PUBLICIDAD

El Vaticano y sus desastrosas finanzas, el Bambino Gesu engaña al Papa Francisco, Pell y el Amazonas, la Misa de los gatos.

|

Las finanzas vaticanas están hechas unos zorros. Son demasiados años de caos y descontrol absoluto como para que los balances oficiales puedan aguantar más lo que se puede considerar una quiebra que va en aumento a gran velocidad.

La estructura actual del Vaticano es una creación de los papas Pio XI y Pio XII, que tanto monta. En los años que van desde el 1929, año de la firma de los pactos lateraneses, hasta el 1958, muerte de Pio XII,  se crea el estado pontificio en su forma actual. La gran cantidad recibida del gobierno italiano que cierra la conocida ‘cuestión romana’ se emplea en inmuebles e inversiones.

La nueva Via de la Conciliazione, universalmente conocida, es en su práctica totalidad propiedad del Vaticano y tiene su origen en estos años y la mayoría de edificios dentro del territorio Vaticano se construyen o restauran. El objetivo era dotar al nuevo estado de fuentes saneadas que le permitieran vivir con soltura sin depender de los vaivenes del momento. Incluso se hacen sustanciosas inversiones inmobiliarias en los sitios de más prestigio de Londres, París y en Suiza.

Respecto a la actividad financiera el camino es largo y borrascoso. Las inversiones en empresas italianas ha hecho que el Vaticano este presente en todos los problemas que han salpicado a la economía de este país en todo este periodo. La presencia de accionariado pontificio en todas las grandes empresas ha complicado la vida, siempre el Vaticano era el accionista de referencia, a veces incluso el mayoritario, en sectores fundamentales. Basta recordar la quiebra del Banco Ambrosiano, que toca de cerca a Juan Pablo I, o la nacionalización de las eléctricas en los años 70 que causa perdidas millonarias, muy millonarias,  a las santas arcas.

En estos momentos los dos pies que sustentan el entramado Vaticano están cayendo. Las inversiones son un desastre y se están comiendo las reservas, tan costosamente acumuladas, a velocidad de vértigo. Los valiosos inmuebles son de complicada venta por su ubicación y uso, se han hecho viejos necesitando enormes inversiones de mantenimiento que no llegan. Si ayer era noticia el IOR, el Instituto para las Obras de Religión, vulgo Banco Vaticano, y el hospital del Padre Pio, hoy lo es el hospital Bambino Gesu, que no es un tema menor.

El hospital Bambino Gesu es el pediátrico más grande de Italia, atiende a algo más del 20 por ciento de enfermedades infantiles. Su plantilla supera a la de del resto de los organismos del Vaticano. Hasta hoy era considerado un emporio en gran parte gracias a sus ventajas fiscales al estar en territorio Vaticano.

Recordamos, porque cuesta creerlo y más con las devociones europeistas del Papa Francisco, que el Vaticano es un país extracomunitario y por lo tanto libre de las complicadas y caras leyes de la Unión. Eso hace que el Bambino Gesu, a pesar de atender en su casi totalidad a ciudadanos europeos y estar financiado por el gobierno Italiano, quede fuera de los normales controles médicos y financieros que afectan a otros centros similares.

Las consecuencias son que puede experimentar medicamentos prohibidos en Europa y esto hace que muchos padres desesperados recurran a este centro, no tanto por su excelencia como se nos quiere vender.

Las noticias de hoy nos hablan de un enfado del Papa Francisco al descubrir que las cuentas de este mega hospital no están tan saneadas como se creía. No creemos que la sorpresa exista ya que el pontífice, este y los anteriores, conocían perfectamente que los números oficiales eran sustancialmente falsos aunque era muy difícil saber el nivel de falsedad. En estos temas pensado mal se suele acertar porque las cosas se manifiestan cuando la catastrofe es tan enorme que no se puede ocultar. Hoy se habla de absurdas inversiones inmobiliarias y de negocietes con los amigos de Qatar. Otro grano y no pequeño que afecta a niños enfermos y que puede complicar la vida, y no poco, a su santidad.

El cardenal Pell se hace presente. Sigue en prisión , no sabemos nada de cómo van sus temas con las apelaciones pero se hace pública una carta en la que vemos que no ha perdido su claridad de ideas y energías. Desde aquí hemos defendido su inocencia y la convicción de que los cañones australianos disparan proyectiles Vaticanos. No se puede meter las narices en cosas como el Bambino Gesu, hablamos de cientos de millones al año,  y pretender salir de rositas. Hoy se muestra muy perplejo con las cosas del Amazonas y no es para menos.

Las injerencias políticas del Señor Bergoglio siguen sin gustar nada en los complicados mundos italianos. Aplausos no hay ninguno y las sorpresa inicial se vuelve dura crítica de los que no entienden que persona tan poco entendida no sea capaz de discernir sobre tema tan alejado a su oficio. Nos tememos que estamos en el comienzo de una serie de episodios que no defraudarán y que harás subir como la espuma a los criticados a poco bien que sepan gestionar la situación.

Muchas de las celebraciones que vemos en nuestras iglesias cuentan con la presencia de ‘cuatro gatos’. Un párroco de Cerdeña se lo ha tomado en serio y ha organizado una Misa para gatos con el argumento de que Dios los ha creado y tenemos que defenderlos. Con la irracionalidad que estamos sufriendo es posible que la inteligencia y astucia felina supere y no poco a los sesudos ideólogos contemporáneos.

PUBLICIDAD

«Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.»

Buena lectura.

LE PESANTI INGERENZE POLITICHE DEL SIG. BERGOGLIO, IN ARTE PAPA FRANCESCO

Diabolik ucciso, la moglie fa appello a papa Francesco per i funerali

Il cardinale Pell scrive dal carcere in Australia: “Preoccupato dai preparativi del Sinodo sull’Amazzonia”

L’ospedale pagato dal Qatar nella morente sanità sarda

Immobiliare Bambin Gesù, Papa furiosoInvestimenti non oculati e bilancio disastroso: Bergoglio adesso dice basta

Ennesima grana per Bergoglio, conti in profondo rosso all’ospedale Bambino Gesù

Sardegna, messa speciale tra i gatti di Su Pallosu: “Dio ha creato anche loro e vanno difesi”

Ora Pell scrive dal carcere per attaccare papa Francesco

5 comentarios en “El Vaticano y sus desastrosas finanzas, el Bambino Gesu engaña al Papa Francisco, Pell y el Amazonas, la Misa de los gatos.
  1. El pueblo judio, bien instruido por milenios por la sabiduraría que sale de la Escritura y especialmente de los libros sapienciales, ha sido siempre un excelente pueblo de financieros y expertos en finanzas. A lo mejor, con tanto acercamiento, el Vaticano debía llamarles para que se hicieran cargo de las finanzas, eso sí, aplicando la ley mosaica que ahora parece olvidar la iglesia , en sus mandiamientos, y dejandose de gaitas de expertos a veces sobrevalorados. (comentario irónico, con fondo de realidad).

    1. ¡Hombre! la infalibilidad del papado no afecta a las finanzas sino no habría grupo económico que pudiera competir, «corel». Otras cosas pueden «dañar» la fe -sobre todo si ésta se basa demasiado en lo humano o las personas, por muy jerárquicas que sean- pero las finanzas y otras finezas, pues no.

  2. Francisco no tiene ningún motivo para enfadarse sobre finanzas. Aplicó su método peronista de una de cal y una de arena cuando Pell intentaba arreglar el desaguisado de las finanzas vaticanas. Por un lado aprobaba los planes de Pell, y otro los desautorizaba. Este es su «estilo de gobierno» nefasto y contradictatorio. Bueno, pasa lo mismo con la doctrina, es decir, crear confusión.

  3. Me parecen poco los muertos, léase Su Santidad Juan Pablo I, Orlandi, Caso Banca Vaticana y demás «fallecidos de infarto fulminante» para tanta mierda (disculpen el término empleado) como ya flota en tantísmo lodazal. El miedo a la verdad se ha vuelto endémico en la jerarquía.
    Conforme va «el Señor Bergoglio» y su Amazonas, el capellán de Cerdeña nos augura «un futuro felino» acorde a la Pacha Mama.
    La basura llega a todo, hasta a la salud de los niños, que ya es infame la cosa.
    Nostros en España tenemos una TV 13 también hasta el corvejón de pérdidas, con contenidos más propios de la Sexta, algunos hasta infames. Y ahí la tienen con su jerarquía (conferencia episcopal) como si viera llover………!Pagamos los pagafantas que donamos a la Iglesia! ¿Como era eso de la «transparencia»? ¿Osoro soportaría una auditoria «real»? Aquí lo dejamos….
    En mi tierra existe un chiste que dice: «Auxlio, sacadme del estercolero que estoy de escrementos hasta los tobillos» El interlocutor le dice¿Por que estás hasta los tobillos pides auxilio? puedes salir tu sólo perfectamente. El afectado responde «Es que me he caído de cabeza»
    De cabeza ha caído El Vaticano y la Jerarquía en general, y lo más grave: sin cabeza que les dirija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *