PUBLICIDAD

Declaraciones del Papa Francisco: los cardenales negacionistas, el matrimonio, el aborto, la comunión; la dama de Becciu, Benedicto XVI.

|

El Papa Francisco ya está en Roma, pasado por Santa María la Mayor, y las noticias de hoy se centran en la entrevista  en el avión de regreso. Los temas la familia, el aborto y la pandemia. Antes de entrar en tema intentó darnos su visión de Europa: “Me llamó la atención el sentido del ecumenismo, por ejemplo, que tienes, con gran profundidad. Y esto me llamó la atención … La Unión Europea no es un encuentro para hacer cosas …, es un hecho muy espiritual, hay un espíritu en la base de la Unión Europea, que Schuman, Adenauer, De Gasperi, estos grandes : vuelve allí. Porque existe un peligro: que sea solo una oficina de gestión, la Unión Europea, y eso no está bien. Debe ir directo al misticismo, buscar las raíces de Europa y llevarlas adelante. Y creo que todos los países deben avanzar».

No perdió ocasión de atacar a los cardenales molestos: «Incluso en el Colegio Cardenalicio hay algunos ‘negacionistas’ y uno de ellos, pobrecito, está hospitalizado con el virus. Bueno, la ironía de la vida… En el Vaticano, todos vacunados, menos un pequeño grupo que está estudiando cómo ayudarlos».

Su versión del encuentro con Orban que al final es el centro del viaje:  «El primer tema fue la ecología. De verdad, un chapeau para ustedes, húngaros, por la conciencia ecológica que tienen. Impresionante. Me explicó cómo se purifican los ríos… ¡tantas cosas que no sabía! Y esto fue lo principal. Luego pregunté por la edad promedio, porque me preocupa el invierno demográfico. En Italia, si no me equivoco, la edad media es de 47 años y creo que España es aún peor. Muchos pueblos vacíos o con una decena de ancianos… es una preocupación seria… ¿Cómo se resuelve? Y ahí el presidente me explicó la ley que tienen para ayudar a las parejas jóvenes a casarse, tener hijos. Es interesante. Es una ley … no sé … es bastante similar a la francesa pero más desarrollada. Por eso los franceses no tienen el drama que tiene España y que tenemos [en Italia] ”.

Sobre el matrimonio, como cabe esperar,  reafirmó el carácter sagrado: “El matrimonio es un sacramento. El matrimonio es un sacramento. La Iglesia no tiene el poder de cambiar los sacramentos como el Señor los instituyó. Son leyes que intentan ayudar a la situación de muchas personas de diferente orientación sexual. Y esto es importante, que ayudes a la gente. Pero sin imponer cosas que, por su naturaleza, no entran en la Iglesia».  «Pero si quieren unir la vida, una pareja homosexual, los Estados tienen la posibilidad civil de apoyarlos, de darles seguridad de herencia, salud, … Los franceses tienen una ley sobre esto, no solo para los homosexuales, para todas las personas que quieran asociarse. Pero el matrimonio es matrimonio. Esto no significa condenar a las personas que son así, no, por favor, son nuestros hermanos y hermanas. Debemos acompañarlos. Pero el matrimonio como sacramento es claro, está claro …

No podía faltar la presunta molesta sobre la  la comunión con los que ‘promueven’ el aborto: “No, nunca le he negado la Eucaristía a nadie, a nadie. No sé si vino alguien que estuviera en esta condición, pero nunca, jamás, rechacé la Eucaristía. Y esto ya como sacerdote. Nunca … La comunión es un regalo, un regalo; la presencia de Jesús en su Iglesia y en la comunidad. Esta es la teología». Así evito entrar en el espinoso tema, pero la realidad es que el Papa Francisco no niega a nadie la comunión porque nunca se la da, evita, ahora y en sus tiempos argentinos, distribuir la comunión y asiste sentado mientras otros lo hacen.

Gran claridad sobre el aborto, menos mal:  “El aborto es más que un problema, el aborto es un asesinato. Aborto … sin medias palabras: quien hace un aborto mata. Tome cualquier libro sobre embriología, del tipo que estudian los estudiantes en las facultades de medicina. En la tercera semana desde la concepción, en la tercera semana, muchas veces antes de que la madre se dé cuenta, ya están todos los órganos, todos, incluso el ADN. ¿No es una persona? Es una vida humana, punto. Y esta vida humana debe ser respetada ”.

Entrando en la vulgaridad de la vida diaria del Vaticano volvemos al caso de la Marogna y sus ramificaciones al territorio italiano que tanto molestan al tribunal pontificio. La cosa ha llegado al Copasir, el Comité Permanente para la Seguridad de la República, en el parlamento. La Marogna, la ‘dama’ de Becciu,  presentó una denuncia a Copasir en los últimos meses sobre la actividad de inteligencia que llevó a cabo en ejecución del encargo que le confió Becciu en nombre de la Secretaría de Estado del Vaticano a partir del 17 de noviembre de 2017.

Ayer citamos ampliamente la última publicación de Benedicto XVI,  con un texto inédito, entregado el pasado mes de abril y titulado «Hacer justicia ante Dios de la tarea que nos ha sido encomendada por el hombre»: «Estamos asistiendo a una distorsión de la conciencia que evidentemente ha penetrado profundamente en sectores del pueblo católico».

El viaje previsto ha terminado, no hay otros previstos, entramos en el último periodo de 2021 en unos meses que pueden ser cruciales en el pontificado del Papa Francisco, aquí estaremos para contarlo.

«…al que poco se le perdona, poco ama».

Buena lectura.

 

Ratzinger: “differenza sessi abolita violenta la natura”/ “Serve ecologia dell’uomo”

Papa matrimonio, da progressista a conservatore è un attimo: «Solo uomo-donna»

Papa Francesco: «Ci sono No Vax anche tra i cardinali, uno ricoverato»

Papa Francesco torna in Vaticano: «Anche nel collegio cardinalizio ci sono negazionisti»

Il papa: no all’aborto, sì alle unioni civili

Ratzinger, siluro sulle nozze gay: «Contro le culture dell’umanità». Siluro anche contro Papa Francesco?

Aborto, eutanasia, gender Benedetto XVI non molla

Vaticano, caso Marogna al Copasir: esaminata relazione Dis

Papa Francesco ribadisce che il matrimonio è sacramento

Ayúdanos a seguir informando

5 comentarios en “Declaraciones del Papa Francisco: los cardenales negacionistas, el matrimonio, el aborto, la comunión; la dama de Becciu, Benedicto XVI.
  1. «Los médicos españoles recibieron 600 millones de las farmacéuticas el año pasado»

    Lo que digan los médicos sobre la epidemia queda impugnada por la histórica corrupción que existe entre medicina y farmacia: hay pruebas que demuestran que los médicos, en el tema de la vacunación covid, no actúan a favor del interés general sino de su interés particular.

    Por otra parte es una vergüenza que ver Google qué es bioquímico ignoré una serie de cuestiones de sobre las vacunas experimentales y de urgencia cómo es la del COVID:

    1. La vacunación es un acto médico que requiere del consentimiento informado es un derecho y libertad humana fundamental vacunarse o no vacunarse y más con una vacuna experimental y de urgencia.

    2. Existen los medios alternativos de probada eficacia en el periodo prevacunacion que son: la mascarilla, la distancia y la limpieza.

    3. Existen los efectos secundarios o yatrogénicos, que puede implicar hasta graves lesiones incapacitantes vitalicias e incluso la muerte de los vacunados, como se ha reportado de manera real, veraz y probada, y por el hecho de que la agencia de medicamentos española y europeas siguen recibiendo información sobre dichos efectos secundarios.

    4. Existe el derecho humano fundamental a la objeción de conciencia contra las vacunas obtenidas de células humanas procedentes de abortos; este derecho humano es inalienable, inviolable e irreversible, se ponga como se ponga y diga lo que diga el Vaticano.

    5. Uno puede rechazar la vacuna alegando temores y prevenciones por los efectos secundarios generados por la vacuna, en defensa de los derechos humanos fundamentales a la vida, a la integridad física y psíquica y a la salud, y para no causar perjuicios graves en la familia, en el trabajo y en la sociedad.

    6. También uno puede negarse por el hecho de que no existe una indemnización en caso de graves lesiones incapacitantes invalidantes de por vida, o en caso de muerte y dejar viuda y huérfanos.

    7. También uno puede negarse a ser vacunado por una vacuna experimental y de emergencia que no ha tenido el tiempo suficiente de prueba de inofensividad para la salud del vacunado.

    8. También uno puede negarse a ser vacunado porque existe suficiente legislación internacional que impide la vacunación forzosa a nivel general.

    9. También uno puede negarse a la vacunación porque existen diversos medicamentos qué pueden y que podrán sanar dicha enfermedad.

    Parece mentira que todo un bioquímico como Bergoglio ignoré toda esta cuestión médica y jurídica, y con todas las armas y bagajes se ponga a favor a favor del capitalismo internacional de las grandes farmacéuticas internacionales… ¿Es Bergoglio un bioquímico?

    1. Donde dice:

      Por otra parte es una vergüenza que ver Google qué es bioquímico ignoré una serie de cuestiones de sobre las vacunas experimentales y de urgencia cómo es la del COVID:

      Debe decir:

      Por otra parte es una vergüenza que Bergoglio, que es bioquímico, ignore una serie de cuestiones sobre las vacunas experimentales, de emergencia y de urgencia, que sólo tienen algo más de un año de estudios, experimentación y vacunación, cómo es la vacuna del COVID:

  2. «Ayer citamos ampliamente la última publicación de Benedicto XVI, con un texto inédito, entregado el pasado mes de abril y titulado «Hacer justicia ante Dios de la tarea que nos ha sido encomendada por el hombre»: «Estamos asistiendo a una distorsión de la conciencia que evidentemente ha penetrado profundamente en sectores del pueblo católico».

    Los dos únicos Papas que han comprendido cómo está el mundo de hoy y cómo está Europa han sido Juan Pablo II y Benedicto XVI, ya que ambos de una manera más o menos directa tuvieron conocimiento y experiencia de los tres grandes movimientos ideológicos destructores del hombre que aún hoy nos afectan en diversos grados: el comunismo o socialismo, el nacionalsocialismo o nazismo y el liberalismo o capitalismo salvaje.

    Hace un tiempo, como unos 10 años, un profeta católico catalogó una serie de maremotos o tsunamis morales desde los años 1960. Yo más o menos lo he intentado reproducir ofreciendo 8 olas, pero siguiendo los esquemas básicos que dio y que se ofrezco por si son de su interés, donde evidentemente no está todo.

    PRIMIGENIA OLA. La Revolución francesa y rusa (1789 y 1917) generaron una gran ola de pensamiento secular que perturbó la moral cristiana, omnipresente en Europa y Occidente.

    SEGUNDA OLA. Esta ola alcanzó su punto máximo a principios de los 1960 con la píldora blanca: la anticoncepción. Un Papa vio las señales de este maremoto moral, Pablo VI. En su encíclica, Humanae Vitae, afirmó que la anticoncepción NO estaba en el plan de Dios para el amor conyugal. Advirtió que adoptar la anticoncepción implicaría una ruptura del matrimonio y la familia, un aumento de la infidelidad, la degradación de la dignidad humana, especialmente de las mujeres, y un aumento de los abortos y las formas de control de la natalidad controladas por el Estado. Sólo unos pocos siguieron al pontífice, pues incluso conferencias episcopales enteras, como la canadiense (declaración de Winnipeg), se rebelaron y lo acusaron de retrógrado. Aquel verano de 1968 fue el inicio de una rebelión interna eclesial.

    Sus primeras víctimas fueron las familias. Cuando la ilusión del sexo «sin consecuencias» se hizo posible, comenzó una revolución sexual. «Free Love», «sexo libre», se convirtió en el nuevo lema. Pensando que era seguro e inofensivo, la sociedad también comenzó a participar en formas libres y variadas de experimentación sexual, considerándolas como benignas. El sexo se divorció del matrimonio, mientras que el divorcio libre «sin causa ni culpa» facilitó que las parejas terminaran sus matrimonios rápidamente. Las familias y matrimonios comenzaron a ser sacudidas y destrozadas a medida que este maremoto moral las arrastraba.

    «Para Benedicto XVI, el hito en el mundo moderno está representado por el momento en que comenzó la píldora anticonceptiva: cuando «la separación entre fecundidad y sexualidad se hizo posible en términos de principio». Un acontecimiento que transformó la conciencia de los hombres al equiparar las diversas formas de sexualidad y abriendo así el camino a la fecundidad sin sexualidad y, en consecuencia, a la «creación del hombre racionalmente». (Specola)

    TERCERA OLA. Luego, la ola golpeó en la década de 1970, destruyendo no solo familias, sino la personas individuales. La proliferación del sexo libre y casual resultó en una oleada de «bebés no deseados». Se aprobaron leyes que convirtieron el acceso al aborto en un «derecho», y para justificar este asesinato cruel lo disfrazaron como «derecho de la mujer». Contrariamente a las advertencias de los mentirosos políticos de que el aborto sólo se utilizaría «en raras ocasiones», se convirtió en el nuevo «control de la natalidad» que produce un número de muertos de decenas de millones de niños y niñas en el mundo, 1.000.000 anuales en Europa, 100.000 en España y unos 20.000 en Cataluña.

    CUARTA OLA. El sexo promiscuo produjo una despiadada ola en la década de 1980. Proliferaron las enfermedades venéreas o de transmisión sexual incurables como el herpes genital y el SIDA. En lugar de correr hacia la moral católica, la sociedad continuó agarrándose a los árboles caídos del secularismo moral. Música, películas y los medios de comunicación justificaban e impulsaban comportamientos inmorales, que buscan maneras de hacer el amor de forma segura, en lugar de hacer el amor seguro.

    En la década de 1990, estas primeras oleadas habían desintegrado gran parte de los cimientos morales de la civilización occidental. El número de muertes por enfermedades de transmisión sexual antiguas y nuevas se había vuelto tan asombroso que se estaban tomando medidas a escala internacional para combatirlas. Pero en lugar de correr hacia la seguridad de una roca sólida, los condones fueron arrojados como boyas salvavidas a las tempestuosas aguas para intentar salvar a una generación que se ahogaba en el «amor libre».

    QUINTA OLA. Con el cambio de milenio, llegó una ola poderosa: la pornografía. La llegada de Internet de alta velocidad a bajo coste trajo una nueva ola a todas las oficinas, hogares, escuelas y rectorías. Muchos matrimonios que resistieron las primeras oleadas fueron devastados por esta oleada silenciosa que produjo un diluvio de adicciones y corazones rotos. Pronto, casi todos los programas de televisión, la mayoría de la publicidad, la industria de la música e incluso los principales medios de comunicación estaban llenos de inmodestia y lujuria por vender su producto. La sexualidad fue irreconocible en su belleza.

    SEXTA OLA. La vida humana había perdido ahora su dignidad inherente, tanto es así, que las personas en todas las etapas de la vida comenzaron a considerarse prescindibles. La reproducción asistida permitió qué los embriones fueron congelados, descartados, cancelados, seleccionados o experimentados; los científicos presionaron por la clonación de seres humanos y la creación de híbridos entre animales y humanos. Por otro lado, los enfermos, los ancianos y los deprimidos fueron sacrificados a través de la eutanasia y el suicidio asistido.

    SÉPTIMA OLA. El ataque demoníaco pareció alcanzar su apogeo en 2005. A estas alturas, los cimientos morales se habían desvanecido casi por completo en Europa, Occidente, España. Todo un mar de relativismo moral lo inundó, la moral ya no se basaba en la ley natural y de Dios, sino en las ideologías del Nuevo Orden mundial. La ciencia, la medicina, la política e incluso la historia perdieron sus bases, de tal manera que los valores intrínsecos y la ética se desalojaron de la razón y la lógica, y la sabiduría cristiana y natural se enturbió y se olvidó.

    En el verano de 2005, el punto de crecimiento de las olas, Canadá y España comenzaron a liderar el mundo moderno al establecer una falsa y mentirosa familia y matrimonio homosexual, es decir, redefinir el matrimonio, el pilar de la civilización.

    «El tema del matrimonio y la familia ha adquirido una nueva dimensión que ciertamente no se puede ignorar asistimos a una distorsión de la conciencia que evidentemente ha penetrado profundamente en sectores del pueblo católico».»El concepto de ‘matrimonio homosexual’ está en contradicción con todas las culturas de la humanidad que se han sucedido hasta ahora, y por tanto significa una revolución cultural que se opone a toda la tradición de la humanidad hasta ahora», «hecho de que la existencia del hombre – hombre y mujer – esté ordenada a la procreación» y que «la comunidad de hombre y mujer y la apertura a la transmisión de la vida determina la esencia de lo que se llama matrimonio». (especula sobre el último libro de Benedicto XVI)

    OCTAVA OLA. Ahora, la imagen misma de la Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, había sido redefinida. La raíz misma de quienes somos, personas hechas a la “imagen de Dios”, se había invertido. El maremoto moral no solo destruyó los cimientos de la sociedad, sino también la dignidad fundamental de la propia persona humana.

    Una vez acabada la ola de la homosexualidad, está viniendo la nueva ola de la transexualidad y la pederastia, convertir el hombre en mujer y viceversa mediante una simple declaración, y volver al matrimonio y en las relaciones sexuales infantiles, la definitiva destrucción de la única y verdadera imagen y semejanza del hombre y de la mujer, con el advenimiento de la nueva autoidentidad de género, incluso en edad infantil (dónde a los niños se les enseña sexualidad explícita e ideología de género), pero llegando con manifiestas contradicciones (en los deportes, mujeres deben competir contra hombres que se creen mujeres y crean distorsiones en los resultados del juego).

    No obstante esta última ola está todavía en proceso de cristalización y lleva lo que se puede intuir como dos vertientes:

    a) un nuevo paradigma humano a través del transhumanismo, con su deseo de crear un nuevo hombre a través de la reprogramación celular, de la ingeniería genética, la nanotecnología, de la informática, la inteligencia artificial e Internet imbricada en la biología humana.

    b) Junto a ello parece cristalizar un proyecto de sociedad que dicen que es parecido al modelo chino, un extraño modelo de capitalismo hitleriano y socialismo estatal, dónde las grandes élites políticas, económicas científicas y culturales formarán una casta dominante, minoritaria y aparte, toda llena de privilegios e inmunidades si son obedientes, con democracia controlada, vigilada e intervenida hacia el resto de ciudadanos, con reducción de derechos y libertades humanas mediante créditos sociales y vigilancia intensiva, y muchísima injerencia estatal en forma de prohibiciones, obligaciones, limitaciones, condicionamientos, autorizaciones y permisos procedentes de miles de leyes, reglamentos, órdenes y protocolos que regulen absoluta y totalmente la vida, incluso más íntima, del ciudadano.

    Está octava ola tendría pues un carácter entre inmediato, inédito, totalizador y definitivo.

    APOCALIPSIS. Esta lucha de la iglesia verdadera tanto contra la falsa Iglesia como contra el Nuevo Orden mundial, es paralela al combate apocalíptico descrito en Apocalipsis sobre la batalla entre «la mujer vestida de sol» y el «dragón». Batallas de muerte contra la vida: una “cultura de la muerte” busca imponerse a nuestro deseo de vivir, y vivir en plenitud… «Vastos sectores de la sociedad están confundidos sobre lo que está bien y lo que está mal, y están a merced de quienes tienen el poder de “crear” opinión e imponerla a los demás.» (PAPA JUAN PABLO II, Homilía del Parque Cherry Creek, Jornada Mundial de la Juventud, EEUU, 1993).

    Por qué surge un nuevo totalitarismo, una dictadura intelectual que utiliza los poderes coercitivos del estado para controlar a quienes no están de acuerdo acusándolos de «intolerancia» y «discriminación», de «discurso de odio» y «crimen de odio». Los católicos y todos los hombres de buena voluntad que estén en contra de este nuevo orden, serán acusados por delitos de odio y discriminación, y por ser negacionistas de los nuevos falsos derechos humanos.

    Así, el Papa Benedicto describió a la Iglesia en un momento como «Un barco a punto de hundirse, un barco que se hunde por todos lados (Cardenal Ratzinger, 24 de marzo de 2005, meditación del Viernes Santo sobre la Tercera Caída de Cristo).

    Ante una situación tan grave, incluso con un Vaticano vendido al Nuevo Orden mundial, ahora más que nunca se debe de tener el valor de mirar la verdad a los ojos y llamar a las cosas por su nombre propio, sin ceder a convenientes concesiones ni a la tentación del autoengaño. En este sentido, está el reproche del Profeta: “¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que ponen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas” (Is 5,20) (PAPA JUAN PABLO II, Evangelium Vitae “El Evangelio de la vida”, 58).

    La Iglesia Católica prohíbe a los homosexuales el sacerdocio, y su posición inamovible sobre el matrimonio y la práctica sexual de los homosexuales, se ha establecido la etapa final. La verdad será silenciada o recibida. Es el enfrentamiento final entre la «cultura de la vida» y la «cultura de la muerte». Estas fueron las sombras previstas por Woijtyla en un discurso en 1976:

    «Ahora nos enfrentamos al mayor enfrentamiento histórico por el que ha pasado la humanidad. No creo que amplios círculos de la sociedad estadounidense o amplios círculos de la comunidad cristiana se den cuenta de esto completamente. Estamos ahora ante el enfrentamiento final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, entre el Evangelio y el anti-Evangelio. Esta confrontación se encuentra dentro de los planes de la divina providencia. Es una prueba que la Iglesia entera debe tomar (Cardenal Woijtyla, reimpreso el 9 de noviembre de 1978, The Wall Street Journal)»

    Al final sabemos los católicos que realmente las bestias y el Anticristo serán muertos y encadenados, y que triunfará el inmaculado Corazón de María y el Sagrado Corazón de Jesús, que este nuevo totalitarismo fracasará y hará fracasar a la vida de muchos, los dejara infelices, rotos y desgraciados, y esta ideología al final será olvidada, eliminada e irrelevante.

    1. Añado esto aquí:

      OCTAVA OLA.

      Una vez acabada la ola de la homosexualidad, está viniendo la nueva ola de la transexualidad y la pederastia, junto con formas de poliamor que justifiquen la poligamia homosexual, heterosexual, bisexual y transexual, así como de formas de uniones temporales, a prueba o limitadas y condicionadas a una serie de condicionantes, tanto entre adultos como entre menores. En este sentido, la creatividad puede ser muy alta, y podemos esperar algún tipo de sorpresivo invento perverso.

      Por eso se hace urgente la diligencia en la defensa de los principios y valores innegociables para los católicos en la vida pública que estableció resumidamente Benedicto XVI: la vida, la familia y el matrimonio, la educación de los hijos por los padres y el bien común.

      Esta defensa de los principios y valores innegociables debe ser rígidamente e inflexiblemente aguerrida, el reino de los cielos se conquista con fuerza, luchando de pie, de frente y de cara contra todos sus enemigos, estén fuera de la Iglesia o en el interior de la iglesia, dentro o fuera de la jerarquía, sea cual sea el grado de jerarquía, desde el más alto de todo hasta el más bajo: quién no está con Jesús está contra Jesús, quién no suma resta, quién no recoge dispersa, quién no predica el Evangelio predica el antievangelio, quién no defiende la Iglesia defiende la antiiglesia, quién no es de Cristo es del Anticristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *