PUBLICIDAD

El Vaticano y sus juegos en Suiza, el Papa Francisco y Enzo Bianchi, Misa en Ginebra, el Corán en Santa Sofía.

|

Volvemos a las finanzas del Vaticano en sus ramificaciones suizas. La geografía es importante y no podemos olvidar que Suiza está muy cerca de Italia y sigue siendo un referente imprescindible cuando hablamos de dineros. El periódico suizo Neue Zürcher Zeitung am Sonntag, en un artículo de Lukas Häuptli del 23 de mayo de 2020, informó que los fiscales de la Santa Sede enviaron una carta diplomática a las autoridades suizas con una solicitud formal de asistencia para examinar la inversión de su Secretaría de Estado de más de 300 millones de dolares en bienes inmuebles de lujo en Londres. «La Oficina Federal de Justicia recibió una solicitud de asistencia legal en este asunto», y «con una nota diplomática fechada el 30 de abril de 2020, la Oficina Federal envió al Vaticano una primera parte de los documentos solicitados». También se informa que se han congelado decenas de millones de euros en varios bancos suizos como parte de la investigación.

La compra de la propiedad en cuestión fue financiada, al menos parcialmente,  por préstamos de varios bancos suizos, incluidos Credit Suisse y BSI. En 2016 las autoridades bancarias suizas habían encontrado en el BSI «violaciones graves de los requisitos legales de debida diligencia en relación con el lavado de dinero y violaciones graves de los principios de una gestión y organización adecuada del riesgo apropiado «. «Credit Suisse no está sujeto a investigaciones del Vaticano, pero está trabajando con las autoridades de acuerdo con las regulaciones aplicables». Estamos entrando en un problema que no es nuevo pero que empieza a pasar factura al estado del Vaticano y a la Iglesia Católica. No podemos olvidar que estamos ante la actuación de la última monarquía absoluta existente, el resto de mundo se ha adaptado a una serie de complicadas regulaciones y controles que hacen muy difícil que operaciones como la vaticana pasen desapercibidas. Desde los atentados de las torres gemelas todo esto ha crecido y Suiza no quiere ni ser, ni parecer, el país franco de delincuentes y terroristas internacionales. Para determinadas acciones se necesita estar cubierto por el manto soberano de un estado. Aquí está la gravedad de toda esta operación, no tanto en el hecho en sí, sino en que el hecho se produce mezclando actividades propias de una entidad privada que utiliza toda la estructura de un estado para cubrir sus operaciones. En el Vaticano tienen que empezar a respetar las leyes y a no creerse por encima de ellas. Las duras afirmaciones de Steve Bannon de ayer, silenciadas por los medios vaticanos, tienen un trasfondo demasiado sordido y sobradamente conocido. Todo este artificio queriendo aparentar un proceso serio en el tribunal del Vaticano contra el propio Vaticano no tiene mucho recorrido.

La sanción que el Papa impuso a Enzo Bianchi, anterior emérito de Bose y fundador del monasterio, es considerada como «enorme». El fundador hace unas semanas explicó su tranquila vida de estudio, oración, reuniones con amigos, el huerto, y ahora debe irse junto con tres cohermanos. «Una sentencia sin recurso y sin cargos» basada en un informe muy duro que identificó «una situación tensa y problemática con respecto al ejercicio de la autoridad del fundador, la gestión del gobierno» y, de hecho, «el clima fraternal». Los cuatro monjes laicos rechazaron la disposición del Vaticano y este parece el detonante de la dura decisión.  Enzo Bianchi, un ferviente defensor del presente pontificado, desobedece al Papa.

El cabreo en los medios adictos al espíritu del concilio es tremendo y hoy tenemos artículos que hablan de: «el último clavo en el ataúd del Vaticano II con sellado de plomo reforzado, hecho con sabiduría, astucia y, satánicamente atribuido directamente al Papa no amado, que termina jugando el papel de asesino, maniobrado por manos oscuras pero visibles. El mundo antibergogliano, el derecho eclesiástico, económico, político y social, en estos días se regodea en un silencio medio grave, se frota las manos con gel antivirus y permanece en la orilla esperando no el cadáver de un simple fundador, sino el mucho más codiciado por el Papa usurpador», «Bose era fruto del Vaticano II y el iniciador de una reforma que podría haber sido comparada con las grandes reformas monásticas, pero que terminará…, el Vaticano no esperaba nada más que la muerte o la fuga del fundador para hundir el hacha en la experiencia, tolerada durante demasiado tiempo.

En Ginebra, la ciudad donde vivió el reformador Calvino y, por lo tanto, considerado el punto de referencia del protestantismo, se celebrará una misa católica en la catedral protestante el 30 de mayo, el día de Pentecostés. En 1536 se celebró la última misa en ese edificio. Esperemos que lo que vuelve sea una Misa católica y no nos encontremos con alguna sorpresa que estos tiempos son para desconfiar.

El presidente turco, Erdogan, anunció que una oración para conmemorar la conquista de Constantinopla, hoy Estambul, por las tropas otomanas en 1453 se recitará en Hagia Sophia. Se celebra el 567 aniversario de la caída de Constantinopla, los versos del Corán regresan a Hagia Sophia, la Santa Sabiduría, la catedral bizantina que durante siglos fue también una iglesia católica, luego una mezquita y hoy un museo.

«Éste es el discípulo que da testimonio de todo esto y lo ha escrito…»

Buena lectura.

Il PCC usa ogni mezzo per costringere gli obiettori di coscienza cattolici a unirsi alla Chiesa patriottica, compresa la chiusura delle opere caritative

I cinque anni della Laudato sì: dalla pandemia nasca un nuovo modo di vivere

Conti svizzeri della Segreteria di Stato congelati nell’ambito dell’indagine della giustizia vaticana su investimenti immobiliari

Certosa di Trisulti: da presidio monastico a sede di duro scontro politico

Fase due, dal 3 giugno riaprono i confini nazionali ai Paesi Ue: non c’è più obbligo di quarantena

I carismi nella vita della Chiesa

IL SILENZIO DI PAPA BERGOGLIO SU TAIWAN E HONG KONG

La caduta di fratel Enzo Bianchi

Monastero di Bose, il retroscena sulla cacciata di Enzo Bianchi

Comunità di Bose, era già tutto scritto

Con Papa Francesco, sabato 30 maggio la preghiera del rosario dalla Grotta di Lourdes, nei Giardini Vaticani

“Lasciate che i bambini vengano a me”. Papa Francesco apre i Giardini Vaticani ai figli dei dipendenti (di F. Giansoldati)

Il 24 giugno Angelo Bagnasco saluta Genova. E l’11 luglio consacra arcivescovo Marco Tasca. Padre Perry: è un uomo della Laudato si’ (di R. Bobbio)

A Ginevra la cattedrale protestante prestata ai cattolici per la messa, non accadeva dai tempi di Calvino

Delle novità nell’Ordine di Malta, alla ricerca di una transizione. Card. Becciu ha proposto costituzione di due gruppi di lavoro

Anche la Chiesa a favore di Hong Kong. La testimonianza di padre Mella

Il Corano a Santa Sofia per anniversario della presa Costantinopoli

 

4 comentarios en “El Vaticano y sus juegos en Suiza, el Papa Francisco y Enzo Bianchi, Misa en Ginebra, el Corán en Santa Sofía.
  1. ¿Es el Covid 19 un castigo de Dios? ¿Qué nos espera después del Covid 19?
    El siguiente análisis lo hacemos sobre la base de la entrevista del P. Javier Olivera Ravasi a Monseñor Athanasius Schneider del 09 de mayo de 2020 y es un tema muy importante para saber qué se puede esperar luego del Covid 19.
    Queremos destacar lo acertado de ciertas partes de la entrevista en que Monseñor Schneider señala claramente los motivos por los cuáles es más que evidente que el Covid 19 ha sido utilizado por el NOM para establecer bases futuras que deriven en un gobierno dictatorial mundial manifiesto al estilo del comunismo organizado por grupos secretos progresistas y comunistas.
    Luego, señala Monseñor Schneider que el pecado original y todo lo que se ha seguido de él es castigo de Dios y, por lo tanto, el Covid 19 es un castigo de Dios y que de ese mal Dios sacará un bien mayor. El razonamiento es más que caprichoso y arbitrario diríamos que no se basa en una buena y correcta teología católica.
    En primer lugar, señalamos que el que Dios permita un mal no necesariamente es para un bien mayor a futuro, por ejemplo, que Dios permita que las personas cometan pecados es simplemente porque Dios quiere el libre albedrío de las personas pero no permite el pecado sino porque es una consecuencia no necesaria ni deseada del libre albedrío que es para el buen obrar que lo quiere Dios. Es este sentido y en este caso puede afirmarse que Dios permite un mal para un bien mayor.
    Ahora, con respecto al pecado original y sus consecuencias negativas para la humanidad puede hablarse en sentido impropio de castigo de Dios porque que una persona sufra alguna enfermedad no necesariamente es castigo de Dios y no necesariamente puede deberse a que ha cometido un pecado ella, su padre o algún pariente como lo enseña Jesucristo.
    Puede decirse que una enfermedad es el resultado del pecado original más que del castigo de Dios porque son los hombres los que se han dañado a sí mismos y a la humanidad por sus pecados y para que ese daño se produzca no es necesario que Dios intervenga, es más, en Adán y Eva las consecuencias del pecado original se dieron en ellos sin necesidad de que intervenga directamente Dios, su rebeldía los dañó y dañó a la humanidad según surge de la lectura del Génesis, Josef Pieper afirma que el infierno es que el hombre se aleje de Dios, si duda, hay algo de ello sin negar las afirmaciones de Santo Tomás sobre la realidad del infierno.
    Así, que en el caso del Covid 19 y de otras enfermedades podemos decir con más propiedad de que son consecuencias del pecado original y de los pecados de la humanidad que un castigo de Dios sin negar por ello que existan castigos de Dios y que de manera impropia pueda afirmarse que es un castigo de Dios en el sentido de que Dios permite esos castigos que los hombres se hacen a sí mismos.
    Podemos decir con Monseñor Schneider que el Covid 19 tiene las características de una gripe fuerte comparando la tasa de mortalidad del año 2020 de distintos países por el Covid 19 con las tasas de mortalidad por enfermedades infecciosas de años anteriores en cada uno de esos países.
    Ahora, que el Covid 19 haya sido utilizado por el NOM para establecer una cuarentena a nivel global, con supresión de la libertad y derechos y con los daños económicos que se verán a futuro no nos obliga a afirmar que es un castigo de Dios, es más, nos obliga a afirmar que es un daño generado por el NOM para fines del gobierno del mundo.
    De la misma manera que no podemos decir que los 15 millones de niños que son asesinados antes de nacer por el aborto a nivel mundial son castigo de Dios sino un daño que los hombres hacen a la humanidad.
    ¿Debe Dios extraer del mal que permite un bien mayor? Parecería a algunos que si Dios permite un mal necesariamente debe ser para un bien mayor. Señalo que NO necesariamente es así, Dios NO está obligado a extraer de un mal un bien mayor aunque permita el mal, o sea, el mal NO es un medio por el cual Dios extrae un bien mayor.
    Dios podría haber permitido la condenación de la humanidad después del pecado original y seguiría siendo justo y misericordioso al obrar así, Dios no estaba obligado a entregar a su Hijo para la salvación de los hombres, no estaba obligado Dios a salvar al hombre de su pecado mortal ni del infierno. Esa es teología correcta y hay que tenerla en cuenta al razonar el tema del Covid 19.
    Que un hombre, la Iglesia, los gobiernos, las sociedades secretas, la humanidad lleven a cabo pecados mortales no obliga a Dios a extraer de ellos de manera necesaria y obligatoria la salvación o un bien mayor para ese hombre, esa Iglesia, esos gobiernos, esas sociedades secretas y esa humanidad.
    ¿Acaso Dios no puede permitir que el mal sea para mayor castigo del malvado? Por supuesto que ello está en los planes divinos que del mal el hombre extraiga el mal y sea castigado en el infierno si no se arrepiente y enmienda su vida.
    Pues verdaderamente del mal lo primero que surge es un mayor castigo para el malvado en su alma que se aleja de Dios y sobre la cual recae el pecado y sus consecuencias y a nivel extratemporal, pero los pecados que cometen los hombres sobre otros hombres no necesariamente son para salvación y bien mayor de los que sufren dichos males pueden ser que muchos hombres al ser maltratados por otros se vuelvan peores y eso ocurre generalmente.
    Si Dios estaría obligado de sacar de todo mal que permite un bien mayor estaríamos obligados a realizar acciones malas porque las mismas redundarían en un bien mayor por lo que el mal no existiría, ni existiría el infierno y Dios sería bueno y malo como enseñan algunos cabalistas y los masones.
    Dios, muchas veces, permite al malvado que siga pecando para su propio mal en esta vida y en la futura así como ayuda al santo a que se santifique más. Dios, a veces, dice con todo derecho: “que esta generación maldita colmen los pecados de sus padres.”
    Luego, si el NOM lleva a cabo junto con el consentimiento de la humanidad y la Iglesia el cierre de templos y del culto a Dios y la restricción de derechos y libertades de las personas no necesariamente de ello vendrá una primavera para la Iglesia o para la humanidad como enseñan algunos necios sino que pueden venir de éstos, males peores que se manifestarán en lo económico y social.
    No porque pequemos y llevemos adelante una apostasía universal Dios está obligado a salvarnos de alguna manera, muy posiblemente estemos preparando los tiempos finales porque lo bueno que Dios extraerá del Apocalipsis es la segunda Venida de Cristo y la Jerusalén Celestial.
    No porque Dios haya afirmado que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia, Dios está obligado a impedir la apostasía universal de la Iglesia terrenal si su jerarquía quiere comulgar con el pecado, bastaría sólo que permanezca un pequeño rebañito que constituya la Iglesia santa para que Dios haya cumplido con sus palabras.
    Respondemos a nuestras preguntas formuladas al principio que el Covid 19 y las pérdidas que se produjeron durante la cuarentena en materia de derechos naturales y en materia de respeto a la dignidad humana por la actuación del NOM con el silencio y complicidad de la humanidad y de la Iglesia no es un castigo de Dios, es un daño que los hombres se hacen a sí mismo y de ello no necesariamente Dios está obligado a extraer un bien mayor sino que puede permitir un mal mayor para la condenación de los que deben ser condenados y para el arrepentimiento de los pocos que se arrepientan o acompañar dichos pecados en masa con un verdadero castigo de Dios que está por venir.
    El Covid 19 con todos sus males son obra humana y de pecado por lo que no existe obligación de Dios de extraer un bien mayor porque por permitir Dios a los hombres que en el uso de su libre albedrío se dañen unos a otros no puede extraer de manera necesaria y obligatoria que ello redundará en un bien mayor.
    Además, la ausencia de conciencia sobre el pecado y sobre los graves males que se han realizado a la humanidad desde el NOM con el consentimiento de la Iglesia y de la humanidad no son condiciones propicias para un milagro porque extraer de un mal un bien solamente corresponde a Dios y esto es un milagro y recordemos que los milagros son a los sólo fines de la fe y no abundan.
    Por lo cual, esperemos que la Iglesia realice junto con los católicos un análisis de conciencia de su actuación religiosa durante este Covid 19 y se arrepientan y pidan perdón no sea que Dios los castigue verdaderamente en el futuro con males peores. Es decir, se ha pecado por obra, palabra y omisión y lo que viene serán las consecuencias de nuestros pecados y, tal vez, sumado a ello el castigo de Dios.
    Desarrollada una teología de la historia adecuada para el Covid 19 y sobre lo que le espera a la humanidad y a la Iglesia si no toma conciencia de sus malas acciones, palabras y omisiones, se arrepiente y enmienda, entonces, podemos decir que vendrán males mayores y que Dios no está obligado a llevar a cabo el milagro de extraer de dichos pecados un bien mayor, es más lo lógico es esperar que junto con los males fruto de los pecados cometidos se sume un castigo de Dios. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

    1. Usted habló tanto sobre el castigo de Dios y no mencionó el Antiguo Testamento, mucha retórica. Monseñor Schneider dijo que puede ser un castigo. Leí su artículo, no está seguro.

      1. Wadson no se trata de leer el artículo porque no era un artículo sino un video y había que verlo, puede ser un error de expresión suyo lo cual no es grave, en todo caso lo que trato de demostrar es que en principio no hay por qué suponer que puede ser castigo de Dios porque el Covid 19 en lo dañino (cuarentena, régimen cuasi comunista a nivel mundial, restricción de libertades y derechos) es un hecho de los hombres y del NOM como el mismo Monseñor Schneider ha reconocido y, por lo tanto, un pecado y las consecuencias de esos pecados todavía no empezaron a percibirse, el hecho de no utilizar el Antiguo Testamento en mi comentario no significa que no lo considere parte importante para la interpretación de lo que pasa pero tratándose de temas futuros me pareció más adecuado la utilización de los apocalipsis, especialmente, el de San Juan, ya se trate de un tipo del antitipo final o del antitipo final. En mi simple comentario no puedo asegurar nada porque no soy Dios y no puedo decir lo que Dios hace y piensa con respecto al Covid 19 pero lo que planteo lo hago sobre la base de la teología y no de la retórica, principios por los cuáles es más razonable opinar que no es un castigo de Dios el Covid 19 sino un pecado de los hombres y del NOM pero, además, es muy importante lo que señalo sobre que Dios no está obligado a sacar de todo mal y pecado de los hombres por milagro y un bien para los hombres, lo más lógico es que del mal muchos hombres reciban un mal mayor y esa es teología correcta. Monseñor Schneider espera una nueva primavera para la Iglesia desde hace años pero si los hombres actúan mal y lo mismo hace la Iglesia, Dios no está obligado a premiarlos con un milagro por lo que es más posible es que se deban soportar en el futuro las malas consecuencias de las acciones de los hombres, de la Iglesia y del NOM y, tal vez, un castigo de Dios, pero desarrollo mis afirmaciones sobre bases teológicas y no sobre la nada o sobre un optimismo que es puro voluntarismo sin bases sólidas y no engaño a la gente con espejos de colores de una Iglesia que en el futuro con 1.200 millones de fieles va a permanecer fiel a la revelación y a la Tradición cuando hay tantos indicios de cismas y de apostasía universal, en eso tengo por única guía a la Verdad y no lo políticamente correcto o lo que los hombres consideran oportuno decir o callar, le agradezco que se haya tomado la molestia de leer mi comentario y de criticarlo aunque sería conveniente también que hubiera resaltado algo positivo del mismo para mostrar cierta imparcialidad en el análisis, en el futuro será. Saludos en la Santa Virgen María y Cristo Rey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *