PUBLICIDAD

El desaparecido sínodo, la unidad del latín y el italiano, mártires africanos, diccionario de Papa Francisco, clericalismo culpable.

|

El sínodo y su documento final ha desaparecido en horas 24 en la espiral de la historia. En nuestro comentario diario estamos entrando en un cierto hastío por la repetición de noticias que se retro alimentan a sí mismas. Con el paso del tiempo las novedades que puede suponer el cambio de un pontifice se vuelven rutina y na despiertan el más mínimo interés.

Uno de los temas que hoy viene tratado es la utilización del italiano como lengua ‘oficial de la iglesia’. Es un error decir esto porque en todo caso el italiano es lengua oficial de la curia romana. En una terrible carencia y empobrecimiento haber despreciado a la lengua madre, el latín, para quedarnos apegados a una de sus hijas. Sin duda que el italiano es una lengua bellísima y muy rica de historia pero aquí estamos hablando de la lengua como cauce de comunicación. El italiano solo se habla en Italia y el número de hablantes es bajísimo. La preponderancia de curiales de origen italiano en la curia romana es lógica pero no puede ser un hecho consumado si queremos manifestar la universalidad de la iglesia. El cuerpo diplomático, que al final es el centro de control del Vaticano, es preponderantemente italiano. El último sínodo ha tenido muchos problemas de traducciones para los asistentes. Muchos de ellos no dominan el italiano y este ha sido el idioma base de los trabajos. Se da por hecho que todos los obispos lo hablan cosa que cada vez coincide menos con la realidad. No todos han estudiado, cosa que antes era generalizada, y de los que han estudiado no todos los hacen en Roma.

El latin ha sido la lengua origen de la lenguas modernas más habladas y ha sido el cauce en que se ha expresado la cultura y el pensamiento por siglos. El hecho se ser lengua muerta no le quita la importancia de ser fundamental para conocer nuestra historia en todos sus aspectos, jurídicos, literarios sociales y también religiosos. La unidad necesita signos. Cuando empezaron a nacer las lenguas modernas se empezaron a utilizar de forma natural en la liturgia. Esto se corto por lo sano y se impuso el rito romano en todos los reinos de España, nos suponemos que en otras latitudes paso algo parecido, la unidad era fundamental y había que conservarla. Pretender una unidad en torno al italiano es imposible.

Hilarión no quiere que el Papa Francisco intervenga en el cisma imperial ruso. Un grupo de religiosas raptado en Nigeria. Los temas africanos son habitualmente mal tratados en Europa. Estamos asistiendo a una verdadera persecución contra el cristianismo como miles de mártires que a nadie parecen interesar.

Tenemos unos huesos en la nunciatura de la Santa Sede ante Italia. Mañana más datos de este suceso. El Vaticano está muy preocupado por la distribución del agua. Estamos rebuscando en la biblia la revelación divina sobre el agua y esperamos con ansiedad los consejos que sin duda solucionaran este grave problema que afecta a predicación del evangelio.

Los católicos alemanes están más que enfadados con la pedofilia y los miles de casos que están saliendo a la luz. Por fin una iniciativa que quiere poner a todos a rezar. Tenemos el día 18 la jornada de oración por la víctimas de abusos sexuales. Los hay maliciosos que piensan que dada la poca afición a rezar que reina entre los obispos germánicos, es un modo de tener callado , más que rezando, al pueblo fiel.

El léxico papal es objeto de estudios y sesudos diccionarios. Cuando falta claridad se entra en el mundo de las interpretaciones y normalmente entran todas. Mucho nos tememos que en estos tiempos difusos será muy complicado concretar con claridad el contenido novedoso de términos a la moda. Al final mucho más claro el latin donde la innovaciones del lenguaje no tienen mucha cabida.

El anterior ministro de interior italiano nos descubre que en algunos viajes papales la protección del Papa Francisco estaba en manos de policía italiana vestida de gendarmería.

Seguimos pidiendo disculpas y culpando al malvado clericalismo que por ahora no tenemos muy claro a que se refiere. Las culpas son personales y querer culpar de delitos graves al cambio climatico o la carencia de agua no es muy sensato.

También hoy tenemos la dosis diaria de inmigrantes. Sin muchas novedades en la letra pero con la misma música.

«Esforzaos en entrar por la puerta estrecha.»

Buena lectura.

Hilarion: il Papa non può fare da “arbitro” tra gli Ortodossi

Non “selfie” ma “autoscatto fotografico”: è l’italiano curiale, ricco di “purezza e armonia”

Rapite in Nigeria cinque suore da un gruppo di malviventi: due ferite da proiettili

Caso Orlandi, il Vaticano indaga sul ritrovamento di ossa

Il Vaticano promuove un vertice internazionale sull’acqua: accesso per tutti

Germania. Conferenza episcopale: il 18 novembre la Giornata di preghiera per le vittime di abusi sessuali

PAPA/ Senza emozioni non c’è ragione, ecco perché Francesco chiede scusa ai giovani

DISPACCI DALLA CINA. IL CARD. ZEN: NEL DIALOGO C’È IL RISCHIO DI ESSERE INGANNATI…DUE SANTUARI DISTRUTTI.

Il Sinodo che sa ringraziare chi ha denunciato le violenze e parlare a single e di coscienza

Lessico papale, il podcast che analizza le parole di Francesco: oggi “San Paolo VI”

Vaticano, Papa Francesco trema: il cardinale Burke incontra Matteo Salvini, fronte sovranista nella Chiesa

Marco Minniti rivela la verità sul viaggio a Bangui di Papa Francesco: «C’erano anche i nostri a proteggerlo»

“Clericalismo, pettegolezzi, mondanità: difendersi da questi pericoli per la Chiesa”

Papa Francesco: «L’Europa è nata dai migranti, chiudere le porte è suicida»

 

Comentarios
1 comentarios en “El desaparecido sínodo, la unidad del latín y el italiano, mártires africanos, diccionario de Papa Francisco, clericalismo culpable.
  1. Solo un apunte: el rito hispánico, también llamado mozárabe o gótico, se celebró siempre en latín. En España los ritos cristianos se celebraron en latín desde los orígenes de la fe hasta Pablo VI y sus reformas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *