PUBLICIDAD

El fin del post concilio ha llegado, entre el ‘Papa’ y ‘Francisco’, Pell y la transparencia del Vaticano, San Antón.

|

Hemos mediado el mes de Enero y los datos que nos llegan de la evolución de la epidemia son terroríficos, malos, muy malos, los oficiales, y los extraoficiales que podemos intuir mucho peores. La epidemia mal y las consecuencias de la epidemia mucho peor. A estas alturas, ya es imposible negar que estamos asistiendo a un cambio de época, el dopo guerra, como se dice en Italia, y sus equilibrios se ha terminado. En el mundo eclesiástico, el post concilio se ha terminado. Estamos asistiendo a un intento absurdo y fuera de época, protagonizado por jovenzuelos que asistieron al concilio, de vendernos una burra averiada. Sin duda que el Vaticano II cuenta con documentos interesantes y de gran valor, pero es el ‘culpable’ de abrir un periodo de la historia de la iglesia que nos está llevando a la desaparición. No sabemos en qué mundo viven los que nos predican primaveras, pero es indudable que están en otro planeta.

Tosatti nos ofrece una interesante reflexión sobre el cabreo que crece en el resto que queda, resto muy reducido, en la vida real de la iglesia. Intenta sistematizar las distintas posiciones que estamos viendo y sus consecuencias. Los medios oficiales están llenos de repeticiones y lugares comunes que no entusiasman ni a sus firmantes, se sostienen con dineros públicos, oficiales, y cuentan con menos lectores que autores.  Muchos católicos viven en una comunión formal , interior y espiritual con el Papa, considerándolo más como una institución que con una persona. Son muchos los que prefieren no entrar en el argumento y prefieren vivir su fe con paz, buscar un sacerdote católico para sus necesidades espirituales y esperar a que las aguas se serenen. Es frecuente escuchar: “No me gusta Francesco por lo que dice y hace en contra de la tradición y la doctrina. Sospecho que no fue válidamente elegido Papa y lo considero en olor de herejía, idolatría y apostasía. Me gustaría que los cardenales arrojaran algo de luz al respecto”. El malestar existe en la resistencia que queda, las orientaciones de la actual administración del Vaticano desconciertan y además no cuentan con soldados que las ejecuten por mucho que llenen miles de páginas que pocos leen y menos aplican. Una época se termina otra está empezando.

Hay movimientos políticos de fondo en Italia y nos suponemos que en el resto del mundo. En Italia contamos con la presencia del Vaticano que interviene de forma directa en la política del país. El actual presidente, nunca elegido, se encuentra buscando apoyos para continuar y entre ellos cuenta con el del Vaticano. A nivel mundial estamos viendo cómo el Papa Francisco se entrega alma, vida y corazón a los nuevos órdenes. Veremos como evoluciona todo este lío en el que estamos inmersos y a donde no lleva, mala pinta tiene, peligroso parece,  muy pocos se quieren dar cuenta de ello.

El cardenal Pell sigue generoso con sus entrevistas, los medios francisquistas retuercen el argumento para hacernos ver que Pell está a partir un piñón con Francisco y que las reformas van viento en popa. La realidad es que estamos dentro de la tormenta perfecta que promete acompañar al Papa Francisco hasta los últimos días de su pontificado. De reformas pocas y continuamos con los problemas heredados, agrandados, con nuevas páginas escritas en los años de Francisco. Pell sigue clamando por la transparencia y la gestión eficaz, por ahora, ni la una, ni la otra.

Seguimos con los casos de abusos en los medios todos los días, hoy es Cristina Battaglia, madre de un abusado. Su caso es especialmente doloroso porque el abusador ha sido condenado por la justicia civil pero declarado inocente en la canónica: «Personalmente, puedo decir que no es cierto que el Papa Francisco haya eliminado el secreto pontificio para todos los casos de abuso sexual. Lamentablemente todavía no es posible que las víctimas obtengan los documentos de los juicios canónicos sobre pedofilia». La Sección Penal Quinta del Tribunal de Milán lo condenó a 6 años y 4 meses de prisión, pero la justicia eclesiástica  absolvió al sacerdote condenado por la justicia civil y fue declarado ‘parcialmente’ inocente de los hechos. «Dada la vigencia del secreto papal, el tribunal no pudo brindar información (…) ni responder a ninguna solicitud». «No puedo transmitir la totalidad o parte de las actas del caso, tanto porque entrarían en conflicto con la observancia del secreto oficial, como porque este tribunal eclesiástico ya no está en posesión de estas actas, habiéndolas transmitido en el momento a quien de deber». Otro caso que está dando quebraderos de cabeza en Milán y una madre tenaz, no se rinde: «Quiero justicia para mi hijo».
Interesante artículo de Korazym que ilustra el problema armeno del que ya hablamos ayer. Armenia escondió muchas estelas cristianas que tienen más de 1,000 años en un búnker atómico de la era soviética.  “Premio de guerra y símbolo de la victoria”. Así definió ayer Ilham Aliyev, presidente de Azerbaiyán, durante su visita con su esposa Mehriban Aliyeva, vicepresidenta de Azerbaiyán y embajadora de la UNESCO, la catedral armenia del Santo Salvador Ghazanchetsots en Shushi. «Esperemos que no la convierta en mezquita, como hizo su amigo Erdogan en Santa Sofía». Asistimos a otra página triste en la historia de nuestra vieja Europa y en un momento en el que nadie parece dispuesto a hacer nada por evitar el drama humano y la destrucción cultural de todo un pueblo.

Celebramos hoy a uno de nuestros santos más populares, San Antonio, el Abad, y tan desconocido. Su figura está unida a los animales domésticos que lo tiene por especial protector. Es considerado el iniciador de la vida monástica tan importante en la vida de la iglesia de todos los tiempos. Estableció su residencia en las tumbas abandonadas en Egipto, cerca de su aldea nativa, y es allí donde tuvo serios conflictos con todos los demonios que lo golpeaban y  lo dejaban  medio muerto. En torno a él se formó una colonia de ascetas. San Antonio supo vivir el evangelio en su tiempo, a nosotros nos toca hoy.

«¿Qué buscáis?»

Buena lectura.

Cristianofobia islamica nella Montagna del Giardino Nero. In pericolo i tesori armeni nel Nagorno-Karabakh

vaticano/papa_francesco_pell_denaro_vaticano_apsa_londra_parolin_becciu_palazzo_fondi_banche

C’è lo studio Alpa, un po’ di Cina e molto Vaticano, dietro la caccia ai responsabili per Conte

Abusi, prete condannato a 6 anni ma assolto dalla Chiesa: la mamma del minore chiede giustizia

6 comentarios en “El fin del post concilio ha llegado, entre el ‘Papa’ y ‘Francisco’, Pell y la transparencia del Vaticano, San Antón.
  1. Siempre me gusto ser inventor y ayudar al mundo, hoy he estado con un comerciante que me ha dicho que los negocios van mal por el covid, así que he inventado una cosa para remediar el covid19 el tex de inmunidad te sorprenderías por que a lo mejor eres inmune al covid, y no necesitarías la vacuna, por eso hay que hacer tex de inmunidad al covid es un producto farmacéutico que se puede vender en laboratorios, solo hay que hacer un caldo de cultivo con tu sangre y hecharle covid y si tus defensas reaccionan eres inmune y no necesitas la vacuna, además puedes ir a los comercios tranquilamente..

    Me apodan con el nombre del Señor.

    Salmos 116:4

    Invoqué entonces el nombre del SEÑOR, diciendo: Te ruego, oh SEÑOR: salva mi vida.

  2. Un poco más de espíritu crítico con la «plandemia», por favor. Hay mucho material en Internet (por ejemplo, en Lbry) como para tener una visión más objetiva y mesurada del asunto.

  3. Solo un ejemplo de la decadencia del postconcilio: en una semana tocará celebrar el domingo de la palabra de Dios, en el contexto del año Laudato si, y al mismo tiempo del año de San José, y al mismo tiempo del año Amoris Laetitia. Habrá quien tome en serio ese mazacote-batidillo-batiburrillo-galimatías?

  4. Los males de la Iglesia no vinieron por el Concilio,venían desde antes,estaban escondidos debajo de los pliegues.los destructores de la Iglesia,que vestían y celebraban muy bien las misas,aprovecharon la oportunidad para destruír,haciendo un mal uso del Concilio,que fue asistido por el Espíritu Santo.Cuando Lefebvre aceptó cada documento,no lo hizo como quien da un vistazo y listo,fueron días y días de trabajos

    y discernimientos,hubo tiempo de sobra para pensar.Si el Concilio Fuera el culpable de todo esto,cómo se explica que tantos católicos espectaculares lo aceptan?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *