PUBLICIDAD

El viaje de Orbán, ¿Cómo está el Papa?, el juicio final de Papa Francisco, el fedevacantismo, los años de la confusión.

|

El Papa Francisco está en Eslovaquia, y las noticias se siguen centrando en el encuentro con Orbán en Hungría que se ha convertido en el centro del viaje pontificio. Se buscan las claves y los entresijos de encuentro, que si se había pactado no hablar de ‘migrantes’, que si el Papa Francisco todo lo que ha dicho lo ha dicho para Orbán y nada más, lo cierto es que este viaje ha terminado siendo el viaje de Orbán.

La pregunta que se propaga como un reguero de pólvora es  ¿Cómo está el Papa? ¿Cómo puede ser un hombre de 84 años que lleva una vida ajetreada y estresante? En general, parece que su cuadro de salud está controlado,  es seguido diariamente por un equipo médico. Hablamos de un hombre que desde los veintiún años vive sin un trozo de pulmón, el derecho, que fue extirpado en Buenos Aires por la presencia de quistes malignos.  Ya unos meses después de su elección corrían por el Vaticano rumores de la inminente renuncia del Papa Francisco por motivos de salud, a raíz de lo que ya había hecho Benedicto XVI en 2013. Después de ocho años y un aumento de las dolencias, el pontífice, sigue. El objetivo ahora es desmentir, a tiempo y a destiempo, los rumores sobre un posible abandono, que,»nunca se le pasó por la cabeza». La ciática y dolor de rodilla son cada día más evidentes, y en 2019, entonces, el Papa tuvo que someterse a una cirugía de cataratas. Los rumores sobre los tumores siguen, el tiempo nos lo dirá.

Otro intento de este viaje es quedar bien con los judíos con los que tan mal ha quedado últimamente. Referencias al antisemitismo y disculpas por la colaboración de católicos en el exterminio de la última guerra.  Hoy el problema en Europa es mucho más su anti cristianismo que su antisemitismo, de esto poco o nada. En el programa de liderazgo universal religioso, que tanto parece entusiasmar al Papa Francisco, hay que llevarse bien con todos dando por supuesto, lo que es mucho suponer, que a los suyos los tiene controlados.

El blog de Tosatti nos ofrece un excelente información sobre la iglesia en Eslovaquia que nos llega desde dentro: «Quienes piensan que Eslovaquia es un país católico se equivocan. El número de quienes al menos quisieran unirse a la Iglesia Católica está disminuyendo rápidamente de año en año y de década en década». «Quienes sostienen que los obispos eslovacos pertenecen a los conservadores se equivocan. (…)  En la iglesia ahora se permite hacer casi cualquier cosa para complacer a los jóvenes y niños egocéntricos y mimados». «Una nueva Iglesia clandestina comenzó a surgir en Eslovaquia, como solo nuestros padres recuerdan de los días del comunismo. (…) Los fieles están distribuyendo en secreto estos libros  católicos, esta vez no por miedo al estado, sino a la jerarquía eclesiástica. Los sacerdotes vuelven a celebrar en secreto la misa tradicional. (…)Estas islas de tradición son una mezcla de sacerdotes, teólogos, intelectuales universitarios, comerciantes o pequeños artesanos».

Vuelve a las noticias el proceso Becciu que  se reanudará en octubre. Algunos ya lo llaman el «Juicio Final del Papa». Cuanto más sabemos más descubrimos que el sistema judicial del Vaticano está fuera de tiempo. Uno de los abogados habló de un «tribunal especial» y destacó cuatro rescriptos que el Papa Francisco había firmado para llevar a cabo la investigación. El Papa Francisco se comporta, después de todo, como un Papa Rey, pero como un Papa Rey del siglo XIX, cuando la Iglesia todavía tenía poder temporal y un estado que administrar, y no el diminuto estado de la Ciudad del Vaticano , que solo sirve para dar un cuerpo a un alma, que es precisamente la Santa Sede.

Cuando el pequeño estado del Vaticano dio sus primeros pasos en 1929, se decidió tomar prestado un código de normas legales de Italia por pragmatismo y porque, después de todo, nunca se pensó que realmente sería necesario. Mientras la Santa Sede se ha enfocado cada vez más en lo multilateral, mirando más allá de las situaciones contingentes,  el Papa Francisco, con sus acciones, nacionaliza la Santa Sede, asistimos a una vaticanización peligrosa de la Santa Sede.  El Papa Francisco ha vuelto al paradigma del Papa-Rey que firma rescriptos, entra en los méritos de los juicios inquisitoriales, actúa como acusador y legislador. Asistimos a  sentencias de muerte civil, sentencias sumarias en los medios, que afirman la presunción de inocencia, pero luego disparan antes de pedir cualquier tipo de explicación, como en el salvaje oeste.

En el mundo del catolicismo tradicional se acostumbra asignar etiquetas: tradicionalista, sedevacantista, privatista, etc. Hoy Valli nos ofrece un artículo con una nueva modalidad que considera la más extendida : el fedevacantismo, es el fenómeno del catolicismo sin fe.  Es el catolicismo disuelto en las razones del mundo, es la sal la que se ha vuelto insípida, es la luz la que se ha debilitado. La crisis de fe no es algo muy evidente a los ojos de todos, la crisis de la liturgia es solo una consecuencia y una causa. El catolicismo que se propone hoy, con sus liturgias desacralizadas, la doctrina bondadosa y mundana, su actitud antitradicional, es ideal para la perdida de la fe. En el  lugar de la fe heroica hoy tenemos el fedevacantismo, un catolicismo vaciado de lo sobrenatural, reducido a lo noticioso y a lo social, es el sueño de los modernistas y  la pesadilla de San Pío X.

Con la misa de clausura del Congreso Eucarístico el Papa Francisco jubila a Piero Marini, el histórico maestro de ceremonias del Papa Wojtyla, designado para dirigir el Comité por Benedicto XVI en 2007, tiene 79 años. En su lugar viene el padre Corrado Maggioni, religioso Compañia di Maria, los Monfortanos, alumno de  San Anselmo y oficial del culto divino desde 1990 y en 2014 subsecretario.
Se repesca al Máximo Palombella, el defenestrado director de la Capilla musical Pontificia, al Sixtina, para la  Capilla Musical de la Catedral de Milán. En Milán no parecen muy contentos y publican su comprensible preocupación. Por ahora, es un nombramiento in pectore.

Terminamos con una referencia al  discurso a los obispos y al clero de Eslovaquia, el Papa Francisco tomo el tema de la predicación: “Una homilía, por lo general no debe exceder los diez minutos, porque a los ocho minutos la gente pierde la atención, siempre que sea muy interesante. Pero el tiempo debe ser de 10-15 minutos, no más”. “Un profesor que tuve dijo que una homilía debe tener coherencia interna: una idea, una imagen y un cariño; que la gente se vaya con una idea, una imagen y algo que se ha movido en el corazón”.

El Papa Francisco en otro ‘improvisado’, tocó el tema de la Iglesia, que debe ser un «signo de libertad y acogida» y del anuncio del Evangelio «es liberador, nunca abrumador». Contó este hecho: “Estoy seguro de que esto nunca se sabrá de dónde viene. Les contaré algo que pasó hace un tiempo. La carta de un Obispo, hablando de un Nuncio. Dijo: ‘Hemos estado  400 años bajo los turcos y sufrimos. Luego 50 bajo el comunismo y sufrimos. ¡Pero los siete años con este nuncio fueron peores que las otras dos cosas! «. A veces me pregunto: ¿cuánta gente puede decir lo mismo del obispo que tiene? ¿O el párroco? ¿La gente? No, sin libertad, sin paternidad las cosas no van ”.

La iglesia ha sufrido, sufrirá a lo largo de su historia todo tipo de persecuciones, es normal y lo asumimos. ¿ La confusión y caos de estos últimos años, que parecen coincidir con el actual pontificado, es peor que todos los males anteriores? Al menos eso parece.

«Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él».

Buena lectura.

 

Papa Francesco, cosa lo aspetta a partire da ottobre

PAPA FRANCESCO: “NO EUROPA SE VITA NON È SACRA”/ “Ratzinger magnifico su radici Ue”

Papa Francesco incontra Orban a Budapest: colloquio di 40 minuti. Bergoglio: “Va spenta la minaccia dell’antisemitismo in Europa”

Papa Francesco: ‘Omelie di non più di 10 minuti, o il fedele si perde’

Come sta Francesco? Polmoni, colon, ginocchia: tutti i problemi di salute del pontefice

Rapporto al Papa. In Slovacchia Rinasce una Chiesa Sotterranea.

Papa Francesco in Slovacchia al memoriale della Shoah: «Qui il nome di Dio è stato disonorato»

Palombella alla Cappella musicale del Duomo di Milano? Una voce, tante perplessità

Concluso il Congresso Eucaristico di Budapest, esce di scena mons. Piero Marini. Arriva padre Corrado Maggioni

“Il mondo ha bisogno di porte aperte”. Il monito di Papa Francesco da Bratislava nell’incontro con la Comunità Ebraica

Il Papa dalle suore di Madre Teresa al Centro Betlemme di Bratislava

Lettera ad Aldo Maria Valli sul “fedevacantismo”

Investigatore Biblico: Perché Trasformare la Misericordia in “Amore”?

Papa Francesco: «La chiesa non è una fortezza»

Ayúdanos a seguir informando

3 comentarios en “El viaje de Orbán, ¿Cómo está el Papa?, el juicio final de Papa Francisco, el fedevacantismo, los años de la confusión.
  1. ¿No reza el breviario el papa? ¿No se está encontrando con la larguísima homilía de San Agustín que habla sobre los pastores? Vaya, a un padre de la Iglesia, le dice que su homilía es muy larga.

  2. «el anuncio del Evangelio «es liberador, nunca abrumador».

    Más bergoglemas o dilemas poéticos de Bergoglio que solo existen en su fantasía. Podía haber dicho igual que «es sanador, nunca agotador», y cositas así acabadas en «-ador», que riman bien…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *