PUBLICIDAD

A González Faus no le gusta Benedicto

|

José Ignacio González Faus.jpg

A mí no me gusta González Faus, de la Compañía de Jesús.

https://www.atrio.org/2023/01/doctor-de-la-iglesia-subito-no-por-favor/

Que este año 2023 cumplirá 90 años. Toda una promesa eclesial. Más pasado que la Chelito. Y uno de los referentes de Atrio. Otro testigo de la modernidad.

 

 

 

Comentarios
9 comentarios en “A González Faus no le gusta Benedicto
  1. A mí no me gusta tampoco Faus, pero en esto estoy de acuerdo con él (aunque por motivos diversos). No tiene sentido proclamar «doctores de la Iglesia» a golpe de aclamación. Tampoco creo que Ratzinger, por mucho que lo apreciemos, reúna los requisitos. Y, en fin, tampoco los reúne para una canonización, que espero que ni se la planteen. Porque ya va perdiendo sentido que todos los papas postconciliares, reinaran un mes o veintisiete años, vayan siendo elevados a los altares, mientras en medio milenio sólo habían sido canonizados Pío V y Pío X. Deja en muy mal lugar a la Iglesia.

  2. el progresaurio gonzales faus es un fósil perteneciente a una era ya superada, por ende lo que diga o deje de decir es absolutamente irrelevante. y lo peor es que el muy despistado no se entera o no se quiere enterar, pues allá el.

  3. A mí el señor González no me agrada y ¿saben qué hago? Nada. No leerlo y hacer como que no existe. Es un dinamitero y zapador al servicio del Enemigo.

  4. Paco Pepe, ha llegado la hora del ajuste de cuentas. Cobardes y mezquinos, vomitan su bilis negándole el pan y la sal a uno de los pontífices señeros de los ´últimos siglos. No atacan ninguna tesis suya, sino que lanzan sobre su memoria la ruindad de un talante rencoroso y, a la postre, humillado en su pretensión de sentar cátedra. En el mismo medio aparece hoy un texto del teólogo de Francisco en el que, como el de González, intenta destruir la obra del Papa bávaro con auténticos disparates. Iguala, como Francisco, la Iglesia católica a otras confesiones. Todas tendrían parejo derecho a ser reconocidas como portadoras del mensaje uno y trino. Nada más falso. Y, por supuesto, la doctrina del extra Ecclesiam nulla salus. Todo eso es aberrante, nada que ver con la pastoral de Francisco, dicen. Y aciertan, porque la pastoral de Francisco es otra cosa; de eso no cabe la menor duda, porque las dudas se reservan –que lo digan los cuatro cardenales teólogos– para las expresiones teológicas del Papa argentino. En esa hora infame de los ajustes de cuentas, las voces parecen aunadas y unísonas. De Granada, do moran los teólogos que hundieron la facultad de teología del Padre Pozo, hasta Deusto, con la Barcelona de Faus, más el franciscano teólogo del Papa y aberrante difusor de un ecologismo acientífico, ese que se ha convertido en núcleo de muchas declaraciones pachamámicas de Francisco, han lanzado toda una trompetería infame. Sólo equiparable al comportamiento distante y frío, no menos vengativo a la postre, o así parece, de quien presidió el funeral en San Pedro-

  5. Y a nadie en su sano juicio le pueden gustar las ocurrencias de G.F. otro de los seducidos por el comunismo y los desvaríos progres que sigue ahí, erre que erre, en torno al cencerreo obsoleto de la diatriba contra el capitalismo y la defensa a ultranza, quia nominor leo, del comunismo criminal. Pertenece a la recua de los fans de populistas y vendehumos en general y despotrica contra los que ejemplifican y defienden lo esencial del mensaje cristiano. En tiempos jóvenes de extravío leí a este espécimen de teólogo (de los buenos) como se autocalifican ellos. De los tontos útiles al servicio de la causa de Satanás (denominación de origen auténtica) y no precisamente de los más pobres de la sociedad (como pregonan ellos). Dedicarles una línea es perder el tiempo: los vendidos al enemigo no merecen el más mínimo respeto. Especie en extinción, el zoo es su lugar social.

  6. Justo leía sobre este señor el otro día en Hispanismo.org, un hilo sobre la degradación de la orden jesuita

    http://hispanismo.org/crisis-de-la-iglesia/29026-jesuitas-marxismo-desintegracion-y-aniquilacion-tras-el-vaticano-ii-y-el-p-arrupe.html#post177361

    «J. L. González Faus, jesuita español, promotor marxista de los Cristianos por el Socialismo, famoso en el mundo editorial español por otra trampa semejante, y más grave, a la del capítulo VIII de Boff. Otro jesuita mucho más formado, E. Menéndez Ureña, doctor en Teología, Filosofía y Economía, publicó en Unión Editorial, Madrid, 1981, un excelente libro, El mito del cristianismo socialista, al que González Faus, sin aceptar el diálogo, replicó con un panfleto, El engaño de un capitalismo aceptable, en la editorial de la Compañía de Jesús Sal Terrae. Quiso entonces Ureña acudir a la misma editorial para replicar, y Sal Terrae, muy democráticamente, le negó el derecho de réplica. Entonces Ureña pulverizó al marxista Faus en Unión Editorial con El neo clericalismo de izquierda. Así de limpio juegan los teólogos de la liberación»

    1. Panda de vendidos al marxismo que no saben encontrar su lugar desde que la URSS dejó de enviarles consignas, años ha. Comunistas extemporáneos cuando el comunismo ha fracasado y ha sido catalogado, con razón, unos de los crímenes más horrendos de la humanidad de todos los tiempos. Pero ellos, dale que dale perico al torno. No son otra sensibilidad eclesial; son hijos de satanás. Y lo saben. Pero ya no pueden retractarse. ¿Quedará algún jesuita bueno? Seguro que sí, pero seguro que no es, propiamente, de la Compañía de Jesús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *