El caos judicial, canónico y civil, del reino del Papa Francisco; un debilitado Benedicto XVI se defiende, la decadencia San Pedro en Vaticano.

|

Maravillosa jornada otoñal, el sol luce en todo su esplendor iluminado los tonos cálidos de la vieja Roma. Celebramos la jornada de los pobres que nunca ha tenido mucho fuelle, ahora manos, esperábamos la Misa en la plaza, estaba preparada para ello, ya no se atreven, el vacío se hace insoportable. En la basílica todo se disimula mejor, aun así con mucho espacio libre. Es lo que va quedando de un pontificado que  languidece sin que nadie sea capaz de resucitar este muerto.  El nacimiento empieza a asomar junto al obelisco.

Son muchos los que se quejan de que el Vaticano solo reacciona cuando hay un problema mediático, y en las soluciones se busca resolver lo mediático y no entrar en el fondo del problema. El caso Rocard, es otro ejemplo de cómo entramos ahora en prisas cuando durante años se ha dejado todo en silencio.  El Vaticano «atraviesa los pasos del derecho canónico» y abre una investigación por pederastia contra el cardenal Ricard: arranca inmediatamente una «investigatio praevia» solo después de la investigación de la Fiscalía de Marsella y el reconocimiento del interesado, a buenas horas. Esto es casi nada, pero si analizamos el hecho es todavía menos:  «Ahora se está evaluando a la persona más idónea para dirigirlo con la necesaria autonomía, imparcialidad y experiencia, teniendo en cuenta además que las autoridades judiciales francesas tienen un expediente abierto sobre el caso». Ricard, por ahora, entraría en cónclave siendo un pederasta confeso y sería elegible, a Becciu, que no ha reconocido nada, ya se le ha condenado.

El jueves pasado fue la audiencia 35 del proceso Becciu.  Se escuchó a otros tres testigos llamados por la acusación, quienes produjeron momentos de comedia surrealista.  “Con cada nueva Audiencia del juicio 60SA en el Tribunal Vaticano, se vuelve cada vez más difícil entender en qué proporción continuamos con esta farsa de justicia».  «La farsa vaticana se ha convertido en una tragicomedia, con una nueva ronda de vals, como era la costumbre griega. Y el que está en ‘Altissimis’ -que tiene el poder legítimo y además interviene a favor de la acusación- no se decide a correr el telón y acabar de una vez. El verdadero escándalo en el Vaticano está todo ahí”.

<

El primer testigo, Giuseppe Milanese, amigo del papa Francisco, reveló que en una ocasión le había enviado un mensaje de texto al amigo Edgar, diciendo que ya no estaba claro «quiénes eran los amigos y quiénes los enemigos». Milanese, médico infectólogo, dijo: «Entiendo que probablemente fui explotado por mi amistad con el Santo Padre. Lamento haber tenido que ponerlo en la calle, pero me parece que me llamaron no por experto, sino por mi amistad con el Papa”. Cuando se le pidió que asistiera a las reuniones de Londres, dijo que «no tenía sentido que un médico participara en asuntos en los que se necesitaba un abogado».

El siguiente testigo es Robert Lee Madsen, ciudadano estadounidense de ochenta años, desde 2015 Asesor principal de la Secretaría de Economía, al momento de los hechos en cuestión Jefe de inversiones financieras en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), cuando preguntado si alguna vez había tenido contacto con el cardenal Angelo Becciu respondió: “Nunca hablé con él, nunca lo conocí”. Madsen informó sobre reuniones en la Secretaría de Estado y  asesoró a Perlasca y Tirabassi, señalando  que no tenía «ninguna experiencia en el campo inmobiliario». Sobre su trato con el amigo Edgar: «Hablé con el Sustituto dos veces y dije que se había cometido un error y donde hacer evaluar la inversión por gente externa e independiente, no por los que habían creado problemas”.  Aparece otra compra en Londres de APSA y del fondo de pensiones, a la que Pell, entonces prefecto de la Secretaría de Economía, se opuso firmemente, el resultado tampoco parece que ha sido muy positivo.

Viendo lo que estamos viendo no es extraño que nos preguntemos, ¡todo esto, qué tiene que ver con el Evangelio! ¿Será posible que no nos demos cuenta de que se está destruyendo la credibilidad de la Santa Sede con acciones verdaderamente incomprensibles?.  El problema del despido de Milone y Panicco, el haber transformado a la Gendarmería en un Cuerpo de investigadores, poco sagaces por cierto, y complicar al tribunal del Vaticano en asuntos irresolubles. Tenemos de juez a un procurador, con decisiones más que discutibles en Italia, a un penalista defensor de mafiosos como promotor de justicia.  San Juan Pablo II confió en los jueces italianos para tratar el atentado sufrido el 13 de mayo de 1981, sus sucesores reclaman una autonomía de la justicia italiana que no son capaces de gestionar.

Benedicto XVI, muy debilitado por la edad, ha decidido defenderse tras una larga batalla en la que sabe que no tiene faltas. Su imagen ha reaparecido públicamente a través de las fotografías de dos encuentros que ha mantenido en los últimos días: el de los Jardines del Vaticano con el cardenal Müller y el del Monasterio Mater Ecclesiae con Sviatoslav Shevchuk, arzobispo mayor de Kiev. El cuerpo frágil y el rostro afligido, pero también brilla la atención que reserva a su interlocutor.  Junto a él,  Gänswein, que ahora está a tiempo completo tras la «jubilación»  de hecho como prefecto de la Casa Pontificia. El caso alemán es civil porque está prescrito en el plano penal, pero puede llevarse a cabo gracias a la disponibilidad del Papa emérito que no se echó atrás a pesar de que podía hacerlo.

Benedicto XVI nunca ha  querido  sombras en su cuenta y pretende aplicar esa línea de transparencia que caracterizó su pontificado. Su defensa está en manos del  bufete de abogados Hogan Lovells y lo hará,  con toda probabilidad,  con una memoria defensiva que podría retomar lo ya explicado.  Los problemas llegaron cuando el obispo auxiliar de Munich, monseñor Gerhard Gruber, autorizó a un sacerdote ‘en recuperación’ a desempeñar funciones pastorales, como dejó claro, sin informar a Ratzinger.

Tampoco encuentra paz la Basílica de San Pedro. En teoría nos contaron que el  Papa Francisco había llamado a Mauro Gambetti para hacer de San Pedro un lugar de oración, de encuentro con Cristo.  El propio Sapienza ha señalado en varias ocasiones que esta gestión es absolutamente imposible y que las personas no están a la altura de la tarea que se les ha encomendado.  En los próximos meses, el acceso a la Basílica solo será posible previo pago. El abandono se empieza a notar y ya tenemos centímetros de polvo en el baldaquino de Bernini, y en los confesionarios y en la imágenes, que se puede ver claramente.

«…con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

Buena lectura.

 

Il dilemma del Papa e la condanna della violenza

Morti in Vaticano: «Cédric era un colpevole perfetto, ma ora vogliamo la verità»

BASILICA VATICANA: IL RISULTATO DELLA GESTIONE DI FRA MAURO GAMBETTI

35ª Udienza del processo 60SA in Vaticano. Prosegue l’escussione dei testimoni dell’accusa. Un’evocazione dello sketch del Cavaliere Bianco e il Cavaliere Nero di Gigi Proietti. Morale: di reati neanche l’ombra

Il Papa paga bollette e pacchi di viveri a famiglie povere. Domenica un presidio a San Pietro per cure mediche, esami e screening

Cardinale sotto inchiesta vaticana per abusi sui minori Rischia di uscire dal Conclave

Anche il Vaticano avvia un’indagine per pedofilia contro il cardinale Ricard

Ratzinger debole ma deciso: vuole dimostrare la sua innocenza

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *