PUBLICIDAD

El Papa Francisco silencia el aborto, el papel de Vaticano en el atentado a Juan Pablo II, el diario de prisión de Pell, ética ubuntu, la jihad.

|

En estos momentos el Papa Francisco está participando en los ‘estados generales de la natalidad’ en el vestíbulo del auditorium conciliazione. Lo vemos enmascarado y con la pronunciada cojera que ya se ha hecho habitual, a pesar de la poca distancia y de la agradable mañana se ha acercado con el coche SCV 19.  Presente en el encuentro todo el mundo de lo políticamente correcto. La natalidad en Italia es de las más bajas del mundo, cada año pierde una ciudad como Florencia, y parece que nos empezamos a dar cuenta de que estamos ante un problema de fondo que está haciendo desaparecer nuestras sociedades.  Según The Lancet, el número de abortos aumenta en el mundo, habiendo llegado en 2015 a 56 millones, la mayor causa de muerte en el ser humano. El número de abortos en el periodo de tiempo entre 1990 y 1994, era aproximadamente de 50 millones, cifra que ha pasado a 56 en los años 2010 a 2014. El área geográfica en la que se dan más abortos es Latinoamérica en donde aproximadamente se produce un aborto por cada tres embarazos. Nos gustaría decir otra cosa, nos gustaría poder titular con grandes letras de otra manera, pero como pueden suponer, tristemente suponer, lo que nos confirma tantas y tantas cosas del Papa Francisco, hablando de natalidad no ha tocado, ni tan siquiera nombrado, tiene su mérito, el problema, ni tan siquiera la palabra, ‘aborto’. Es triste que asesinar niños sea ocultado y silenciado hablando de natalidad por el mismísimo papa reinante. Por lo demás mucho amor, mucha solidaridad, muchas flores y abrazos, mal va la cosa…

Estos días tenemos muchos artículos con motivo del 40 aniversario del atentado a San Juan Pablo II.  El blog de Tosatti nos trae una reflexión sobre el «rastro» de la complicidad del Vaticano. La tesis de Casaroli como instigador no se sostiene mucho aunque parta de las diferencias con Juan Pablo II en cuanto a las relaciones a mantener con los regímenes comunistas y un fuerte clima de desconfianza que se creó entre los leales al Papa y la Curia. Los días posteriores al ataque y durante toda la convalecencia, Dziwisz y las monjas polacas que asistieron al pontífice, construyeron una  «barrera protectora» evitando cualquier injerencia de  la Secretaría de Estado. Se sospechaba que la  infección en la convalecencia después de regresar al Vaticano, podría ser un envenenamiento.  Wyszyński era contrario a nombrar secretario de Estado a Casaroli por su política abierta hacia el bloque soviético, pero Casaroli fue una elección obligada para no enfrentarse con la Curia.

Juan Pablo II fue un Papa incómodo para los soviéticos y para ciertas áreas de la Curia estrechamente vinculadas a la masonería como se estudia con detalles en «Vaticano Massone» de Galeazzi y Pinotti. Silvestrini, siempre Silvestrini, contó que después del ataque las relaciones entre el entorno del papa y la Secretaría de Estado se enfriaron fuertemente, el papa decidió seguir adelante con su lucha frontal contra el comunismo oponiéndose a la prudencia diplomática de Casaroli, apoyando abiertamente y económicamente la lucha de Solidarnosc y luchado en América Latina contra la Teología de la Liberación. Muchos misterios que resolver, pero lo que es claro es que desde entonces el mundo nunca volvió a ser el mismo.

Ya está disponible la versión italiana del libro de Pell ‘Prison Journal (vol. 1)’ con introducción de George Weigel titulada ‘Este diario de la prisión nunca debería haber visto la luz’. «La investigación que dio lugar a la formulación de los cargos contra el Cardenal resultó ser una sórdida caza de brujas. El magistrado había sido sometido a una fuerte presión para llevar a juicio una serie de cargos que sabía que eran extremadamente frágiles. Una vez en el tribunal, los fiscales no demostraron de ninguna manera que el presunto delito se hubiera cometido alguna vez, pudiendo basar sus argumentos únicamente en el testimonio del acusador; testimonio que, con el paso del tiempo, resultó contradictorio y profundamente incompleto. No hubo evidencia científica ni testigos que respalden estas acusaciones».  «A lo largo de su calvario, el cardenal fue un modelo de paciencia y vida sacerdotal, como atestigua este diario. Inocente, estaba libre incluso cuando estaba encarcelado. Y supo aprovechar todo ese tiempo – «un retiro prolongado», como él lo llamaba – tranquilizando a sus muchos amigos en todo el mundo e intensificando una ya vigorosa vida de oración, estudio y escritura. Ahora que puede volver a celebrar la misa, que le fue negada desde hace más de cuatrocientos días, no tengo ninguna duda de que el cardenal ha incluido entre sus intenciones la conversión de sus perseguidores y la renovación de la justicia en el país que ama». Hemos de recordar que renunció a  su inmunidad diplomática y que estaba decidido a defender su propio honor y el de la Iglesia australiana. Recomendamos su lectura.

Son tiempos de grandes ejemplos sacerdotales, como el de Pell, y de tristes noticias. La parroquia de San Pío X de Perugia sufre el abandono, ‘por motivos sentimentales’ de sus dos sacerdotes David Tacchini, de 40, y Samuele Biondini, de 50. Son casos que se repiten y que añaden las deserciones a la escasez de vocaciones. Un motivo más para seguir rezando por la fidelidad y santidad de nuestros sacerdotes en tiempos nada fáciles.

Buscando y rebuscando, la revista de Spadaro SJ ha encontrado la piedra filosofal y nos ofrece un artículo firmado por Elías Opongo, que vincula las encíclicas de Francisco con la ética africana Ubuntu, una palabra en bantú y que hace referencia a una ética muy extendida en los países subsaharianos. El título «Todos los hermanos y la llamada Ubuntu a la amistad cosmológica» : “La teoría africana de Ubuntu se refiere ampliamente a la interconexión que existe dentro de la humanidad y entre sus componentes, y al hecho de que ‘mi humanidad encuentra su definición fundamental a través de su humanidad’.

Si lo de Alemania es un cripto ‘cisma arco iris’,  lo de Estados Unidos cada vez se parece más a una guerra cismática.  Los católicos que hace cien años eran una minoría «papista» con hostilidad de la clase dominante protestante, ahora han asumido un peso diferente gracias a la  inmigración masiva de latinos católicos, más de 50 millones, que se han vuelto electoralmente decisivos. En Alemania seguimos con los silencios ¿impuestos? ante las raquíticas bendiciones y los mucho más graves ante las invitaciones a las intercomuniones este fin de semana.

En medio de ataques a Jerusalén, de nuevo en una ciudad que lleva la paz en su nombre y que nunca llega a alcanzarla, un imán de origen marroquí de 42 años es detenido en Novara acusado de incitación al terrorismo, propaganda e incitación al delito por motivos de discriminación racial, étnica y religiosa. Propagador de Al Qaeda y del Estado Islámico, ha exhortando a sus fieles a la Jihad, a armarse contra los «incrédulos,» invitándolos a la comisión de actos de violencia martirial contra las autoridades italianas «. Por si faltaba algo, ha pedido la destrucción del Vaticano y expresa su admiración por Osama Bin Laden y Mohammed Atta, uno de los atacantes de las Torres Gemelas.

El rosario de hoy desde Nuestra Señora de la Salud de Vailankanni en la India.

«También vosotros ahora sentís tristeza; pero volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestra alegría. Ese día no me preguntaréis nada».

Buena lectura.

 

Il contenuto non può essere copiato: riproduzione riservata. Per autorizzazioni, fare ricsan-giovanni-rotondo-a-casa-sollievo-arrivano-i-commissari-dal-vaticano

“Distruggete il Vaticano”: imam in carcere esortava i detenuti al martirio per la jihad

Arturo Mari, il fotografo dei Papi: «Quando ho visto Giovanni Paolo II a terra ho scattato a ripetizione, non so chi mi ha dato la forza»

Attentato a Wojtyla, il cardinale Dziwisz: la verità non so se verrà mai appurata

Integralisti vs liberali. Guerra aperta nella Chiesa Usa

L’enciclica e l’Ubuntu. Le radici africane di Fratelli tutti

L’esempio del cuculo: perché “morto un Papa non se ne fa un altro”

Città di Castello, il parroco e il suo vice lasciano la Chiesa per amore

Giobbe, suor Mary e le urla dei detenuti. Le prigioni di George Pell

13 maggio 1981 – 13 maggio 2021 / “Deve soffrire il Papa”. L’attentato a Giovanni Paolo II e il Vangelo della sofferenza

“Satana lotta con Dio. E il campo di battaglia è il cuore degli uomini”. La religiosità di Dostoevskij appassiona Papa Francesco (di V. Mosco)

Ecco il diario di prigionia del cardinale Pell

Mascarucci. L’Attentato a Wojtyla e la Chimera delle Complicità Vaticane…

Comentarios
3 comentarios en “El Papa Francisco silencia el aborto, el papel de Vaticano en el atentado a Juan Pablo II, el diario de prisión de Pell, ética ubuntu, la jihad.
  1. «un artículo firmado por Elías Opongo, que vincula las encíclicas de Francisco con la ética africana Ubuntu, una palabra en bantú y que hace referencia a una ética muy extendida en los países subsaharianos. El título «Todos los hermanos y la llamada Ubuntu a la amistad cosmológica» : “La teoría africana de Ubuntu se refiere ampliamente a la interconexión que existe dentro de la humanidad y entre sus componentes, y al hecho de que ‘mi humanidad encuentra su definición fundamental a través de su humanidad’.»

    Siempre me ha parecido muy poco ambicioso este llamado gaseoso, protéico, espumoso y amorfo a la fraternidad humana. Y muy tonto, pues no dice nada de los hombres y grupos malvados, como si no existiera ningún mal en el mundo, sólo ese tontorrón Amor vacío de contenido divino.

    Además, nadie piensa que hay que elevar el amor al prójimo hacia otras plausibles humanidades que hubo, hay y habrán en el cosmos, se supone que con muchas visiones espirituales plurales, que seguramente agradarían gozosamente al actual Vaticano sincretista con sus preocupaciones natalistas.

    A lo mejor, hay algún planeta donde todo el mundo es Esparta: débiles fuera, dos hijos por pareja y los demás neutralizados por aborto, eugenesia de los mejores, eutanasia para los inútiles, sociedad dirigida totalitariamente por un gobierno mundial, vida espartana, todos a tirar de la noria, todos obedientes al toque del silbato único…

    Le falta al Vaticano la celebración de la fraternidad con los hermanos cósmicos, que no cómicos, quizás más divertidos pero que no visten tan bien, tan fraternalmente.

    Qué suerte que no hayamos descubierto humanidades exteriores, porque el aquelarre de fraternidades vaticanas habría sido una locura.

    Si existen otras humanidades más allá, desde luego es imposible que todas sean benévolas y comprensibles con la fraternidad… a lo mejor exigen lo contrario de la fraternidad… y a lo mejor está palabra no está en su diccionario y sí la fraternidad del caimán, que se come al primo y al hermano…

    En fin, reflexiones entorno a una vacía e inútil fraternidad vaticana sin referencia misionera ni evangelizadora, el clásico necio buenísimo del tóo er mundo é güeno de los 1960…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *