Roberto de Mattei entra en algunos hechos y «no hechos» han estado en el centro de atención en las redes sociales católicas. «El hecho real que merece mayor atención es el inicio de un proceso extrajudicial contra el arzobispo Carlo Maria Viganò por parte del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. La principal acusación es la de haber interrumpido la comunión con la Iglesia de Roma y de haber caído en el delito de cisma». «Hay quienes subrayan que las severas medidas anunciadas contra mons. Viganò no corresponde con la misma severidad hacia conocidos propagadores de herejías, como algunos obispos alemanes. Pero los obispos alemanes, aplicando la estrategia del modernismo, según la cual hay que luchar contra Roma permaneciendo dentro de los muros de Roma, tienen cuidado de no negar públicamente la autoridad del Papa».  «La cuestión no son las críticas de Mons. Viganò al Papa Francisco, correcto en algunos puntos, si no su deseo declarado de romper cualquier forma de comunión con él y con la Sede Romana».