PUBLICIDAD

El Papa Francisco al teléfono, los enredos sin fin del Vaticano, los fieles en estampida, ¿estancados en los felices 60?

|

La decadencia se nota en todo, hasta en los pequeños detalles. E muy molesto, además de ser de una pésima educación, dedicarse las llamadas virtuales cuando estamos en presencia de otras personas, supone un desprecio. El Papa Francisco, en plena audiencia general con pocos asistentes, pero audiencia, con uno que este es suficiente, se ‘ausenta’ y atiende al teléfono. Las especulaciones sobre la llamada son miles, pero gracias a la calidad de las imágenes actuales, ampliando, ampliando, hemos llegado al amigo Edgar. Suponemos que es un tema lo suficientemente importante como para que el Papa Francisco haya ordenado que se le llame cuando sea. La iniciativa no es de Edgar, impensable e imposible,  sino del propio Papa Francisco. Este es el hecho, las interpretaciones posibles serán siempre miles, no creemos que el tema tenga mucho recorrido salvo el dejarnos muy claro, por si alguno tenía alguna duda, que Edgar no mueve un dedo sin la aprobación del Papa Francisco, o que, el Papa Francisco no deja mover un dedo sin su consentimiento explícito.

Los escándalos no nos dejan ni en agosto, que ya son ganas, lo que demuestra que estamos ante un escándalo continuo que no cesa.  Seguimos con los videos del gran acusador del cardenal Becciu, monseñor Alberto Perlasca, que había decidido contarlo todo y lo hizo a través de un video grabado en el que frente a la cámara, durante horas y horas, no será depositado como material de proceso a pesar de pedirlo el propio juez. El juez único, del tribunal único, del Vaticano, Pignatone, al final de la audiencia de apertura, había ordenado a los fiscales que «depositaran en la Cancillería a más tardar el 10 de agosto una copia de los medios que contenían las grabaciones de audio y vídeo». Material del cual, según atestigua la defensa de los imputados, nadie había oído hablar antes. Estos son los peculiares procesos del Vaticano que prometen darnos momentos gloriosos los próximos meses.

Los promotores de justicia del Vaticano, algo así como los fiscales en el mundo exterior, calificaron de «inadmisibles» sus solicitudes y en un documento de ocho páginas explicaron que «el único documento de las declaraciones sigue siendo el acta redactada»,  “la solicitud de transcripción de las grabaciones es, a juicio de esta oficina, inadmisible”. Asimismo, reiteraron que las grabaciones de Perlasca se realizarían con el «propósito de prevenir y remover cualquier controversia a la hora de redactar y cerrar el acta redactada conforme al código». El depósito de los videos podría causar «perjuicio a los derechos de las personas que participaron en el proceso», “En opinión de esta oficina, el audio no se puede entregar” con el fin de proteger la privacidad de Perlasca, el traductor y los abogados. Por este motivo, se solicitó a Pignatone que revisara su decisión ordenando su revocación. Verán cómo dispondremos de ‘partes’ del video conveniente filtradas cuando lo crean oportuno para defender las tesis oficiales ya decididas. Parolin, el amigo Edgar y el propio Papa Francisco seguro que están muy presentes en la ‘horas y horas’ de declaraciones, suponer que Becciu es tonto, o ha perdido la cabeza en mucho suponer.

Las cosas de este mundo no suelen salir gratis, todo se paga y a un buen precio. Los números estadísticos de la iglesia alemana son los más fiables de la cristiandad, pero no es el único sitio en el que las cosas no van bien. En Italia funciona el ‘otto per mille’, la asignación libre que hacen los católicos a favor de la iglesia de una parte de sus impuestos. Se han perdido tres millones y medio de declarantes en los últimos nueve años, de los cuales un millón solo entre 2019 y 2020. Son datos que acaba de poner a disposición el Departamento de Finanzas del Ministerio de Economía. Hace diez años, con la declaración de impuestos de 2010, la Iglesia había totalizado alrededor de 15,6 millones, lo que equivale al 82,2 por ciento de los contribuyentes.  Para los ingresos en 2018, el número absoluto de opciones se redujo a 13,2 millones, con porcentajes de 77,2. En un año hubo un deslizamiento de tierra, con 12,1 millones de preferencias expresadas, o el 71,7 por ciento del total. Otro aspecto en el que el efecto primaveral de Francisco va en una dirección muy clara y no precisamente positiva para la iglesia, cayendo y acelerando la caída.

El blog de Valli nos trae el texto de la audiencia del 26 de noviembre de 1969,  el 30 de noviembre de 1969, primer domingo de Adviento es la fecha fijada para el inicio del nuevo rito. Pablo VI intenta justificar las razones que llevaron al cambio:  «Debemos prepararnos para este disturbo múltiple, que es el de todas las noticias, que encajan en nuestros hábitos habituales». En cuanto al abandono del latín, habla de un «sacrificio de precio inestimable» pero defiende la opción del cambio porque, dice, «vale más la participación del pueblo». A la vista de nuestras iglesias vacías y pobladas de ancianos no parece que los objetivos se han alcanzado, el amado pueblo no participa porque ha desaparecido.

Larga carta encerrando el dolor causado por Traditionis Custodes.  ¿Por qué tanta dureza, sin una pizca de piedad o compasión? ¿Cómo no confundirse, desestabilizarse? En sus asambleas perseguidas dominan los jóvenes, los hogares y las familias, cuya práctica dominical se acerca al 100%. Es increíble que se les califique como nostálgicos del pasado, anacrónicos por quienes permanecen anclados en los desfasados 60, en primaveras que solo existen en su imaginación.  ¿Tendrá Benedicto XVI en su retiro monástico que pedir permiso a su sucesor para celebrar este rito que tanto amaba y que había logrado salvar con maestría?

Viganò sigue muy activo e invita a los obispos y sacerdotes a una jornada de ayuno y oración y a recitar el exorcismo de León XIII la víspera de la Asunción: «En estos momentos de gravísima crisis espiritual y material en que las autoridades públicas apoyan los planes del Nuevo Orden Mundial y los pastores callan en complicidad con la destrucción de la sociedad y de la propia Iglesia de Cristo, tenemos el sagrado deber de unirnos para librar la batalla espiritual, cerrando filas sin vacilar bajo las banderas de Cristo Rey y de María Reina».

«¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?»

Buena lectura.

Scandalo Vaticano, i pm non depositano il video di Perlasca, la prova maestra
Vaccino, il ratzingeriamo Magister contro i tradizionalisti: dittatura sanitaria? Rissa in Vaticano
Processo Becciu, pm: no a deposito video Perlasca/ “Richieste Pignatone irricevibili”
Una telefonata interrompe l’udienza del papa. Perché tanto urgente?
Otto per mille, Chiesa cattolica in calo: un milione sceglie di passare allo Stato
Lettera su “Traditionis custodes” / “Caro Papa, guarda le lacrime di tanti tuoi figli”
Il cardinale Burke annuncia: “Sono risultato positivo al test Covid. Sto ricevendo cure eccellenti. Pregate per me”
Monsignor Viganò: “Vescovi e sacerdoti, alla vigilia dell’Assunta dedichiamo la giornata alla preghiera e al digiuno. E recitiamo l’esorcismo di Leone XIII”
Paolo Vi e la “nuova Messa” / Così parlava il papa in quello storico 1969 (seconda parte)
Comentarios
2 comentarios en “El Papa Francisco al teléfono, los enredos sin fin del Vaticano, los fieles en estampida, ¿estancados en los felices 60?
  1. «Es muy molesto, además de ser de una pésima educación, dedicarse las llamadas virtuales cuando estamos en presencia de otras personas, supone un desprecio. El Papa Francisco, en plena audiencia general con pocos asistentes, pero audiencia, con uno que este es suficiente, se ‘ausenta’ y atiende al teléfono.»

    Bergoglio ya lo hizo con Müller, le interrumpió nada menos que la misa.

    El orgullo precede a la caída, los dioses llenan de hybris a quien quieren hacer caer, sabiendo que la soberbia vuelve tonto al más listo.

    Doble espectáculo lamentable:

    1. La mala educación de dejar una audiencia por una llamada, dejas al público como de ínfima importancia. Pero ya lo dijo el Rey Sol Luis XIV: «la urgencia soy yo».

    2. Más lamentable la pasividad de esclavos de cardenales y obispos en corregir o pedirla renuncia al Papa. Es lo que pasa cuando te tragas como siervo feudal a Amoris laetitia, la ceremonia de la Pachamama y Traditionis custodes: no eres nada, eres la nada que nadea.

    Obispos y cardenales están allá, mirando como cadáveres cómo se descompone la Iglesia ante sus ojos, dando a entender que solo les interesa cobrar a fin de mes.

  2. En los Dictados de Jesús a Marga, revelación particular que aprueban muchos sacerdotes, Jesús le dijo a esta que se aproximaba un cisma en la iglesia. Esto fue en 2005,. Ahora no hace falta ya ser profeta para intuirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *