PUBLICIDAD

La complicadísima situación de la Iglesia con la que se encontrará el consistorio cardenalicio

|

Consistorio 2018 - Números y cambios en el Colegio Cardenalicio

Santiago Martín la califica de «bombas sobre el consistorio»:

https://www.religionenlibertad.com/video/141666/bombas-consistorio.html

En un análisis que una vez más me parece excelente y eclesial.

¿Ah, qué no dice que algunas bombas las lanza…?

Pues al igual que todos los buenos sacerdotes, los buenos obispos y los buenos cardenales. Que los hay. Y que tampoco  lo dicen. Y que son buenos.

¿Qué algunos lo piensen?

Vayan ustedes a saber. Porque lo que no se expresa, no existe.

 

Comentarios
10 comentarios en “La complicadísima situación de la Iglesia con la que se encontrará el consistorio cardenalicio
  1. La situación es mala pero no nos rendiremos. Cada vez somos menos pero no seremos los lectores de este blog quienes demos la espalda a la Iglesia.

  2. No hay púrpura para Australia, para China, para Vietnam ni para la hermosa Formosa, pero sí para Singapur. No hay púrpura para Milán, para Turín ni para Venecia, pero sí para Como. No hay púrpura para San Francisco, para Los Ángeles, para Detroit ni para Baltimore, pero sí para San Diego. A Italia le dan cinco: dos con voto (que se verán compensados por Ravasi y Bertello, a punto de los ochenta) y tres sin voto (que justamente coinciden con los tres eméritos italianos muertos este año). Desprecio absoluto para Europa del Este (la República Checa pierde el voto en meses), desprecio absoluto para Hispanoamérica (a fin de este año, ocho naciones estarán sin voto) y desprecio total a África (doce países atiborrados de católicos, pero se dan dos capelos a dos desconocidos de diócesis desconocidas). Nunca en décadas se había caído en tal grado de arbitrariedad.

  3. El P. Santiago Martín afirma que el Papa Francisco no ha querido dar el más mínimo apoyo a la línea cismática de la Iglesia alemana puesto que no ha creado ningún cardenal elector alemán. Sin embargo, Francisco en ningún momento ha desautorizado abiertamente el sínodo alemán ni ha tomado medidas contundentes contra sus promotores. Por el contrario, ha convocado un «sínodo sobre la sinodalidad» en el que se van a debatir no pocas de las herejías planteadas por los cismáticos alemanes. Parece que el problema no son las herejías, sino que estas deben tratarse en un foro universal y no local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *