«Francisco, repara mi iglesia ¿No ves que se hunde?», danza de brujas en Vaticano, los signos de Dios, el obispo impropio.

|

Están siendo días de prisas, silencios, rumores, miedos… en el micro estado pontificio. Todo hace recordar los tiempos de los Vatileaks y muchos viejos del lugar piensan que estamos ante el próximo. Octubre ha empezado con fuerza y continúa con una gran intensidad informativa.

Ayer era la fiesta de San Francisco de Asís, plantamos un árbol en los jardines vaticanos y se cayeron unos fragmentos del techo en San Pedro en plena celebración del Papa Francisco. Todo esto ha desatado las especulaciones de la Roma más castiza. En Roma las temperaturas son suaves pero las noches empiezan a ser otoñales y el fresco se nota y ya no estamos para perizonios amazónicos. En plena fiesta del santo de Asís hemos asistido a un ritual pagano de culto a la tierra, con la presencia o presidido por el Papa Francisco,  en lo que muchos consideran una danza de brujas. Por mucho menos, y con muchos y serios argumentos, en otros tiempos la inquisición hubiera encarcelado a todos los asistentes de muy malas maneras. Hoy los tiempos han cambiado, pero no creemos que guste mucho al tan citado y poco conocido San Francisco. Ni borrachos nos lo podemos imaginar danzando ante la madre tierra o rindiendo culto al árbol de la vida. Le pega mucho más la devoción a la cruz, la Santa Cruz, y a su meditación por medio del Via Crucis que él inventó y los franciscanos han propagado, la contemplación alegre del misterio de Belén con el nacimiento que introdujo con enorme éxito en la historia. Basta darnos cuenta del odio que sigue provocando en los enemigos de Dios tanto su cruz como la presencia del  nacimiento en Navidad, para ver que San Francisco sabía muy bien lo que se traía entre manos. Es evidente que se reirá de estas tonterías pero le apanarán sin duda.

La Basílica de San Pedro es el templo más grande de la cristiandad y va cumpliendo años. Su mantenimiento es complicado y continuo, cuenta con un equipo de técnicos que siguen su estado. Sus enormes dimensiones hacen que todo sea especial y que las técnicas aplicadas a otros lugares no siempre sirven. Ayer se cayeron unos fragmentos del techo del crucero izquierdo en plena Misa del Papa Francisco y se tuvo que evacuar el sector. Hasta aquí el hecho y ahora las interpretaciones. Según la tradición romana si un hecho no hace daño es un signo de Dios que algo nos quiere decir. El Vaticano, la colina vaticana, debe su nombre al lugar de los vaticinios y ya desde la antigüedad era lugar de brujas y adivinos. No todos los días pasan estas cosas y además con la puntería de que esto suceda en una Misa papal. Las interpretaciones romanas son muchas pero todas van en el sentido del enfado de Dios, las causas del enfado pueden ser muy variadas, pero enfado y no alegría a fin de cuentas. Que sí al arbolito y sus brujerías no le ha gustado, que si San Francisco vuelve a sostener la iglesia, como es representado en el sueño de Inocencio III,  para que no caiga y ha removido con su hombro los fragmentos,  y así hasta el infinito. Será un signo, o será un símbolo, pero el hecho lo recogen hoy todos los medios con mucho más interés que el sínodo amazónico y la danza de las brujas en el arbolito vaticano.

<

El último escándalo financiero entra en el capítulo de las interpretaciones, algunas interesantes otras menos. Cada vez los acusados aparecen como más inocentes y la trama que se oculta se convierte en el centro de las conjeturas. Parolin está quedando como parolin, lo normal. Becciu ausente a todo el tema que por necesidad conocía, Edgar provocando un roto mayor queriendo remendar paños viejos. La información sobre el caso estaba en manos de un conocido periodista y eso ha provocado el montaje que estamos viviendo. De Pignatone, el nuevo juez, nadie espera gran cosa, sus andares son demasiado conocidos y ya sabemos de que pie cojea.

Del sínodo no tenemos mucho más que la danza de brujas y el tema machacón de los curas casados que parece ser el gran problema de la selva amazónica.

Los pobres que rodean la Plaza de San Pedro son en su mayoría timadores, y timadoras, que se intentan aprovechar de la bondad de los turistas. Hoy tenemos detenciones pero de poco servirán. El degrado de Roma y muy especialmente del entorno del Vaticano es muy visible. Otro signo, o símbolo, de la decadencia de estos tiempos.

Un obispo de Nueva Zelanda dimite por comportamiento inapropiado, así se dice ahora, con una señora, lo inapropiado es por su condición de obispo y no por el comportamiento que para otros es el apropiado. En estos tiempos tan lavandas siempre es de agradecer que las cosas procedan según naturaleza y no buscando atajos, a esto estamos llegando.

Era el año 1205, en sus últimos meses, San Francisco salió a dar un paseo y entró a rezar en la vieja iglesia de San Damián, fuera de Asís. Y, mientras rezaba delante del Crucifijo puesto sobre el altar, tuvo una visión de Cristo crucificado que le traspasó el corazón, hasta el punto de que ya no podía traer a la memoria la pasión del Señor sin que se le saltaran las lágrimas. Y sintió que el Señor le decía:»Francisco, repara mi iglesia; ¿no ves que se hunde?».

«…quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre.»

Buena lectura.

Tutti i particolari (e i nomi) del caso finanziario che scuote il Vaticano di Bergoglio

IL PASTICCIO DELLE FINANZE VATICANE. NESSUNO SCONTO? IL PESCE PUZZA…

Vaticano, la battaglia del Sinodo sul celibato ai preti: c’è già chi fiuta aria di scisma

Un importante vescovo della Nuova Zelanda si è dimesso per avere avuto un comportamento «inappropriato» con una donna

Dalla Procura di Roma al Tribunale del Vaticano: chi è Giuseppe Pignatone

[Sinodo Amazzonia] La danza delle streghe nei Giardini Vaticani

Gli affari della Santa Sede, indaga anche la Procura di Roma

San Francesco / Croci e alberi

OSSERVATORE MARZIANO SU PETRINI E LE SUE SVOLTE. DAL PDUP AL PAPA. PASSANDO PER…

Scandalo finanziario in Vaticano: Obolo di San Pietro, gli scontri segreti tra due cordate

Roma, finti disabili a San Pietro denunciati dai carabinieri: chiedevano soldi ai passanti

San Pietro, caduti piccoli frammenti di soffitto durante la messa del Papa

Vaticano: sarà quella di Parolin la prossima testa a rotolare nel paniere del Papa

Comentarios
1 comentarios en “«Francisco, repara mi iglesia ¿No ves que se hunde?», danza de brujas en Vaticano, los signos de Dios, el obispo impropio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *