PUBLICIDAD

El informe a la francesa en Alemania y el trofeo de Benedicto XVI, el Papa Francisco y el novus ordo seclorum, el banco del Vaticano.

|

Uno de nuestros objetivos es ser lo más concisos posible para dar la imagen concentrada de las noticias del día. Hay temas puntuales y otros que nos acompañan por largos periodos de tiempo. En los dilatados,  intentemos hacer mención de las novedades que puedan surgir y evitando las repeticiones que salpican los medios. En cierto sentido, nuestro trabajo es el inverso al del periodista que con una frase tiene que elaborar un artículo y nosotros pretendemos resumir el artículo en una frase.

El Papa Francisco ha recibido a los miembros de Doctrina de la Fe con motivo de su sesión plenaria: “El ejercicio del discernimiento encuentra un ámbito de necesaria aplicación en la lucha contra los abusos de todo tipo”. “La Iglesia, con la ayuda de Dios, persigue con firmeza el compromiso de hacer justicia a las víctimas de los abusos cometidos por sus miembros, aplicando con particular atención y rigor la legislación canónica prevista”. «Esto por sí solo no puede bastar para frenar el fenómeno, pero constituye un paso necesario para restaurar la justicia, reparar el escándalo, enmendar al infractor”.

Los medios repiten, sin conocer todavía el contenido de informe Munich la acusación al  Papa Benedicto XVI de negligencia en cuatro casos durante su mandato como Arzobispo de Munich de 1977 a 1982. Su secretario, y portavoz, Gänswein, afirma que Benedicto XVI estudiará el informe “en los próximos días” y “con la atención necesaria». El Papa Benedicto XVI, niega rotundamente las acusaciones de encubrimiento, y envió ochenta y dos páginas de observaciones a los investigadores que han elaborado el informe en las que critica el método de trabajo y afirma que el balance preliminar da fe de «una considerable grado de parcialidad». De hecho, los expertos habrían traicionado «su papel de neutralidad y objetividad» al caer en «la valoración subjetiva, cuando no en la propaganda y la pura especulación».

El abogado Martin Pusch, autor del informe, dijo este jueves en rueda de prensa que «en un total de cuatro casos ‘llegamos a la conclusión’ de que el entonces arzobispo, el cardenal Ratzinger, puede ser acusado de mala conducta», alegando que aunque fueron sancionados penalmente por tribunales seculares, continuaron desempeñando funciones pastorales y «no se tomó ninguna acción contra ellos en virtud del derecho canónico».  A principios de enero, Gänswein en Die Zeit: “La afirmación [de que el cardenal Ratzinger] estaba al tanto de la historia anterior [acusaciones de violencia sexual] en el momento de la decisión sobre la admisión del padre H. [en la arquidiócesis ] Está Mal. No tenía conocimiento de su historia previa”. Marx, al que atribuyen en el informe dos casos de mala gestión, habló  de  «catástrofe» y el «fracaso sistémico» de una Iglesia que se ha «paralizado».

El estudio identifica a 497 víctimas,  247 víctimas eran hombres y 182 mujeres,  en otros 68 casos no fue posible determinar el sexo de las víctimas. Identificados 235 presuntos culpables, entre ellos 173 sacerdotes, nueve diáconos, cinco agentes pastorales y cuarenta y ocho personas del entorno escolástico. La respuesta oficial del Vaticano:  “La Santa Sede cree que se debe prestar la debida atención al documento, cuyo contenido se desconoce actualmente. En los próximos días, después de su publicación, la Santa Sede podrá darle un examen cuidadoso y detallado”.

El informe, según confesión de los redactores, se basa en información recopilada a través de entrevistas con las víctimas, así como con quienes han ocupado, o aún ocupan, cargos de responsabilidad en la arquidiócesis. De las setenta y una personas interrogadas, respondieron cincuenta y seis, de los que sesenta y cinco se identificaron como abusadores «reales o presuntos». Los autores del informe reconocieron que el Papa emérito había respondido a todas sus preguntas con precisión y claridad. La Iglesia de Múnich comentará el contenido del informe, «tras un examen inicial», el próximo jueves 27 de enero. La mayoría de los casos, según la encuesta, no fueron denunciados y solo han llegado a la Fiscalía los que afectan a personas que aún están vivos.

Tenemos algunos artículos, pocos en los que se constata la soledad en la que estamos dejando al Papa Benedicto XVI, el que más ha luchado, no solo con palabras bonitas, sino con hechos contrastados, con los abusos a menores en la Iglesia. Tanto el Papa Francisco como en la actual administración del Vaticano notamos el silencio y la calculada distancia. Creemos en el Papa Benedicto que cuenta con una vida es tan clara como el agua de manantial. Sorprende que aguante, como cardenal y luego como papa,  nunca tuvo un momento de respiro. Desde un tribunal de Texas quería extraditarlo, informes de la CIA en los que es explícito el deseo de fomentar e inventar acusaciones de pedofilia en su contra, porque no era bueno para las estructuras del mundo que eran apreciadas por los progresistas.

Inflar los casos de abuso en América, imputar la responsabilidad de los mismos al «pastor alemán» escribir y difundir libros de escándalos en su contra fingiendo defenderlo, en realidad utilizando documentos obtenidos por los servicios secretos son datos que nos ofrece su biógrafo oficial, Peter Seewald en ‘Benedicto XVI – Una vida’, para debilitarlo y privarlo de las fuerzas necesarias para dirigir la Iglesia, llegando a ¿forzar? su renuncia. Nos tememos que estamos ante otro informe a la francesa, que nos pretende vender como trofeo al anciano pontífice ahora no tiene quién lo defienda.

No queremos que pase a un segundo plano la epidemia en la que vivimos y sobre la que está prohibido preguntar dudas. La máxima: “Tenemos que reducir drásticamente la población mundial”, es el credo de la élite mundialista del nuevo orden mundial y de la gran reseteo. El plan es poner en el centro, no al hombre, sino a la economía y las finanzas. Soros, Schwab, Rockefeller, Rothschild, Gates, Bezos, Zuckerberg, Biden,  Xi,  son los santones del Nuevo Orden Mundial. Son el nuevo Jesucristo y nos venden, cada vez menos, las vacunas, que han demostrado ventajas, pero que tememos que ver con  reserva y precaución. En el prospecto de Pfizer está escrito «que para un resultado definitivo sobre la eficacia y seguridad del fármaco serológico experimental es necesario esperar hasta 2024». Se está aprovechando el revuelo para limitar libertad del hombre y sus derechos naturales que están  sufriendo una metamorfosis forzada, convirtiéndose, paso a paso, en concesiones estatales.  La élite masónica de la que depende el mundo y sus gobiernos, ha puesto en marcha un tsunami sin precedentes, que tiene que destruir las constituciones de las naciones. En cada país esto se va concretando, en todos tenemos ejemplos,  y, por desgracia  el Vaticano se nos presenta como parte de este sistema y el Papa Francisco como una actor necesario.

Ya tenemos sentencia definitiva sobre la mala gestión «con la que Paolo Cipriani y Massimo Tulli arreglaron algunas inversiones del Instituto, el IOR, el Banco de Vaticano, entre 2010 y 2013, y que  resultaron perjudiciales,  problemáticas y, en varios casos, también ilegítimas y sujetas a procesos penales».  Apelar en el Vaticano es una operación absurda que solo provoca un retraso de la sentencia. El tribunal único , es único, y apelar a los mismos no deja de ser un ejercicio de malabarismo judicial: “La sentencia con la que la Cámara de Apelaciones rechazó en su totalidad las solicitudes del exdirector general y subdirector del instituto fue presentada el 18 de enero y, confirmando plenamente la sentencia dictada en primer grado en su contra, los condenó a indemnizar al IOR por el daño causado, que pagó en 35.740.587 euros en concepto de daño emergente, así como 4.799.445 euros en concepto de lucro cesante (por lo tanto, por un total de 40.540.032, además de desvalorización dineraria e intereses legales). El Tribunal ha cargado a los recurrentes las costas judiciales, incluidas las relativas a la primera instancia”.

Las claras palabras de Benedicto XVI, que siempre han acompañado sus hechos,  nos ayudan en estos momentos y su magisterio y su persona se crecen con los ataques: “¿Por qué la gente no reaccionó en el pasado de la misma manera que lo hace hoy? Incluso la prensa anterior no enfatizaba estas cosas, la conciencia en ese momento era diferente. Sabemos que las propias víctimas sintieron una gran vergüenza y al principio no siempre quieren ser inmediatamente el centro de atención. Muchos pudieron contar lo que les había sucedido solo después de décadas ”.

“Pero lo que nunca debe pasar es que huyamos y hagamos como que no vemos y dejemos que los culpables continúen con sus fechorías. Por eso es necesaria la vigilancia por parte de la Iglesia, que castiga a los que han fallado y sobre todo los excluye de cualquier otra posibilidad de entrar en contacto con los niños”.

«…decían que no estaba en sus cabales».

Buena lectura.

Dal caso Spotlight fino al coinvolgimento di Ratzinger: ecco come gli scandali dei cardinali hanno svelato la pedofilia nella Chiesa, riscrivendone la storia recente

Ior, Cipriani e Tulli devono risarcire 40 milioni euro

Pedofilia, le accuse a Ratzinger riaccendono il dibattito in Italia: la Cei divisa su un’indagine. Si decide a maggio

Ratzinger e il dossier sulla pedofilia, sul rapporto l’ombra delle tensioni tra «le Chiese» dei due Pontefici

Il siluro lanciato dalla Baviera contro Ratzinger è di marca vaticana ed è alla Santa Sede che deflagra suo carico nauseabondo

“Abuso Sessuale nella Chiesa: Il Codice del Silenzio” (2017) e i silenzi di Francesco. Nega di aver ignorato gli abusi di preti a Buenos Aires e di aver tentato di influenzare la giustizia argentina

L’Ambasciatore armeno presso la Santa Sede replica alle recenti affermazioni del suo omologo azero. La memoria corta dei governanti azeri…

Joseph Ratzinger, abusi e pedofilia? Vergogna in Vaticano, da dove arriva il fuoco amico: indiscrezioni, chi lo vuole far fuori

Ior, confermata in Appello condanna Cipriani e Tulli: dovranno risarcire oltre 40 mln

Emergenza Sanitaria, Élite Mondialista, Draghi, Soros Schwab & C….

Il Papa sta con le vittime. In silenzio su Ratzinger

Rapporto sugli abusi nell’arcidiocesi di Monaco / Benedetto XVI lo studierà “nei prossimi giorni”

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.