PUBLICIDAD

LAS VERDADERAS MANIFESTACIONES DEL ESPÍRITU SANTO

|

LAS VERDADERAS MANIFESTACIONES DEL ESPÍRITU SANTO

Recientemente en el marco del testimonio revelado por el Arzobispo Viganó sobre los ocultamientos de la máxima jerarquía católica en el caso del ex cardenal McCarrick, el cardenal hondureño y “brazo derecho” del Papa Francisco dijo que ese testimonio pecaba contra el Espíritu Santo, dejando entrever que la elección de un Papa, refriéndose a la elección de Francisco, era directamente la nominación tácita del Espíritu Santo. Verdaderos teólogos, alarmados y apenados por las declaraciones del alto clérigo, emitieron opiniones particulares con el fin de hacer una sutil enmienda a tan herética declaración. Pareciera que el cardenal Maradiaga no aprende, ya que, en el reciente sínodo de la juventud, el grupo coordinado por él durante los talleres prácticos, solicito se diera respuesta a algunas situaciones que según El catecismo católico no están en la mesa de discusión.
Menos mal que la petición hecha por el Circulo liderado por el Cardenal Rodríguez Maradiaga, no tuvo ninguna repercusión y fue rechazada. Parece que sirvió únicamente para que una vez más quedara desacreditado el supuesto «brazo derecho de Francisco» y coordinador del C9, pues el escándolo levantó mucho polvo con tan aberrantes peticiones, tales como que se puedan casar parejas del mismo sexo, que igualmente puedan adoptar niños y aceptar el alquiler de vientres.

En mi artículo anterior, mencioné que también se habia hecho la petición para liberar el aborto, pero fue una confusión involuntaria al haber omitido el alquiler de vientres. Pero tratándose de Maradiaga para uno ya no se sabe que es mentira y que es verdad, de todas maneras, me parece increíble que el Cardenal Maradiaga siendo psicólogo de profesión, no tenga en cuenta la confusión y los daños psicológicos que sufrirán los niños adoptados por estas parejas de dos padres o dos madres a la vez. O crecer bajo mentiras que al final terminan descubriendo. A estos niños se les crea tal confusión que no pueden crecer normalmente como en una familia compuesta por un hombre y una mujer, tal como Dios los creó.
Para un niño ver el amor entre su padre y su madre es vital, esto les da seguridad y confianza en su crecimiento, así fuimos criados esta generación y por eso existimos, de ser como quisiera Maradiaga y su círculo de trabajo en el sínodo, ni siquiera fuéramos parte de esta humanidad. Pero ver el amor entre dos papás o entre dos mamás es anti natural que solo daño provoca.

Que algunas naciones en el mundo hayan aprobado la ley del matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo han hecho más que todo por política, ya que sus líderes buscan a toda costa más votos en las elecciones, por dar un ejemplo práctico. Pero que la Iglesia Católica apruebe tal cosa… es aberrante. Con solo haberlo propuesto, ya se sabe que clase de moral tienen quienes lo propusieron, sobre todo su coordinador, porque sin su aprobación, seguramente que se hubieran abstenido. Si así son los consejos del máximo asesor del papa Francisco, definitivamente entiendo porque hoy nuestra Santa Madre la Iglesia se encuentra atravesando una situación única en su historia de 2,000 años. Para suerte de nosotros los creyentes, el Espíritu Santo es el guía, el consolador y el paráclito. El espíritu de Dios no es vanidoso ni se deja adular por humanos, a él no le interesa que lo defiendan del pecado contra él porque él sabe que pecar es ir contra los principios dados por Nuestro señor Jesucristo y las puertas del hades no prevalecerán sobre su Iglesia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *