PUBLICIDAD

Un comentarista habitual dice que no son muchas las diócesis con dos eméritos

|

El obispo de Palencia, tras superar el coronavirus: “He salido con fuerzas  para seguir sirviendo a los hermanos”

Y tiene toda la razón.

Salvo error por mi parte solo se me ocurren

Madrid, con un emerito, Rouco,  y un demérito, Osoro.

Sigüenza-.Guadalajara, con un demérito, Sánchez, y un emerito, Atilano

Burgos, Gil Hellín y Herráez

Jaén, del Hoyo y como muy demérito Amadeo Rodríguez

Zaragoza, Ureña y Jiménez Zamora

Orihuela-Alicante, Oliver y la nulidad de Murgui

Palencia, Los super deméritos Castellanos y Herrero

Siete diócesis de sesenta y cinco no son muchas

Comentarios
12 comentarios en “Un comentarista habitual dice que no son muchas las diócesis con dos eméritos
  1. No hay porque insultar, a los sacerdotes que no estemos de acuerdo con sus decisiones o no nos parezcan correctas o incluso con sus fallos. Son hombres como nosotros. ¿ Os gustaría que hablasen mal de vosotros en un bloc de vuestros errores?.

  2. Zaragoza dos eméritos??
    Uno en su localidad natal (Valencia) sin báculo
    Y el otro viajando a Roma constantemente y ahora administrador apostólico de Huesca

  3. Al leer esta entrada me ha venido a la memoria el nuevo de D. Antonio Lasierra, al que hace tiempo que hecho en falta. ¿Saben algo de él?

  4. Menos diócesis cuentan con dos cardenales eméritos y uno más en activo. Es decir, que las reglas (escritas o no) están para saltárselas. Quien manda, manda.

  5. Garciandía dice que no va a «pegar ningún volantazo» en la diócesis de Palencia.

    Respecto al enorme y valioso patrimonio religioso que tiene la Iglesia, ha asegurado que en el pasado la Iglesia ha sido como «un banco tóxico», ya que tiene un gran activo en el patrimonio, pero mentalidad de tanatorio. ¡Menuda tontería!

    https://www.religiondigital.org/espana/Nuevo-Palencia-defiende-Iglesia-naufragios-obispo-Garciandia_0_2635836401.html

  6. ¿En Zaragoza un demérito? Don Pedro, tocayo ( mi nombre de pila es también Pedro), le recuerdo con afecto. Me tocó la «mili» en Zaragoza en los últimos tiempos de Mons. Cantero Cuadrado. No obstante, mi arzobispo fue fray José López Ortiz, OSA, arzobispo titular de Grado y vicario general castrense. A este no le vi, pero a don Pedro si y besé su pastoral anillo en dos ocasiones.
    En Girona tuvimos simultáneamente dos eméritos y uno en activo. Ahora no tenemos ninguno. Como en las misas y liturgias de la Palabra me encargo de la oración de los fieles, ya no necesito leer la súplica «por el obispo que todos (¿de veras «todos»?), esperamos: Me la sé de memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *