El pontificado del Papa Francisco se desmorona: la Soberana de Malta, extrañas excomuniones, cisma Alemán, la delincuencia del vaticano.

|

Estamos en  la última semana de abril, seguimos con una enorme presión informativa que denota que las cosas se están precipitando por lo civil y por lo eclesiástico. Urbi et orbi le crecen los enanos al Papa Francisco que por edad y por incumplimiento de tantas promesas y expectativas está perdiendo el control de la situación. Nos tememos que el no hacer nada, que es lo que todo apunta que sucederá, complicaría mucho más las cosas, pero  hacer algo, y ese algo solo puede ir en la dirección correcta,  significa el fin de su pontificado.

Empezamos con problemas internos. El intento de dar un golpe de timón en la Orden de Malta y fue tan sorpresivo e inesperado que dejó a todos fuera de juego. El tiempo pasa, nada se resuelve y todo se complica. Una circular interna firmada por el Gran Comendador, introduce cambios en las reglas de admisión a la segunda clase al fortalecer a los Caballeros y no a los sacerdotes, todo lo contrario de lo que esperaba el Papa Francisco. Los candidatos al año de prueba para la admisión no podrán tener más de 75 y no menos de 30, antes 25,  dejando a las entidades locales la libertad de «fijar una edad máxima inferior». Toda una prueba de fuerza con los  críticos internos y con la Santa Sede.

Otro caso que indica tantas debilidades es la sospechosa excomunión de Don Bernasconi.  Recordemos que ha sido excomulgado por no reconocer a Bergoglio como Papa y haber seguido repitiendo que el único pontífice legítimo y aún reinante es Benedicto XVI. Americo Mascarucci , nos ofrece un razonado  artículo sobre el tema: «creo que el Papa es Francisco; Sufro como católico y devoto hijo de la única Iglesia verdadera en la que reside la salvación y en la que se deposita la verdad de la fe, al tener que distanciarme cada vez más de este pontificado, criticando sus continuas derivas ideológicas globalistas cada vez más centradas en ‘Soros agenda y cada vez menos sobre el Evangelio de Cristo, que no es el que libremente interpretan Bergoglio y los Bergoglianos». Indica dos coincidencias en el caso del excomulgado: la primera que la excomunión de Don Enrico Bernasconi se hizo pública pocas horas después de la muerte de Hans Kung, el teólogo suizo que a pesar de sus posiciones claramente heréticas nunca fue excomulgado. La segunda coincidencia es que se emana en la semana de la Divina Misericordia. La excomunión de hoy parece contradictoria no solo a nivel teológico, sino más aún a nivel histórico y, por supuesto, como es costumbre en los sacros palacios, sin un proceso canónico. Hay muchas formas de perder la autoridad, una de ellas es está.

<

El mar de contradicciones diarias que destruyen la autoridad del Papa Francisco continúa y mientras recomienda a los nuevos sacerdotes que huyan del dinero nos pide que recemos por las finanzas: «Oremos para que los responsables de las finanzas colaboren con los gobiernos para regular el ámbito financiero y proteger a los ciudadanos de sus peligros». No entendemos muy bien que se deje de rezar por tantos peligros que acechan a la barca de Pedro y se rece por las finanzas, el mundo del ‘estiércol del diablo’. Es posible que las cosas no van tan bien como nos quieren hacer creer debemos rezar por los del Reset de Davos, o los amigos del Deep State y la Deep Church, o los sacrificados vigilantes Rothschild, Rockefeller, etc. Quizás estamos ante la quiebra del Vaticano y pide rezar por los que han limpiado su cuenta o realizan extrañas inversiones en su casa y ‘sin su conocimiento. Por otro lado, si alguien colabora con los gobiernos, o los gobiernos con ellos, son los financieros. Al fin, puede que el Papa Francisco sueñe con conseguir para su micro estado la calificación triple A, después ocho años de transparencias y limpiezas, de reformas revolucionarias, no llega. Llevamos años viviendo de proclamas y promesas, que golpes de efecto, pero lo que urbi et orbi se ve es que todos los que lo han intentado han terminado defenestrados: Gotti Tedeschi, Pell, Vallejo Balda,  Milone…

El Vaticano siempre ha controlado los medios italianos, pero vemos que ya no es así. El hecho de que hoy , esta tarde, tengamos un nuevo capítulo de los escándalos financieros del Vaticano en la televisión pública lo confirma. La estrella de hoy es Libero Milone, que fue presidente de Deloitte Italia y nombrado por el  Papa Francisco en 2015 el primer auditor. Report es un programa que goza de gran autoridad ante los italianos y hoy será de obligada audiencia. Mañana tendremos todo su contenido, pero los avances ofrecidos indican que la cueva de Alí Babá era una guardería comparada con la finezas vaticanas.

El sí, pero no, de la Iglesia italiana con su primer Sínodo nacional. La cosa colea desde el 2015, cuando el Papa Francisco en la V Conferencia de Florencia, propone el Sínodo. Los italianos son maestros en distanciar lo que no gusta y el sínodo no gusta nada. Los que ahora mandan ahora porque se puede ver demasiado que mandan muy poco, los que no mandan porque no quieren meter a Italia en una previsible espiral a la alemana. Bassetti, que mide sus fuerzas, se resigna y anuncia que será para después del jubileo del 2025. Los cálculos están hechos, el Papa Francisco rozará, sí está,  los 90 años y Bassetti, si está, los 79, mucho nos tememos que, de estar,  no tendrán el cuerpo para sínodos.

Los alemanes son menos finos que los italianos y se les ve la jugada. El presidente de los obispos alemanes invitó a cualquier protestante  que desee recibir la Sagrada Comunión en una iglesia católica en el Kirchentag, el día de la unidad,  que puede hacerlo. Bätzing está crecido ante la manifiesta debilidad del Papa Francisco y de una curia romana desnortada y desacreditada, y ahora, además arruinada: «Queremos dar pasos hacia la unidad», «quienes crean en conciencia lo que se celebra en la otra denominación también podrán acercarse al altar y no serán rechazados». No puede faltar el ninguneo a Roma: «Para muchos funcionarios en Roma, la Iglesia católica alemana tiene un olor protestante». Este «no es el caso en el más alto nivel de prefectos,  sino con funcionarios que no tienen experiencia con la Iglesia en Alemania». «El tren ha salido de la estación y, sobre todo, Roma no intervendrá»,  «La curia se ha quedado sin dientes, y la excepción ahora se convierte en la regla». Hay muchas formas de negar que el Papa Francisco es el papa, la inocente del excomulgado Don Bernasconi, y la gravísima y desafiante del presidente de los obispos alemanes, que por ahora ni será cesado y excomulgado y, tal como están las misericordias, lo podemos ver ascendido.

En tantas cosas vemos que el Papa Francisco se encuentra fuera de la realidad. Por fin, celebró misa en el altar de la confesión con motivo de las ordenaciones sacerdotales, una Misa al año no hace daño. No quiere sacerdotes  burócratas ni frívolos, deben alejarse del dinero y ser testigos de una vida modesta, sin estatus similar al de los anteriores. Los seminarios están desiertos, los noviciados desaparecidos, las vocaciones están en caída libre por todas partes y los pocos sacerdotes que se ordenan en las diócesis están muy lejos de los ‘anteriores’ entre los que se encuentra, aunque solo sea por edad, el Papa Francisco. Hoy, el mundo, ofrece miles de posibilidades y nadie que busque prestigios humanos se le ocurre, ni de lejos, ir a un seminario. Los sacerdotes viven con una inmensa austeridad llevada con gran dignidad, siempre hay casos tristes y los habrá, pero hoy los problemas sacerdotales son otros. Seguimos sin entender esta forma de ‘animar’ a sus curas del Papa Francisco.

Terminamos con el aire fresco del Santo Cura de Ars: “Si desapareciese el sacramento del Orden, no tendríamos al Señor. ¿Quién lo ha puesto en el sagrario? El sacerdote. ¿Quién ha recibido vuestra alma apenas nacidos? El sacerdote. ¿Quién la nutre para que pueda terminar su peregrinación? El sacerdote. ¿Quién la preparará para comparecer ante Dios, lavándola por última vez en la sangre de Jesucristo? El sacerdote, siempre el sacerdote. Y si esta alma llegase a morir a causa del pecado, ¿quién la resucitará y le dará el descanso y la paz? También el sacerdote…¡Después de Dios, el sacerdote lo es todo!… Él mismo sólo lo entenderá en el cielo”.

«…es que a un asalariado no le importan las ovejas».

Buena lectura.

Vento di rivolta in Germania: la Chiesa ora attende la prova

Papa Francesco ai nuovi preti: mi raccomando state lontano dai soldi e non calunniate nessuno

Perché giova a cardinali e vescovi un’operazione verità sulle dimissioni di Ratzinger

Papa Francesco sui migranti morti in mare: “È il momento della vergogna. Hanno implorato aiuto per due giorni, non è arrivato nessuno”

Batzing: cari protestanti volete la Comunione? Venite nelle nostre chiese, non vi sarà rifiutata.

Biden riconosce il genocidio armeno. Il Vaticano non lo nomina

Vescovi e laici a confronto: via libera al primo Sinodo della Chiesa italiana

Osservatore Marziano: il Papa prega per la Finanza. Ma che Vuole Dire?

Ordine di Malta, la riforma che ignora il volere del Papa

Mascarucci: Perché la Chiesa di Francesco Scomunica, e Non Risponde?

Comentarios
4 comentarios en “El pontificado del Papa Francisco se desmorona: la Soberana de Malta, extrañas excomuniones, cisma Alemán, la delincuencia del vaticano.
  1. ¡Vaya por Dios! Señor Specola (ingenioso nombre, por cierto), le llevo leyendo desde hace un tiempo y siempre todo va mal y se están demoliendo hasta los cimientos de la Iglesia. Alguna vez diga algo positivo en sus opiniones (me vale casi cualquier tema) que voy a pensar que le tiene manía al Papa. Y no dedique el próximo artículo para decir que la manía se la tiene el Papa a usted que usted no es tan importante como para eso… 😉

  2. Hay que considerar ya como como anticristo excomulgado latae sententiae non declarata al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing, que ha declarado que cualquier protestante alemán que desee recibir la Sagrada Eucaristía en una iglesia católica puede hacerlo en el Día de la Unidad Cristiana (Ökumenischen Kirchentag) en mayo. También por las bendiciones a parejas homosexuales que se harán en mayo. Adiós. No eres católico.

  3. 1. Hay que preparar las listas de obispos alemanes, y notificar y requerir que en 24 horas, o juran fidelidad y abjuran públicamente de la herejía o son excomulgados ferendae sententiae, nombrando a los administradores apostólicos.

    2. Lo mismo para el resto de obispos y cardenales del mundo, así como los dirigentes y superiores religiosos y laicales.

    3. Declarar que el resto (laicos de todo tipo, clérigos y religiosos) está excomulgados latae sententiae non declarata por aceptar la herejía, y dar el procedimiento de reingreso y el confesor que los debe de perdonar.

    4. Que los Nuncios declaren ante los Estados qué autoridad eclesial es católica o apostática. Lo mismo los arzobispos metropolitanos y Primados.

    5. Reclamar en los tribunales los bienes, cuentas, patrimonios, catedrales, templos, parroquias, monasterios, conventos, hospitales, escuelas, universidades católicas.

    6. Hay que asumir el martirio de la clandestinidad si los Estados persiguen a la Iglesia y apoyan a los apóstatas.

    7. Yo estoy desde San Pedro hasta Benedicto XVI. Los demás, sea quien sea, si no lo están, son anticristos.

  4. En el Cisma de Occidente hubieron hasta tres Papas, Roma, Pisa y Aviñón, y fue y sigue siendo hoy en día irresoluble el saber quién era el verdadero Papa. Muchos fueron de uno o de otro Papa, y otros se mantuvieron neutrales, rezando en la misa pro illo qui est verus papa, «por quien es el verdadero papa». Las diócesis tenían dos obispos, dos rectores, dos abades. Sólo la elección de Martín V solucionó el Cisma.

    Hoy sucede lo parecido. El Sínodo alemán apostata con el silencio y omisión de Francisco y prefigurando a un futuro Antipapa. Otros dicen que el único Papa es Benedicto XVI por las graves irregularidades formales y materiales de su renuncia y por la falta de legitimidad de origen y ejercicio de Francisco. Siguen los sedevacantistas cuyo último Papa es Pío XII.

    Una solución es que Francisco subsanar sus ilegitimidades de origen y ejercicio abjurando de todos sus errores, contestando a las Dubia sobre todo, y excomulgado a los apóstatas alemanes.

    Otra solución es que dimita y se celebre un cónclave. Otra es que nombre a más cardenales más ortodoxos y amplíe el número de cardenales conclavatarios. No hay más soluciones para Francisco.

    Y debe de quedar claro que el tren alemán apostático tiene un único destino seguro y asegurado: Excomuniopolis-Exkommunikationburg, Bahnhof Lutherplatz (Estación de tren de la plaza de Lutero).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *