PUBLICIDAD

Feliz Pascua de Resurrección del año del Señor de 2021.

|

Ha llegado la Pascua del año del Señor de 2021, el segundo de la peste, por ahora, y seguimos con un mundo que se aleja de un pasado ‘normal’ cada vez más lejano en nuestras vidas y en nuestros recuerdos. Es Pascua y la celebramos con gozo, haga frío o calor, sea de día o de noche, sabemos que Dios está con nosotros y vemos detrás de todo esto su mano amorosa.

Victimae paschali laudes

immolent Christiani.

Agnus redemit oves:

Christus innocens Patri

reconciliavit peccatores.

Mors et vita duello

conflixere mirando:

dux vitae mortuus,

regnat vivus.

Dic nobis Maria,

quid vidisti in via?

Sepulcrum Christi viventis,

et gloriam vidi resurgentis:

Angelicos testes,

sudarium, et vestes.

Surrexit Christus spes mea:

praecedet suos in Galilaeam.

Scimus Christum surrexisse

a mortuis vere:

Tu nobis, victor Rex, miserere.

Amen. Alleluia.

 

A la Víctima pascual ofrezcan alabanzas los cristianos.

El Cordero redimió a las ovejas: Cristo inocente reconcilió a los pecadores con el Padre.

La muerte y la Vida se enfrentaron en lucha singular.

El dueño de la Vida, que había muerto, reina vivo.

Dinos, María,qué has visto en el camino?

Vi el sepulcro de Cristo viviente y la gloria del que resucitó: a unos ángeles,el sudario y los vestidos.

Resucitó Cristo, mi esperanza: precederá en Galilea a los suyos

Sabemos que Cristo verdaderamente resucitó de entre los muertos.

Tú, Rey victorioso, ten piedad. Amén, Aleluya.

 

Hoy queremos descansar del fragor de la información que nos inunda en estos tiempos convulsos. Sabemos que tenemos delante la eternidad, pero eso no nos puede hacer despistarnos de nuestro tiempo, el que Dios ha querido para nosotros. Esta es nuestra hora y debemos, nos urge, hacer presente a Cristo Resucitado en la página de la historia que nos ha tocado en suerte. Sabemos que su reino no es de este mundo, pero eso no quiere decir que este mundo no le interese. No podemos caer en el pesimismo de siempre de que no podemos hacer nada, de que todo está perdido, nada está perdido y todo un nuevo mundo se está abriendo ante nosotros. Si estamos asentados en la Roca fuerte de la Fe sabremos dar respuesta a lo que venga, aunque no sepamos qué es lo que viene.

Estamos en un tiempo de oportunidades como todos los que han supuesto un cambio radical en la historia, hoy es Pascua y no cabe el miedo, ni el desánimo, la victoria ya está cumplida, Cristo ha muerto y resucitado por nosotros y esa es nuestra fuerza, nuestra única fuerza.

Ayer pudimos rezar ante  la Sábana Santa de Turín, impresionante reliquia en un mundo todavía asediado por la pandemia, que nos invita a la  contemplación de lo sagrado. La Sábana Santa, además de espejo del Evangelio, nos ofrece no solo el cuerpo torturado de Jesús en los signos de su pasión mencionados en los Evangelios, sino que también es preludio de la Pascua de Resurrección.

El Catecismo de 1992 , supervisado por Benedicto XVI, leemos: “Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes. La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra desvelará el “Misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne” (n. 675). Benedicto XVI conocía el famoso y discutido Tercer Secreto de Fátima de 1917 que habla explícitamente de la persecución del papado y de «un obispo vestido de blanco visto en el espejo «, pero no se sabe si él es el verdadero Papa. Además, el propio Benedicto XVI dijo en 2010: «Quien piense que la misión profética de Fátima ha terminado, se engañará».

Es un día de alegría, de gozo pleno, del de verdad, del que no defrauda, salgamos de nuestro tiempo y sumerjamonos en el Dios de los tiempos , en la eternidad, Él nos ha abierto las puertas y no podemos dejar que el valle de lágrimas nos despiste. Vivamos esta jornada gozosa junto con María, ella nos indica el camino seguro, donde poner la mirada para no perder el rumbo y no perdernos en pasiones pasajeras.

«…hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos».

Buena lectura.

vaticano_soldi_tasse_germania_8_per_mille_papa_francesco_vescovi_chiesa_entrate_fiscali

Per merito delle “Iene” abbiamo chiarezza. Il parroco pro gay, che “non capisce” il Papa: “A Pasqua benedico, o tutti o nessuno”. È ora di finirla con la menzogna, la misura è colma

Papa Francesco: Gesù ci aspetta in Galilea

Vaticano, il Papa alla Veglia pasquale: «Si ricomincia anche dopo i fallimenti e nelle macerie»

Coppie gay, si compattano le associazioni femminili cattoliche in Germania contro il Vaticano

Vaticano, un affare di stato.

Papa Francesco vede Becciu e celebra la messa a casa sua

Riunioni “da remoto” e Curia in attività “a distanza”. Lo smart working in Vaticano

Una possibile strategia di Benedetto XVI ispirata allo specchio del Terzo Segreto di Fatima

A Torino si prega davanti alla Sindone

Comentarios
1 comentarios en “Feliz Pascua de Resurrección del año del Señor de 2021.
  1. Ayer por la noche vi unos momentos de la vigilia pascual del Vaticano. Observe que en la primera fila había dos obispos orientales que imagino estaban invitados, pero mi sorpresa fue mayúscula cuando observe en el presbiterio, al lado del evangelio, a una mujer vestida de negro y una estola y a un señor con traje, imagino que pastor evangelista. ¿Qué hacían en el presbiterio estos dos? si estaban invitados su lugar era la nave, como estaban los obispos orientales. No he encontrado noticias sobre este hecho pero si alguien sabe que informe, esto me parece una tomadura de pelo y una desconsideración hacia todos los católicos, no el ser invitados, sino ponerlos donde los pusieron, cuando los obispos orientales, que podemos decir son cismáticos pero han recibido la sucesión apostólica y por lo tanto son verdaderos obispos estaban en la nave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.