PUBLICIDAD

El principe de la mentira, huesos y dosieres, las chicas de Marcinkus, el caso Viganò, catacumbas al 50%, el tapado de Trump.

|

Cuando las cosas se fundamentan en la mentira, o peor, en medias verdades, todo de derrumba antes o después. Además tiene consecuencias devastantes para la credibilidad de quién actúa así. Ni la verdad más demostrable será creída cuando sale de sus labios. Todos los que tienen un cargo público saben que la credibilidad es fundamental y que una vez perdida mejor es dejarlo porque se evoluciona hacia una caricatura de uno mismo que es más ridícula cuanto más se busca la solemnidad. Recuperar la credibilidad perdida es misión imposible. En la autoridades religiosas esto tiene un calado mucho mayor y por eso instintivamente seguimos a los santos. Su vida corresponde con lo que predican y eso les da una fuerza indestructible, predican poco y viven mucho. Por algo el demonio es llamado el ‘principe de la mentira’.  Sin duda, lo que hoy falta a la Iglesia es santidad y pretendemos atraer con técnicas de marketing mundanas que siempre son caducas. Hace no muchos años bastaba unas palabras del cura en el púlpito para que todo el mundo lo diera por irrefutable. El argumento: ‘Lo ha dicho el cura’ era el sello seguro de veracidad. Después pasamos a ‘lo ha dicho la televisión’ y ahora a ‘circula por internet’. La suprema autoridad de la Iglesia está perdiendo su credibilidad y no es la primera ocasión en la que se ha visto obligado, obligado por las evidencias públicas y publicadas, a reconocer que se ha equivocado y a pedir perdón. Esto tiene una gran fuerza cuando es un caso aislado pero no puede ser la norma ni lo normal porque queda desacreditada toda la actuación de quién obra así.

Hoy salen dos espadas, los más altos posibles, Parolín y Becciu, Edgar nos tememos que no se entera mucho, a aclarar el caso de los huesos de la nunciatura de Via Po. Pensemos que en casos mucho más serios, al menos eso presumimos, como temas doctrinales o el testimonio Viganò hay orden de silencio absoluto. El caso Orlandi afecta a la estructura del estado Vaticano y su actuación lo puede convertir en un estado delincuente. Por eso hay que protegerse como sea. No es un caso que afecte a una o varias personas con sus responsabilidades sino que afecta a estructuras de gobierno con complicidades generalizadas que hace que lo corrompido sea la propia organización. Es lo mismo que está sucediendo con la corrupción homosexual que solo puede existir con complicidades en todos los niveles. Parolín ya sabe entes de analizar los huesos que no son de Emanuela Orlandi y no niega las negociaciones con Italia.  O bien tiene ciencia infusa o quizás sabe algo de cómo termino la desaparición de la chica. Becciu nos dice que estaba dispuesto a entregar el dosier Orlandi a la justicia italiana, es decir, que el dosier que no existe parece que existe. El mismo se pone la venda antes de la herida y nos dice que aun a riesgo de que nadie crea que no es completo. Pues eso, las cosas son más que evidentes y hasta los protagonistas saben el alto grado de descrédito que tienen sus palabras.

Ya se están analizando las viejas fotos de Marcinkus al que le gustaba aparecer rodeado de bellas señoritas, que tiempos tan lejanos donde hasta los pecados eran naturales y no contranaturales.  Empiezan a saltar otros nombres de las que no sabe cómo han terminado sus días o si los han terminado. Ya tenemos fotos de la excavación y detalles en tiempo real. Las vergüenzas están cada vez más al aire después de guardarlas tan celosamente.

Marco Tosatti nos avanza el contenido del libro de Aldo Maria Valli sobre el caso Viganò, ‘ el escándalo más grande de la iglesia del Papa Francisco’. La reunión de finales de febrero va a contar con una documentación verdaderamente envidiable y sin necesidad de dosieres secretos. Desde el Vaticano están intentado que se divulgue poco y no se traduzca.

Como consecuencia de los ‘Pactos lateraneses’ la Santa Sede es la propietaria de las catacumbas. Todos pensamos en las romanas pero hay muchas más cerradas por mil dificultades.  En todo el territorio italiano son unas 150 catacumbas. Hace unos años en Nápoles un intrepido sacerdotes con un grupo de jóvenes se decidió a abrir al público las catacumbas de San Genaro. Han dado trabajo a muchas personas y se han convertido en un referente en la ciudad y en visita obligada. La noticia es que el Vaticano , tan desinteresado cuando eran una ruina, quiere el 50% de las entradas incluso con retrasos. El cabreo está servido. Parece que es la norma en las demás catacumbas abiertas.

Asia Bibi ya ha dejado la cárcel y continua pidiendo asilo en distintos países para rehacer su vida y la de su familia con serenidad.

El discreto cardenal Edwin O’Brien, de la orden del Santo Sepulcro, es presentado como  el cardenal guerrillero y el hombre de Trump dentro de las tramas vaticanas.

El campidoglio, el ayuntamiento de Roma, ha empezado a censar los hoteles y negocios en propiedad de las iglesia con la intención de aplicar las tasas que Europa exige.

“¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido.”

Buena lectura.

Il cardinale guerriero e Donald Trump. Il ruolo di Edwin O’Brien dentro le trame del Vaticano

Il cardinale Parolin: «Giallo delle ossa, faremo luce, ma è prematuro pensare alla Orlandi»

PUBLICIDAD

Chi l’ha visto, ossa in Vaticano: non solo Orlandi, il (doppio) giallo di Alessia e Magdalena

Il successo delle Catacombe di San Gennaro: «Così abbiamo fatto un piccolo miracolo»

Altre ossa, trema il Vaticano

Ossa Vaticano, il consulente smentisce: «Donna di 25 anni? Solo illazioni». Il giallo delle foto di Marcinkus

“Asia Bibi è stata scarcerata”

Se a mettere in discussione il Papa è un cardinale amico di Trump

Ossa in Nunziatura, la Santa Sede: “Nessun nesso con la Orlandi”

“Vaticano era pronto a consegnare tutto il dossier Orlandi alla commissione d’inchiesta chiesta da M5S”

Emanuela Orlandi, non è lei la donna sepolta in Nunziatura né Mirella Gregori

Il Campidoglio chiede al Vaticano un censimento di negozi e hotel

IL CASO VIGANÒ. IL LIBRO DI ALDO MARIA VALLI SUL PIÙ GRANDE SCANDALO DELLA CHIESA DI PAPA FRANCESCO.

 

3 comentarios en “El principe de la mentira, huesos y dosieres, las chicas de Marcinkus, el caso Viganò, catacumbas al 50%, el tapado de Trump.
  1. Este comentario no tiene que ver con el tema de este artículo.
    Pero…, nunca dejo de preguntarme sobre quién será el que
    vigila la propaganda que aparece en Infovaticana.
    Unas interrumpen la lectura, subiendo o bajando los párrafos.
    Otras, y aquí va lo más grave, con imágenes provocativas
    de muchachas muy poco “piadosas”.
    ¿Alguien se entera de estos inconvenientes, bastante serio el segundo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *