Homenaje a una gran figura de la Iglesia gallega

|

Don Segundo Leonardo Pérez López (Buriz, Lugo, 1948) es una de las mśs acreditadas figuras de la Iglesia en Galicia por lo que el homenaje que se nos anuncia, la acreditada revista  Estudios Mindonienses, de la que es fundador y fue director, le va a dedicar un número monográfico, nos parece justificadísimo.

Con cargos relevantes pastorales y docentes, amplísima bibliografía y unas dotes relacionales que multiplicaban la eficacia de cuanto emprendía, pienso que fue como deán de la catedral de Santiago, al que llegó en situación complejísima, hasta con el Calixtinus desaparecido, donde acreditó una talla excepcional. Ahí queda el Pórtico de la Gloria restaurado en muestra señaladísima de toda una actuación verdaderamente ejemplar en esa joya que es la catedral compostelana. Cierto que no fue don Segundo protagonista único pero nadie podrá discutirle su destacadísima intervención.

<

Inmenso también su amor al Camino  y su dedicación al mismo. El Centro de acogida a los peregrinos en Carretas, espectacular, sí que es obra exclusiva de Don Segundo. Y con ello la conversión de una calle perdida, del centro mismo de Santiago, en un emporio. Sería de elemental justicia que esa calle pasara a llamarse Pérez López.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/ferrol/2023/04/12/estudios-mindonienses-dedicara-numero-monografico-teologo-segundo-leonardo-perez-lopez/00031681313918323886914.htm

P,D.: Don Segundo ha pedido que no haya comentarios

Comentarios
2 comentarios en “Homenaje a una gran figura de la Iglesia gallega
  1. Curioso. Su nombre de pila (Segundo Leonardo) es una extraña (por lo infrecuente) combinación. Tomados aisladamente, ambos apelativos se baten en retirada (como tantos otros). Según el INE, ya no nacen niños con esos antropónimos y los portadores son cada vez menos y más ancianos. En una década, hallar a alguien llamado Segundo o Leonardo va a ser tarea ardua.

  2. De lo mejor de Galicia, candidato a la mitra de Mondoñedo en varias ocasiones, bloqueado por los celos y envidias de muchos, como suele suceder.
    Gran teologo y pastor, hombre de fe, trabajador incansable, hombre de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *