El Papa Francisco ordena lo sobrenatural, hacia el obispo funcionario, Vaticano 2030, las raíces de Europa, los endemoniados, oficiales de lo sagrado.

|

Sábado, semana que termina e información que no termina. El tema de hoy es el nuevo documento sobre las apariciones, con adornada y colorida presentación del amigo Tucho. El riesgo para la Iglesia es llegar a una definición prudencial sin convertir prematuramente en santo a ningún supuesto vidente. En estos tiempos descreídos se han multiplicado las apariciones marianas, algunas de las cuales son muy discutidas si no abiertamente rechazadas por la propia Iglesia.

«Para proteger a la Iglesia de estafas, estafadores y los llamados videntes, el obispo del lugar donde ocurrió el hecho y donde comienza a desarrollarse un fenómeno devocional deberá actuar de inmediato involucrando a tres expertos (un canonista, un teólogo y un experto médico,  psicólogo o psiquiatra) para explorar cada pequeño detalle. «Por último, también existe la posibilidad de que el los fieles se ven arrastrados detrás de un acontecimiento, atribuido a una iniciativa divina, pero que no es más que fruto de la imaginación, del afán de novedad, de la mitomanía o de la tendencia a la falsificación». 

Seis resultados posibles, el primero es la autorización de la Iglesia. El segundo es: Prae oculis habeatur: cuando se reconocen signos positivos aunque con elementos de confusión o riesgos que requieren discernimiento y diálogo con los destinatarios.  El tercer juicio es Curatur: cuando están presentes elementos críticos, pero hay una amplia difusión del fenómeno con frutos espirituales comprobables. El cuarto es Sub Mandato: las cuestiones críticas no están vinculadas al fenómeno en sí, sino al uso indebido que hacen personas o grupos. El quinto Prohibetur et obstruatur ya que, a pesar de algunos elementos positivos, las cuestiones críticas y los riesgos son graves. Y finalmente la Declaratio de non supernaturalitate: el obispo está, por tanto, autorizado a declarar que el fenómeno no es sobrenatural basándose en pruebas concretas.

<
En tiempos tan ‘sinodales’ entramos en soluciones ‘piramidales’, las decisiones son del papa, las obligaciones de los obispos. Un cambio significativo es que según las nuevas normas «ni el Obispo diocesano, ni las Conferencias Episcopales, ni el Dicasterio pueden declarar que los fenómenos sean de origen sobrenatural, y sólo el Santo Padre puede autorizar un procedimiento en este sentido. Y de manera completamente excepcional». «El Obispo diocesano debe tener especial cuidado en contener, incluso con los medios a su alcance, las manifestaciones religiosas confusas o la divulgación de cualquier material relativo al supuesto fenómeno sobrenatural (por ejemplo: desgarro de imágenes sagradas, sudoración, hemorragia, mutación de las hostias consagradas, etc.), para no alimentar un clima sensacionalista».

No existe ninguna «obligación» para los fieles de creer en las supuestas apariciones, incluso cuando el juicio de la Iglesia no sea negativo: «En el caso de que el Dicasterio conceda un Nihil obstat, tales fenómenos no se convierten en objeto de fe, pero, como en el caso de los carismas reconocidos por el Iglesia, representan caminos para profundizar nuestro conocimiento de Cristo».

El caso más sensacional que sigue abierto es el de Nuestra Señora de Medjugorje, que pronto será reexaminado sobre la base de las nuevas normas. En este caso aún no se ha emitido el veredicto final a pesar de que una comisión de alto perfil encabezada por el cardenal Ruini trabajó en él bajo el pontificado de Ratzinger, concluyendo que las primeras nueve apariciones debían ser consideradas verdaderas, dejando a todas las demás en suspenso. que sin embargo todavía continúan hoy. Al respecto, Fernández anticipó que «los videntes fueron uno de los puntos preocupantes».

«De momento no he leído todo el material del departamento pero sé que tenemos que empezar a estudiar en base a las nuevas reglas para llegar a una conclusión. Teniendo en cuenta que un fenómeno puede considerarse bueno y no peligroso en su origen y quizás posteriormente haya tenido problemas en su desarrollo posterior. Aquí una declaración del Vaticano debe aclarar estas diferentes etapas y ésta es una diferencia que debe ser considerada. Habrá que aclarar algunos detalles, por ejemplo que la Virgen también dio algunas órdenes al obispo, indicando la hora y el lugar. Son cosas que hay que aclarar».

El Vaticano se ha convertido en el centro de todo lo que huele a agenda 2030. Tantos y tantos organismos creados por los papas para la protección y promoción de la fe católica se van desvirtuando y llenando de todo lo contrario.  En la conferencia titulada De la crisis climática a la resiliencia climática  que finalizó ayer en el Vaticano han estado invitadas tres gobernadores demócratas estadounidenses, pro-aborto y pro-LGBT. Su presencia fue solicitada por la Academia Pontificia de Ciencias y la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.  Se trata de Maura Healey de Massachusetts, Gavin Newsom de California y Kathy Hochul de Nueva York. Healey es lesbiana declarada e intentó obligar incluso a las escuelas confesionales a enseñar teoría de género. Como gobernadora dijo que era un derecho fundamental de los jóvenes «cambiar» de sexo. Newsom está a favor de políticas escolares que mantengan ocultos a los padres los cambios de nombre de sus hijos en las escuelas. Estos son los personajes invitados por la Iglesia Católica, cómo para salir corriendo y buscar un sitio seguro.

Se acercan las elecciones Europeas y surgen muchas preguntas: «¿Qué idea de Europa tenemos? ¿Cuál es la diferencia con la Unión Europea? ¿En qué criterios debemos basar nuestro voto, como católicos, de cara a las próximas elecciones europeas (8 y 9 de junio)? ¿Será una votación irrelevante?». «Europa y la Unión Europea no son lo mismo», hay una ideología que pretende identificarlas y «se llama europeísmo». La realidad nos muestra que la Unión Europea «se distancia en muchos aspectos, a menudo dramáticamente, de Europa», entendida como hija de la civilización griega, del derecho romano y del cristianismo: «En esta expresión debemos recordar siempre que el cristianismo no se añade simplemente a tiempos griegos y romanos, los transformó, los corrigió, los purificó, los sintetizó».

«Europa es esa realidad, unida en Cristo, desde el Atlántico hasta los Urales, como la entendió San Juan Pablo II. La Europa es la de Benedicto XVI, que había puesto de relieve la vulnerabilidad que representa la Ilustración, con la que nació una cultura antirreligiosa que socava los cimientos mismos de nuestro continente».  El Papa Juan Pablo II había pedido que en la Constitución se mencionara a Dios: «La referencia adecuada es la verdad del cristianismo, con la que la civilización europea siempre se ha enfrentado. Y cuando dejó de abordarlo, comenzó su camino de decadencia».  La política europea debería medirse con «la verdad del catolicismo, pero esto implica una concepción diferente de la relación con las religiones que la que existe actualmente». «Ciertamente, si la política excluye al cristianismo de la esfera pública, reduciéndolo a una cuestión privada, «no puede ser plenamente política».

«El principio del bien común, para la Doctrina Social, es un principio vertical: no puede existir sin Dios, esta UE acepta todos los nuevos derechos, rechazando la ley moral natural y por tanto declarando la guerra a la vida y a la familia. Es una Unión Europea que enuncia retóricamente «libertad», pero desconectada del bien». «Europa ha tomado otro camino, ha tomado el camino del pragmatismo, del distanciamiento de los ideales, negando incluso esa mínima referencia a las raíces cristianas». «La falta de una identidad europea clara está llevando a nuestras instituciones y desgraciadamente a gran parte de nuestro continente hacia el sometimiento, esencialmente el vasallaje, hacia la actual administración americana y las grandes potencias económico-financieras».

Interesante artículo sobre el periodismo católico «Soy un observador del periodismo católico pero no me considero periodista». «El periodista católico lo es si sabe mantener su dignidad, y también una cierta independencia necesaria, frente a las presiones superiores, porque amicus plato sed magis amica veritas».  «El ejemplo más representativo de periodista católico para mí es Vittorio Messori, que nunca renunció a su independencia de juicio, ni siquiera en asuntos eclesiales, y pagó las consecuencias. El periodista cuyo único objetivo es defender la institución, incluso cuando comete errores, no es un periodista, sino un servidor y ni siquiera muy católico, porque si la Iglesia es santa, también es pecadora en sus miembros. Y nunca es correcto defender el pecado».  «El periodista católico debe tener siempre el valor de decir la verdad, más aún si le resulta inconveniente, porque el último punto de referencia al que debe responder es Dios, no tal o cual obispo, cardenal o papa. Sí, el periodismo católico en esencia es un servicio a la verdad. Si no es así, sólo quedarán los chismes eclesiásticos».

La Conferencia Episcopal de Sicilia ha emitido un decreto sobre exorcismos y oraciones de curación y liberación.  «Cada vez aumenta el número de fieles que acuden a los sacerdotes, y a veces también a los laicos, para pedir ser liberados de supuestas posesiones y/o infestaciones diabólicas provocadas, según ellos, por maldiciones y hechizos».  «La Conferencia Episcopal Siciliana desea aportar claridad, reiterando la enseñanza tradicional de la Iglesia, para que los fieles sean ayudados con medios y formas aprobados».

Y terminamos con una referencia, otra más, sobre las dificultades del ministerio sacerdotal dentro de la iglesia. En el panorama actual es cada vez más preocupante ver  tendencias se afianzan en detrimento del ministerio ordenado.  Les gustaría que el poder económico y administrativo estuviera en otras manos y que el sacerdote se convirtiera en un «oficial de lo sagrado» que entra en la Iglesia sólo para «decir misa y para la liturgia» . Esto garantizaría a esta elite del pueblo de Dios  la posibilidad de sujetar al «sacerdote por el cuello», como ocurre a diario en Suiza y Alemania. «O festejáis como queremos o no os pagamos». Malos tiempos para vivir con alegría la vocación sacerdotal, muy buenos para que se purifique de todo lo que estorba y descubramos la grandeza del  ‘alter Christus’.

«Si no sois capaces ni de lo más pequeño, ¿por qué preocuparos de lo demás?».

Buena lectura.

Ebrei e cattolici mai così distanti. Ecco perché (c’entra anche il Papa)

Blog psico repressi all’attacco. Qualsiasi pretesto pur di creare zizzania e odio verso i preti

I vescovi siciliani: «In aumento i fedeli che chiedono di essere liberati dal demonio»

Apparizioni e fenomeni naturali. Il Dicastero emana il documento per discernere

Sul giornalismo cattolico

Apparizioni, la stretta di Papa Francesco: chi può decidere sui fenomeni soprannaturali

Vaticano, apparizioni e Madonne piangenti: le nuove regole del Papa (che serviranno a chiudere anche il caso Medjugorje)

Vaticano, arriva la stretta: solo il Papa potrà dire cosa è soprannaturale

Europee, tra criteri di voto e il problema di questa UE

Vaticano, apparizioni e Madonne piangenti: le nuove regole del Papa (che serviranno a chiudere anche il caso Medjugorje)

Governatori pro-Lgbt in Vaticano

Un esonero e le allucinazioni di un vecchio vaticanista

Comentarios
1 comentarios en “El Papa Francisco ordena lo sobrenatural, hacia el obispo funcionario, Vaticano 2030, las raíces de Europa, los endemoniados, oficiales de lo sagrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *