PUBLICIDAD

El Papa Francisco y su ¿Fidem Servare?, “Signs of the Times”, el pastoralismo, los teólogos del porno, el nuncio de París, los ‘sacerdotes inútiles’.

|

Superado el ‘día de los enamorados’ en que se ha convertido la fiesta del Mártir San Valentín, empezamos con una noticia que anunciamos hace tiempo de los cambios en Doctrina de la Fe. Con el motu proprio Fidem servare, el Papa Francisco ha cambiado la estructura interna de la Congregación. Las estructuras son lo que son y pueden ser muy buenas en las manos justas o inútiles en otras. Lo primero que nos ha llamado la atención es el punto 2 : “La Sección Doctrinal, a través del Oficio Doctrinal, se ocupa de las materias relativas a la promoción y protección de la doctrina de la fe y la moral. Además, favorece los estudios encaminados a aumentar la inteligencia y la transmisión de la fe al servicio de la evangelización, para que su luz sea criterio para comprender el sentido de la existencia, especialmente frente a los interrogantes que plantea el progreso de las ciencias y del desarrollo de la sociedad”. Parece que la mejor inteligencia de la fe servirá para sentirse a gusto en la existencia terrena,  más que para alcanzar la salvación adquirida con el sacrificio redentor de la Cruz.

En esta misma y peligrosa línea, Sandro Magister, mencionaba la  declaración de Hollerich: «Las posiciones de la Iglesia sobre las relaciones homosexuales como pecaminosas están equivocadas. Creo que el fundamento sociológico y científico de esta doctrina ya no es correcto. Es hora de que una revisión fundamental de la enseñanza de la Iglesia y la forma en que el Papa Francisco ha hablado de la homosexualidad pueda conducir a un cambio de doctrina”. Son estas «las cuestiones que plantea el progreso de las ciencias y el desarrollo de la sociedad», o estamos entendiendo mal. Podemos estar ante el intento de redondear los bordes doctrinales que dificultan la fase actual del pontificado, y permitir cierta absorción del sínodo alemán. San Jerónimo escribió: “La nave de los Apóstoles estaba en peligro, era empujada por el viento, sus costados golpeados por las olas: ya no había esperanza. Pero el Señor despertó y puso fin a la tormenta; murió la bestia, y volvió la calma”.

Fulton John Sheen fue autor de 73 libros  muchos convertidos en clásicos de la espiritualidad. Fue uno de los primeros y más famosos telepredicadores católicos, siempre muy claro y profético sobre la Iglesia Católica. El 6 de octubre de 1969, un mes después de celebrar su 50 aniversario como sacerdocio, San Pablo VI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Rochester y lo nombró arzobispo titular de Newport. Juan Pablo II lo pudo ver dos meses antes de morir:  «Usted ha escrito y hablado bien del Señor Jesucristo, de la Iglesia».

En su “Signs of the Times” en 1947” leemos: «El Anticristo no se llamará así, de lo contrario no tendría seguidores. No usará mallas rojas ni vomitará azufre, ni empuñará una lanza ni agitará una cola con punta de flecha como el Mefistófeles en Fausto. (…) Se disfrazará de Gran Humanitario; hablará de la paz, la prosperidad y la abundancia no como medios para llevarnos a Dios, sino como fines en sí mismos. Escribirá libros sobre una nueva idea de Dios adaptada a los modos de vida de las personas; (…) Pero en medio de todo su aparente amor por la humanidad y su parloteo sobre la libertad y la igualdad, tendrá un gran secreto que no revelará a nadie: no creerá en Dios, ya que su religión será hermandad sin paternidad de Dios, engañará incluso a los escogidos. Establecerá una contra-iglesia que será un mono de la Iglesia porque él, el diablo, es el mono de Dios, será el cuerpo místico del Anticristo y exteriormente recordará a la Iglesia como el cuerpo místico de Cristo.

El 3 de diciembre de 2019 se pospuso su beatificación a una fecha posterior «por razones de conveniencia». Hoy nos ofrecen la grabación original de  Signs Of Our Times de 26 de enero de 1947 y su traducción al italiano que empezaba así : «¿Por qué tan poca gente es consciente de la gravedad de nuestra crisis actual? » y termina: «Señora del Cielo Azul, en estos días oscuros enciende nuestras lámparas. Devuélvenos la Luz del Mundo para que brille una Luz aún en estos días de oscuridad”.

Héctor Aguer, recuperado, sigue muy activo y nos ofrece una reflexión, que vemos replicada en Italia sobre el pastoralismo que tanto daño ha hecho: «Uno de los mitos posconciliares sostiene que existe una oposición entre el estudio y la pastoral: no sería «pastoral» dedicarse al estudio, a la investigación filosófica o teológica, a la enseñanza de estas disciplinas y publicaciones afines». «Desgraciadamente, hay obispos que profesan el mito que opone el estudio a la pastoral, y las consecuencias son, en muchos casos, deplorables. Sin una preparación sólida, es claro que no pocos sacerdotes son devorados por el mundo; y el propio ministerio acaba desmoronándose, muchas veces en medio de dolorosas deserciones y hasta de escándalos».

No menos serio es la decadencia en la que ha entrado la teología que no es nueva. La ‘pornoteología’ es una expresión de Cornelio Fabro para indicar la corriente progresista que trastocó la teología moral católica después del último Concilio. Es un camino que comenzó en los 1970 y hoy  ha conquistado el Magisterio. Así se entienden mejor los ataques a Benedicto XVI. Hoy  tenemos indicios inequívocos de estas opiniones no solo entre los teólogos sino también en la autoridad eclesiástica y en el magisterio de la Iglesia, vemos que  hace más de cincuenta años que ya se habían puesto las condiciones para alcanzarlo.

Fabro hablaba de una «pornoteología», llevada a cabo por «teólogos del porno», en su libro «La aventura de la teología progresista» escribió que la teología moral posconciliar «terminó en el lodo, legitimando el hedonismo descontrolado de la burguesía consumista… solo queda la ética de la situación, la moral de los compromisos (psicológicos , sociológicos, políticos) y su propia conveniencia». Estos «teólogos del porno» se han «alineado al otro lado de la valla, la del hedonismo y la vulgaridad» y  «es la burla y la difamación de la moral que ha formado mártires y santos».

El caso del nuncio en París  se hace cada día más engorroso para un Vaticano que permanece en silencio esperando que el tiempo y la edad solucionen el problema. Se  han sumado varias denuncias de acoso sexual a jóvenes. El tema se ha vuelto político y la ministra francesa de Asuntos Europeos, Natalie Loiseau, ha pedido a la Santa Sede que levante la inmunidad diplomática a monseñor Luigi Ventura y tome medidas contra él: “Me parece que ha llegado el momento de que esta investigación llegue a su fin y que salga a la luz la verdad. El nuncio goza de estatus diplomático y la Santa Sede es consciente de las graves acusaciones en su contra. Creo que la Santa Sede no esperará más para tomar una buena decisión y, sobre todo, hacer frente a sus responsabilidades. Hay que levantar la inmunidad’.

El obispo Franz Jung de Wuerzburg ha anunciado públicamente que los sacerdotes y otros empleados de su diócesis no deben temer ninguna consecuencia por su orientación sexual. En una declaración por escrito declaró que no se despedirá a nadie por esto, el  compromiso se aplica a los trabajadores de Caritas y otros empleados. Hasta ahora, los empleados homosexuales que vivían en pareja eran objeto de despido por parte de la Iglesia. Para poner las cosas en su sitio, por lo menos estadístico, se han proclamado ‘no heterosexuales’ 123 ‘empleados’ de los alrededor de 800.000 que tiene la Iglesia católica en  Alemania.

Vivimos tiempos frenéticos, rápidos, abrumados por las noticias que llegan y llenos de redes que nos enredan. Aunque todo vaya rápido,  sentimos la necesidad de recuperar las cosas perdidas. En estos tiempos hay cosas que nos parecen inútiles y hoy encontramos un artículo «sobre la inutilidad de los sacerdotes».  Es un texto provocador que no se leyó en San Remo «por cuestiones de horario» ante la presentación de los nuevos episodios de ‘Don Matteo’.   Terminamos con un fragmento:

«Uno piensa que basta con ponerse una sotana y la magia está hecha.
Pero la sotana no sirve si no hay hombre debajo,
el que se sabe el más miserable de todos,
sin embargo, fue elegido,
sin embargo, fue amado.
Y qué difícil es aceptar el peso de esa sotana que hoy aparece más ennoblecida por la traición de los que la debieron amar
y en su lugar simplemente hicieron  uso de ella.
Pero no importa si también tienes que cargar con la infamia de los demás sobre tus hombros.
No te haces sacerdote para ser acogido.
Uno se hace sacerdote para convertirse en siervo inútil tal como dijo Jesús.
¡Sirvientes inútiles a tiempo completo!
Siervos sin beneficio.
Sirvientes libres.
El amor solo salva si es gratis.»

«Uno se hace sacerdote para hacer visible lo invisible.
Como sucede en el altar.
Como sucede cuando escuchas, sin pretensiones, sin juzgar.
Como cuando das la mano para pedir fuerza.
Como cuando sostienes a un bebé que llora en tus brazos,
o cómo se acaricia la frente de alguien que muere.
Ser sacerdote no es una profesión,
es una manera inútil de amar.
Inútil como todo amor.
Inútil como el aire».

«¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís?»

Buena lectura.

Vaticano, dipendenti gay della diocesi in Germania fanno coming out di massa, il vescovo: «Non saranno licenziati»

LA FRANCIA CHIEDE AL VATICANO DI TOGLIERE L’IMMUNITÀ DIPLOMATICA AL NUNZIO MOLESTATORE

Il trionfo della pornoteologia

Il Papa prepara il Giubileo: ecco cosa si muove nella Chiesa

Il Papa con Fazio. L’Ambiguità non Fa Bene alla Chiesa. Un Commento.

Il pastoralismo, rovina dei sacerdoti e dei fedeli

Benedetto XVI ha dimostrato ancora una volta di essere un “padre”. E sarà riconosciuto, un giorno, tra i Padri della Chiesa

Fulton J. Sheen, i segni dei tempi, l’inganno del Grande Umanitario e le discussioni sulla Chiesa

Hanno Mentito sull’Immunità da Siero, e Preparano Nuove Menzogne e Scuse.

“Il mondo intero si è svegliato, stupito di ritrovarsi gay” (Catholic World Report)

A proposito di «Fidem servare»: qualche (preoccupata) osservazione a prima lettura

Sull’inutilità dei preti. Servi inutili a tempo pieno. Inutili come l’aria

Comentarios
2 comentarios en “El Papa Francisco y su ¿Fidem Servare?, “Signs of the Times”, el pastoralismo, los teólogos del porno, el nuncio de París, los ‘sacerdotes inútiles’.
  1. Buenas tardes,
    Quería pedir la referencia para buscar el artículo sobre la inutilidad de los sacerdotes para poder conseguirlo entero . Me parece muy certero.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.