitimado a dominarlos en su beneficio, lo que tiene poco que ver con abusarlos. La majadería de hablar en el siglo XXI de tratar mal a la tierra, de la pachamama, de pecados contra la tierra es una blasfemia sobradamente tipificada desde tiempos de Moisés. Es cierto que tenemos religiones paganas, y neo paganas, que siguen rindiendo culto a la naturaleza y hemos visto cómo incluso en el propio Vaticano parecen profesar simpatías a estas superadas creencias. En personas de una cierta inteligencia se supone que estas cosas las conocen y que por tanto si defienden las tonterías que tenemos que soportar lo hacen será porque les sirve para otros intereses inconfesables.

<

Las instituciones internaciones están demostrando su inutilidad ante la peste que nos afecta y quien está sacando las castañas del fuego son los servicios sanitarios nacionales y los viejos y superados ejércitos. Sí esperamos a que los teóricos engordados en Naciones Unidas nos resuelvan los problemas nos moriremos todos de hambre. Sí esperamos a que nos lleguen desde los viejos y sombríos dicasterios romanos las recetas para hacer presente a Dios en nuestro mundo nos moriremos esperando. Todos estamos aprendiendo, y no poco, de lo que esta sucediendo y estamos sacando inevitablemente las consecuencias por lo civil y por lo eclesiástico. Demasiados que pretenden mandar y muy pocos que quieren trabajar, y así las cosas no pueden funcionar.

Al fin, la reunión de ‘jefes de dicasterio’ preparando la fase 3, se supone que la vuelta a la normalidad, se celebró en el aula vieja del sínodo. Es todo un símbolo y pensamos que a Dios le divierten estas pequeñas cosas humanas. Está sala se encuentra en antiguos espacios del palacio apostólico adaptados después de Vaticano II para acoger las reuniones de la naciente institución del Sínodo de obispos. El aula nueva forma parte de la sala de audiencias Pablo VI y estamos más habituados a su imagen. El aula vieja está amueblada con parte, unos 150, de los sillones que ocuparon los padres conciliares en la Basílica de San Pedro en las sesiones del último concilio. En ellos empezó una época y en los mismos termina.

Los obispos europeos parece que pretenden seguir con la acogida de inmigrantes, malos tiempos para las fronteras abiertas.

En Holanda se han escuchado misteriosos sonidos celestiales que algunos interpretan como las trompetas del Apocalipsis. Nada dice el libro sagrado del lugar ni del tiempo, quién sabe, los extraños sonidos están registrados y sucedió en la descreída Holanda.

Sigue el debate sobre si es cierto, o no, que se está preparando una visita del Papa Francisco a Wuhan. Rumores y desmentidos en torno a la deseada visita del Papa Francisco a los amigos chinos.

El caso Pell y la función de la justicia es objeto de un interesante artículo que no deja muy bien ni al Vaticano ni a la justicia australiana.

Visto el malestar que ocasiona a tantos la Misa en latín, más si es por el rito histórico, será cosa de pensar que no es tan indiferente y que no está de más su recuperación en tiempos tan revueltos en que necesitamos volver a mirar a Dios.

«Soy yo, no temáis».

Buena lectura.

PG. I VESCOVI EUROPEI DANNO UN ASSIST AI NUOVI NEGRIERI.

Misteriose trombe apocalittiche suonano nei cieli dell’Olanda

VATICANO, L’ULTIMO HONEST BROKER CONTRO UNA NUOVA GUERRA FREDDA

Coronavirus, in Vaticano Papa Francesco prega per insegnanti e studenti

Notizie ricorrenti di una visita di Papa Francesco a Wuhan smentite sul Global Times da Sisci e Sanchez Sorondo

Matteo Bruni: rinviato a settembre 2021 il Congresso Eucaristico Internazionale in programma a Budapest

La scandalosa nomina della Cina nel Consiglio dei Diritti Umani dell’ONU

Il Genocidio Armeno iniziò 105 anni fa, le celebrazioni quest’anno solo virtuali per il coronavirus

Messa latino liberalizzata da Ratzinger, Vaticano sonda vescovi

Lo chef dei senzatetto del Papa: «Ristorante chiuso ma cucino per gli ultimi»

Non sempre la giustizia merita il «massimo rispetto» (vedi il caso Pell)

Cina e Vaticano, tra gay e Coronavirus

Il Vaticano si consacra all’ecologismo anti-umano

Francia – L’Arcivescovo denuncia, la polizia armata interrompe la messa

Bassetti, torni Eucarestia domenicale Presidente Cei, anche funerali e battesimi in «sicurezza»

ATTACCO ALLA MESSA IN LATINO? NON È ESCLUSO. LETTERA AI VESCOVI.

LE SCUOLE PARITARIE VALGON BENE UNA MESSA? CEI, SVEGLIA….

Comentarios
8 comentarios en “La agenda del Papa Francisco, la blasfemia de la divinización de la tierra, la fase 3 en el Vaticano, Apocalipsis en Holanda.
  1. En la diabolica agenda de Bergoglio estaba escrita con letras de escarnio la adoracion a la pachamama , Dios nos permita poder aniquilar la blasfemia en que se ha convertido el papado .

  2. Hay que rezar mucho por el Papa para pedirle al Señor que no le permita hacer su voluntad sino la de Dios. El lenguaje que utiliza es confuso, a propósito o no, pero como deja las cosas sin terminar el cierre queda libre o múltiple chance…(permite que la cola del chancho se coloque «a voluntad»).

  3. Qué Espera Dios de nosotros?
    Que nos portemos cual hijos.
    Viviendo con ojos fijos
    tanto en Él,como en los otros.
    Si nos creó por Amor,
    que llegó hasta la Locura
    de conocer Sepultura
    tras sufrir Muerte y Horror,…,
    Él,que es Dios de la Victoria,
    servido por Querubines;
    y no persigue otros fines
    que darnos su eterna Gloria…,
    bien merece ser amado
    con toda la mente y alma;
    y hacerlo es lo que da calma,
    paz y sentido acabado.
    Y amar a nuestros hermanos
    por ser hijos de Quien son;
    empeñados,con tesón,
    en ponerlos en sus Manos….
    Y esto es la vida,queridos:
    Amar a Dios,y a los otros;
    olvidarnos de nosotros,
    y educar nuestros sentidos.
    Sabiendo que es antesala,
    -si lo queremos-,del Cielo;
    que empieza ya en este suelo
    si huimos de vida mala…
    Sabiendo que las estrellas,
    que han salido de sus Manos,
    son fuegos fatuos y vanos,
    a pesar de sus centellas,…,
    al lado del Paraíso
    que Dios tiene preparado,
    con un Amor desbordado,
    para quien libre lo quiso.
    Que ni ojo vio,ni oyó oído,
    lo que que,con Él,nos aguarda:
    Ese Cielo que Dios guarda,
    para dársenos,Rendido…

  4. JESUCRISTO: «Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado» (Mateo 28, 19-20).

    FRANCISCO, 24 de abril de 2020 (y otras muchas homilías anteriores e idénticas): «Vayan a todo el mundo, anuncien el Evangelio a toda la creación, esto no quiere decir hacer proselitismo, como si yo fuese un equipo de fútbol, no. La fe no tiene nada de proselitismo, es ofrecerla para que el Espíritu, es con el testimonio, es con el servicio”. “¿Qué tengo que decirles? Nada, no tienes que decir nada. Tú tienes que vivir tu testimonio. La fe es transmitida pero no para convencer, sino para ofrecer un tesoro”.
    “Cuántas veces, en la Iglesia, en la historia, han nacido movimientos, agrupaciones de hombres o mujeres que querían convencer de la fe, convertir, pero eran proselitistas, y ¿cómo han terminado? En la corrupción”.

    JESUCRISTO: «Ciegos guiando a ciegos» (Mateo 15, 14).

    1. Cuántas veces, en la Iglesia, en la historia, han nacido movimientos, agrupaciones de hombres o mujeres que querían convencer de la fe, convertir, pero eran proselitistas, y ¿cómo han terminado? En la corrupción”.
      Sin ir mas lejos los Jesuitas!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *