¡Alegraos! Cristo ha resucitado, el vacío del Vaticano urbi et orbi, el Papa Francisco y los poetas sociales: tierra, techo y trabajo.

|

Impresionante escuchar las campanas de la Basílica de San Pedro resonando en un mundo fantasmagórico, más fuerte que nunca pero sin oídos que escucharan la alegría de la Pascua. Misa de Pascua en el interior de la Basílica con un pequeño grupo de personas dando las espaldas a la Tumba del Principe de los apóstoles, sin homilía y con un mensaje de marcado color político antes de la escuálida bendición ‘Urbi et Orbi’ con total ausencia de la ciudad y del mundo. No vemos demasiado interés por lo que está sucediendo en torno al pontífice en este momento. Todos sabemos lo que puede dar y el pontificado está más que terminado. Seguimos con viejas y caducas soluciones a nuevos problemas. Nadie, ni el Papa Francisco, sabe cuándo y cómo terminará todo esto y por eso es mucho más sorprendente el pretender dar formulas de solución a un problema que desconocemos.

Nos enfrentamos, ‘Urbi et Orbi’ , a una crisis social y económica sin precedentes, eso sí lo tenemos muy claro, y nos tememos que por mucho que imaginemos va a ser mucho peor. El Papa Francisco asienta sus esperanzas en Europa, nos suponemos que en la actual estructura política de la comunidad Europea, y no en lo que Europa es y significa como cuna de la civilización cristiana que se ha extendido por todo el mundo. Muchos de los carísimos organismos internacionales que nos iban a enfriar el planeta y a salvar la vida, según los proyectos contemplados en la agenda 20-30, están demostrado su inutilidad. Tenemos la peor clase dirigente, por lo civil y por lo eclesiástico, de los últimos decenios que no están ayudando a controlar una epidemia sin precedentes sino que se están convirtiendo en sus principales cómplices. Ayer hablábamos de una iglesia que nace y otra que se termina. Es evidente que el tiempo del post concilio se ha terminado y que nos enfrentamos a una nueva realidad para la que las viejas formulas no sirven. Si tenemos fe, presupuesto que se supone implícito a la condición de católico, confiamos en que Dios nos guiará por estos nuevos caminos para que podamos dar la respuesta adecuada. A nosotros nos corresponde ser instrumentos dóciles y bien preparados, capaces de escuchar la voz de Dios y con la voluntad, y valentía, para ponerla por obra.

Las intervenciones del Papa Francisco en estos días nos hablan de esperanza, pero sin saber muy bien en qué o en quién; de Cristo Resucitado, de la vida eterna y esas tonterías ni palabra. Algún día nos tendrá que explicar la razón de esta misteriosa esperanza. Por si nuestros males fueran pocos tenemos carta del Papa Francisco a los ‘movimientos populares’, que tienen poco de movimiento y nada de populares, fabricada en Santa Marta y firmada del día de pascua. Denuncia que los trabajadores pobres “han sido excluidos de los beneficios de la globalización” pero no de sus perjuicios: “los males que aquejan a todos, a ustedes los golpean doblemente”; les anima a seguir en la lucha por las 3T: tierra, techo y trabajo; y les invita a pensar con él “en el proyecto de desarrollo humano integral que anhelamos” para el después de la crisis. Cita las dificultades mayores para el confinamiento cuando la vivienda es precaria o “carece de un techo”, cuando se vive “el día a día sin ningún tipo de garantías legales que los proteja”, como sufren los trabajadores y las trabajadores “independientes o de la economía popular”,  “los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores, los constructores, los costureros, los que realizan distintas tareas de cuidado”, y que “no tienen un salario estable para resistir este momento”.  Por desgracia, todo esto es cierto y nos enfrentamos de un drama humano de dimensiones planetarias. Lo incomprensible es la solución que el Papa Francisco nos propone como única salida a este problema y considera que es “tiempo de pensar en un salario universal” que dignifique las “nobles e insustituibles tareas que realizan” y haga realidad “esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos”. Un pueblo humilde y trabajador al que “nuestro Padre Celestial los mira, los valora, los reconoce y fortalece en su opción”. “Espero que este momento de peligro nos saque del piloto  automático, sacuda nuestras conciencias dormidas y permita  una conversión  humanista y ecológica  que termine  con la idolatría del dinero y ponga la dignidad y la vida en el centro.»

<

Se alegran de estas sabias palabras del Papa Francisco el ‘grupo Tierra’, el ‘grupo Paz’ y el grupo ‘Medio Ambiente’. Propuesta luminosa que nadie sabe quién tiene que pagar ni cómo. Suponemos que está pensado en el malvado primer mundo que se enfrenta a un caos social sin precedentes. La demagogia está llegando a limites de irracionalidad nunca vistos. Entendemos que la fiesta se ha terminado y que no es posible contar con muchos movimientos cuando falte el dinero manchado del primer mundo que está financiado estas teorías o el de los amigos de los narco estados americanos. Santidad, no añada más dolor al que ya existe, al de los miles de muertos que le rodean, a la preocupación de tantas familias por cómo superarán este momento. No esperamos del papa recetas políticas o económicas en las que vemos que además defiende lo indefendible y parece pretender añadir más dolor al ya existente sumándose a ideologías que más hacen reír que llorar. Si quiere ser consecuente empiece por vender los inmensos museos vaticanos con las mejores colecciones del mundo, de aquí se puede empezar a pagar este salario a todos los pobres del mundo, puede continuar con los miles de inmuebles que posee en Roma y que con una firma, igual a la de la carta, ni más ni menos, puede poner a disposición de sus queridos pobres. Puede darnos ejemplo y vivir en una buhardilla, las hay muy confortables, en su amada periferia romana y retomar costumbres perdidas como cocinar. Santidad, no añada más dolor a toda esta situación y por una vez, aunque solo sea por una, sea serio y déjese de proclamas vacías, de pataletas de la pachamama y de poetas sociales. Hoy, más que nunca, los católicos necesitamos al Papa, al Dulce Cristo en la tierra, al Vicario de Cristo, al Siervo de los siervos de Dios, y no a un demagogo peronista pampero.

«Jesús salió al encuentro y les dijo:’Alegraos’.»

Buena lectura.

Matteo Salvini e i migranti arrivati a Pozzallo: «Italiani chiusi in casa, clandestini liberi di sbarcare. Assurdo»

Papa: politici e scienziati trovino la strada giusta per ricostruire dopo la pandemia

Siamo alla follia. Parroco foggiano, in lacrime, costretto a scusarsi per preghiere all’aperto

Pasqua nella pandemia, il Papa: “L’Europa dia prova di solidarietà, non è tempo di interessi particolari”

PAPA E CASARINI. DIALOGO DI 4 SAGGI (E UN PRETE NEW CHURCH).

Papa Francesco scrive ai movimenti e propone stipendio garantito per tutti i precari del mondo

Papa Francesco implora l’Europa: «Basta egoismi, la sfida è epocale per il futuro comune»

Vaticano: Papa, alleviare sanzioni internazionali per consentire a paesi di affrontare coronavirus

Coronavirus, Papa Francesco: “Sfida epocale per l’Unione europea. Dia prova di solidarietà anche con soluzioni innovative”

Europa: Papa Francesco e Mattarella corrono in soccorso di Giuseppe Conte

Solo 14 personas presentes en el Vaticano en el Viernes Santo 2020

Papa Francesco, un salario universale per i lavoratori più poveri: «Voi siete per me dei veri ‘poeti sociali'»

Papa Francesco scrive ai movimenti e propone stipendio garantito per tutti i precari del mondo

Alessandro Meluzzi contro Papa Francesco: «Non riceve Salvini e lava i piedi ai musulmani, il peggior Pontefice della storia»

Coronavirus, Papa Francesco stravolge la Messa di Pasqua: cancellato il Resurrexit reintrodotto da Giovanni Paolo II

I rintocchi delle campane nella Piazza San Pietro deserta

Il cardinale Pell: «Il Signore è vicino a chi è stato falsamente accusato»

Papa: «Non è tempo di egoismi, Ue dia prova di solidarietà»

PG: MADRE NATURA (PACHAMAMA…?) SECCATA CON GLI UOMINI, DICE IL PAPA.

Comentarios
13 comentarios en “¡Alegraos! Cristo ha resucitado, el vacío del Vaticano urbi et orbi, el Papa Francisco y los poetas sociales: tierra, techo y trabajo.
  1. Peronista:, bajo cuyo gobierno se: incendiaron, profanaron,destruyeron Iglesias y Templos, y otras maldades que le costo a su mentor que sea Excomulgado .Bien escondido lo tienen esto.
    Fue ademas el militar que quemo’ su propia Bandera
    Eso si’,siempre por los pobres y los humildes como excusa.
    Argumento ya muy usado y gastado por los regimenes corruptos de pseudo izquierda

    1. AYER ante el SANTÍSIMO en mi turno de Vela pensé : para un Papa del NUEVO MUNDO Y Jesuita… Y nos sale un charlatán sin Fe, sin doctrina Católica, político–demagogo, con ideas de loco, totalmente babeando a los «amos del mundo», Hereje y más Hereje, pachamamoooo… Y no sigo pq es repugnante… Pufffff!!!!
      Quién no haya notado que procede de la teología de la liberación, marxista y SIN FE en Cristo, por favor que estudie el CATECISMO PARA PREPARACIÓN NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN please.!

  2. Mateo 7 «16.Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? 17.Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. 18.Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. 19.Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. 20.Así que por sus frutos los reconoceréis.»

    Hay algunas personas que piensan que es más importante resolver algunas necesidades inmediatas terrenas que realizar la tarea de Conversión a Dios (hacer la voluntad del Padre Celestial), muchos por ideología, otros más de buena fe, algunos sabiendo que es una mentira inaccesible. Todo eso es inevitable, para peor reiterativo, no es posible de realizar cotidianamente y algunas organizaciones de «reparto» destinan sus fondos primero a pagar sus propios gastos -personal, teléfonos, alquileres, etc.- y lo que sobra va a los necesitados.

    Si no se advierte que sin Dios estamos perdidos nada podremos hacer. San Pedro enorme, magnífica, vacía…unas pequeñas figuras humanas casi invisibles desde la entrada hasta el Altar son la demostración de la condición humana, hasta las campanas son eléctricas y no requieren del hombre…

  3. ¡Excelente artículo!
    Me encantó: «Santidad, no añada más dolor a toda esta situación y por una vez, aunque solo sea por una, sea serio y déjese de proclamas vacías, de pataletas de la pachamama y de poetas sociales. Hoy, más que nunca, los católicos necesitamos al Papa, al Dulce Cristo en la tierra, al Vicario de Cristo, al Siervo de los siervos de Dios, y no a un demagogo peronista pampero.».

    ¡Muy feliz Pascua de Resurrección!

  4. Specola:Cum laude!
    Aunque sigo pensando en que te equivocas al llamarle papa,santidad,y hasta el excesivo «dulce Cristo en la tierra»de Santa Catalina. Ahí la gran doctora desbarro,contribuyendo-sin pretenderlo-,a ese error de convertir a la Santísima Trinidad en una Realidad de cuatro…

  5. Francisco está ahora en modo Chepas, como el resto la extrema izquierda: exigiendo a las sociedades que madrugan y laboran con denuedo que repartan a lo loco «salarios sociales» para todo quisque, y pidiendo lo que él no da.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *