PUBLICIDAD

El Vaticano profundo y el mundo intermedio, Trump enemigo del globalismo del Papa Francisco, el cielo nos espera.

|

Hemos mediado junio y las noticias financieras de la Secretaría de Estado iniciadas en el mes de octubre pasado nos siguen acompañando. Se empieza a popularizar la expresión de ‘estado profundo’ para referirnos a las cloacas que se mueven bajo los poderes políticos, también tenemos una ‘iglesia profunda’ y no puede faltar un ‘vaticano profundo’. Una de las investigaciones más sonadas en Roma llevadas a cabo por ‘pignatone insabbiatore’ ,que ha terminado en nada, se llamo ‘el mundo intermedio’. Lo que está sucediendo en la Secretaría de Estado entra dentro de la tradicionales luchas de poder que se viven en los sacros palacios. A finales de agosto murió el cardenal Silvestrini que reinó durante decenios en la poderosa ¿logia? Nazatet. Ya adelantamos que su desaparición causaría imprescindibles ‘reajustes’ y pensamos que estamos ante uno de ellos. La ausencia absoluta e inexplicable de Parolin, Nazaret pata negra, y las distancias inmediatas y poco diplomáticas de Becciu, Nazaret pata negra, nos hacen entender que estamos ante un intento de cambio de manos que no ha gustado. Hay elementos que están alterando las cosas y cómo Becciu ha proclamado: » esto no es un terremoto, estamos ante algo muy concreto y todo seguirá cómo siempre». Todos los nombres que conocemos en este caso no dejan de pertenecer al ‘mundo intermedio’, no son unos indocumentados pero no son los que de verdad mandan, no son el Vaticano profundo ni mucho menos, la sangre, por ahora, no es púrpura.

La situación económica del Vaticano es muy mala y previsiblemente lo será peor. Los nervios se notan y el presidente de la Autoridad de Inteligencia Financiera, Carmelo Barbargallo, se pone la venda antes que la herida «este es un momento particularmente complicado, en perspectiva probablemente será aún más complicado para la economía y, por lo tanto, debemos mantener juntos la importante misión que tiene la Iglesia, con los equilibrios económicos que son igualmente importantes y con respeto a las normas. En particular, las reglas que protegen la necesidad de estar libres de las amenazas de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, un aspecto de absoluta importancia «; «el crimen en tiempos de crisis logra introducirse en el tejido de la economía y logra establecer contacto con los sujetos más débiles, proponiéndose compras en efectivo. Y este es un momento en el que absolutamente tienes que tener los ojos más abiertos de lo habitual «.  Fabio Vignali, jefe de la sección de Policía Económica-Financiera, dice que «los fenómenos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo tienen características por las cuales son muy difíciles de procesar, encontrar evidencia y localizar a los culpables». Pues eso…

Entrando en el caso concreto que ahora está en los medios nos dicen que Gianluigi Torzi quedó libre ayer después de comenzar una amplia colaboración con los investigadores de la Oficina del promotor de justicia Gian Piero Milano. La sección transversal que surgiría de las investigaciones y las nuevas revelaciones es de escalofrío: rondas de sobornos en forma de «comisiones» que involucrarían a personas muy cercanas a la Santa Sede pero a quienes el agente nunca hubiera querido prestar, obteniendo primero halagos (incluso la promesa de una escolta u obras de arte o negocios rentables, a los que nunca habría dado en ningún caso), y luego incluso amenazas y chantaje, también enviados al remitente en este caso. Y, para apoyar y encontrar las revelaciones de Torzi y hacer que la imagen sea aún más compleja si es posible, habría docenas de chats e intercambios de mensajes y correos electrónicos con importantes personas del Vaticano, y no solo . Las investigaciones de la oficina del fiscal del Vaticano, apuntan a que existía un «sistema» real gracias al cual con el tiempo habrían podido recoger «palos» y comisiones indebidas, con ríos de dinero que terminaron en Suiza, Dubai o en Latinoamérica.

Los Rothschild utilizaron a su portavoz en los medios globalistas para declarar que Donald Trump amenaza con destruir el Nuevo Orden Mundial para siempre, de lo que estamos profundamente alegres. El periódico The Economist, calificó al Presidente de los Estados Unidos de «peligro presente» para el «Nuevo Orden Mundial» y afirmó que los «internacionalistas» que lo formaron están «revolviéndose en sus tumbas». «El orden internacional basado en reglas que surgió del desastre de la Segunda Guerra Mundial ha sido una gran mejora con respecto a cualquier época anterior». The Economist continúa con la extraña afirmación de que, a pesar de ser directamente responsable de numerosas guerras e intentos de golpes desestabilizadores en todo el mundo, el Nuevo Orden Mundial es «mejor que cualquier otra alternativa». «De alguna manera, el Nuevo Orden Mundial, que ayudó a hacer las guerras internacionales mucho menos imaginables, sin darse cuenta hizo posible más guerras internacionales «. «Las guerras bien intencionadas pero mal concebidas para cambiar los regímenes odiosos a veces han salido mal». Los arquitectos anteriores del Nuevo Orden Mundial «podrían revolverse en sus tumbas» considerando dónde Trump ya ha llegado y dice que Trump será removido de la presidencia de Estados Unidos para preservar el Nuevo Orden Mundial. Por lo menos, en este caso, son muy claros en las intenciones, con el Papa Francisco están encantados y no es para menos.

El convento de San Marco de Florencia ya ha cerrado sus puertas y algunos artículos piden la conservación de su importante patrimonio, en concreto de la farmacia. En Alemania las aguas siguen revueltas y un grupo de mujeres dice que va a por todas en el camino sinodal, se hace pública la lista de obispos que han ocultado casos de abusos. El mentirosillo arzobispo de Washington intentando quedar bien ante su ausencia en la visita del presidente Trump al santuario de San Juan Pablo II, del informe prometido sobre McCarrick que nos iba a aclarar todo por ahora sin noticias.

Carlo Acutis, fallecido de leucemia a los 15 años, beatificado y un buen intercesor para el proselitismo en la red: “Nuestra meta debe ser el infinito, no el finito. El infinito es nuestra patria. Desde siempre, el cielo nos espera”. Antes de morir, el 12 de octubre de 2006, aclaró, para los que tuvieran dudas sobre la “injusticia” de Dios en su prematura partida: «Estoy feliz de morir porque he vivido mi vida sin desperdiciar ni un minuto haciendo cosas que no hubieran agradado a Dios».

«…reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará».

Buena lectura.

VIGANÒ: CHE FARE? DIRE LA VERITÀ. PARLARE DA CRISTIANI: SÌ SÌ, NO, NO.

Vaticano – Ricatti, minacce, ‘mazzette’ e video alti prelati nell’inchiesta che scuote la Santa Sede

CREPALDI: DOPO IL CORONAVIRUS. LA STRADA DELLA VERA LIBERTÀ.

Aif: nei momenti di crisi la criminalità si può insinuare nell’economia, anche in Vaticano

Quella Presenza reale riaffermata dal miracolo eucaristico di Legnica

Rothschild: Donald Trump sta distruggendo il Nuovo Ordine Mondiale

BENEDETTA DE VITO: SALVARE LA FARMACIA DI SAN MARCO.

Silenzi assordanti sul caso della “falsa rinuncia” di Ratzinger

Carlo Acutis, il 15enne morto di leucemia sarà beatificato. La sua fede tramandata sul web: “Potrebbe diventare patrono di internet”

Le donne cattoliche in Germania sono irremovibili, vogliamo la parità e gestire il potere

Vaticano, Torzi esce dalla cella, presentata memoria di 50 pagine, gli avvocati: «qualcuno ha mentito»

Pedofilia, pubblicata dalla Chiesa la lista dei vescovi che hanno insabbiato le denunce

Spettro bancarotta per il Patriarcato latino di Gerusalemme: per salvarsi è costretto a vendere terreni

TRUMP. MA QUANTO È DISTRATTO, L’ARCIVESCOVO DI WASHINGTON…

Comentarios
2 comentarios en “El Vaticano profundo y el mundo intermedio, Trump enemigo del globalismo del Papa Francisco, el cielo nos espera.
  1. El obispo y sacerdote que omite obrar de manera tal de crear una milicia católica o que dificulta su formación para enfrentar el NOM en la Iglesia, llamado por Viganó, Iglesia profunda y, por otros, como Partido del Mundo en la Iglesia, antiIglesia y contraIglesia peca mortalmente y come en la Eucaristía su propia condenación. No basta con hacer algo de manera aislada y sin tener presente que la Iglesia es comunidad de creyente y que deben obrar como comunidad. La evangelización tiene que tener como pilar enfrentar las herejías y el Partido del Mundo en la Iglesia sino se vuelve insignificante frente a los ataques.
    Basta de evitar la buena lucha, basta de querer entender la prudencia como una astucia que pasa por cobardía y que trata de evitar de todas las formas posibles cualquier riesgo para la propia persona del obispo y sacerdote y para su prestigio y basta de enseñar esta cobardía como virtud. Basta de desunión y espíritu de división en la Iglesia. La batalla ya está a la vista y la primera andanada será del sínodo alemán.
    Es necesario que la Iglesia cumpla su función de colaborar con Dios en la obra de salvación que sus obispos y sacerdotes formen una milicia católica capaz de establecer ciertos consensos mínimos sin el espíritu de división y el pensar cada uno diferente y de manera novadora para evitar actuar, no hacen más, estos obispos y sacerdotes, con ese comportamiento que favorecer a los enemigos de la Iglesia, la misma lucha de egos por quién es el primero en el Reino de los Cielos no hace más que ayudar a los que conspiran organizadamente con aquella la astucia propia de los hijos de la oscuridad contra la Iglesia.
    No es digno de católicos y menos de obispos y sacerdotes no ceder un ápice en lo que cada uno piensa para llegar a cierta estrategia y cierto pensamiento compartido de cómo llevar adelante la lucha contra este nuevo protestantismo del progresismo católico que va a llevar a la destrucción de la Iglesia católica y a la creación de cientos de religiones e Iglesias separadas.
    Lo que el Apocalipsis llama dar muerte a la mala mujer y repartirse los vestidos, ¿y no es una mala mujer ese Vaticano profundo esa Iglesia profunda del abismo de que nos habla Viganó en su carta a Trump?
    La mala mujer no deja de ser mujer nos dice Castellani y sigue siendo Iglesia terrenal influida y gobernada, adulterada por el Partido del Mundo dentro de la Iglesia, Ella adultera y prostituye su religión y sus valores y se sienta sobre la Bestia del Apocalipsis (el terreno de la política y los gobiernos según los Padres de la Iglesia) para satisfacerla pero también para manejarla, sin embargo, nos advierte San Juan que a la mala mujer se le dará muerte y se repartirán sus vestidos y todo lo que sucede en la actualidad con la Iglesia profunda puede ser visto como un tipo del antitipo final o como el antitipo final.
    Las dos bestias que surgen una de la tierra, terreno de lo religioso, con dos cabezas: la masonería y la cábala y, la otra del mar, terreno de la política, con muchas cabezas pero gobernadas por un pequeño reino y que por medio de este Covid 19 se nos manifiestan como un Estado profundo y una Iglesia profunda que han salido a la superficie y que se han dejado ver porque creen llegado el tiempo de gobernar de manera manifiesta el Mundo y, para ello, necesitan destruir a Trump o que se le someta y destruir a la Iglesia católica y sacarla de en medio.
    Ya derrotó la Iglesia católica al protestantismo en su unidad con el concilio de Trento y el postconcilio y no se lo derrotará al progresismo católico o neo protestantismo católico sin la unidad de la Iglesia.
    La unidad la dio la santidad en la doctrina y moral de la Iglesia posterior a Trento en su esfuerzo de restauración de la santidad primitiva de la Iglesia terrenal y en su búsqueda de alianzas con príncipes y reyes católicos, de la misma manera no se vencerá el NOM dentro de la Iglesia si el clero no se dispone a buscar ciertos consensos en su pensamiento y acción manifestados en palabras y obras, no se necesita que se mencione a ninguna persona específica para que esos consensos queden claro, no es necesario mencionar a Viganó, lo necesario para pertenecer a la milicia católica es lo siguiente de parte de obispos y sacerdotes, a saber: 1) reconocer la extrema gravedad de la crisis de la Iglesia, 2) reconocer los motivos de esa crisis de la Iglesia que se remonta al Concilio Vaticano II y que implicó una decadencia (una cierta disruptura como señaló Viganó o continuidad pero con decadencia y merma en la comprensión de los dogmas y de la moral) en el clero en su celo por la doctrina y la moral y por la santificación, 3) reconocer que debe restaurarse la moral y la doctrina católica sobre la base de los doctores de la Iglesia, especialmente Santo Tomás de Aquino, y del Magisterio de siempre, y 4) declaraciones, de alguna manera conjuntas, en el tiempo y en la forma de obispos y sacerdotes sobre los temas anteriores y que no solamente se traduzcan en palabras sino en obras para la restauración de la moral y de la doctrina de la Iglesia en comunidad en la santa Misa, en las distintas prácticas piadosas y religiosas y en la evangelización.
    Es necesario que la Iglesia santa forme un Partido de la Iglesia dentro de la Iglesia para enfrentar el Partido del Mundo dentro de la Iglesia, no es difícil hacerlo basta que haya declaraciones coincidentes de obispos y sacerdotes en los temas mencionados, no es necesario declaraciones conjuntas basta que coincidan los artículos y declaraciones de cada uno de ellos en los temas señalados para formar una milicia católica y para ser parte de la misma y esto hay que decirlo no una vez sino setenta veces siete porque forma parte importante de la nueva evangelización a realizar.
    No es suficiente con que cada uno de los obispos y sacerdotes se empeñen de manera aislada, desorganizada y contraproducente a hacer declaraciones individuales y separadas en el tiempo y en la forma contra el aborto, la eutanasia o la ideología de género, ello es simular la lucha porque no se identifica al oponente como una organización secreta o Estado profundo que en el sínodo alemán toma la forma manifiesta de contraIglesia o Iglesia profunda o neo protestantismo católico, no se lo pone bajo los reflectores, no se señalan sus ataques y, por lo tanto, no se lo enfrenta.
    Se les exige a obispos y sacerdotes que obren como comunidad de creyentes y, para ello, deben pensar de forma comunitaria y hablar de manera comunitaria, tener una dialéctica compartida fundada sobre la Verdad para enfrentar las distintas ideologías proselitistas del enemigo, no es necesario declaraciones firmadas por todos pero sí cierto orden en la forma y tiempos de hacerlas, es necesario que obispos y sacerdotes dejen de simular como si hicieran algo por la Iglesia y pasen a hacerlo y es necesario que dejen de lado sus celos amorosos por sí mismos y sus prestigios y dediquen su celo a Dios y a su Iglesia y no de manera individual sino organizada y en comunidad de fe.
    Basta de pavadas, es momento de actuar con cierto orden y es momento de formar las milicias católicas y levantar la bandera de Cristo Rey, lo contrario es sólo actuación, simulación, cobardía y maldad.
    ¿Y por qué los obispos y sacerdotes y no los laicos? Porque los laicos solos poco pueden sin el apoyo de quienes tienen autoridad dentro de la Iglesia porque como nos recuerda Specola: “La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero” es frase que nos dice un ignoto sabio y que, al escucharla, Agamenón dice: “Conforme”, mientras que el porquero replica: “No me convence”.” (Infovaticana, blog de Specola artículo Quis ut Deus? Miguel, Mija – El, la deed church, la eterna lucha entre la luz y las tinieblas, ¡No tengáis miedo!)
    Porque los que tienen autoridad (sacerdotes y obispos) son los principales obligados en organizar (según la definición de ley de Santo Tomás de Aquino) a la comunidad en orden al bien común y Cristo es el Bien Común de la Iglesia en orden al cuál deben organizarse la doctrina y moral de la misma, eso ya se ha hecho sólo se necesita restaurarlas para instaurar todas las cosas en Cristo.
    Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *