El Papa Francisco: «yo, me, mi, conmigo, para mi», el ‘obispo de Roma’ y el Corpus Cristi, los ‘derechos’ en el Vaticano, el sentido de los Occurrentes, la ‘sinodalidad’ no es católica.

|

Hemos celebrado el 13 de mayo, fiesta de Fátima, impresionantes imágenes las que nos llegan de Portugal ante los enormes vacíos a los que nos hemos acostumbrado en Roma. En la plaza de San Pedro hay una placa en el suelo que recuerda el lugar exacto del atentado a San Juan Pablo II, muchos pasan delante sin darse cuenta, el tiempo pasa y nos hace olvidar. Especialmente emocionante encontrarnos ayer un ramo de flores y a tantos rezando, es nuestra imagen de hoy, parece que hay algunos que no olvidan y son agradecidos.

Empezamos con la cascada de audiencias y presencias del Papa Francisco en los medios.  Carta a los niños hospitalizados en Perugia que asisten a la ‘Escuela de los Conejitos Blancos’.  Es la respuesta a una carta que los jóvenes pacientes enviaron a finales de marzo, para expresarle cercanía y apoyo en la lucha con sus problemas de salud. “Te entendemos muy bien, incluso nuestros días a veces son difíciles y llenos de sufrimiento , ¡parecen no tener fin!”.

Audiencia a los monjes de la Abadía de Montevergine  vinculada a Guillermo de Vercelli, un monje ermitaño que vivió entre los siglos XI y XII. «En el origen de vuestra historia no hay milagros ni acontecimientos extraordinarios, sino la preocupación de un pastor, el obispo de Avellino, que quiso construir una iglesia y reunir un pequeño número de personas al servicio de Dios, para convertirlo en un centro de oración, evangelización y caridad». La imagen de la Sábana Santa también fue acogida en esta abadía: «Durante la Segunda Guerra Mundial, vuestra comunidad tuvo la gracia de acoger la Sábana Santa, traída en secreto a vuestro Santuario, para poder conservarla y venerarla allí, a salvo de el riesgo de bombardeo. También ésta es una bella imagen de vuestra vocación primaria: custodiar en vosotros la imagen de Cristo, para poder mostrarla a vuestros hermanos».

<

Los medios de comunicación italianos ya han publicado un avance de la entrevista, en español, al Papa Francisco, por un medio norte americano, que se emitirá el 25 de abril: «La Iglesia es madre”, afirmó el Papa, “las mujeres y la Iglesia ayudan a preservar esta maternidad. No olvidemos que fueron las mujeres las que se quedaron con Jesús… todos los hombres habían huido».  La entrevista de 60 Minutos se vende como «de gran interés para el gran público católico estadounidense, que es menos puntualmente informado por los medios de comunicación estadounidenses sobre las actividades papales».

En la audiencia a los profesores y estudiantes de la Escuela Vaticana de Paleografía, Diplomática y Archivos y de la Escuela Vaticana de Biblioteconomía, el Papa Francisco: «Incluir y nunca excluir a nadie de las fuentes de conocimiento y, al mismo tiempo, defender a todos de lo tóxico, insalubre y violento que puede acechar en el mundo de las redes sociales y el conocimiento tecnológico”. «Que ¡Los estudios realmente están a la altura de la fragilidad y la riqueza de los hombres de hoy! Y esto no sólo se aplica a vosotros, estudiantes, sino también a los profesores que os guían.» “¡Evita la autorreferencialidad, que es mala!”. “Como decimos en Argentina: ‘yo, me, mi, conmigo, para mi’: Yo, conmigo, para mí, todo para mí».

La solemnidad del Corpus Cristi se acerca y el Papa solía ir a su catedral, la archibasílica de San Giovanni in Laterano.  Santa Misa y procesión con el Santísimo Sacramento en una sugerente procesión, desde la catedral hasta la basílica de Santa María la Mayor. El Papa Francisco hizo esto en los primeros años de su papado y, después de idas y venidas, volvemos al redil y este años vuelve a la catedral.  La noticia es interesante porque testimonia un cambio de ritmo en el pontificado. La tradición de celebrar el Corpus Cristi en San Giovanni in Laterano y en jueves fue deseada por Juan Pablo II. Pablo VI, a partir de 1965, celebró la solemnidad varias veces en los barrios nuevos y marginales de la ciudad. Empezó en EUR y pasó por Monte Sacro (1966), Ostia (1968), Nuovo Salario (1970), Tor de’ Schiavi (1972), Portuense (1973), Quadraro (1974). ¿Al final de su pontificado, el Papa Francisco vuelve al modelo de Juan Pablo II?

Pablo VI fue retratado en las crónicas posteriores al Vaticano II como aquel que se había atrevido a romper con el pasado, quitarse la tiara, simplificar los ritos e incluso abolir partes de la Corte Papal.  Pablo VI no ha cancelado nada, ha transformado, manteniendo un vínculo con la tradición y eliminando lo superfluo sin traicionar los principios y la historia de la Santa Sede y de la Curia Romana. El Papa Francisco parece haber terminado la transición de las periferias, vuelve a mirar el modelo de Juan Pablo II para actuar como obispo de Roma. El Papa Francisco ha reformado el Vicariato de la Diócesis de Roma para que todo se refiera directamente a él, ha reducido al Vicario a un simple auxiliar entre los auxiliares.  El Papa Francisco ha acompañado esta desestructuración del Vicariato de Roma con una mayor actividad como Obispo de Roma. Se reúne personalmente, a puerta cerrada,  con los párrocos romanos de los distintos sectores, no restableciendo las visitas de Juan Pablo II a las parroquias de Roma, que visitó casi todas.  Desde hace algún tiempo firma formalmente todos los documentos en San Juan de Letrán, incluida la Bula que anuncia el Jubileo de 2025.

De repente, vuelve a celebrar la Santa Misa en San Giovanni in Laterano para el Corpus Domini, restableciendo una procesión que no se veía desde 2017. Parece que quiere borrar el hecho de que por mucho que le guste hacerse llamar ‘obispo de Roma, ha realizado pocas visitas a parroquias, pocos encuentros con el clero romano, las ordenaciones sacerdotales casi nulas. Hasta ahora el título de Roma era casi sólo un título honorífico para el Papa. El Papa Francisco no tiene modelos a seguir, utiliza aquellos que pueden servir a su propósito.  El caso es que el Papa Francisco parece querer actuar cada vez más como Obispo de Roma, pero lo hace en un momento en el que el Vicariato tal como fue concebido ya no existe.  El Vicariato es una más de las muchas oficinas de la Curia.

Seguimos con muchos artículos con las quejas de los trabajares del Vaticano. El error de base está en considerar que el Vaticano es lo que entendemos como un ‘estado de derecho’, nada más lejos, estamos ante una monarquía teocrática. Los trabajadores son en su inmensa mayoría italianos y hay cosas que ya no se encienden y el número de trabajadores dispuestos a reclamar, incluso judicialmente, una mayor protección laboral está aumentando significativamente. El problema de fondo es la  realineación general del sistema de legislación laboral del Vaticano con el de otros países europeos, al menos para protecciones básicas. El Vaticano todavía no reconoce ningún sindicato y los trabajadores no tienen representación. En el Vaticano trabajan en este momento unos 4.500 empleados y los titulares de hoy siguen siendo muy duros:  Vaticano, el descontento de 4.500 empleados: se lanzó una demanda colectiva. El estrés, la meritocracia y el abuso de poder, en el punto de mira. 

Scholas Occurrentes y el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe organizan el Encuentro Internacional del Sentido, del 21 al 23 de mayo en la Ciudad del Vaticano y contará con la participación de «rectores de las universidades , académicos y referentes culturales globales», que «busca abordar la crisis de sentido que aqueja al mundo contemporáneo».  La jornada de clausura el jueves 23 de mayo contará con la presencia del Papa Francisco. Todo muy ocurrente unido a la escuela  intermitente Laudato Sí, 50 alumnos, y las Ciudades Eco-Educativas,  con 40 alcaldes de todo el mundo. La Universidad del Sentido es organismo educativo universitario civil con sede en el Vaticano “un lugar acogedor y creativo en donde todos puedan sentirse bienvenidos y participar. Una universidad atípica que, ‘no tiene lugar porque está en todas partes’, intercultural, interreligiosa e intergeneracional”.

Entrevista a Pietro Orlandi después de su declaración en el parlamento. Reconoce que ni el Vaticano, ni la justicia italiana se están tomando muy en serio las nuevas pruebas presentadas. No parece que ha forma de verificar su autenticidad y todo parece una gran ceremonia de despistaje, como tantas en este caso. Iremos informado de las novedades significativas.

Sigue el enfado de Israel con el Vaticano «indignados y conmocionados» por el hecho de que, durante el Encuentro Mundial sobre la Fraternidad Humana, al activista yemení Karman Tawakkol se le permitió hablar de «limpieza étnica» y «genocidio» en relación con la guerra en Gaza. Otro lío provocado por la falta total de coordinación que se vive en los departamentos vaticanos. El desprestigio llega a tales extremos que, no nos lo dirán nunca, sin muchos los que declinan la invitación. El riesgo es que nos quedamos con lo más ‘exótico’ que es marginado en otros sitios y se apuntan a un bombardeo.  Al final de la nota de la embajada leemos: «No está fuera de contexto recordar que hoy comenzará en la Universidad Gregoriana una conferencia de tres días de duración sobre los documentos del pontificado del Papa Pío XII y su significado para las relaciones judeo-cristianas:  «Parece que, después de algunas décadas, todavía hay alguien que no ha aprendido la lección del oscuro pasado reciente».

Procesión en acción de gracias por el cierre de la exposición blasfema en el museo diocesano de Carpi el 11 de mayo. Buena participación, no se podía vislumbrar el principio y el final y con una gran presencia de niños, «para alegría del Cielo y de la tierra».

Y terminamos con Joachim Heimerl sobre el Sínodo de la sinodalidad: ¡La “sinodalidad” no es católica! «El término no parece haber calado entre los creyentes; existe sólo en la burbuja de los funcionarios de la iglesia. No se dan cuenta de que hay cosas más importantes que la “sinodalidad”, ni de que la Iglesia ha funcionado sin ellas durante dos mil años. Más bien, argumentan que la Iglesia es de naturaleza “sinodal”. Esto es tan histórica y teológicamente incorrecto que uno simplemente debe negarlo».  «La sinodalidad es un disparate», pero hay disparates extremadamente peligrosos, y éste es el caso de la «sinodalidad». Por tanto, la “sinodalidad” no es algo que se pueda ignorar, sino algo que se debe entender y, sobre todo, combatir. No es raro que a partir de malas acciones surjan cosas peores, sobre todo cuando van etiquetadas con lemas estúpidos».

«Es «estúpido» en el sentido de que es un neologismo que puede llenarse con lo que quieras. Sólo por esta razón es más un término más político que eclesiástico, y esto se desprende también del hecho de que este término nunca ha existido: la «sinodalidad» no aparece en ningún texto conciliar. Básicamente es pura fantasía, una banalidad que puede utilizarse para hacer buena política. No hay nada mas».  «El hecho de que “Sinodalidad” suene de alguna manera a “Sínodo” es sólo una hermosa ilusión; se sugiere así un continuum histórico que no existe en absoluto: la «sinodalidad» no tiene absolutamente nada que ver con los grandes sínodos que existieron desde la antigüedad hasta la Edad Media, ni, dicho sea de paso, con los «sínodos de obispos» que Pablo VI creado en 1965. Desde que Francisco asignó el tema de “sinodalidad” al actual Sínodo de los Obispos, “sinodalidad” se ha convertido en sinónimo de “división”». 

«Este «sínodo» no es un «sínodo de obispos» en el sentido de Pablo VI, sino más bien un etiquetado flagrantemente fraudulento: en un  “Sínodo Sinodal” en el que los obispos y los laicos asesoran y son dirigidos por una “Secretaría Sinodal”. Este “sínodo de obispos” es una parodia político-eclesiástica, comparable como mucho a un congreso de un partido en China». El Papa Francisco piensa que «el sínodo debe darle apoyo a sus «reformas»: el reconocimiento de la homosexualidad y el diaconado de las mujeres son el objetivo mínimo. A medio plazo la Iglesia debería convertirse en una Iglesia laica organizada de forma descentralizada; una especie de  iglesias protestantes regionales y dirigidas por laicos. El “camino sinodal” en Alemania ya lo ha demostrado y el Súper Sínodo ahora simplemente lo está imitando.  Al final ambos caminos conducen al mismo objetivo: un cambio sustancial de la iglesia, que también podría llamarse destrucción.

«…os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca». 

Buena lectura.

La Diavolessa Urlatrice, Nemo all’Eurofestival e il Papa Non Binario. Benedetta De Vito.

Il Papa «conquistador» fa felici i collezionisti. Il francobollo ritirato ora vale duemila euro

Sinodo sulla Sinodalità, Etichettatura Fraudolenta. La Sinodalità Non è Cattolica. Joachim Heimerl.

Troppi turisti, dipendenti del Vaticano «sotto stress»: ipotesi class action

Carpi, Processione di Riparazione per la Mostra Blasfema. Album Fotografico.

Lo strano video in cui Papa Francesco sparisce nel nulla? Ecco cosa è realmente successo

Papa Francesco: “difendere tutti da ciò che di tossico, malsano e violento si può annidare nel mondo dei social”

Italiani, Traditi da Destra e Sinistra. Pro Memoria.

Antisemitismo a San Pietro. L’ambasciata israeliana contro il Vaticano per il «flagrante discorso antisemita»

Papa Francesco nel mirino dei sindacati: class action in Vaticano

Un’ora di intervista con Papa Francesco

Papa Francesco come Vescovo di Roma

Vaticano, scoppia la grana dei dipendenti senza tutele: «Tolti soldi dal Tfr»

Papa Francesco alla comunità monastica di Montevergine: farsi dono per Dio

Papa Francesco scrive alla scuola dell’ospedale di Perugia. La lettera integrale

Comentarios
1 comentarios en “El Papa Francisco: «yo, me, mi, conmigo, para mi», el ‘obispo de Roma’ y el Corpus Cristi, los ‘derechos’ en el Vaticano, el sentido de los Occurrentes, la ‘sinodalidad’ no es católica.
  1. ¿Acaso no estuvo S. Juan, hasta el final, con Cristo?
    ¿Entonces a que esa chorrada de que todos los hombres le abandonaron y solo quedaron mujeres?
    Da la impresión de que el pontífice desconoce los evangelios. Creo que lo mas sensato es que le cesen porque esta claro que con la vida que se «pega» él no va a dimitir
    (Párrafo sobre «la iglesia es madre»)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *