El calabacín sigue en el «candelabro»

|

Monseñor Antonio Gómez Cantero, nuevo obispo de Almería, España - Vatican News

Más mensajes de Almería.

«Hola, amigo Francisco José! Las cosas en Almería van de mal en peor, como estará siendo testigo. Anoche los sacerdotes recibimos por correo interno de la diócesis una carta de Don Antonio, que es un bochorno a todas luces y muestra hasta que punto este hombre padece de una incapacidad mitral «inusitada» a la par que un proceder obsesivo.

<
Por ello le hago llegar tanto el original, del que acabar de dar cuenta Javier Arias, como un artículo que una veterana periodista y fiel católica ha publicado hoy en el «Diario de Almería» uno de los periódicos locales.
También le adjunto la carta que Don Juan Antonio Moya, Rector del Seminario durante dos décadas y estrecho colaborador de Don Adolfo, ha escrito la semana pasada al ecónomo Pomés y donde ofrece datos y argumentos que destruyen el relato oficialista.
Muchas gracias por todo y seguimos unidos en la oración!»
«Almería, noche del 19 de junio de 2024
Querido hermano sacerdote,
Te e
scribo esta
carta después de una sosegada
reflexión y convencido
que mereces una explicación de
mi puño y letra
, clara, sincera y sin
filtros.
Aunque
,
los que me conocéis
un poco,
sabéis que me he atado
como a un clavo
ardiendo
a Mateo 26, 62
63
: “¿No tienes nada que
decir? ¿Qué son estos cargos que presentan contra ti? Pero, Jesús,
callaba”.
No es necesario que te vuelva a decir, que n
uestra querida Diócesis
de
Almería
pasa por u
na situación económica complicada que amenaza
con hipotecar su futuro. Las deudas
nos atenazan. La tempestad arrecia
y necesitamos todos los remeros dispo
nibles par
a esquivar las grandes
olas
y mantener la nave a flote.
Tengo, tenemos, un plan de navegació
n claro y contrastado con
profesionales del máximo nivel con rumbo a la calma. No es hora de
medias
verdades, rumorología
conspiranoica
o interpretaciones
sesgadas y
malintencionadas. Como sabes la verdad no tiene prismas y
te aseguro que tu obispo te dice
la verdad. Huye de quién adora la
niebla.
Hay muchos que aún defiende que la tierra es plana.
Tampoco es hora de revisar un pasado que todos conocemos o intuimos
con más o menos detalle. Tiempo habrá para revisarlo y aprender de los
errores y las imprude
ncias. Ahora, como te decía, toca remar y n
o
despistarse de la misión de llevar a buen puerto
a nuestra Diócesis
.
Se han analizado los
escenarios posibles, uno por uno. Se ha negociado
con nuestros acreedores, se han estudiado todas las tasaciones de
nuest
ros bienes inmuebles, se ha analizado el mercado para conseguir
las mejores condiciones de venta. No estamos improvisando ni mucho
menos. Llevamos muchos meses haciendo todo lo humanamente
posible con la ayuda de Dios
y el temple necesario, esquivando cual
quier
tipo de profeta de la calamidad.
Sabes bien que,
si alguna parroquia tiene una deuda, esa deuda es de
todos, si alguna obra de la Diócesis soporta una deuda, esa también es
de todos. Aquí no vale que cada palo aguante su vela
,
porque nuestra
nav
e es
una y
para salvarla
todos debemos remar al unísono
.
Quiero transmitiros mi confianza en que
,
aunque tendremos que
tomar
alguna decisión dolorosa, muy dolorosa, el plan
de viabilidad
está
trazado y
finalmente
será satisfactorio porque el objetivo principal
se
cumplirá. S
alvaremos la Diócesis y podremos
continuar con nuestra
misión evangelizadora
,
asistencial
y promotora de
todos
los valores
y
virtudes cristiana
s que Jesús nos mostró con su humild
e y sacrificada
vida
, pues aprendió sufriendo a obedecer (Hb.
5,8)
.
No olvides, que he repetido
por activa y pasiva
,
que,
si e
n algún
momento necesitas cualquier tipo de
información a
dicional, no dudes
en pedírmela. Te explicaré
y te mostraré l
a documentación que sea
necesaria. Reitero
que es
te es el camino mejor, p
ues mereces una
información
de primera mano
,
en lugar de terceras o cuartas voces que
interpretan interesadamente desde la niebla.
Los datos son claros, diáfanos, ¡mira la luna, no te quedes embelesado
en el dedo que la señala!
Me ha resultado e
specialment
e inaudito
, y he
sentido pena por aquellos que las han escrito,
leer misivas ofensivas
distribuida
s entre toda nuestra comunidad y
opiniones sesgadas nada
ignorantes
y mal
intencionadas,
sembrando la duda sobre la
honorabilidad de quienes nos vemos
sin ele
girlo, por pura obediencia
en la tesitura de enmendar equívocos de persistencia inaudita.
¡He echado tanto en falta la lealtad y la humilda
d de Jesús en algunos
de aquellos que debemos ser
sus principales testigos
!
En cambio,
se
han
dedicado a sembrar la
cizaña
durante
la noche. Permaneced en la barca,
acompañad a las comunidades cristianas dándolas esperanza,
debemos
de mantener la mirada al frente, y seguir remando, aunque pobres, en
esta Barca de Pedro. Yo me mantengo firme y sosegado entre todos
vosot
ros, además me siento muy acompañado, y
también querido.
N
unca pongas en duda que
s
omos más los remero
s bienintencionados,
que los que
se empeñan en
crear fugas en la quilla.
Cuídate, acompaña
y anima a tu comunidad
y confía
en
el Señor
, pues,
aunque camin
e por
cañadas oscuras, nada temo…
¡Ánimo y adelante!
Tu obispo,
La carta sale así de descuageringada, seguro que por impericia mía, pero no lo sé hacer mejor.
El artículo en prensa tampoco sé copiarlo. Igual quien me lo envió puede poner un enlace accesible.
Y la carta del anterior ecónomo:
O me lo enviáis en otro formato o lo que sale es esto.
Aunque creo que el calabacín no ha quedado bien. Que es lo que os proponíais.
Éste es un memo con balcones  a la calle desde su mismo Teruel. ¿O recordamos sus calabacinadas?
Por amable ruego de su autor retiro la carta del anterior ecónomo. Es obvio que él no me la envió ni yo la obtuve por medios ilícitos. Alguien que la recibió directamente o a quien le llegó de otra manera, no voy a decir si clérigo o seglar, aunque lo sepa, me la remitió. Creo que es importante para conocer la verdadera situación de Almería y a su actual obispo. El Blog cumple con su tarea informativa dando cuenta de su existencia y abre pistas a quien la quiera obtener. Hoy en Almería es fácil. Habiendo, como hay, personas interesadas en darle publicidad.
También manifiesto que si la carta apareciera en un medio público me sentiría relevado del ruego de no difusión.
Comentarios
4 comentarios en “El calabacín sigue en el «candelabro»
  1. Me parece mal que insulte al obispo de Almería con ese mote.

    Creo que está en su derecho a disentir de lo que haga el obispo.., pero titular «El calabacín sigue en el candelabro» me parece poco elegante.

    Es más correcto, y sobre todo mucho más creíble, cuando se argumenta con razones.

  2. Cigüeña de la Torre, descubridor de una nueva especie de calabacín:

    Cucurbita pepo var. Canteriana

    Se puede comer como ingrediente de una ensalada, bien cortado en lonchas muy finas o en pequeños dados, ideal para niños y afultos con espíritu de niño, pero es muy ácida, tanto si tiene mitra o no, por lo que es bueno añadir unos granitos de azúcar para rebajar la acidez…

  3. Don Francisco José. Soy Juan Antonio, Moya, al que se hace referencia. Aunque haya compartido mi carta con algunos compañeros, no he dado mi autorización para hacerla pública en ningún medio de comunicación. No sé quién la ha enviado, pero prefiero que quede en el ámbito donde se ha hecho que es estrictamente local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *