PUBLICIDAD

Des profondeurs de nos coeurs, Benedicto XVI y Robert Sarah, dos grandes que no quieren callar, y que dos.

|

Alguno de nuestros lectores se ha sorprendido por nuestra imagen de ayer sobre la lactancia de San Bernardo que entendemos de no case mucho con las sensibilidades actuales. En nuestro museo del Prado tenemos dos magnificas ‘lactancias’ una de Murillo y la otra de Alonso Cano. No es un invento nuestro ni pretendíamos ser irreverentes pero sí, como siempre, disfrutar del placer de sorprender y provocar. Por cierto, en hospital del Vaticano, el Bambino Gesù, están encantados porque han duplicado sus donaciones de leche materna. Un dato que entusiasmará, sin duda,  al pontífice reinante.

Centrándonos en las noticias de hoy, y como era mucho más que previsible, el nuevo libro del cardenal Sarah y de Benedicto XVI está desatando pasiones y las noticias de hoy vienen pobladas de las reacciones al mismo.

El primer dato que queremos resaltar es la existencia de esta publicación. Estamos donde estamos y todo lo que proviene del papa emérito, sea lo que sea, causa un dolor irracional de estómago al llamado sector progresista. Hay muchos que piensan, evidentemente de forma muy equivocada, que el Papa Francisco no puede hacer más, como seria su deseo, porque misteriosas fuerzas ultra conservadoras lo bloquean. Creemos que esto es una visión falsa de la realidad. En Papa Francisco sobre el tema del celibato ha hablado con suficiente claridad y ha dejado claro que no piensa cambiar nada. No ha cerrado todos los resquicios pero ha sido muy claro. El problema, y pensamos que esto justifica la publicación, es que estamos instalados en una buscada y calculada confusión que el Papa Francisco no quiere, no puede, o no sabe controlar.

Nos sorprende la reacción airada de los que en teoría defienden la libertar en todos los ámbitos pero que cuando alguien se permite pensar por sí mismo viene criticado por el hecho de hablar sin entrar en los argumentos. Nos parece estupendo que todos puedan expresar lo que piensan sin problemas ni represalias. El problema en este caso es que contamos con dos firmas de increíble autoridad. Estamos esperando el documento final del sínodo de la Amazonia del que no esperamos ninguna sorpresa pero tampoco nada bueno. Incrementará, como es habitual en este pontificado, la confusión buscada y medida que es algo que no casa en absoluto con los autores es este libro. Nos tememos que la calidad de argumentos y la exposición clara de los mismos superará por goleada al seguramente confuso documento sinodal.

Otro aspecto es la complicada posición en que se encuentra el Papa Francisco en donde los enanos ya son gigantes. Es fácil imaginar que se tiene que sentir muy incómodo en esta situación. Para quien habla tanto de proponer y no imponer está viendo cómo sus propuestas caen en vacío y ni impuestas son seguidas. El bajísimo nivel entre el buon pranzo y los sublimes argumentos de sus predecesores deja en evidencia el vacío de muchas de las consignas a las que ya estamos acostumbrados y que carecen de contenido. Son tan endebles que no hace falta que ni que el viento se las lleve. Publicaciones como esta ponen en evidencia demasiadas cosas que a tantos gustan, a otros nada,  y que son tan complicadas de digerir. En el fondo, y este es el verdadero talón de Aquiles, estamos ante dos visiones del sacerdocio incompatibles entre sí y una de ellas en total contradicción con lo que ha sido el sacerdocio católico a los largo de dos milenios.

Todo lo demás, y ante la importancia de esta publicación, queda reducido a poco o nada, preferimos dejarlo aquí porque estamos convencidos de que el contenido nos dará interesantes jornadas informativas. Cuando publicamos estas líneas la tensión se respira y empezamos con acusaciones de manipulación a Sarah y desmentidos documentados del propio cardenal. Esta publicación ha hecho desaparecer los sucesos de San Silvestre que ya muchos empiezan a añorar.

«¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»

Buena lectura.

Padre Zanotelli: «Celibato è una legge e può essere modificata»

Quando Bergoglio disse: «Il celibato dei preti? Nelle località remote…»

vaticano/preti_celibato_papa_ratzinger_bergoglio_oggi_ultime_notizie

Il piano in Vaticano per consegnare la Cei al vescovo pro migranti

PUBLICIDAD

Giampaolo Pansa, il Bestiario più letto della storia di Libero: «Il bordello di Papa Francesco»

SUPER EX. L’AVE MARIA DI GIANPAOLO PANSA, PRIMA DI DORMIRE….

Quell’allarme dell’arcivescovo: «Ci sono situazioni scismatiche»

Celibato, Bruni: «La posizione di Papa Francesco è nota»

Habemus “The New Pope”. Sorrentino celebra il suo rito nei peccati del Vaticano

IL LIBRO DI BENEDETTO E SARAH, RABBIA E IMBARAZZO DEI SERVI.

Benedetto XVI e Sarah rovesciano il Sinodo sull’Amazzonia

Il rapporto fra Benedetto XVI e Papa Francesco non è proprio come in “I due papi”

Bambino Gesù: nel 2019 raddoppiate le donazioni di latte materno

 

6 comentarios en “Des profondeurs de nos coeurs, Benedicto XVI y Robert Sarah, dos grandes que no quieren callar, y que dos.
  1. Al final Benedicto siempre renuncia y señala que no tuvo intención de hacer un libro no directamente sino por su secretario. Dos grandes, no es para tanto. Sarah por su parte manifiesta su amor a Benedicto y su obediencia a Francisco. ¿Dos grandes? Dios les tuviera que haber dado un poco menos de inteligencia a cambio de una cuota adecuada de coraje posiblemente les dio coraje y no supieron para qué servía ni qué hacer con él.

  2. Hay libertad para expresar, constructivamente, lo que uno en conciencia, le dicte y máxime si es doctrina segura, lo demás sobra y que digan lo que quieran…..

  3. En este berenjenal se ha metido solito, paso a paso, letra a letra, palabra por palabra el «querido» Francisco. Él ha criado esos cuervos…porque si me rodeo de intolerantes, difamadores progresistas…ya enemigos no necesito…Con Tornielli e Ivereigh o Martin me basta y sobra…Ellos me sacarán los ojos…

  4. El Código de Derecho Canónico legitima la acción de Sarah-Ratzinger, es el canon 212, el cual da derecho a expresar y difundir opiniones e informaciones sobre las verdades de fe católicas. Los críticos tienen una cita con el 212…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *