El refinamiento de satanás; el Papa Francisco y el fin del celibato; Viganò, Sandri, Re y el próximo conclave; abolir el Vaticano.

|

Nuestro compañero de fatigas y de columna Paco Pepe nos habla con gran acierto de la Iglesia del cachondeo. Uno puede pensar lo que quiera, blanco , negro o rosa y todas las posiciones merecen nuestro respeto siempre que sean serias. Hoy asistimos a una verdadera descomposición irracional de la fe católica. El Papa Francisco nos dice lo mismo y lo contrario en pocas horas. Hace lo que critica y critica lo que hace con toda paz como si la cosa no fuera con él. Nuestros políticos nos tienen demasiado acostumbrados a cambiar de posición con gran soltura y puede que en política esto funcione, en cuestiones de fe no funciona y estamos asistiendo a una inmensa desbandada que no quiere saber nada con esta locura irracional que está instalada en la iglesia y que está perfectamente definida como la iglesia del cachondeo.

El blog de Marco Tosatti nos recoge una interesante reflexión de Daniel Mitsui que creemos de enorme interés porque pone el dedo en el aspecto sagrado de la Iglesia y en lo sobrenatural que ahora es constantemente olvidado. Estas son algunas de sus ideas, la traducción es nuestra.  Satanás es más refinado que nosotros. Y él es más fuerte que nosotros y más paciente que nosotros. Si no fuera así, no necesitaríamos un Salvador. No se nos ha prometido un paraíso en esta vida, sino un asalto continuo hasta la venida del Reino.

Satanás destruiría, dividiría y degradaría a la Iglesia de cualquier manera posible. Lo haría a través de herejías, cismas, guerras, hordas de merodeadores bárbaros y la conspiración de sociedades secretas. Trabajaría a través de la codicia de los príncipes, la lujuria de los reyes, el orgullo de los emperadores y la estupidez de los papas. Inspirará malas ideas a los oídos de los hombres de buena voluntad. Trae terremotos, fuego y peste; él  somete a su manipulación lo que puede de la buena tierra de Dios, intenta arruinar la Iglesia desde adentro y desde afuera.

<

Satanás odia a la Iglesia y quiere que nosotros también la odiemos. Y es lo suficientemente sutil, fuerte y paciente como para arruinar todo lo que nos facilita amar a la Iglesia. Fue lo suficientemente sutil como para arruinar la Edad Media aparentemente inmortal y es lo suficientemente sutil como para arruinar la estabilidad teológica del Oriente cristiano. Si esto no fuera obvio como un hecho teológico, debería ser obvio como un hecho histórico: ya ha sucedido en el pasado. No hay refugio en la Iglesia militante. Si una Iglesia parece haber derrotado al Modernismo, simplemente significa que Satanás espera plagarla con algún otro error lo antes posible. Las antiguas iglesias son vulnerables y siempre lo han sido.

Si hubiera una iglesia sin cicatrices, no sería la verdadera iglesia; sería tan poco amenazante para el principado de Satanás que ni siquiera se molestaría en prestarle atención. Una Iglesia que no está permanentemente dañada no es el Cuerpo de Cristo. Los apóstoles entendieron esto y siempre vivieron como si el fin fuera inminente y el enemigo estuviera cerca. Dios confió a la humanidad el cuidado de su Iglesia en este mundo hasta la Parusía. Dios ciertamente puede ayudarnos de maneras extraordinarias. El notable vigor de la Iglesia puede explicarse solo con intervención divina.

Cuando la Iglesia necesita santos, héroes y sabios, no tiene a nadie más que a nosotros. Y la mayoría de nosotros estamos demasiado orgullosos de nuestra falsa humildad para intentar incluso la santidad heroica. El estado de la vida cristiana hoy, como siempre, es rezar entre las ruinas; rastrillar entre los escombros de una iglesia largamente destruida en busca de piezas que podamos reconocer; aferrarse a ellos y atesorarlos de una manera que los hombres que los han disfrutado en su esplendor nunca han hecho.  Construyendo algo hermoso para Dios, para que el recuerdo de la antigua fe pueda sobrevivir para la próxima generación. Y hacerlo con la creencia, a pesar de todas las tentaciones de desesperación, de que la victoria ya ha sido conquistada y que la liberación está cerca.

Viganò se hace presente de nuevo con una larga carta con la idea central de que los fieles tienen derecho a saber con quién se juegan los cuartos y que todos estamos un poco cansados de que nos pretendan vender una burra averiada. Citamos alguna de sus partes invitando a la lectura total de la misma.

«Y una vez más nos encontramos ante otra obra maestra del engaño: la confirmación por parte del Papa de las elecciones del nuevo Decano y Vice-Decano del Colegio de Cardenales por parte de los Cardenales-Obispos. Esto ha pasado casi desapercibido y sin embargo oculta una estrategia retorcida. Hay que tener en cuenta, de hecho, que en junio de 2018 el Papa Francisco aumentó el número de Cardenales-Obispos, que había permanecido inalterado durante siglos, promoviendo cuatro nuevos de un solo golpe. De esta manera aseguró una mayoría a su favor, como siempre lo ha hecho con la creación de nuevos miembros del Colegio de Cardenales.»

«Al Cardenal Giovanni Battista Re, nombrado Decano del Colegio a la edad de 86 años y por lo tanto excluido del próximo cónclave, le deseo una vida aún más larga que la de su padre. Pero su nombramiento es una tapadera para ese otro nombramiento más efectivo – del Cardenal Sandri – que ha sido preparado ad hoc para pilotar el próximo cónclave secundum Franciscum, es decir, según una edición actualizada y aumentada de la Mafia de San Gallo.»

«En la primera audiencia que Francisco me concedió después de la del 23 de junio de 2013 que ya he mencionado (en mi primer testimonio), en la que me preguntó sobre el cardenal McCarrick, me hizo una pregunta similar: «¿Cómo es el cardenal Sandri?» Sorprendido por la pregunta sobre un querido amigo mío, y sintiéndome en un aprieto, no respondí. Entonces Francis, uniendo sus manos en un gesto característicamente italiano, las agitó de un lado a otro – como si dijera que Sandri «sabe cómo arreglárselas» – y me miró a los ojos buscando mi consentimiento para su sugerencia. Así que se lo dije en confianza: «Santo Padre, no sé si sabe que el Nuncio Justo Mullor, Presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, fue destituido de la Nunciatura Apostólica en México porque se opuso a las directivas de la Secretaría de Estado para encubrir las gravísimas acusaciones contra Marcial Maciel».

«Francisco, después de haberse referido repetida y obsesivamente a un «clericalismo» no especificado como la causa del abuso sexual, para evitar denunciar el azote de la homosexualidad, ahora hace alarde del clericalismo más inescrupuloso (una acusación que hace a otros): promueve a Sandri a cardenal-sacerdote en mayo de 2018 y un mes después a cardenal-obispo, para que lo confirme como vicedecano del Colegio de Cardenales, un candidato preparado por Francisco para presidir el próximo Cónclave.»

«Los fieles tienen derecho a conocer estas sórdidas intrigas de una corte corrupta. En el corazón de la Iglesia parece vislumbrarse la sombra que se aproxima de la sinagoga de Satanás (Apocalipsis 2:9). »

Seguimos con los rumores sobre si el Papa Francisco abrirá, o no, la puerta a la existencia de sacerdotes casado, o casados que puedan ser sacerdotes. Rumores y contra rumores.

El Papa Francisco ayudo a la nulidad del matrimonio de la nueva embajadora de Argentina y su ex marido es ahora sacerdote. El encuentro con el presidente de Argentina, y su actual compañera, fue muy amable y parece que se evitó hablar de cosas desagradables.

Don Mazzi, un conocido sacerdote italiano que trabaja en la recuperación de drogo dependientes y que cuenta con una gran autoridad, predica la abolición del Vaticano y razón no le falta ante el cachondeo en que estamos instalados.

«Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»

Buena lectura.

DANIEL MITSUI: SATANA È PIÙ RAFFINATO DI NOI. LA CHIESA È DEBOLE.

Coronavirus, l’Italia molla la Cina. Dalla Via della Seta alla sinofobia

vaticano_papa_francesco_vigano_sandri_maciel_abusi_ultime_notizie

Sinodo Chiesa Germania al via/ I nodi: preti sposati, donne, comunione. E Ratzinger..

L’esortazione post-sinodale di papa Francesco abolisce il celibato ecclesiastico

Santa Sede: ex esposo de nueva embajadora argentina ahora es sacerdote

Anticipazione / L’esortazione post-sinodale di papa Francesco abolisce il celibato ecclesiastico

Curia Pescara: chiusa la verifica del visitatore apostolico

Venezuela. Papa Francesco vorrebbe una chiesa non schierata

Tra Papa Francesco e il presidente Fernandez intesa sui temi sociali dell’America Latina. Il tema dell’aborto affrontato con Parolin

coronavirus_vaticano_contagio_papa_san_pietro_musei_vaticani

Il Papa e il presidente argentino, il «giallo» dell’aborto

vaticano/aborto_peron_argentina_chiesa_vaticano_fernandez_buenos_aires_vaticano_udienza

In Vaticano nessuna misura restrittiva per il coronavirus

VIGANÒ SVELA L’AMICIZIA DI SANDRI CON MACIEL. GUIDERÀ IL CONCLAVE.

etica/don-mazzi-il-vaticano-andrebbe-abolito

Comentarios
8 comentarios en “El refinamiento de satanás; el Papa Francisco y el fin del celibato; Viganò, Sandri, Re y el próximo conclave; abolir el Vaticano.
  1. Digan lo que digan, la iglesia no va por buena ruta. Esta ruta de desmontar casi todo lo que hay para no ser sustituido por nada solo conseguirá desnaturalizarla. Pero, la desnaturalizará solo por un tiempo y un espacio, será una ficción ilusoria, luego la fe vencerá, al mismo modo en que la pasión de Dios Hijo venció.

    1. Decime, por favor, en qué parte de las escrituras y, especialmente, del Apokalipsis se muestra una Iglesia del fin de los tiempos que resulta victoriosa sobre el Mundo, Cristo es el que vence al Anticristo y no la Iglesia. ¿De dónde sacás este milenarismo o esta nueva edad de oro de la Iglesia? Y si Cristo en su primera Venida venció en la Cruz, o sea, fue crucificado, muerto y sepultado y resucitó no fue una victoria de un Mesías poderoso militarmente era la Cruz la que no entendían los discípulos y el anonadamiento. No te parece que la victoria de la Iglesia santa o del pequeño rebaño será una victoria similar a la de la Cruz de Cristo, locura y escándalo para judíos y gentiles y para los mismos discípulos en su momento. Una Iglesia terrenal desfigurada, adulterada y repleta de herejes y herejías en la que permanece aún una Iglesia santa y que no permanecería santa y en la verdadera fe, si esos tiempos, no se acortasen se parece más a la victoria de Cristo en la Cruz que ninguna otra cosa, una victoria que rechazaron los discípulos en un primer momento y que rechazan los católicos ahora ¿Y qué significa eso de la fe vencerá? La fe en la segunda Venida o la fe en que la Iglesia terrenal continuará para siempre su marcha y habrá una nueva cristiandad como quiere creer Roberto de Mattei y compañía, seguramente, Jesús les diría: «apártate de mí Satanás porque no piensas como Dios sino como los hombres» ¿Podés ser más específico, te lo agradecería, para saber cuál es tu fe y qué estás enseñando y difundiendo? ¿Asegurás la venida de una nueva cristiandad y de un nuevo milenarismo en eso de la fe vencerá y mantenés la postura mundana de Roberto de Mattei de rechazar una Iglesia santa de los últimos tiempos humillada y crucificada? Con esos defensores de la fe católica no vamos por buen camino. Saludos

  2. ¿Por fin va el Papa a volver al Evangelio y a desembarazarse de la pagana filosofía de Platón, para la que el sexo es sucio y malo, por lo que los sacerdotes no deben casarse?

  3. La Iglesia terrenal siempre tuvo dentro de sí las dos ciudades de San Agustín, la ciudad de Dios y la ciudad de Satanás, fue tentada por Satanás y atacada y tiene cicatrices que lo testimonian, pero los papas u obispos siempre lucharon contra las herejías y las vencieron y siempre evangelizaron, pero, a partir del Concilio Vaticano II ocurrió algo gravísimo, la Iglesia terrenal se negó a excomulgar a los herejes y a perseguir las herejías y se propuso entrar en relaciones y diálogos con el Mundo y con las herejías y falsas religiones. Esto permitió el crecimiento del Partido del Mundo dentro de la Iglesia, la contraIglesia, la antiIglesia, la Iglesia del pecado o la ciudad de Satán dentro de la Iglesia, esta negativa de los papas y obispos a luchar contra las herejías dentro de la Iglesia llevaron necesariamente a que el modernismo que es la suma de todas las herejías llamada en la actualidad progresismo católico adquiriera carta de ciudadanía y pudiera designar a uno de los suyos como papa, una vez que el progresismo fue la autoridad de la Iglesia la misma no se ordenó al Bien Común que es Cristo sino al mal común que es el Mundo olvidándose de Dios. Hoy los obispos y el papa están fomentando el progresismo mientras tratan de mantener a los conservadores y tradicionalistas dentro de la Iglesia terrenal, adulteran la religión y surge una Iglesia adulterada, los fieles no saben qué hacer porque Cristo permanece aún en la Eucaristía y en la Santa Misa y los progresistas piensan que si se mantienen en el poder el tiempo suficiente todos serán progresistas y se eliminará la teología, los dogmas, la tradición y la fe en Cristo para establecer una nueva religión mundial y un nuevo gobierno mundial. Y si esos tiempos no se acortaran ni aún los elegidos se salvarían pero por amor a los elegidos serán acortados por Dios. No crean a los que dicen que la crisis actual de la Iglesia es igual a las anteriores y que la Iglesia siempre tuvo problemas y que aconsejan o sugieren que sigan comiendo o bebiendo como en otros tiempos, el único católico verdadero es el que espera la segunda Venida aquellos que no la esperan ya han perdido la fe y son carne para la formación de la mala mujer del Apocalipsis. Saludos

  4. Lo que hacemos con nustros cuerpos también juega en nuestra salvación. Un recordatorio de esto en la magnífica encíclica VERITATIS SPLENDOR del formidable San UAN PABLO II, cada día que pasa más imprescindible ante la confusión reinante, el sello del bergogliato.

    1. 49. Una doctrina que separe el acto moral de las dimensiones corpóreas de su ejercicio es contraria a las enseñanzas de la sagrada Escritura y de la Tradición. Tal doctrina hace revivir, bajo nuevas formas, algunos viejos errores combatidos siempre por la Iglesia, porque reducen la persona humana a una libertad espiritual, puramente formal. Esta reducción ignora el significado moral del cuerpo y de sus comportamientos (cf. 1 Co 6, 19). El apóstol Pablo declara excluidos del reino de los cielos a los «impuros, idólatras, adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, avaros, borrachos, ultrajadores y rapaces» (cf. 1 Co 6, 9-10). Esta condena —citada por el concilio de Trento 88— enumera como pecados mortales, o prácticas infames, algunos comportamientos específicos cuya voluntaria aceptación impide a los creyentes tener parte en la herencia prometida. En efecto, cuerpo y alma son inseparables: en la persona, en el agente voluntario y en el acto deliberado, están o se pierden juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *