PUBLICIDAD

IGLESIA CATÓLICA : EL CUERPO MÍSTICO INJUSTAMENTE MAL SEÑALADO

|

IGLESIA CATÓLICA : EL CUERPO MÍSTICO INJUSTAMENTE MAL SEÑALADO

Cuando escuchamos que algo anda mal en la iglesia cometemos el error de señalar todo como “culpa de la iglesia”. Todos los días vemos y oímos noticias que nos llegan de diferentes partes del mundo y especialmente del Vaticano, algunas de ellas sobre prelados de la curia romana, otras veces se escucha los abusos sexuales a menores perpetrados por curas pedófilos en los Estados Unidos de Norte América, en Chile, Honduras y muchos otros países del mundo. Oímos el porcentaje cada vez más escandaloso de la actividad homosexual al interior de seminarios y parroquias, en fin las noticias de la iglesia son el pan de cada día.
Pero veamos, la Iglesia Católica como tal no son solo los curas, ni los obispos, ni los cardenales, ni tampoco el Papa, este último muy cuestionado hoy en dia. La Iglesia Catolica se define como un solo Cuerpo Místico con Jesucristo a la cabeza y los clérigos y laicos como partes componentes de ese cuerpo místico. Cada miembro hace su función sea esta de pastorear a las ovejas, la de orar de manera permanente para el crecimiento de la iglesia, o la de una vida común y corriente haciendo de esa vida una verdadera oración en cada actividad.
Cada miembro de la Iglesia es responsable de su función, cada grupo de la Iglesia es solidario y responsable de la sinergia que debe producir para el resto del cuerpo, por lo que sí un miembro o grupo de la iglesia actúa mal, afecta a todo el cuerpo, pero no es todo el cuerpo místico el que actúa mal.
Cuando leemos, escuchamos, vemos o nos informamos de los abusos de los curas, tanto a menores como en sus prácticas homosexuales, no deberíamos ser tan severos en atribuir esas faltas a todo el cuerpo místico de la Iglesia, esas faltas son las cometidas por un miembro o un grupo de miembros clericales que hacen mal la función a la que han sido llamados y contaminan todo el cuerpo místico de la Iglesia. Por lo tanto es un enorme error recriminar las faltas de un cura o las faltas de una curia local, a todos los miembros de la Iglesia, porque por dar un ejemplo, yo soy laico y nunca he cometido los excesos, de los que he sido testigo, que ha cometido algún cura. Muchas veces escuchamos “…no puede ser!!…..el Padre Toñito es homosexual??…..o quizás oímos decir ….el Padre German violó a esa niña??….o quizás también oímos decir…..su eminencia estafó a una viuda??…..”. Pero véase bien, el pecado para la iglesia y delito para la ley, no lo han cometido todos los de la Iglesia, lo ha cometido un cura o un cardenal con nombre y apellido, un único miembro de millones de miembros que forman el Cuerpo Místico de la Iglesia, por lo que es sumamente injusto señalar de enfermo un cuerpo tan grande solo por el hecho que un miembro está enfermo o podrido. La palabra dice: “Mateo 18:9 Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te vale entrar en la Vida con un solo ojo que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna del fuego”.
Por lo tanto si un cura, un obispo, un cardenal o un Papa es ocación de pecado, más vale sacarlo de la iglesia antes de que contamine a todos los miembros del cuerpo, y por consiguiente el cuerpo muera. Cuando se detecta un tumor en una persona, el médico sin vacilar recomienda su inmediata extracción antes de que las células cancerígenas hagan metástasis e irradien su malignidad en los miembros sanos del cuerpo. Es así de fácil, así de sensillo y así de complicado para algunos la Palabra de Dios. El que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que vea.

Laicos de Honduras

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *