Paglia, como Hollerich, campeones de la buena causa

|

El ascenso de Paglia y el silencio de los buenos - InfoVaticana

Por las reacciones indignadas que despiertan.

Seguimos con Specola:

<

«Un tema que no pasa es el nombramiento de Mariana Mazzucato, con posiciones  pro-aborto, como miembro ordinario de la Pontificia Academia para la Vida, que ha causado sensación y una oleada de polémica, no es el único, es solo el último. El instituto vaticano fue erigido por el Papa San Juan Pablo II en 1994 para la defensa de la vida humana, una misión en abierto contraste con las posiciones abortistas del nuevo miembro. Según su estatuto:  «los académicos pontificios son elegidos, sin discriminación religiosa alguna, entre personalidades eclesiásticas, religiosas y laicas pertenecientes a diferentes nacionalidades y representantes de disciplinas relacionadas con la vida» y «son nombrados por el Santo Padre sobre la base de su seriedad profesional, su competencia y su servicio inequívoco al derecho a la vida de toda persona humana”.

Otro miembro de la Academia Pontificia para la Vida, Roberto Dell’Oro, Director del Instituto de Bioética de la Universidad de Loyola Marymount en Los Ángeles, quien declaró que la decisión de la Corte Suprema «rechaza cualquier espacio de ‘libertad personal’ de las mujeres, incluso en casos de violencia sexual o incesto».  Sheila Dinotshe Tlou, ex ministra de Salud de Botswana, también miembro de la Academia Pontificia para la Vida, contribuyó a un documento de las Naciones Unidas pidiendo a todos los países que apoyen la anticoncepción y el aborto. El de Mazzucato, por tanto, no es un caso aislado, sino solo el más reciente. Si para el Papa Francisco el aborto es un delito operado por un sicario,  ¿qué tiene que ver Mazzucato “ateo convencido y abortista” con el Vaticano? Por si fuera poco Paglia,  de Sant’Egidio, defiende la decisión: «Es importante que en la Pontificia Academia para la Vida entren mujeres y hombres con competencias en diversas disciplinas y de diferentes contextos, para un constante y fecundo diálogo interdisciplinario, intercultural e interreligioso”.

Comentarios
3 comentarios en “Paglia, como Hollerich, campeones de la buena causa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *