El Papa Francisco se presenta a sí mismo, el ‘casinodo’, los herejes negacionistas, la guerra de Israel, la iglesia en estampida.

|

En estos momentos los padres y madres sinodales participan en la divina liturgia en la capilla de la cátedra del San Pedro. No hay muchos ánimos y por ahora todo se mueve en la reserva de los círculos menores, un mar de mesas en el aula Pablo VI como si estuviera preparada para un ‘casinodo’, ya se hacen bromas con la sala de bingo en la pablo VI. Lo que va saliendo denota una bajada de nivel de antología. La exhortación climática se mueve a nivel ‘gretino’, increíble, pero cierto, a esto hemos llegado, la firma del Papa en una especie de mal trabajo de un mal bachiller. Hay que iluminar las metes de los padres y madre sinodales, los escritos del Papa Francisco son muy escasos, y somos generosos, y se ha realizado una edición de unos ‘apuntes’ del cardenal Jorge Mario Bergoglio en su época de Buenos Aires «Santos, no mundanos. Dios nos salva de corrupción interior». Venga o no a cuento, qué más da, no tenemos otra cosa en la ‘opera omnia’ que ofrecer. Se ha realizado una edición ‘no comercial, para uso interno’. Tan importante e imprescindible aportación a la teología bimilenaria católica no puede tener mejor presentación, evidentemente muy elogiosa, que del Papa Francisco, así todo queda en casa, y eso que lo autoreferencial es cosa mala, o eso nos dicen.

En este momento histórico vemos, cada vez más, que los súbditos no se identifican con sus actuales dirigentes. Hoy se llega al poder mucho más por los gustos de los poderosos que por la voluntad de los ciudadanos, en la iglesia tenemos esta misma impresión. Cada vez más nos están poniendo al frente obispos con los que no queremos estar, los párrocos evitan sus visitas todo lo que pueden, solo les pueden acarrear problemas y los fieles no los necesitan, de nuestras curias solo pueden venir desgracias que entorpecen la actividad sacerdotal. El católico ilustrado, una minoría en la minoría, le preocupa el sínodo, a la inmensa mayoría no les interesa ni su existencia.  Los católicos saben muy bien, lo ven cada día, que su iglesia lleva el camino de le extinción y solo esperan quedarse como están, como para pensar en una ‘renovación’.

Seguimos con artículos sobre el  «Sínodo sobre la sinodalidad»: una Babel como esta, confusa y autodestructiva, que algunos han rebautizado como «Casinodo». Burke:  “Por desgracia, está muy claro que la invocación del Espíritu Santo por parte de algunos tiene como objetivo impulsar una visión más política y humana que eclesial y divina». Es la agenda política de la izquierda, más que el Espíritu Santo domina el espíritu del tiempo, el de las modas ideológicas. Un sínodo mundano que fascina a los medios habituales y a algunos círculos clericales, pero ciertamente no al pueblo católico. No es casualidad que el inicio de la «revolución de octubre» del Vaticano, la creación de 21 nuevos cardenales, el 30 de septiembre, la Plaza de San Pedro estuviera completamente vacía,  no podemos recordar una ceremonia de esta magnitud tan desierta de fieles.

<

Incluso los defensores de la exhortación climática reconocen que sale en vísperas de la próxima Cop28 en Dubai y que es un documento científico y político . Cita el Acuerdo de París , habla de límites de temperatura y dice estar preocupado por posibles puntos de no retorno.  Invoca un nuevo multilateralismo , del que puedan surgir decisiones colectivas sobre el clima capaces de invertir la tendencia y se dirige a los responsables de la próxima Cop28, considerada fundamental. Introduce el extraño concepto de «antropocentrismo situado»: «no podemos considerarnos desvinculados del contexto natural y animal, del que formamos plenamente parte». Será por todo esto, ya viene llamada el ‘manifiesto climático’, mejor no tomamos el nombre de Dios en vano.

La pregunta es ¿cómo reaccionan los cristianos ante las palabras del jefe de la Iglesia católica? ¿Lo escuchan? ¿Lo siguen? Para la Iglesia la obediencia es un valor y lo que dice el Papa no sólo debe ser compartido, sino profundamente sentido y puesto en práctica. En teoría, dejándonos de ‘discernimientos tucheros’, los que se llaman cristianos, en público y en privado, ya no pueden llamarse negacionistas.  El Papa Francisco también critica a quienes reconocen el problema, pero no toman medidas para resolverlo .  Incluso en conversaciones privadas, cuando te encuentras con alguien que se define como cristiano católico pero que niega el origen antrópico de la crisis climática o le resta importancia, debes decirle: mira, no puedes llamarte católico. La doctrina oficial de la Iglesia reconoce el origen antrópico de la crisis e invita a los fieles a actuar contra ella. Si lo niegas, no eres cristiano.

El patriarca latino de Jerusalén está entristecido tras el ataque de Hamás a Israel. El nuevo cardenal teme una escalada ante «la extensión del ataque. Y el hecho de que hay muchos israelíes secuestrados, y también civiles. Se trata de elementos decididamente nuevos, teniendo en cuenta también el contexto de gran desconfianza que existe. Por supuesto, espero equivocarme, pero temo que la situación empeore aún más. Habrá represalias y contra represalias”. Las autoridades israelíes han hablado de un acto de guerra y no de un «simple» ataque terrorista.  La situación de los fieles cristianos es “la misma que la de todos los demás. La guerra no mira a nadie. Ciertamente los cristianos somos una comunidad que ya está muy probada y esta situación ciertamente no ayuda».

Muy preocupante un estudio de la revista Il Regno que Avvenire  entre otros medios ha intentado «enterrar»: «La población de las parroquias está disminuyendo. Está cada vez más acabada».  El pueblo católico que va a misa todos los domingos “cuando está frente a las urnas, elige el centro derecha antes que el centro izquierda. Los picos de ausencia de los ritos «se registran entre las filas de la izquierda donde el 48% nunca va a misa».  Quienes asisten a misa al menos una vez por semana son el 18% de la población: en una encuesta similar realizada en 2009 eran el 28%.  Nos enfrentamos a un colapso del 10% en sólo 14 años. Un hecho catastrófico que representa la derrota de la Iglesia progresista que se ocupa de todas las cuestiones mundanas políticamente correctas – desde los inmigrantes hasta el clima y la sinodalidad – en lugar de hablar de Dios y anunciar a Jesucristo. La «Iglesia en salida» del actual pontificado no ha significado un nuevo impulso misionero, como esperemos que pensaba y esperaba de buena fe el Papa Francisco, sino la salida de la Iglesia de muchos bautizados.

Por otro lado,  existe una fuerte demanda religiosa y un sentimiento de pertenencia al cristianismo profundamente arraigado. De hecho, la encuesta también nos dice que «casi seis de cada diez italianos dicen creer en Dios» , el 57 por ciento,  el 61% reza y somos una nación donde dos tercios dicen ser católicos. Gianni Vattimo, en una entrevista a  Messori: «Un consejo de profano: si realmente quieres volver a cambiar, restaura, no reformes. Es volviendo atrás, hacia una Tradición que todos os envidiaban y con lo que habéis desechado, estaréis más en sintonía con el mundo de hoy, y saldréis de la insignificancia en la que estáis acabando».

«¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?»

Buena lectura.

 

 

Burke e Müller: «Lo Spirito Santo non può contraddirsi»

Israele, Papa Francesco: «Terrorismo e guerra non portano a soluzioni»

Se il Papa sconfessa i nemici dei cardinali dei dubia

La guerra di Hamas contro Israele spiazza il Vaticano, da tempo chiedeva di includerlo nel dialogo per fermare la polveriera

Il Vaticano si scorda di Dio: ecco perché le Chiese sono sempre più vuote

La sinodalità è nel Dna della Chiesa

Pizzaballa (patriarca Gerusalemme): “Israele? La situazione si aggraverà ancora”/ “Ho sentito la Santa Sede”

La riforma della Chiesa

Papa: «Chi non si batte per il clima non può dirsi cristiano»

Comentarios
3 comentarios en “El Papa Francisco se presenta a sí mismo, el ‘casinodo’, los herejes negacionistas, la guerra de Israel, la iglesia en estampida.
  1. La misa para los y las sidodales y sidodalas hoy fue en rito bizantino en el altar de la cátedra. Me he divertido pensando en muchos de los que ahí están, acostumbrados a una misita de corta y clava de 25 minutos, tratando de digerir esa liturgia. Imagino que algunos lo sublimaron pensando que asistían a una variedad cultural de una región remota del mundo. Otros habrán sacado almas del purgatorio buscando paciencia, pero como ni creen en el purgatorio ni en el valor de la penitencia….. pues habrán salido con afecciones en el hígado. Como sea, mi mente se ha divertido maliciosamente. Ego «me» absolvo. Jjjjjjjjjjjjjjj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *