PUBLICIDAD

Las “fake news” de Viganò y asociados, desenmascaradas por un cardenal

|

La Santa Sede calla sobre el caso grave del arzobispo Carlo Maria Viganò. También callan la congregación cuyo deber es vigilar sobre la “doctrina de la fe” y el papa Francisco, cuyo mandato original, como sucesor de Pedro, es confirmar en la fe.

Lo que subyace a este silencio es, verosímilmente, la idea de dejar que Viganò vaya a la deriva en solitario. O casi.

Efectivamente, desde que ha empezado a arremeter contra el Concilio Vaticano II -según él un foco de herejías-, sosteniendo que hay que “olvidarse de él totalmente”, el número de personas que están de acuerdo con el ex nuncio apostólico en Estados Unidos ha empezado a disminuir.

Viganò alcanzó la cima de su éxito mediático el 6 de junio con su carta abierta a Donald Trump, al que define como “hijo de la luz” contra el poder de las tinieblas, y con la respuesta entusiasmada del presidente estadounidense en un tuit que se hizo viral.

Pero entonces los temas eran otros, más políticos que doctrinales. Eran los que Viganò había expuesto en el llamamiento anterior, del 8 de mayo, contra -según él- el “Nuevo Orden Mundial” de impronta masónica que esos poderes “sin nombre y sin rostro” quieren alcanzar, para lo cual también doblegan a sus intereses la pandemia del coronavirus.

Este llamamiento lo firmaron, además de Viganò, tres cardenales y ocho obispos. Pero si hoy lanzara otro llamamiento para eliminar todo el Concilio Vaticano II, tal vez ni siquiera uno de esos once estaría dispuesto a firmarlo.

El miembro más cercano a las posiciones de Viganò entre la jerarquía de la Iglesia es Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astana, la capital de Kazajistán.

Es más: fue precisamente un texto de Schneider, publicado el 6 de junio, el que le dio a Viganò el punto de partida para arremeter contra el Concilio Vaticano II.

La diferencia es que mientras Schneider pedía que se “corrigiera” cada error doctrinal contenido en los documentos conciliares, sobre todo en las declaraciones “Dignitatis humanae” sobre la libertad religiosa y “Nostra aetate” acerca de la relación con las religiones no cristianas, Viganò, en un texto publicado el 9 de junio -y en todos sus textos sucesivos- ha sostenido que hay que eliminar todo el Vaticano II.

Exactamente, esta es la formulación que Viganò ha dado a su tesis, en una de sus últimas intervenciones, fechada 4 de julio, en respuesta a algunas preguntas del director de “LifeSite News” John H. Westen:

“Para una persona con sentido común es absurdo querer interpretar un Concilio, dado que este es y debe ser una norma clara e inequívoca de fe y moral. En segundo lugar, si un acto magisterial plantea dudas serias y motivadas de coherencia doctrinal con los que lo han precedido, es evidente que la condena de cada punto heterodoxo individual desacredita, en cualquier caso, todo el documento. Si a esto le añadimos que los errores formulados, o que se pueden leer entre líneas, no se limitan a uno o dos casos, y que a los errores afirmados les corresponde una mole enorme de verdades no ratificadas, podemos preguntarnos si no sea necesario suprimir la última asamblea del catálogo de los Concilios canónicos. La Historia y el ‘sensus fidei’ del pueblo cristiano emitirán la sentencia, mucho antes que lo haga un documento oficial”.

Si este rechazo de Viganò a todo el Concilio Vaticano II no es un acto cismático, es indudable que le falta poco. ¿Quién, entre los obispos y cardenales, querrá seguirlo? Probablemente ninguno.

*

Volviendo al obispo Schneider, hay que decir que también sus argumentos son frágiles para quien tiene un mínimo de competencia en la doctrina y en la historia de los dogmas.

Su tesis es que ya en otras ocasiones, a lo largo de su historia, la Iglesia ha corregido errores doctrinales, incluso graves, cometidos en los concilios ecuménicos anteriores, sin con ello “socavar los cimientos de la fe católica”. Por consiguiente, la Iglesia debería hacer  hoy lo mismo con las afirmaciones heterodoxas del Vaticano II.

En una intervención del 24 de junio, Schneider puso dos ejemplos de errores doctrinales que fueron seguidamente corregidos:

El primero atribuido al Concilio de Constanza:

“Con una Bula del año 1425 Martín V aprobó los decretos del Concilio de Constanza e incluso el decreto ‘Frequens’ de la 39a  sesión (del 1417), un decreto que afirma el error del conciliarismo, es decir, de la superioridad del Concilio sobre el papa. Sin embargo, su sucesor, el papa Eugenio IV, declaró en el año 1446 que aceptaba los decretos del Concilio Ecuménico de Constanza excepto aquellos (de las sesiones 3, 5 y 39) que ‘perjudican los derechos y el primado de la Sede Apostólica’ (absque tamen praeiudicio iuris, dignitatis et praeeminentiae Sedis Apostolicae). El dogma del Concilio Vaticano I sobre el primado del papa rechazó definitivamente el error conciliarista del Concilio Ecuménico de Constanza”.

Y el segundo al Concilio de Florencia:

“Una opinión diferente de la que ha enseñado el Concilio de Florencia sobre la materia del sacramento del Orden, es decir de la ‘traditio instrumentorum’, se permitió en los siglos posteriores a este Concilio y dio lugar al pronunciamiento del papa Pío XII en el año 1947 en la Constitución Apostólica ‘Sacramentum Ordinis’, con la cual corrigió la enseñanza no infalible del Concilio de Florencia, estableciendo que la única materia estrictamente necesaria para la validez del sacramento del Orden es la imposición de las manos del obispo. Con este acto, Pío XII hizo, no un acto de hermenéutica de la continuidad sino, precisamente, una corrección, porque esta doctrina del Concilio de Florencia no reflejaba la doctrina constante y la praxis litúrgica de la Iglesia universal. Ya en el año 1914 el cardenal G.M. van Rossum había escrito respecto a la afirmación del Concilio de Florencia sobre la materia del sacramento del Orden, que aquella doctrina del Concilio es reformable y que incluso hay que abandonarla (cfr. ‘De essentia sacramenti ordinis’, Freiburg 1914, p. 186). Entonces, en este caso concreto no había margen para una hermenéutica de la continuidad”.

No sorprende que, al leer estas líneas, un insigne historiador de la Iglesia de la talla del cardenal Walter Brandmüller, presidente de 1998 a 2009 del comité pontificio de ciencias históricas, se haya alarmado por los errores en ellas contenidas, evidentes para él.

Así, ha decidido enviarle a Schneider un rápido resumen de las inexactitudes, que después ha puesto por escrito en esta nota que ha enviado a Settimo Cielo:

“El concilio de Constanza (1415-1418) puso fin al cisma que había dividido a la Iglesia durante cuarenta años. En ese contexto, a menudo se ha afirmado -y se ha repetido recientemente- que ese concilio, con los decretos ‘Haec sancta’ y ‘Frequens’, definió el conciliarismo, es decir, la superioridad del concilio sobre el papa.

“Pero esto no es en absoluto verdad. La asamblea que emitió esos decretos no era un concilio ecuménico autorizado y que pudiera, por tanto, definir la doctrina de la fe. Se trató, en cambio, de una asamblea en la que participaron sólo los seguidores de Juan XXIII (Baltasar Cossa), uno de los tres ‘papas’ que se disputaban entonces la guía de la Iglesia. Esa asamblea no tenía ninguna autoridad.

“El cisma duró hasta el momento en que se unieron a la asamblea de Constanza también las otras dos partes, a saber: los seguidores de Gregorio XII (Angelo Correr) y la ‘natio hispanica’ de Benedicto XIII (Pedro Martinez de Luna), hecho que aconteció en el otoño de 1417. Sólo a partir de ese momento el ‘concilio’ de Constanza se convirtió en un verdadero concilio ecuménico, a pesar de que aún no había papa, que fue elegido al final.

“Por consiguiente, todos los actos de esa primera fase ‘incompleta’ del concilio y sus documentos no tenían el más mínimo valor canónico, aun siendo eficaces a nivel político en esas circunstancias. Tras el final del concilio, el  nuevo y único papa legítimo, Martín V, confirmó los documentos emitidos por la asamblea preconciliar ‘incompleta’, salvo ‘Haec sancta’, ‘Frequens’ y ‘Quilibet tyrannus’.

“‘Frequens’ era válido porque había sido emitido por las tres ex-obediencias reunidas, por lo que no necesitaba ser confirmado. Pero no enseña en absoluto el conciliarismo y tampoco es un documento doctrinal, sino que sólo regula la frecuencia de convocación de los concilios.

“En lo que respecta al concilio de Florencia (1439-1445), es verdad que en el decreto ‘Pro Armenis’ se declaró necesaria para la validez de la ordenación sacerdotal la ‘porrectio instrumentorum’, es decir, la entrega al que se ordena de los instrumentos de su oficio. Y es verdad que Pío XII en la constitución apostólica ‘Sacramentum Ordinis’ estableció que ya no era necesaria para el futuro, y declaró como materia del sacramento la ‘manus impositio’ y como forma los ‘verba applicationem huius materiae determinantia’.

“Pero el concilio de Florencia, respecto a la ordenación sacerdotal, no abordó en absoluto la doctrina. Sólo reguló el rito litúrgico. Y hay que recordar que siempre es la Iglesia la que ordena la forma ritual de los sacramentos”.

*

Hasta aquí las notas del cardenal Brandmüller sobre las “fake news” de las que se alimenta la oposición al Concilio Vaticano II que tiene en Schneider, pero más aún en Viganò, a sus puntas de lanza.

Asombra el hecho de que, con sus 91 años, Brandmüller sea el único cardenal que se pronuncie, de manera crítica y argumentada, contra la operación de rechazo al Concilio que ha estallado en estas últimas semanas.

Como también asombra el silencio sobre el caso Viganò de otro cardenal, normalmente muy combativo y locuaz, como Gerhard L. Müller, que fue el penúltimo prefecto de la congregación para la doctrina de la fe y, por consiguiente, una persona -suponemos- muy sensible a estas cuestiones.

Por desgracia, Müller es también uno de los tres cardenales que firmaron el manifiesto político de Viganò del 8 de mayo contra el “Nuevo Orden Mundial”. ¿Tal vez se siente obligado a callar debido a su incauto proceder anterior?

65 comentarios en “Las “fake news” de Viganò y asociados, desenmascaradas por un cardenal
  1. La muerte de Santo Tomás de Aquino (cuento)
    Cuando Santo Tomás de Aquino estaba por comenzar a escribir la última parte de su gran obra La Summa Theologica empezó a profundizar sus conocimientos de los últimos tiempos y tuvo una visión de los mismos.
    No es que sufriera un extasis como muchos mentirosos dicen, en realidad, un hombre puede estar a nivel místico entre los perfectos o santos y en una profunda unidad con Dios tal como puede alcanzar la creatura humana en la tierra por medio de la Iglesia sin necesidad de éxtasis y existen autores que afirman que los éxtasis no son una muestra de mayor perfección sino de una cierta debilidad.
    De todas formas creo que Santo Tomás de Aquino estuvo en la condición de los perfectos en unidad con Dios desde que era muy joven recordemos que un Papa ha señalado que cada artículo de la Suma era un milagro, o sea, algo que sobrepasaba las capacidades naturales y que requirió la participación milagrosa de Dios.
    Ya sabemos que pasó con los pastorcitos de Fátima y cómo la Iglesia actuó con los secretos de Fátima, así, que a nadie le asombrará esta historia.
    Él santo doctor de la Iglesia se había centrado durante casi toda su vida intelectual en analizar el principio y el centro de la Historia de Salvación pero ahora, se daba cuenta, de que no le había dedicado el esfuerzo suficiente al analizar el final, no había tenido en cuenta el final de la Historia de Salvación en lo histórico no en lo metahistórico o no en la Jerusalén Celestial y ello le exigiría rehacer totalmente su obra para que todo tuviese la debida armonía y darle la debida importancia a los cinco apocalipsis el de Daniel, los tres sinópticos y el Apocalipsis de San Juan.
    Había escrito el santo doctor que Adán y Eva y el demonio conocían la venida futura del Hijo y su encarnación y se dio cuenta de que el pecado original del hombre iba dirigido en comunidad junto con los descendientes a generar un segundo pecado original consumado en el deicidio de Jesus en la Cruz convertido por Jesús en sacrificio de salvación cruenta e incruenta para su Iglesia.
    Los primeros hombres al pecar habían aceptado en comunidad con su descendencia enfrentarse con Dios y darle muerte, o sea, habían aceptado el deicidio de Cristo, no querían ser creaturas sino dioses, no aceptaban su naturaleza y no querían un Creador.
    Satanás tenía otros planes de los cuales el pecado original solamente formaba el primer paso, él no quería matar la carne del Hijo encarnado, él queria tentar al Hijo encarnado en su anonadamiento y dividir al Padre del Hijo, tentarlo a que desobedezca al Padre, quería dividir y así matar a la Santísima Trinidad y ocupar el lugar de Dios.
    Había fracasado con Jesús en sus esfuerzos de tentación pero tendría muchas posibilidades mientras existiera la Iglesia terrenal.
    El demonio se dedicó a tentar una y otra vez a la Iglesia terrenal a la herejía y a la apostasía universal, al estar la Iglesia unida a Cristo y al Espíritu Santo, tentar a la Iglesia a desobedecer a Dios implicaba separar a la Iglesia de Dios, Cristo se vería obligado, entonces, a elegir entre la Iglesia y el Padre, lo que buscaba el demonio no era tanto la destrucción de la Iglesia sino que Ella adulterara su fe y, por la unidad, con el Hijo, lograr la desobediencia de la Iglesia unida al Hijo con respecto al Padre lo que implicaba un intento de destruir la unidad de la Santísima Trinidad o dar muerte a Dios.
    Se trataba de que el Hijo eligiera entre permanecer dentro de la Iglesia o separarse de Ella.
    Releyó, varias veces el Apocalipsis que sabía de memoria y los escritos de los Padres de la Iglesia y se dio cuenta de que la buena mujer que sufre dolores de parto por tener que dar al varón que tiene en su vientre era la Iglesia santa dentro de la Iglesia terrenal que sufría dolores porque debía dar a Cristo en la Eucaristía al Dragón, o sea, al Mundo en pecado sin confesión ni arrepentimiento, Cristo dado como por un acto de magia a los que querían seguir pecando para convertir a Cristo y a la Iglesia en elemento de condenación universal porque se había señalado que aquel que come este pan en pecado come y bebe su propia condenación.
    Se dio cuenta el Aquinate de que dentro de la Iglesia terrenal debía existir desde un principio la ciudad de Satanás o contraIglesia así como existía la ciudad de Dios o Iglesia santa católica apostólica y romana y que era necesario hablar de esta realidad para poder comprender las crisis de la Iglesia y las herejías.
    Se dio cuenta de que la contraIglesia unida a los restos de una Iglesia terrenal adulterada era la mala mujer del apocalipsis, no toda la Iglesia terrenal pero una parte de Ella, como que estaban entre nosotros pero no eran de los nuestros, dijo el apostol.
    Comprendió que su Suma y todos sus trabajos debían estar orientados a preparar a la Iglesia para el Apocalipsis, el Apocalipsis no podría evitarse pero era necesario ir dando a conocer a los hombres que la Iglesia terrenal tendría una gran participación en ese suceso que de ninguna forma totalmente meritoria, que las herejías y crisis de la Iglesia solamente iban anunciando ese suceso, como tipos del antitipo final, que eran tentativas de los hombres y del demonio de destruir la Iglesia y de parte del demonio de destruir a Dios unido a la Iglesia, de darle muerte a Dios.
    Se dio cuenta el Aquinate que en el Apocalipsis después de la Iglesia de Laodicea ya no se encuentra más escrita la palabra “Iglesia” y pasa a referirse San Juan solamente a dos mujeres, la buena mujer y la mala mujer, y que la mala mujer sigue siendo mujer no es la Bestia del terreno de lo religioso (no es la religión e Iglesia universal del falso profeta), o sea, sigue siendo Iglesia pero se sienta sobre la Bestia del mar que es el terreno de la política (un gobierno mundial secreto que se hará cada vez más manifiesto hasta el gobierno final del anticristo) para servirse de ella y complacerla a cambio de adulterar la religión, de prostituirse, de irse lejos del Esposo.
    La nueva religión mundial era la Bestia que surgía de la tierra, el terreno de lo religioso, la Bestia no era la mala mujer y la mala mujer no era la buena mujer.
    La mala mujer surge después de que la buena mujer sufra dolores de parto porque se quiere que de el varón que estaba en su vientre y que debía regir el mundo, se lo quiere dar al Mundo en pecado para ser devorado por el Dragón ¿quién lo quiere dar? La contraIglesia que esta dentro de la Iglesia terrenal pero Cristo sube al Cielo, elige al Padre.
    La buena mujer es llevada, no va por su propia cuenta o decisión, al desierto, la mala mujer (parte de la Iglesia terrenal adulterada y la contraIglesia) sube por su propia cuenta sobre la Bestia de la política, adultera la religión y como contraIglesia y restos de la Iglesia terrrenal adulterada y prostituida en su fe entra en tratos carnales con el Mundo.
    El Angélico comprende que la Iglesia terrenal coptada por la contraIglesia iba a intentar hacer de la Eucaristía y de la Iglesia un elemento de condenación universal al darla a no católicos y a personas en pecado mortal, al no exigir la confesión de los pecados y que iba a intentar adulterar la fe para hacerse de los favores del gobierno mundial que hoy llamamos el NOM.
    El Angélico ve todo eso, ve que Cristo sube al Cielo, no estará más presente en la Eucaristía, ve que los dos testigos del apocalipsis enviados por Dios como dos alas de un águilas llevarán a la buena Mujer al desierto y que el Dragón enviará una nueva doctrina como un río putrefacto para ahogarla, es la idea de una Iglesia y religión mundial ecuménica de la que todas las religiones deberían formar parte y, luego, el terreno de lo religioso, la tierra, se abrirá y se tragará esa nueva doctrina de mentiras, o sea, surgirá una nueva religión mundial que será la del anticristo con el falso profeta antes de que a los justos se les exija formar parte de la misma, y no podrán comprar ni vender si no forman parte de la religión que rinde culto al gobierno mundial.
    Que los justos estarán en el desierto por tres años y medios pero no recibirán la eucaristía, no serán casi Iglesia (pero se cumplirá así la promesa de que las puertas del Infierno no prevalecerán contra la Iglesia) sino que serán alimentados por el maná del Cielo, alimentados espiritual y físicamente por el maná del Cielo.
    Ve que separados estos justos lo que quedará de la Iglesia terrenal no será solamente la contraIglesia sino, también, los restos de una Iglesia que ha prostituido su fe, lo que se llamará la apostasía universal.
    Una mala mujer a la cuál la Bestia le dará muerte una vez que se sirva de ella, o sea, una vez que realice la contraIglesia con estos restos de la Iglesia terrenal la apostasía universal, el gobierno mundial le dará muerte a esa mala mujer porque ya no le sirve de nada y se repartirá sus vestimentas, es decir, que desaparecerá la Iglesia de Roma como Iglesia católica y se formarán Iglesias católicas nacionales que serán como vestidos sin el Cuerpo sin la Unidad que da vida a la mujer, sin el Espíritu Santo ni la gracia.
    Se acordó Tomás de que la ciudad de la siete colinas en una hora sería destruída y pensó que después de darle muerte el gobierno mundial a la mala mujer, Roma como cede del papado sería destruida.
    Vio todo ello, vio el terrible papel que le tocaba a la Iglesia y se acuerdó de la frase de un Padre de la Iglesia: la Iglesia será sacada de en medio.
    Le vinieron a la memoria también otras frases como aquella que sostiene que si los tiempos no fueran acortados ni los elegidos se salvarían pero por amor a los elegidos serían acortados.
    Se dio cuenta de que esos justos del desierto eran más la ciudad de Dios que la Iglesia santa no porque no pertenezcan a la Iglesia santa sino porque existirá como una vuelta cultural al paganismo y al culto a los demonios en el Mundo, un tiempo en el que el anticristo se sentará en el Trono de Dios haciéndose llamar Dios, en que las naves del templo y el atrio serán destruidos y solamente se salvará el tabernáculo.
    Empezó el monje dominico a dictar con pasión sobre los tiempos finales pero le han sido impuestos amanuenses a los fines de evitar toda doctrina peligrosa, los amanuenses se ponen en contacto con las autoridades de la Iglesia.
    Lo mejor es no tratar el Apocalipsis le ordenan al Angélico o tratarlo muy brevemente no sea que afecte la fe, lo mejor es no escribir ni pensar en el final, de ello, mejor no hablar ni escribir nada, no ha sido esa la política de la Iglesia de siempre salvo de los primeros cristianos y no había tenido la Iglesia problemas en el pasado por hablar de esas cosas.
    Y así como los judíos esperaban un Mesías en poder y se negaron a confesar y enseñar la venida un Mesías crucificado, así, la Iglesia como Nuevo Pueblo de Dios se negó a predicar el Apocalipsis y la Segunda Venida de Cristo como inminentes, casi todo el clero enseñaba y prometían un nuevo renacer del catolicismo, una nueva primavera, una nueva Iglesia más poderosa y sobre el Apocalipsis enseñaban que ello pasaría dentro de miles y miles de años.
    No fueron mejor que el pueblo judío en las enseñanzas, porque lo que les molestaba no lo enseñaban, porque amaban a la Iglesia terrenal más que a Dios y confundían a Dios con la Iglesia terrenal y con el papa.
    La Iglesia le prohibió a Santo Tomás de Aquino escribir la verdad sobre los tiempos finales, le dijo que si quería tratar esos temas en su Suma solamente podrá hacerlo sin profundizar en ellos mencionado lo que antes, él mismo, había escrito.
    La Summa Theológica era un obra no ordenada por la Iglesia, no había una orden de la Iglesia de escribirla a pedido.
    Santo Tomás se negó a omitir a cometer un pecado mortal de omisión, imposibilitado de escribir la verdad, decide dejar la obra incompleta, una obra incompleta indicaba que algo más debía ser dicho y que ese algo no había sido dicho o escrito y ello era toda una señal para continuar profundizando esos temas.
    Tomás llora constantemente no por él sino por su Iglesia, no escribe nada más porque lo que debería escribir no se lo permiten que escriba.
    Ese maltrato a Tomás lo conoció su maestro San Alberto y cuando tocaban la puerta de su celda para pedirle algo San Alberto Magno respondía que él estaba muerto para el Mundo.
    Conoció San Alberto la muerte de su querido hijo espiritual antes que le llegaran las noticias de los hombres y la lloró amargamente.
    Mientras tanto volvamos al calvario de Santo Tomás de Aquino.
    Cuando le preguntan por qué no seguía su obra él afirmaba que lo que había escrito le parecía paja ante lo que había visto y era cierto, necesitaría reescribir toda su obra e incluir el Apocalipsis en su visión de todas las cosas. Cristo lo fortalece dandole a conocer que aprueba lo que ha escrito.
    Cae en una profunda depresión, en una profunda melancolía, le ordena la Iglesia que se ponga en camino para participar en un concilio, se cae del animal que lo transportaba y poco tiempo después muere de tristeza.
    La Iglesia envía a uno de los suyos para que completa la Suma porque dejar una obra de esa magnitud incompleta implica todo un símbolo pero sobre todas las cosas sugería y señalaba con firmeza que había cosas que debían ser escritas y no habían podido ser escritas.
    Así, se cubre el pecado.
    El P. Meinvielle o el P. Castellani afirmó una vez que no solamente se debe estar dispuesto a sufrir con la Iglesia sino por la Iglesia. Los muertos con Cafarra al frente, los viejos y nuevos mártires por la Iglesia y los excluidos por confesar la fe de siempre así lo confirman.
    Dirán pero lo que Ud. nos dice sobre el hombre y sobre la Iglesia es terrilbe y es lo mismo que afirmaba Lutero, les respondo que no, porque Lutero los justificaba, les da una razón o excusa al decir que la naturaleza del hombre era corrupta, hablaba de culpa pero hasta qué punto de responsabilidad y bastaba con que Cristo cubriera los pecados pero Cristo como el justo vino a los hombres a quitarle la excusa para pecar fuerte y para seguir pecando.
    No lo que afirmo es más terrible que lo que afirmó Lutero porque el hombre es responsable y los hombres de la Iglesia terrenal, también, de sus malas acciones, palabras y pensamientos pero lo que afirmo no recae sobre todos los hombres ni sobre todas las Iglesias de todos los tiempos y solamente toca de forma completa y en profundidad a la Iglesia de Laodicea. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  2. A ver, el problema no lo tiene Specola lo tiene el Vaticano con sus finanzas, veamos un Estado en el cuál todos son funcionarios y no hay contribuyentes suficientes que deban pagar impuestos no puede sostenerse en sí y necesita del dinero de otros, la idea de Pío XI en su acuerdo de Mussolini de un Estado que fuera reducido a huesos y espíritu no tiene larga vida, los estados pontificios de antes de 1870 le permitían a la Iglesia tener un Estado de las proporciones correctas para poder funcionar, con la debida cantidad de contribuyentes que pagan impuestos para poder llevar a cabo sus funciones. El depender de los dineros de la Iglesia alemana hizo que el Vaticano y la Iglesia toda pasaran a depender de lo que decidía la Conferencia Episcopal Alemana durante el CVII y con Francisco, es decir, no puede existir autonomía si el Vaticano no tiene como estado la cantidad de contribuyentes que con sus impuestos puedan cubrir todos los gastos del estado y ello nos lleva a que el Vaticano tal como ha sido diseñado por Mussolini y Pío XI no es funcional, no tiene la capacidad para funcionar con eficiencia y necesita ayuda entonces la autonomía queda reducida y por la incapacidad del Vaticano de funcionar y de mantener a funcionarios se ve afectada la autonomía de la Iglesia católica y como se necesita dinero que no se puede conseguir por impuestos entonces se buscan otras formas de financiación que no siempre son sanas, es decir, el pequeño Estado del Vaticano al no poder sostenerse debe generar casos de corrupción que manchan a la Iglesia pero además por depender del dinero de otras iglesias como la alemana deja de tener autonomía no solamente el Estado sino que afecta a la misma Iglesia católica. No sé cómo podría solucionarse o si podría solucionarse el problema de atar a la Iglesia católica a un Estado manifiestamente disfuncional pero es evidente que hay que plantear el problema de manera correcta y verdadera porque así no solamente se señala el origen (no la excusa) de muchas dificultades sino se puede analizar las mismas aún para decir bueno este problema no puede solucionarse y es evidente que todo ello lleva a la Iglesia católica a una crisis mayor que la presente favorece la dependencia y promueve la apostasía por lo que vamos a ver el fin de la Iglesia de siempre y vamos a encontrarnos que otra ocupe su lugar o el Apocalipsis (si el que hace el análisis tiene algo de fe). Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  3. Terminó el post moderrnismo comienza la etapa del frutipu del NOM y de la Contraiglesia.
    Cómo hay que explicar todo de nuevo necesito escribir un comentario extenso que es de lo único que se quejan los enemigos de la Iglesia y de Dios que rondan estos sitios.
    Primero quisiera establecer dentro de una teología de la historia que incluya la información de las Sagradas Escrituras dónde comenzó este mal que se padece como crisis de la Iglesia y crisis de la cultura post moderna dando lugar a la etapa frutipu del NOM y de la ContraIglesia.
    Esto no se inicia en el CVII sino en el pecado original y aún antes con el pecado de Satanás, digamos que es una revolución (el mismo espíritu revolucionario de la Revolución Francesa, de la democracia de Rousseau, del comunismo, del liberalismo, del modernismo, progresismo, nazismo, ideología de género, aborto, eutanasia, divorcio, destrucción de la familia y de las instituciones intermedias, etc.) toda esa inversión comenzó con el pecado de la creatura de no querer ser creatura y de no aceptar que exista un Dios, la creatura quiere ser Dios o ser como dioses pero no por una gracia de Dios sino por una revolución o una inversión, decidir lo que es bueno y malo para hacer de lo malo bueno y de lo bueno malo.
    En casi todas las religiones naturales hay lo que se llama un elemento moral o inmoral según son o no conformes con la ley natural, o sea, hay elementos buenos y malos pero los elementos buenos no son meritorios, es decir, lo bueno que el hombre hace en el ámbito de la naturaleza sin relación alguna con el Salvador no suministra ninguna gracia y no salva.
    Por ello, si bien las religiones naturales pueden tener elementos morales buenos desde el punto de vista sobrenatural al oponerse o deformar u omitir la revelación y el culto dado por Dios no salvan, no suministran el germen de gracia o el organismo de la gracia por el cuál el ser humano puede llegar a merecer la salvación y eso se ve en que persiguen a la Iglesia católica y desprecian o desfiguran la verdad sobre Cristo y sobre Dios.
    En la antigüedad el hombre buscó salvarse por sus propios medios por medios racionales que dio lugar al gnosticismo o por medio de la magia y el culto a los demonios, el hombre no esperaba de Dios la gracia sino que pretendía levantarse en una Babel de conocimiento o de magia hasta Dios para tomar su Reino y su lugar por la sola fuerza de la inteligencia y de la mala voluntad.
    Al hombre no le interesaba Dios por ello mataba a los profetas y en los últimos tiempos cuando envió a su Hijo diciendo «no se atreverán» lo crucificaron. Querían apropiarse de lo de Dios y querían ser como dioses y en ello apelaron a los demonios que también aspiraban a lo mismo, a dar muerte a Dios y ocupar el lugar de Dios.
    El culto a los demonios se realizaba con sacrificios humanos generalmente era el primer hijo varón el que se sacrificaba a las fuerzas de la oscuridad.
    Dentro de la religión de Egipto y en otros pueblos de la antigüedad e incluso entre los filósofos paganos estaban divididas las enseñanzas en lo que se le decía al pueblo simple y lo que constituía un gnosticismo o esoterismo (conocimiento para iniciados) relacionado, en parte, con la magia o el culto a los demonios, eso quedaba, muchas veces, en manos de los sacerdotes o sacerdotisas y no se transmitían más que de forma oral en secreto y a unos pocos.
    Cuando los primeros hombres cometieron el pecado original lo primero que sintieron fue vergüenza, o sea, no se sintieron mal por hacer algo malo sino sintieron vergüenza por hacer algo estúpido, es que el mal en última instancia es una estupidez muy grande y causa vergüenza, así la sienten los criminales, los criminales con respecto a sus delitos no los ponen a la luz del sol, no los publican, incluso la vergüenza es tal que matan para que no se sepa lo que han hecho.
    En A sangre fría de Capotte el criminal mata porque siente vergüenza de encontrarse con una persona justa que lo está mirando.
    El delito, la maldad no es algo que se puede hacer sin sentir vergüenza salvo que se viva entre criminales pero ni aún así, es algo que se oculta.
    A la conspiración de los primeros hombres con el demonio siguieron otras conspiraciones, el justo no conspira, no se oculta para planear las cosas en secreto, el justo no tiene vergüenza de lo que hace o piensa.
    Platón decía que la suerte del justo en este mundo sería ser crucificado, allí, está Cristo que lo demuestra, allí están los mártires que lo demuestran, allí está la Iglesia, cuando una persona no es perseguida por los malos es porque no es justa, si la Iglesia actualmente es tan poco perseguida y tanto se la aplaude es porque se la ve como uno más que conspiran con los espíritus malvados del aire.
    No digo que lo sea sino que les parece que así actúa al NOM.
    Satanás ha preparado tres cosas durante mucho tiempo, tres grandes crímenes ha preparado, el primero es el pecado original de los hombres, el segundo lo que Guardini llama el pecado original consumado con la crucifixión de Cristo, el tercero es el Apocalipsis y la destrucción de la Iglesia.
    El pecado original lo preparó Satanas para el segundo pecado original o crucifixión de Cristo no para matarlo en la forma humana de matar el cuerpo sino para tentar a Cristo a desobedecer al Padre y destruir el Amor entre ellos.
    Lo que buscaba Satanás excedía lo que buscaban los hombres que conspiraban contra Jesús para darle muerte, Satanás buscaba destruir la Santísima Trinidad.
    Ahora, volviendo al camino de esta construcción religiosa y política que es la ciudad de Satán o ciudad terrenal nos ubicamos en Egipto, allí se le transmite al Pueblo de Dios la cábala como un acto de conocimiento gnóstico y como magia que exigía también el trato con los demonios, esa cábala reaparece en Salomón (I Reyes 11, 4) que se une a la hija del faraón de Egipto para iniciar el culto a los ídolos o lo que se llamó el culto a los demonios rindió culto a Astarté, Milcom, Kemos y Molok que en la parte popular no tenía los elementos gnósticos y esotéricos con que se llevaba adelante entre los iniciados.
    El padre Meinvielle nos señala que de allí en más el Pueblo de Dios no pudo imponer como religión única salvo en el caso de Josías la religión del único Dios que era de una minoría y proliferaban templos y religiones de ídolos y cultos a los demonios.
    Herodoto afirma: “En Sáis se encuentra la tumba de aquel que tengo escrúpulo en nombrar … sobre el lago (del templo) los egipcios celebran, de noche, la representación de los padecimientos sufridos por él: ellos les llaman Misterios …. Sobre estos misterios, que me son todos sin excepciones conocidos, mi boca guarda religioso silencio.” (Herodoto, II, 70) Vemos aquí los elementos ya presentes en la masonería, el secreto, la iniciación, la magia y el gnosticismo.
    Al profeta Ezequiel le dice Dios: “¿Ves las grandes abominaciones que la casa de Israel hace aquí mismo para alejarme de mi santuario? Pero date vuelta y verás abominaciones todavía más grandes. Y me llevó a la entrada del atrio, y mirando, vi un agujero en la pared. Y me dijo: Hijo de hombre, horada la pared. Y apareció una puerta … y todos los ídolos de la casa de Israel pintados en la pared en derredor. Y setenta hombres de los ancianos de la casa de Israel, entre ellos Jozonías, hijo de Safén, estaba de pie ante ellos, cada uno con su incensario en la mano, … Y me dijo: pues verás abominaciones todavía mayores que ésta.” Nos indica que se trataba de jeroglíficos según el P Meinvielle.
    Se desarrolló una cábala en la cuál los gentiles eran considerados como animales y los cabalistas como dioses ello se relaciona con Egipto y considerar al faraón como un dios.
    La cábala y la magia con el gnosticismo, el sincretismo religioso, el esoterismo y las herejías se continúan pero sobre la base de una Iglesia y religión católica que se consideraba como la única que salva y que rechazaba esas prácticas y las prohibía por medio de gobiernos cristianos se llegó a la civilización y cultura cristiana que desarrollaron una moral, filosofía, teología, mística y ascética, política, etc. que permitieron una elevación de la humanidad hasta niveles extraordinarios, los santos, los copistas benedictinos que salvaron la cultura griega y romana, las catedrales, los reyes santos, los padres y doctores de la Iglesia y un pueblo que sabía cómo vivir y cómo morir y que era profundamente religioso.
    En el renacimiento la curiosidad llevó a los estudiosos nuevamente a una búsqueda de llegar a Dios por los solos medios humanos, se estudió la cábala y surgieron a partir de allí toda una serie de filosofías que buscaban suministrar ciertos conocimientos divinos por medios racionales.
    Se desarrolló una cultura en base a la persona humana y dejando de lado a Dios, las preguntas de la cábala se transformaron en el libre examen protestante y en la duda metódica de Descartes.
    Luego, la cábala va a dar como resultado la masonería como una organización secreta (existían otra antes) que desde las sombras debía llegar a formar una nueva sociedad sobre la base de sus conocimientos puramente humanos y de la pura voluntad.
    En la revolución francesa la cábala y los masones toman el poder, la Iglesia católica se niega a que los partidos políticos lleven el nombre de “católicos” para no partir a los católicos y a la Iglesia en distintos partidos políticos como consecuencia la Iglesia queda dividida en distintos partidos políticos no católicos, en la práctica como había liberales, anarquistas, comunistas, socialistas, etc. los gobiernos pasaron a ser no católicos o anticatólicos y a imponer una cultura anticristiana y una civilización anticristiana.
    Independiente de los demás errores de la Iglesia que he comentado en otros comentarios me limito a señalar que actualmente se ha llegado a implementar de manera cada vez más precisa desde lo político y desde lo religioso la propuesta de gobierno de la masonería, del NOM, de la cábala o de la ciudad de Satanás.
    La pos modernidad ha dejado espacio a la etapa del frutipu en lo político, el frutipú se caracteriza por una legión de morales, filosofías, teologías, políticas y economías invertidas y contra natura porque se necesita reducir a los hombres a la condición de animales o bestias para gobernarlos mejor, así, la nueva moral de pensamiento único global impuesto coactivamente por los Estados establece que es inmoral estar en contra del aborto, que es inmoral estar en contra de la ideología de género, que es inmoral estar contra la eutanasia, que es inmoral estar en contra del control de la población y de la natalidad, que es inmoral estar en contra del divorcio, que es inmoral estar contra el adulterio, que es inmoral estar en contra de la pluralidad religiosa, que es inmoral estar en contra de la pluralidad ideológica, que es inmoral estar en contra de la libertad sexual ejercida de cualquier forma, que es inmoral dudar de lo que dicen los medios de comunicación, que es inmoral discutir o dudar del Covid 19, que es inmoral dudar de la cuarentena y sus beneficios, que es inmoral hablar de un gobierno secreto mundial, que es inmoral dudar del ambientalismo (hay nuevos pecados ambientales), que es inmoral dudar de que el Estado debe ser indiferentista en lo religioso y moral, que es inmoral dudar que los Estados tienen derecho a recluir a las personas e impedirles circular para salvar vidas en base a estadísticas que no dicen nada, etc.
    Esta nueva moral está acompañada de un nuevo derecho que impone esa moral en lo público y privado y de un sistema inquisitorial por el cual se impone a los niños como una nueva religión.
    Esta es la etapa frutipu de la humanidad, los que gobiernan desde el Estado Profundo están haciendo manifiesto su gobierno y dando por resultado una sociedad en la cuál habrá los que serán como dioses y los que serán como animales, los dioses podrán matar a los hombres que son como animales, controlarlos, hacerlos trabajar, encerrarlos, etc. Los nuevos dioses tendrán dominio absoluto sobre los hombres convertidos en simples animales.
    Y ahí viene lo ridículo, lo estúpido y la vergüenza porque a medida que más se avanza en la etapa frutipu los mismos «dioses» que la llevan a cabo están viendo las necedades que deben hacer, esas necedades e inversiones y ridiculeces son cada vez más absolutas, no se trata solamente de no tener ninguna cultura humana porque esos supuestos «dioses» carecen de toda cultura valiosa y de una forma de vida que merezca ser vivida sino que la civilización del frutipu es una civilización ridícula.
    Miles de años planeando las cosas con los demonios para hacer el ridículo de crear una civilización en la que tendrán que controlar a los seres humanos obligando a la mayoría de ellos a trabajar desde casa por Internet, imponiendo qué deben pensar y hacer. Eso no es maldad, es simplemente estupidez. Por supuesto que no cambiarán sus decisiones pero hay que reconocer que se parece el mundo de los masones no tanto a un infierno como a una ridícula comedia negra.
    Tomemos por ejemplo a Francisco y veamos lo ridículo de una vida vivida para este pontificado, Francisco trabajó para alcanzar el poder y seguir las directivas de la contraIglesia y del NOM cuales son sus premios, creo que es el pontífice que más pies y zapatos ha besado en la historia, el que se ha puesto una nariz de payaso, el que no ha vestido adecuadamente ni se ha comportado adecuadamente, el que más ha insultado a todos, el que ha realizado un culto a la pachamama, el que ha pedido perdón más veces, el que se ha humillado de todas las formas posibles, el que ha escrito las más estrafalarias encíclicas, el que ha insinuado que la sexualidad no importa, el que ha afirmado que la familia católica no importa, el que ha llamado a la evangelización proselitismo, el que ha dicho que el ateísmo es bueno, el que ha afirmado que el adulterio no es pecado, el que fue nombrado como papa comunista y ha dicho que los comunistas son los únicos cristianos, el que ha favorecido a los musulmanes y a todas las otras religiones menos a la católica, el que se ha abrazado a los personajes más siniestros de la historia actual, el que ha preparado dos cismas uno de la Iglesia china y otro de la Iglesia alemana por el camino sinodal, él que ha dicho cada palabra y realizado cada gesto que le hizo llevar adelante el NOM y la contraIglesia y todo ello no lo ha llevado a cabo sólo sino muy bien acompañado con el apoyo o el silencio de todos los obispos y cardenales del mundo. ¿Podemos decir que Francisco y la Iglesia terrenal han decidido hacer el ridículo durante ocho años a cambio de qué? Y ahora tiene 84 años y lo espera la muerte ¿se ve lo ridículo de semejante esfuerzo? más le hubiera convenido casarse y trabajar en alguna oficina y tal vez habría alguno que lo recordaría luego con cierto respeto.
    Estoy seguro que cuando se ejerza el gobierno mundial manifiesto por el NOM y la nueva Iglesia mundial esta etapa del frutipu se habrá intensificado y nos encontraremos con muchos masones y religiosos verdaderamente arrepentidos de la boca para afuera viendo como lo que les llevó miles de años no es más que una civilización y una cultura que mereció no ser pensada ni trabajada ni por un segundo, se sentirá el ridículo y la vergüenza porque la obra de Satanás con respecto al hombre no será de poder sino de ridiculeces, humillaciones y estupidez.
    Por supuesto, lo dice el apocalipsis que estos sujetos clamarán “montes cúbrannos” y los hombres querrán morir y no podrán.
    Las ridiculeces del nuevo Orden se ven en este Covid se percibe en la gente y en los periodistas, no se puede decir en voz alta pero toda la creación de la ciudad de Satanás se verá como un gran despropósito objeto de burlas y de memes, el burlador será burlado, el hombre puesto a creador omnipotente se dará la frente con la realidad humana y divina y ese gobierno buscado y trabajado de bestias y dioses solamente durará tres años y medio, no podrá durar más, miles de años para hacer de payasos. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo

  4. Pero ¿no es evidente que quien escribe en el diario, de propiedad del amigo del Papa Francisco, Eugeni Scalfari, lo hace obedeciendo a su jefe?
    Magister es un peón de Scalfari, es la narrativa elegida por la izquierda, ellos cuentan el cuento como les parece.
    Memoria histórica le llaman en España

  5. Excelente el cardenal Dolan y correspondería que otro cardenal haga lo mismo con el libro de Pentin, el Espíritu Santo ayuda a la elección del papa en el cónclave pero no puede convertir a cardenales ignorantes en cuanto a la trayectoria de otros cardenales en sabios ni a cardenales necios que no se informan debidamente sobre los otros cardenales en inteligentes, Dios exige la colaboración de la Iglesia y del ser humano en la obra de salvación y si esa colaboración no se presta no hace milagros no porque no los pueda hacer sino porque no es esa la manera de actuar de Dios que no violenta la natural humana en las decisiones voluntarias de los hombres y los trata con magna reverencia, es decir, si los cardenales quieren en un cónclave elegir al azar o elegir a un mal papa no lo va a impedir de ninguna manera el Espíritu. Que sepan quién es quién y mejorar el conocimiento de los candidatos es una gran obra y acorde con lo que Dios ordena. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  6. Cuando después de 1789 la Iglesia por no aceptar que los partidos políticos lleven el nombre de “católicos” quedó la Iglesia dividida y partida en distintos partidos políticos no católicos que dieron resultado a gobiernos no católicos y al comienzo de la muerte de la civilización cristiana y de la Iglesia. Como los gobernantes son los que ordenan la comunidad al bien común político al existir a partir de principios del siglo XIX gobiernos no católicos comenzó la revolución que significa inversión en todos los órdenes de la vida alentada y organizada por organizaciones secretas que hoy reciben el nombre de NOM.
    La iglesia católica perdió sus territorios en 1870 con la revolución italiana, al no poder existir partidos políticos con la denominación de “católicos” eso obligaba en la práctica a los sacerdotes y obispos a optar en apoyar el liberalismo o al socialismo. Y al no poder tener poder terrenal por la autocensura impuesta por la propia Iglesia surgió la idea de que era necesario adulterar la religión ya sea para sobrevivir ya sea para adquirir nuevo poder sobre la base de la seducción de gobiernos no católicos lo que en el Apocalipsis recibe la descripción de la mala mujer que se sienta sobre la Bestia del campo de la política lo que puede significar prostitución o adulteración de la fe y/o tratar de servirse de la Bestia y/o tratar de manejarla.
    Sea como sea, se dejó de lado la verdad y se empezó a coquetear con las mentiras, ello se ve en el problema modernista que tan bien resolvió el santo papa San Pío X, luego, con Pío XI algo cambia para mal, se favorece la Iglesia en Francia proscribiendo lo que no era la izquierda con lo que surgen toda una serie de nuevos pensadores franceses con una nueva teología que era en realidad una legión de nuevas teologías muy mal construida y edificadas sobre la base del error y del comunismo, en Mexico se adopta la idea de fomentar la cristiada para que enfrenten a la masonería mundial, como David contra Goliat, se los deja sólos a los cristeros y cuando empezaban a obtener una posición que mostraba que la lucha de México podía ser un camino en gran parte por el martirio, la Iglesia decide darle una lección a México y el Papa Pío XI y ciertos obispos llegan un acuerdo que significaba la rendición incondicional de los cristeros y su asesinato posterior por parte del gobierno. No conforme con ello Pío XI llega a un acuerdo con Mussolini para construir el Estado del Vaticano un Estado ridículo porque no contaba con contribuyentes de los cuáles poder obtener los impuestos necesarios para sostenerse y pasan a depender de los dineros de Alemania y del gobierno alemán un impuesto que los católicos debían pagar si querían seguir siendo católicos. A partir de ese momento la Iglesia pasó a depender de Alemania porque el Vaticano dependía del gobierno alemán y de los impuestos y la Iglesia católica alemana seguía los dictados del gobierno.
    El doctorado como cumbre de los estudios universitarios encerraba toda una política modernista y revolucionaria en lo que en sí era. Quizás nada ejerció más efecto negativo en la formación de obispos y sacerdotes que la idea de una tesis novadora, una tesis que tenía que aportar algo nuevo en un campo del saber.
    Ello produjo dos efectos en los estudios universitarios en la formación del clero: 1) como Santo Tomás de Aquino y el tomismo como la filosofía y teología perenne requería de varias décadas de estudio profundo para su dominio y ese dominio no implicaba la posibilidad de poder encontrar algo nuevo que aportar se comenzó, en la práctica, a no seguir la filosofía perenne, era más inteligente y práctico tomar un autor nuevo no muy estudiado en teología y hacer un aporte ahí o, en el mejor de los casos, tomar un padre de la Iglesia no muy conocido, ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI habían estudiado profundamente a Santo Tomás ni a San Agustín como consecuencia la formación del clero empezó a hacer agua por todos lados, 2) se creó toda una biblioteca de autores católicos cuyos libros trataban de decir algo nuevo, se fomentó lo nuevo porque eso era lo que permitía acceder más facilmente al doctorado y se reemplazó la teología, doctrina y moral de siempre, por una lectura, de novadores que no resistiría el paso del tiempo que no constituían verdaderas teologías y que no daban solución a nada, es como si hubieran reemplazado a los clásicos por los cómics. Eso hizo la Iglesia.
    Ahora, llegamos a la elección de un diplomático de carrera con escasa formación para papa, se trata de Juan XIII se llamó el papa bueno porque no podía decírsele el papa docto, este papa tuvo una idea mundana ¿por qué no convocar a un concilio? No se lo inspiró el Espíritu Santo sino que fue es idea mundana la que siguió. Como siempre los adulones aplaudieron pero como no había ningún tema doctrinal para tratar llegaron a la conclusión de que lo único que podían hacer era convocar al primer concilio pastoral de la historia. Qué era lo pastoral, una disciplina nueva para la Iglesia antes no existía, existía una realidad pastoral o evangelizadora pero no existía como disciplina las disciplinas se reducían a Sagradas Escrituras, doctrina, moral y teología dogmática y moral y sobre esos puntos giraba el resto de los estudios.
    Como por la construcción de un Estado del Vaticano sin contribuyentes la Iglesia pasó a depender de Alemania lo lógico es que Alemania impusiera las reglas con los obispos llenos de ideas de libros que no servían para nada, como si un literato se pudiera formar con best seller estos obispos se formaron por una biblioteca en la cuál estaba completamente ausente toda vida intelectual seria sobre la base de la filosofía y teología perenne.
    Con tan grandes y buenasos obispos no se podía llegar a buen término en los documentos, no sabían demasiado de la tradición de la Iglesia solamente habían leído autores influenciados por el protestantismo y modernismo pero también ellos esperaban hacer a la Iglesia más grata al Mundo, no a los fieles católicos, no a Dios, sino al Mundo ¿pero a qué Mundo? Al Mundo de la política necesitaban hacerla más grata para que no fuera perseguida y ello significaba adulterar lo recibido y ceder, ya no se entrometerían con los gobiernos y sus políticas e irían poco a poco llevando a la religión a lo privado ocultándose de lo público, ya no había que transir de Cristo todas las cosas, no había que transir de Cristo lo público y, por supuesto, no había que hacer ninguna declaración en contra del comunismo y sí a favor de todas las religiones y de una libertad religiosa proclamada de tal manera que llevaría a igualar las religiones e Iglesias y a volver injustificable las misiones y la evangelización que llama Francisco proselitismo.
    De más está decir que el Espíritu Santo no está para corregir los miles de párrafos y decenas de documentos de un CVII, no los puede corregir porque sino estaría equiparando a lo escrito por un concilio con las Sagradas Escrituras, la asistencia del Espíritu Santo se limita a las cuestiones de magisterio extraordinario pronunciadas ex cathedra también colabora con la Iglesia inspirando a los hombres pero no se puede por un acto de MAGIA presentarle decenas de documentos más escritos ya porque quienes los escribieron no sabían casi nada de la teología de siempre ya también porque no puede ser tratado como un siervo de la Iglesia sino que es una de las Personas de la Santa Trinidad y el Espíritu es libre.
    Las condiciones en que se convocó el concilio sin motivos suficientes y por casi un capricho y a los sólos fines de hacerse la Iglesia grata a los gobiernos del Mundo no podía facilitar la presencia de Dios en ese concilio sino que la obstruía.
    Luego, el cambio de la santa misa de siempre por una misa de Pablo VI organizada por una comisión al frente de la cuál estaba un masón.
    Todo ello debía necesariamente llevar a un invierno eclesial. Ante el invierno eclesial Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI no culparon al concilio, no vieron que fuera consecuencia del concilio y de los miembros del concilio, había que inventar un culpable, el culpable era el espíritu del concilio, por supuesto, que el espíritu del concilio no estaba ni estuvo identificado en personas o grupos de personas, era simplemente una palabra ingeniosa para no culpar a nadie pero también para no explicar nada ni corregir nada.
    El NOM y la política internacional anticatólica fueron presionando a los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI le fueron extrayendo actos y declaraciones contrarias a la fe católica, los encuentros de Asís de Juan Pablo II y Benedicto XVI era una renuncia de la Iglesia católica a afirmar su condición de la única Iglesia que salva, ¿si no es la única Iglesia que salva para qué ser católicos? Dijeron unos. ¿Si no es la única Iglesia que salva para qué ser sacerdotes? Dijeron otros. ¿Si no es la única Iglesia que salva para qué el celibato? Dijeron algunos. ¿Si no es la única que salva para qué las misiones o la evangelización? Argumentaron otros y llamaron a la evangelización proselitismo y la prohibieron. ¿si no es la única Iglesia que salva para qué sirve esa Iglesia? Preguntaron algunos. Y la verdad es que todos ellos tenían razón porque si la Iglesia católica no era la única Iglesia que salvaba no tenía ninguna razón de ser ni siquiera como ONG piadosa, porque exigía demasiado en materia moral y religiosa de sus fieles.
    La Iglesia católica había perdido aceptando que otras religiones salvaban la razón de ser suficiente para su doctrina y su moral podía reducirse a un culto vacío pero ni eso, no había razón suficiente para realizar ningún esfuerzo salvo los ingresos del clero.
    Con Francisco los obispos y sacerdotes renunciaron a ser pastores de sus ovejas, no fue Francisco el problema, Francisco repitió frase por frase lo que se le dictaba desde Alemania porque el dinero alemán imponía sus reglas. Se alineó al Vaticano a la propuesta de construcción de la ONU y del NOM y el sínodo alemán está por llevar a cabo a través del camino sinodal y por medio de las Conferencias Episcopales nacionales la creación de distintas Iglesias católicas reformistas nacionales independientes en lo político, económico, eclesiástico, moral y doctrinario de Roma lo que se llama en el Apocalipsis dar muerte a la Mala mujer y repartirse sus vestidos en distintas Iglesias nacionales independientes de Roma pero dependientes del gobierno de cada país, en el camino sinodal hay un proceso democrático muy protestante, liberal y masón ya no habrá más papa, los obispos serán elegido por votaciones, mujeres sacerdotisas, no hay moral, ni pecado, ni infierno.
    En cuanto al mundo que nos propone el NOM es un mundo con un gobierno mundial y una Iglesia mundial que no será la católica, ninguna religión o lo que es lo mismo todas las religiones igualadas, ninguna moral o lo que es lo mismo todas las morales igualadas, ninguna filosofía o lo que es lo mismo todas las opiniones igualmente válidas. La Iglesia es la que hermanaba a los pueblos y le daba el elemento moral y religioso para que pudieran ser gobernados.
    ¿Cómo va a gobernar el NOM? Por un pensamiento único impuesto globalmente ese pensamiento trata a los ciudadanos como si fueran animales y a los dirigentes como si fueran dioses, se deberá trabajar por Internet pero Internet decidirá quién trabaja y quién no y cuánto gana cada uno y por medio de Internet el gobierno mundial, los católicos tradicionalistas no podrán ni comprar ni vender ni trabajar, se va a recluir a la población dentro de las viviendas impidiendo que circulen libremente para disminuir la capacidad de crítica y se los va a manejar por los medios, el ambientalismo, el aborto, la eutanasia, la ideología de género, etc. son programas para controlar la cantidad de personas que van a poder vivir o que el gobierno mundial quiere que vivan. La ideología de género se transforma en la nueva moral global el que la discute es un criminal, es decir, las relaciones contra natura son morales en cambio es inmoral señalar que las relaciones contra natura no son morales, el aborto es moral en cambio es inmoral señalar que el aborto no es moral, la eutanasia es moral en cambio es inmoral decir que la eutanasia es inmoral, una inversión de los valores y una nueva moral impuesta coactivamente sobre lo que se puede decir y lo que no se puede decir, lo que se puede o no escribir y lo que se puede o no pensar esa es la nueva “libertad” que se les regala y los católicos con el papa al frente y una serie de obispos mudos y necios la está comprando. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

  7. A mi me da mucho gusto (y espero que también a muchos) cuando se apoya al Arzobispo Carlo María Vigano.
    De hecho ahora lifesitenews publica un artículo donde dice que la carta del Arzobispo Carlo María Vigano al presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald J. Trump, está disponible en español, francés y chino.

    Y eso me da un gran gusto.
    Gloria a Dios Padre Todopoderoso, al Señor Jesucristo y al Espíritu Santo por los siglos de los siglos Amen.

  8. No hay errores en el Concilio Vaticano II. Quien lo diga, sea quien sea, se equivoca. Quizás no lo comprendió bien.
    Parece mentira que en Infovaticana se abra una discusión sobre este tema, que está fuera de toda discusión.

    1. Todo está perfecto, como se ve por sus resultados.
      Que sea necesario interpretar lo que parece que se dijo, pero no se dijo como se había dicho antes, pero que se debe entender como se ha dicho siempre, aunque se haga como si no se hubiera dicho lo que se dijo, sino lo que no se dijo pero se dio a entender, lo hace totalmente claro.
      ¿Quién no comprende algo tan fuera de discusión?

      1. Antonio, te felicito por estos puntos de vista que propones con una muy lucida oscuridad usando de la luz de una vela apagada pero que sigue dando luz para escribir lo que escribiste pero que podia haberse escrito con otro sentido y expresiones que todos deberiamos leer rompiendo las tinieblas de tu mente siempre tan dispuesta a esclarecer nuestras dudas tan apasionadas y tan evidentes hasta colocarnos en las manos cerradas de mentalidades esclarecedoras tan penetrantes como paginas del periodico filosofico de ayer cuyas palabras ya pasaron hace 24 horas pero que los teologos profundos del ayer no pudieron comprender y los de hoy se afanan en corregir independientemente sin lograr el fin teologicamente claro e interpretativo de la modernidad pasada, presente y casi futura pero siempre deseada por nosotros los fieles corderos de los intelectuales clerigos que armados de la espada fulgurante de San Miguel
        Arcangel derrotan cada dia la ignorancia de nuestras pobres mentes. Nuestra gran esperanza es que en el cielo todos estos teologos y filosofos, clericales o laicos brillaran por su ausencia ya que no creo les den oportunidad de confundirnos ni distraernos de nuestra adoracion a Dios.

    2. Infovaticana abre debates sobre tema, sobre los acuerdos China-Santa Sede… sobre cualquier asunto que sirva para criticar a este pontificado que claramente no gusta a la línea editorial… LANZAN LA PIEDRA Y ESCONDEN LA MANO…y claro, luego tienen que andar pidiendo disculpas, justificándose como publicación católica…
      Los comentaristas…hay de todo como en botica. Es normal que sea así pues los comentarios no se moderan antes de la publicación…pero permitir que se ponga en duda la legitimidad de un Concilio Ecuménico, los insultos al Santo Padre (que algunos extienden a JP II, a Pablo VI…)… no se debería consentir… y no solo lo consienten sino que lo fomentan, no borrandolos.
      A los católicos solo nos queda leer, y esperar… Yo también leo El País, que me parece tan dañino en cosas de Religión como esta página por sus debates y comentarios. Paciencia.

      1. DON RODRIGO
        Si Bergoglio enseña que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento es anatema, como explica Trento, San Pablo y el sentido común. Da la impresión de que es usted muy formal. Tanto que seguro que si un violador intenta forzar a su hija delante de usted le pide por favor que lo deje y se pone a darle una charla sobre la virtud de la castidad.
        Llamar a Bergoglio el Trilero de la pampa o el Trolas patagonico cuando tiene los dubia sin contestar, no es un insulto, es una exigencia moral. Es mi derecho que conteste y lo esta vulnerando. Tambien es su derecho, pero da la impresión de que usted lo de sed astutos como serpientes todavía no lo ha leido.

    3. URI
      ¿De verdad que no hay ni un solo error? ¿ni uno solo?
      Ha oido hablar usted del arbol malo y los frutos. Si los frutos del concilio (no todo es culpa del concilio pero mucho si) son el desastre actual como puede ser algo bueno?
      Yo antes pensaba que era posible la hermeneutica de la continuidad, pero al leer a VIGANO, me doy cuenta de que es imposible. Por una razón muy sencilla. Aunque en CVII tiene textos buenos, el problema es que tiene otros muchos que no son claros o que son malos, y que permiten que se puedan justificar actitudes completamente anticatolicas, o por lo menos pretender que se justifican. Compare usted los canones de Trento, con su precisión a los documentos del CV. En los de Trento no cabe duda ni interpretación. No hace falta recurrir a ningun espiritu porque esta todo muy claro. En el CV da la impresión de que se ha hecho a drede para fomentar la confusión.
      No entiendo que MAGISTER que normalmente es un hombre ponderado titule el post las fake de VIGANO. El escrito de Vigano es muy serio, y si se enlaza con informaciones como las que publica LF en invofaticana, donde se aprecia que sectores masones en la Iglesia planearon cambiar la liturgia conscientemente precisamente para desnaturalizarla y alejar a los hombres de Dios entonces las propuestas de Vigano adquieren un sentido mucho mas importante. No son ninguna ocurrencia, ni como dice MAGISTER le situan fuera de la Iglesia. Lo que esta fuera de la IGLESIA, de la verdadera es la Amoris Laetitia.

    4. Cuando todos se atengan a la letra del CV II y no a su «espíritu» veremos.
      Por ejemplo: ¿en que templo se encuentra que se dice la misa «novus ordo» en latín?
      O ¿cuantas misas con canto gregoriano hay en las ciudades del mundo? ¿Tal vez una?
      ¿En serio piensa que no hay errores?
      ¿Es acaso Ud. Católico?
      Leyendo Lumen Gentium no le chirrian algunas frases?
      Sensus Fidelium le llaman

  9. «Decir que la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia Católica es afirmar que la Católica es la verdadera Iglesia de Cristo.» Sí, si se lo entiende de acuerdo con la fe, el sentido común, la lógica, la metafísica y el principio de tercero excluido, y eso es justamente lo que Lumen Gentium no dice explícitamente y por eso es necesario que una próxima instancia magisterial oficial y autoritativa lo diga con toda claridad. Porque si las cosas son así ¿qué problema puede haber con decir claramente que la Iglesia de Cristo ES la Iglesia Católica? Ni lo hay ni lo puede haber.

    Además, el problema no es ser blanco o ser negro, que se puede ser marrón, sino ser blanco o no ser blanco, y ahí no se puede ser absolutamente nada más.

    Ademas, en las realidades concretas y singulares sí vale la recíproca. Trump es el actual presidente de EE.UU. y el actual presidente de EE.UU. es Trump. La Iglesia de Cristo es una realidad concreta y singular, de modo que la Iglesia de Cristo es la Iglesia Católica, y viceversa.

    Otra cosa totalmente distinta es que haya «elementos de la Iglesia» fuera de la Iglesia. Pero no puede haber Iglesia fuera de la Iglesia.

    1. «Dios es amor, pero el amor no es Dios». ¿Y eso quiere decir que la Iglesia de Cristo es la Iglesia Católica, pero la Iglesia Católica no es la Iglesia de Cristo? Esto prueba la necesidad urgente de que una instancia magisterial oficial y autoritativa declare explícitamente que la Iglesia de Cristo es la Iglesia Católica, y viceversa.

      1. José, no todo en la Iglesia Católica es de la Iglesia de Cristo, en el sentido en que la metedura de pata en una decisión de gobierno del Papa, la pederastia de un cura o la imprecision en una fórmula magisterial no son atribuibles a la Iglesia de Cristo que es su Cuerpo, porque en ese caso esos errores o mentiras se los atribuimos al mismo Cristo. La Iglesia de Cristo es toda Santa, porque es Santo su Cabeza.

        1. ¿Y porqué las meteduras de pata, pederastias o imprecisiones han de ser de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, si no pueden serlo de la Iglesia de Cristo? ¿Es la Iglesia de Cristo Santa, y no lo es la Iglesia Católica, cuando en el Credo decimos que la Iglesia es Una, Santa, Católica y Apostólica? Esto sólo vuelve a mostrar la urgente necesidad de que la Iglesia misma aclare que la Iglesia de Cristo es la Iglesia Católica y viceversa.

          1. ¿Y Cristo no es la Cabeza de la Iglesia Católica? Si será urgente la necesidad de una aclaración al más alto nivel magisterial.

    2. Bueno, pues guste o no todo esto que Ud dice de la Iglesia, inclusive lo de los elementos cristianos fuera de la Católica, es lo que quisieron decir los Padres del CVII con el subsistit. Con acierto o sin él, pues vale, eso se puede discutir. Pero lo que no se puede es tildar de herejes, como hace Vigano.

  10. Brandmüller mete la pata de tal manera que no me cabe en la cabeza como historiador. Dar por Concilio legítimo un concilio convocado por un emperador y con el apoyo del antipapa Juan XXIII (el único del Cisma de Occidente que se puede afirmar sin ninguna duda que fue antipapa pues los otros dos: Benedicto XIII y Gregorio XII se podía afirmar de cada uno que era el legitimo). La guinda es la de afirmar que el cisma se terminó cuando se reunieron las tres obediencias (como si el papado dependiera de si le obedecen o no la jerarquía); decir que era ecuménico cuando no había Papa y dar por válidos documentos no signados por el pontifice (por muchas obediencias que lo firmaran). El cisma terminó con la renuncia de Gregorio (hoy se cree que era el verdadero) y el reconocimiento de Martin V por el sucesor del Papa Luna. Martín V fue el que legitimó y dio validez al Concilio, a posteriori, hasta entonces era ilegitimo in toto por las bulas In Eminenti y Inter cunctas.

    1. Al final de su post termina Ud contradiciendo su propia crítica a Brandmuller, porque reconoce que los documentos de un concilio basta que sean aprobados a posteriori por un papa para su validez. Así pasó con la mayor parte de los concilios antiguos y así pasó con Constanza desde el punto en que fue reconocido a posteriori que fue en el momento en que se reunieron las 3 obediencias y no antes, luego Brandmuller tiene razón.

  11. Que Sandro Magister haya caído tan bajo para hablar de fake news de Viganó nos muestra que está enviado por el Vaticano para desprestigiar a Viganó, el Vaticano y el papa callan y envían a Sandro Magister para desacreditarlo verdadero siervo de la impostura religiosa. Es interesante porque a Sandro Magister lo lee el clero en todo el mundo es decir ayuda a la formación de opinión del clero. La discusión no se centra, entonces, si existen o no errores de magisterio ordinario en el CVII y su gravedad, eso no se discute porque se sabe, la discusión se centra en qué hacer sobre esos errores: afirmar como nuevo dogma de fe que en el CVII no existen errores a pesar de que existan es la posición de Brandmüller, negar y mentir que algo quedará, la posición de Sandro Magister en un principio fue la de Benedicto XVI de la hermeneutica de la continuidad, o sea, con la interpretación de la hermenéutica de la continuidad pasaremos del invierno eclesial que siguió al CVII a una primavera eclesial como la primavera no se ve como todos los clérigos lo pueden ver lo que se decidió es negar la realidad, omitir y mentir que de esa forma se santificará la Iglesia y crecerá en fieles santos. El tema es no discutir si existieron errores en el CVII y menos aún cómo enmendarlos, hay que seguir con los caballos que tenemos y darle hasta el final aunque el final sea el final de la Iglesia pero si uno cree en la promesa de que las puertas del infierno no prevalecerán entonces todos podemos apoyarnos en negar la realidad de errores en el CVII y la necesidad de su corrección, lo que corresponde es seguir tapando, ello nos hunde y prepara tiempos peores lo que crédulos fieles llaman el apocalipsis. No me detendré a discutir las necedades de Brandmüller, de Benedicto, de Sandro Magister, etc. son formas de ocultamiento de la verdad evidente de errores con los que los clérigos conviven a diario y sus consecuencias para la Iglesia. Por supuesto todas estas altas autoridades incluyendo a Viganó tienen unos altos egos y no se plantean los discursos más que en un juego de gana o pierde, ninguno aprende nada del otro ninguno se alía al otro, vueltos con el tiempo verdaderos ídolos de si mismos les interesa más tener la razón que la verdad. En vez de consensuar una nueva búsqueda de solución cada uno propone su formulita y no cede en nada, allí no existe Iglesia no hay comunidad de fe porque actúan como doctores privados y en ello dañan a la Iglesia.
    En cuanto a la solución considero que la que propone Viganó es la más acertada en el sentido de que olvidar el CVII como medida consensuada no requiere de ningún documento para llevarse a cabo simplemente requiere de la decisión personal pero tendría que ir acompañada de una serie de medidas concretas para constituir una propuesta que pueda aceptarse, por ejemplo: 1) señalar los errores más graves que se generaron después del CVII y como corrección a esos errores proponer textos de magisterio ordinario y extraordinario anteriores y posteriores a seguir, por ejemplo, el ecumenismo y creer que todas las religiones e Iglesias son lo mismo es un error manifiesto y señalar un documento a seguir, no hay derecho natural al ejercicio de mala fe de la religión como señala un documento conciliar lo que puede haber es tolerancia, se debe inculturar de Cristo la política y lo público y no debe proponerse el indiferentismo religioso llamado laicismo, 2) la Iglesia siempre necesita señalar los errores y corregirlos, señalar las herejías si bien no es necesario que señale en qué texto del concilio están las herejías es necesario mostrarlas y señalar una confesión de fe sobre las verdades que se sostienen, 3) señalados los errores o herejías presentes en la Iglesia puede dejarse para el futuro la corrección de los textos del CVII y aconsejarse que por el momento se los deje de lado dejando a otros documentos papales su corrección de forma precisa. No se trata de discutir si un concilio puede o no equivocarse en magisterio ordinario porque eso lo sabe el clero se trata de buscar alguna salida a los errores que se propagaron desde el CVII, es mejor, confesar la fe y las verdades, señalar los errores y herejías presentes y dejar para el futuro la corrección de los textos del CVII o establecer la autoridad o no del CVII o qué hacer con el mismo, trasladarlo hacia el futuro y aconsejar textos claros de magisterio al mismo tiempo que se señalan los errores y herejías del progresismo católico y las verdades de fe es ya corregir en la práctica el CVII sin entrar en discusiones de si hay ambiguedad, error, mala interpretación o qué el CVII ha generado daño y debe ser dejado de lado pero no sólo es necesario hacer eso hay que confesar las verdades de siempre y señalar documentos anteriores y posteriores que sirvan para cubrir los espacios que ocupaban los textos del CVII. Hay que presentar una propuesta trabajada a los fines de que los errores se corrijan sea que sean fruto del CVII o fruto de la interpretación del CVII o fruto del espíritu del CVII de alguna forma el CVII ha tenido mucha parte en el invierno eclesial. Sí encuentran muchos errores y repeticiones es que después de tanto luchar y de ver la mala fe con la que el clero se olvida de Dios y trata a los hombres me queda poca paciencia para presentar algo más pulido y acorde con los méritos antiguos de la Iglesia. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

    1. El CVII no es Magisterio ordinario sino extraordinario, hombre, es nada menos que el 21 Concilio Ecuménico de la historia de la Iglesia, por tanto todo su largo post carece de sentido por poner una premisa falsa.

      1. Busque en Wikipedia o en cualquier catecismo de la Iglesia o pregunte a cualquier sacerdote amigo, supremo ignorante en materia de fe.
        ¿Qué es el magisterio solemne (o extraordinario)?
        Es el ejercido por un concilio ecuménico o por el papa cuando define ex cathedra una doctrina de fe.
        ¿Sabe Ud. lo que es definición ex cathedra de una doctrina de fe o no lo sabe?
        Uno de los ejemplos que tiene el siglo XIX, 1854, es la definición infalible de la inmaculada concepción de María, a eso se llama magisterio extraordinario.
        Son situaciones muy puntuales en que el papa o un papa con un concilio se pronuncian ex cathedra, no son miles de miles de hojas y decenas de documentos los que son infalibles por definición ex cathedra.
        El CVII no es las Sagradas Escrituras ni los que lo escribieron están en la misma situación de los que redactaron las Sagradas Escrituras.
        O ¿cree Ud. ignorante que el Espíritu Santo va a estar corrigiendo y ayudando a corregir cada una de los miles de párrafos que se escribieron en el CVII?
        Considerar infalible al CVII es una herejía absoluta, sólo se puede hablar de infalibilidad en el magisterio extraordinario y en lo que se refiere al ordinario los laicos y sacerdotes no estudiosos, salvo, por objeción de conciencia verdadera o invenciblemente errónea debe ser, en principio, obedecido pero ello no se debe a la infalibilidad sino a la ignorancia en que se encuentran la mayoría de los sacerdotes y laicos y a los fines de impedir el libre examen de protestantes pero los doctores privados pueden señalar errores y tratar de corregirlos si se trata de magisterio ordinario.
        En mi caso estoy absolutamente convencido (por objeción de conciencia verdadera) que no hay un derecho natural al ejercicio de mala fe de la religión como enseña un documento del concilio sobre la libertad religiosa y que sí puede existir una tolerancia (doctrina y magisterio anterior) a dicho ejercicio pero no un derecho porque no hay derecho natural para el mal.
        Y así con otras cuestiones que he estudiado en profundidad y sobre las cuales tengo una certeza de fe absolutas como católico, por ejemplo, que hay una sola Iglesia y religión que salva o que hay que inculturar de Cristo lo público y todas las cosas, estas porque forman parte de mi fe católica y los documentos como Amoris Laetitia que enseñan o sugieren que no es pecado mortal el adulterio así como otros errores del CVII no forman parte de lo que creo y de lo que afirmo creer y eso lo sostengo contra cualquier sucesor de los apóstoles o ángel de cielo que intente enseñar un Evangelio nuevo al cuál tengo por anatema.
        Por favor, Señor ignorante, el Espíritu Santo no puede ser manejado como en un acto de magia por un concilio o por el papa para que lo asista en miles de párrafos, deje de decir barbaridades en estos sitios, y de generar confusión en sus fieles y, además, Ud. es dos veces malvado por malo y por ignorante, nada es peor que la ignorancia activa, como dijo Goethe, y si proviene de un sacerdote la corrupción de lo óptimo es lo pésimo, como es su caso.
        Espero corrija su mala voluntad y rectifique su fingida ignorancia cuya única finalidad es apartar a los hombres de la verdad y conducirlos a la mentira y el error.
        Aunque sé que muy posiblemente se conduzca a sí mismo con muchas almas hasta el último círculo de infierno porque no cree y no ama a Dios como se debe.

        1. Hermano en Cristo, tú que tantas veces me insulta, una definición ex cathedra no es la única forma de Magisterio extraordinario, porque lo extraordinario del Magisterio no se mide solo por la extraordinariedad de su género lingüístico, sino también por su intención, y la del Concilio no tuvo nada de ordinario. Y hágame caso, no use tantas palabras cuando con mucho menos ya se le sigue el argumento, y será cortesía con el lector.

        2. Y además prejuzgando lo que soy y juzgando en mi corazón y mis intenciones. Y criticando la longitud de los documentos del Concilio con unos comentarios tan largos en este blog… Poca coherencia, mucha temeridad, y quizás no tanta ciencia…

          1. En lo que dije sobre Ud. en nada me rectifico porque le atribuyo ignorancia consentida y buscada, o sea, necedad y mala fe en llevar a sus fieles por el mal camino, no escribo para Ud. que no tiene remedio a pesar de hacerse tanto la víctima, la única víctima es Cristo y la Iglesia que tanto han mancillado con sus malos manejos y pensamientos mundanos.
            Han llevado por el mal camino a los fieles y a la Iglesia hasta una crisis de tan grandes proporciones que no saben qué hacer, en realidad, saben lo que deben hacer porque Cristo les ha dicho lo que deben hacer: restaurar su Iglesia, rectificarse, volver a la sana doctrina y moral como enseña Dios a la Iglesia de Laodicea pero no quieren hacerlo porque es muy difícil y requiere mucho esfuerzo y quieren entrar por la puerta grande y llevan por ellas a sus ovejas.
            Evitan contestar los argumentos y pretenden hacer de manera herética del CVII, magisterio infalible y extraordinario, no reconoce nada de nada en cuanto a errores del CVII y en cuanto a errores y pecados del clero, Viganó es mucho más hombre en eso, critican a las personas y los largos comentarios pero no pueden argumentar nada de manera seria en contra de la realidad y de la verdad que los acusa.
            Me leen y releen buscando alguna forma de emboscarme y de destruirme y se ponen a discutir conmigo cuando pudiera haberme ignorado y no saben que discuten consigo mismos porque lo que expongo no es más que la fe que me han enseñado Uds. que yo conservo y que Uds. han mancillado e ignorado por demasiado tiempo.
            Intentan hacerse pasar por víctima inocente por los piadosos y misericordiosos cuando necesitaríamos sacerdotes santos, doctos y sinceros que digan la verdad.
            Lo que dicen y sugieren es pura temeridad porque es exclusivamente suyo y mundano pero lo mío no es mío, lo mío es de la Iglesia de siempre y de Dios, de sus santos doctores y de sus mártires, de su magisterio, moral y doctrina de siempre, gratis me lo dieron Uds. y gratis se los doy porque creo en Dios y no vendo palabras, ni hago libros, ni artículos sino comentarios y Uds., en cambio, cree sólo en sus criterios mundanos y humanos y obran como Simón negando la crucifixión de los últimos tiempos y negando la crisis de la Iglesia como hipócritas y necios útiles al NOM.
            ¿A quienes se asemeja sino a los escribas y fariseos? ¿A quienes defienden Uds. sino a los hombres en sus negocios humanos? Sólo les interesa su quinta se olvidaron del Reino de Dios y con un espíritu mezquino han abandonado, poco a poco, su religión y su Dios y quieren vendernos cosas nuevas, mentiras nuevas que tienen el mismo sabor que las de Satanás y ahora quiere temerariamente que callemos ante los desastres que han hecho, que no digamos nada, que todo pecado y error sea ocultado.
            Lo que escribo los he aprendido de Uds., sacerdotes y obispos, Uds. lo enseñaban y ahora se han olvidado esas palabras que eran reflejos de la Palabra y quieren que creamos en mentiras en adulterios que no son pecados, en pecados del ambiente, en un Dios que se manifiesta como un poliedro en todas las religiones e Iglesias, quieren enseñarnos cosas que no son católicas, ni verdaderas y que lo sigamos nosotros en ese abandono no solamente de la fe sino de la verdad y de la moral que los obliga a negar la realidad una y otra vez y a romperse contra la realidad humana y divina lo que los lleva, una y otra vez, a la misma discusión interna porque expreso en tantas palabras el mismo dolor de sus malas conciencias, «no has sido fiel» le dice mi Dios, nuestro Dios, el de Uds. y el mío y las palabras farragosas de mis comentarios repiten lo que todos los días les dice en la soledad sus conciencias «has mentido, has pecado contra el Señor tu Dios» y no quieren escucharla más.
            Por eso me leen porque creen que si yo dejo de escribir esa voz dejará de decir una y otra vez lo mismo a sus conciencias quieren que esa voz calle pero no han encontrado forma de callarla y creen que callándome a mí, callará esa voz necios hombres, como si fuera mi voz la que tanto les pesa, no señores la voz que les pesa es la suya y es la de su Dios, el único.
            Sí, Uds. los sacerdotes me escuchan y me leen y me gustaría que no me leyesen más porque no han tenido fe en Dios ni se quieren rectificar, hace años que siguen el mal camino de ocultar y omitir de manera grave y con pecados mortales hace años que buscan que dos más dos sea cinco y no lo logran, hace años que intentan hacer que haya más pecados ni infiernos pero les recuerdo sus pecados y el infierno y creen que si logran callarme sus temores desaparecerán por arte de magia y su desesperanza desaparecerá, me ven como un Sócrates que les quita las excusas, cuando es Cristo mismo el que se las quita quieren fabricarse y crearse como necios para seguir con sus errores hasta estrellar la nave de Cristo pero el Espíritu va donde quiere hoy serán mis palabras las que los dañen mostrándoles sus pecados y el infierno que ya viven y mañana serán las palabras de otro. Necesitarían callar a todo el mundo y a sí mismos, construirse una nueva realidad y una nueva cabeza pero no pueden hacerlos no son completamente necios para no saber que son mentiras las que consumen y vender, no ciencia, no coherencia.
            Si no habría coherencia no me leerían, ni mi ciencia ni mi coherencia Uds. están leyendo porque esto es de Uds. y están en lucha contra Dios contra su realidad y contra la santa Iglesia y no van a hacer nada para evitarlo ya eligieron el bando por ello necesitarán matar a Cristo y escuchar a otro que hable como Cristo pero que diga lo que quieren escuchar, están esperando al falso profeta y al anticristo y a esos que esperan tales cosas no les tengo ninguna consideración como lectores.

    2. «señalados los errores o herejías presentes en la Iglesia puede dejarse para el futuro la corrección de los textos del CVII». ·Es claro que una vez señalados esos errores y herejías, va a ser necesario explicar sí o sí cómo se deben entender los textos del Concilio Vaticano II que parezcan ambiguos o confusos al respecto.

      1. No necesariamente, lo que Ud. busca es poner una dificultad enorme al creyente, al sacerdote y al obispo y cargarlo con pesos que Ud. no lleva consigo, o sea, les dice primero corrijan el CVII y después corrijan su fe, lo cuál es supeditar la corrección de la fe a la decisión futura del papa y de los obispos lo cuál debe hacer el fiel de manera inmediata una vez que reconoce una afirmación como formando parte de su confesión de fe católica.
        La fe debe ser corregida siempre de acuerdo con la verdad, la evangelización verdadera debe ser llevada a cabo siempre, no es obligatorio enseñar como verdaderos los errores del CVII como el mal y el error no tienen ningún derecho.
        Muy por el contrario es obligatorio enseñar lo verdadero como verdadero y lo erróneo como erróneo, no puede un Papa o un concilio cambiar un tilde de la ley verdadera y de las sagradas escrituras, cuando lo hacen lo que hacen es ponerse en un lugar fuera de la religión verdadera, fuera de la verdad humana y divina y fuera de las verdades reveladas y de la Iglesia santa.
        El magisterio debe enseñar la verdad no hay ningún derecho o deber u obligación a enseñar doctrinas erróneas o sostener teorías erróneas, no los obliga Dios a eso y no los obliga a mentir o a ocultar la verdad.
        Puede muy bien un obispo, sacerdote y fiel dejar de lado ciertos documentos del CVII que considere que son perjudiciales y centrarse en otros escritos con más exactitud y con veracidad. Los obispos tienen la obligación de señalar los errores o mentiras que pudieran tener ciertos documentos si los mismos son evidentes y de aclarar lo que fuese dudoso a esos fines funcionaban las dubias cuando funcionaban. Pero los obispos cuando se trata de defender la fe de siempre tienen la obligación de hacerlo no sólo como doctores privados sino en comunidad. NO deben ceder ante los errores y maldades por temores mundanos o por criterios mundanos sobre lo que es conveniente o no para la Iglesia, la Iglesia es institución sobrenatural y la preservación de lo que se enseña en Ella es preservar la santidad de la Iglesia y todo lo demás es del demonio y conduce o a una crisis o al apocalipsis.
        No hay obligación por el bien de la Iglesia de ser necio, mentiroso y malvado, porque entonces se piensa como hombre y solamente sirve de escándalo a Cristo.
        Más bien lo contrario por eso no está obligado el fiel a repetir cada frase o párrafo del CVII como si fuera escrito por Dios y si cree que dichos documentos contienen errores o pueden generar errores ya sea por medio de una objeción de conciencia verdadera o invenciblemente errónea debe como enseña la Iglesia católica seguir su conciencia.
        Creo con una objeción de conciencia verdadera que es mejor dejar de lado el CVII y asentar la fe en otros documentos anteriores y posteriores más claros y que debe desecharse todo párrafo de todo documento que presente una cierta ambigüedad en lo que se afirma, ello sobre la base de una fe sencilla y sobre ella de ser posible sobre la base de una teología perenne.
        La fe sencilla le dice al simple fiel católico la verdad y debe seguir esa verdad ante de lo que ordenan los hombres sean papas u obispos, si el fiel cree que sólo hay una religión e Iglesia verdaderas que salvan no hay forma que cambie esa fe sin perjuicio de su santidad incluso cuando pretenda obedecer al papa.
        Creo que lo suyo no viene de la buena voluntad ni del buen amor.

        1. Todo esto es contrario a como mínimo el religioso asentimiento que al conjunto del Concilio debe prestar un fiel por tratarse de un concilio ecuménico. Lo que Ud dice trae escándalo, división y quizá cosas peores en los fieles. Corrijase.

          1. No mates al mensajero, no mates socialmente al prójimo, ni el escándalo lo cree yo con comentarios ni lo puedo aumentar por simples comentarios, ni la división la cree yo con comentarios ni la puedo aumentar con comentarios, el silencio los creo, el silencio de los pastores de la Iglesia, un silencio pútrido que se mantuvo durante sesenta años después del CVII un silencio lleno de pecados mortales por omisión los creó, fueron los hombres quienes crearon esos escándalos y divisiones sobre la base de mentiras y de miedos, el miedo no a Dios el miedo a los sacerdotes que se pusieron en el lugar de Dios dictando nuevos mandamientos y nuevos evangelios los creó, no creó sólo la división y los escándalos sino la crisis de la Iglesia y tu necio la tratas de tapar con un dedo pensando que mi comentario creó todo ello, si fue Satanás y las mentiras las que han destruido la Iglesia y la han desgarrados pero tu quieres el silencio pútrido e ignominioso y con ello te defines e identificas, los pecados de los hombres de la Iglesia y más en especial el clero han creado todo esto que tú, como un criminal tratas de atribuirme, si fue Althaus el culpable de todo buscamos un culpable en algún fiel en un comentario y por supuesto te sentirás mejor descargando su cruz para que la lleve otro, hombre toma tu cruz y hazte hombre. Recemos a la santa María Virgen y a Cristo Rey porque los tiempos sean acortados pues estos hombres no saben cómo componerse ni corregirse.

      2. Alberto Ramón, no se preocupe, cuanto más largo escriba más yerra y más loco parece. En cuanto solamente le leo por encima y con eso me basta. Si quiere empezamos a bajar a argumentos concretos, le daré gusto. No me amedrantan sus modales de pseudo profeta apocalíptico. Habla de los derechos naturales, y niega el de la libertad religiosa, pero si es como dice un derecho natural, viene con la naturaleza dada por Dios, y no queda cancelado por la situación sobrenatural de cada uno, sea de gracia o de obstinación a la misma, puesto que era Lutero y no Trento el que enseñaba la destrucción total de la naturaleza por culpa del pecado.

        1. Lo han elegido como mi contendiente y acepto de muy buena gana porque estoy amparado por dos mil años de catolicismo y lo que Uds. tienen son digamos así los granitos de adolescencia de la nueva teología herética y que ha llevado a la presente crisis, demostraré para una persona sabia y no para los ignorantes que lo que Uds. enseñan sobre el CVII son sólo mentiras con respecto a único tema que Uds. han planteado como elemento de discusión, espero que no se nieguen que la discusión de un tema de estas características sea lo suficientemente extenso ya que estamos tratando es sobre la libertad religiosa y de si existe o no un derecho natural al ejercicio de manera deshonesta y de mala fe de la libertad religiosa porque ello es lo que enseña el CVII en los párrafos que transcribo.
          En el párrafo 2 del Concilio Vaticano II declara: «la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa» y luego agrega más tarde «Por lo cual el derecho a esta inmunidad persevera aún en aquellos que no satisfacen la obligación de buscar la verdad y de adherir a ella; por lo cual no se puede impedir su ejercicio con tal que se guarde el justo orden público».
          El problema es que transforma en derecho natural lo que solamente puede ser tolerado, antes había una tolerancia religiosa del ejercicio de mala fe de la religión pero no un derecho natural y existió en toda la cristiandad esta tolerancia pero no un derecho natural.
          El problema es que los derechos subjetivos, es decir, entender el derecho entendido exclusivamente como facultad o poder es una concepción moderna del derecho y no católica podemos hablar que la introdujo el nominalismo y, después, Grossio autor protestante y más tarde Suarez.
          Es decir, antes cuando se hablaba de derecho se entendía por ello no un poder o facultad individual sino una acción o relación justa, la misma cosa justa, el obrar justo.
          Luego del derecho subjetivo que se asienta en el individualismo del Código de Napoleón, es decir, en una visión del hombre centrado en el individuo surge de la revolución iluminista los derechos humanos y ya sabemos que los derechos humanos han sufrido un proceso de inflación por el cuál se habla de derecho al aborto, derecho a la eutanasia, derecho a la ideología de género, etc.
          La Iglesia trata de utilizar en el CVII la nueva nomenclatura de derechos humanos en sus documentos sin tener presente que por tener esa nomenclatura un origen revolucionario y anticristiano debía llevar a la división y destrucción del idioma con el que la Iglesia se expresaba y a una destrucción de su moral y doctrina perennes o a una adulteración de las mismas o prostitución moderada en ciertos sectores muy específicos y acotados.
          Lo que no puede haber nunca para la Iglesia es un derecho establecido por Dios en la naturaleza del hombre para una inmunidad perversa en aquellos que satisfacen de mala fe el ejercicio de la libertad religiosa de manera que no buscan la verdad ni adherir a ella.
          No existe un derecho natural al mal y no puede existir nunca.
          Lo que está describiendo el CVII es simplemente un derecho subjetivo y positivo creado por los Estados en relación a la situación de caída en que se encuentra el ser humano pero al regularlo en un derecho aceptado por la Iglesia como derecho natural comete un error y miente antes existía simplemente una tolerancia de un ejercicio de mala fe de la libertad religiosa pero ese documento del CVII lo transforma en un derecho natural y, tal vez, en un derecho humano con lo cuál indirectamente adhiere a la ideología de los derechos humanos y la fomenta y con ella la revolución moral y doctrinal y la destrucción de lo santo.
          Los derechos naturales son siempre para el bien y nunca para el mal, no existe un derecho natural para el mal y eso es obvio, el mal solamente lo tolera Dios a los fines de un bien mayor.
          ¿Cuál es el problema de describir que existe un derecho natural para el mal?
          Primero que el derecho natural es la inscripción en la naturaleza humana de la ley eterna, es decir, está diciendo la Iglesia que Dios ha creado un derecho natural para el mal por el cuál el hombre puede llevarlo a cabo sin consecuencias morales porque es un derecho natural. De allí a un Dios bueno y malo o al dios de todas las religiones hay un paso.
          La cosa no termina ahí porque al ser un derecho natural para ejercer de mala fe la libertad religiosa esta diciendo la Iglesia que Dios quiere que los gobiernos no intervengan en temas de religión o por lo menos lo insinúa en cuanto se guarde el justo orden público, con ello, evidentemente se deja de inculturar de Cristo lo público porque si los gobiernos no pueden coaccionar para la verdad religiosa y como los impuestos son coactivos y los gobiernos funcionan en base a impuestos coactivos está diciendo que los gobiernos no pueden favorecer la religión católica de ninguna manera porque no pueden dedicar ni tiempo ni dinero de los contribuyentes extraídos de manera coactiva para favorecer la religión católica y aquí si no favorece la religión lo lógico es el indiferentismo religioso llamado laicismo que nunca fue una doctrina aceptada por la Iglesia.
          La Iglesia misma está promoviendo en este párrafo que lo público no debe ser inculturado de Cristo y al no ser inculturado de Cristo el resultado es una promoción de un gobierno anticristiano y de medidas anticristianas.
          Ya que el gobierno tiene libertad religiosa o sea un derecho a ejercerla sin buscar la verdad y adherir a ella o sea diputados, senadores, gobernantes, etc. tienen un derecho a ejercer la libertad religiosa de mala fe, los gobiernos, que en definitiva están formado por hombres no deben ser coaccionados de ninguna forma y por lo tanto son libre de manera absoluta para aprobar el aborto, la eutanasia, el control de la población, el ambientalismo, la ideología de género, etc.
          Con este párrafo la Iglesia está promoviendo la cultura anticristiana e impidiendo la cristiandad, o sea, impide que existan gobiernos que apoyen a la Iglesia porque como señalé los gobiernos se manejan con impuestos coactivos y no pueden dedicarse a favorecer con esos impuestos coactivos a la Iglesia porque la libertad religiosa impide el ejercicio de la coacción y los impuestos son coactivos y las medidas del Estado por provenir de impuestos son coactivas.
          Supongamos que no creen Uds. que las cosas son así, pero hablar de un derecho natural a la libertad religiosa de mala fe está imponiendo un límite a la Iglesia en cuanto a la predicación o evangelización si Dios quiere que haya hombres que actúen de mala fe en materia religiosa para qué evangelizar, esos hombres si no pueden ser molestados de ninguna manera coactivamente por qué molestarlos de otra forma, y la evangelización se transforma en proselitismo que debe ser evitado, la Iglesia ha perdido su función deja lo público en manos de hombres que están obligados a no favorecerla con los impuestos coactivos de la población y con sus acciones y como el gobierno es el que ordena la comunidad al bien común según Santo Tomás y su definición de ley tenemos gobiernos anticatólicos dictando leyes y llevando acciones que son contrarias a la religión católica porque no pueden con sus impuestos coactivos que les sirven para funcionar favorecer a la religión católica, ni a la moral católica, esa es la conclusión necesaria de esa libertad religiosa.
          Pero incluso el hecho de que hayan aceptado discutir este tema del CVII sesenta años después de terminado a cualquier persona le daría por pensar que algo muy malo ha existido en ese concilio y en sus documentos para que la Iglesia no solamente esté discutiendo este mismo tema durante sesenta años sino que haya desembocado en una crisis de la Iglesia.
          Pero además a Uds. les queda dos posibilidades o negar la crisis de la Iglesia o aceptar la crisis de la Iglesia pero reducirla a la persona de Francisco y sin mostrar los motivos y las causas, o sea, que en los dos casos deben omitir y mentir terriblemente y ser unos embaucadores y falsos profetas.
          Vengan con sus granitos adolescentes de su nueva teología y su dos más dos son cinco que Dios preparó durante dos mil años el mazo con el que le estamos dando mientras rogamos por su conversión, o sea, por la conversión de nuestros enemigos.

    3. — «1) señalar los errores más graves que se generaron después del CVII…»:

      Pues están en Amoris laetitia (comunión y absolución de adúlteros) y Querida Amazonía (Pachamama), en concreto, en las notas que acompañan a los numerales.

      — «2) la Iglesia siempre necesita señalar los errores y corregirlos, señalar las herejías…»:

      Pues están en Amoris laetitia (comunión y absolución de adúlteros) y Querida Amazonía (Pachamama), y preparándose en el Camino Sinodal de Alemania.

      — «3) señalados los errores o herejías presentes en la Iglesia puede dejarse para el futuro la corrección de los textos del CVII…»:

      Se acabó el tiempo del Concilio Vaticano II, ha fracasado como instrumento de defensa automática de la verdadera Fé católica, como demuestran Amoris laetitia, Querida Amazonia y el Camino Sinodal de Alemania.

      — «…Sí encuentran muchos errores y repeticiones es que después de tanto luchar y de ver la mala fe con la que el clero se olvida de Dios y trata a los hombres me queda poca paciencia para presentar algo más pulido y acorde con los méritos antiguos de la Iglesia…»

      El agotamiento del Concilio Vaticano II, debido a la hermenéutica de la ruptura emprendida por Francisco, ha puesto automáticamente en crisis a los dos sistemas de defensa automática de la verdadera Fé católica: cardenales y obispos.

      Por eso la Iglesia va directa al cisma por culpa 100% de Francisco y de todos los que lo acompañan, no de Viganò, y ahora sólo queda el tercer mecanismo de defensa de la verdadera Fé católica, como dijo Benedicto XVI sobre el cisma arriano, el de los sacerdotes, reyes y profetas bautismales, los laicos, dotados del derecho divino de defensa de la Fé, junto con los diáconos y presbíteros. No pasarán.

  12. Sandro Magister está en una cruzada contra Viganó, parece que le dolió que hablara de Vat2, y Infovaticana va por el camino de Sandro Magister. No quieren aceptar los errores del susodicho concilio.

  13. Magister no es ningún referente en el plano teológico, donde es bastante flojo. El Concilio Vaticano II no definió ningún dogma. En el fondo todos los mencionados están de acuerdo en que hay textos del Concilio que por sí solos no expresan suficientemente la fe católica, por ejemplo, el famoso «subsistit in» de Lumen Gentium. Por eso la insistencia en la «hermenéutica de la continuidad». Así que no tiene nada de malo pedir que el Magisterio, a su máximo nivel si es necesario, complete en forma clara y explicita esas enseñanzas y disipe todas las ambigüedades.

    1. Puede que tenga Ud razón, porque lo que expresa entra dentro de una valoración legítima de textos magisteriales que, contra lo que dice Vigano, siempre son de suyo interpretables en cuanto palabra humana que son. Respecto del subsistit in, a mí me parece una fórmula genial para explicar cómo es posible que por ejemplo el bautismo y la eucarística tengan valor sacramental válido entre los ortodoxos fuera de la Iglesia Católica, como siempre lo ha reconocido la Iglesia, o que la Palabra de Dios meditada en los evangelios pueda dar lugar a una respuesta de piedad de la categoría de la Pasión según San Mateo del luterano Johan Sebastian Bach. Hasta San Pablo admitía que era válida la predicación de Cristo por sus enemigos, o San Agustín admitía el bautismo por los donatistas. Para no admitir que hay sacramentos o efectos de gracia fuera de la Iglesia de Cristo, lo cual sería una aberración pensarlo, es por lo que el CVII ideó la genial fórmula del «subsistit in».

      1. El problema es que, por el principio de tercero excluido, toda cosa es, o no es. Por tanto, la Iglesia de Cristo, o es la Iglesia Católica, o no es la Iglesia Católica. Desde el Concilio se viene diciendo que ahí la Iglesia ha sustituido el «est» por el «subsistit in». Eso, que no lo dice la Lumen Gentium, implica que la Iglesia de Cristo no es la Iglesia Católica. Y eso es herejía. Y la Lumen Gentium no dice eso, pero tampoco dice que la Iglesia de Cristo ES la Iglesia Católica. Y eso hay que corregirlo.

          1. Por otra parte, identidad no significa necesariamente exclusividad. Por ejemplo, en Dios subsiste la plenitud del ser, pero porque Dios ES la plenitud del ser, sin que por ello dejen de participar del ser las creaturas.

        1. Estimado José, en metafísica toda cosa es o no es respecto de eso que es, en tanto que lo es, pero en pura lógica hay muchas cosas que pueden admitir una pluralidad de aspecto según qué valores de ser. A uno le gusta o no el cine, pero no es incompatible que le guste también el teatro. Aplicar un tertium quid reductivo como el suyo nos lleva a la trampa sofistica de las llamadas relaciones esenciales no convertibles. Dios es amor, pero el amor no es Dios, porque por ejemplo el amor a la mujer del prójimo no lleva a Dios. Lo que el subsistit pretende es escapar de esa trampa y admitir elementos de lo verdadero cristiano fuera del catolicismo visible, lo cual han aceptado siempre todos los Santos, Pontífices y Doctores, excepto algún que otro Vigano…

          1. Decir que la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia Católica es afirmar que la Católica es la verdadera Iglesia de Cristo, aunque no todo lo de ella será siempre plena transparencia de Cristo (por ejemplo decisiones equivocadas de los papas, formulaciones infelices del Magisterio, pecados de sus hijos, etc) y admitiendo además presencia verdadera de Cristo y por tanto también de su Iglesia en el bautismo válido de los anglicanos, en la ordenación y eucaristía válida de los ortodoxos, en ciertas conductas morales provida de muchos evangélicos conservadores etc. Quienes tienen gatillo fácil para la crítica a Francisco deberían aferrarse al subsistit como la mejor legitimación a la posibilidad de su rebeldía… Es así de paradójico…

  14. Mientras un chiflado sigue haciendo desastres cotidianos, los Indignos Obispacos, callan el 99.99% y los que hablan se dedican a una especie de «onanismo teologico» sobre un Concilio del que despues de medio siglo nadie puede mencionar un solo fruto bueno.

    Donde esta el nuevo Elias ?

    1. La inmensa mayoría de los obispos estoy seguro que se esfuerzan cada día con mayor o menor acierto en gobernar sus diócesis y en resolver los problemas de sus parroquias. No está entre las funciones sagradas de un obispo elevar una causa general contra un concilio ecuménico o un Romano Pontífice legítimos. En cuanto a frutos buenos del CVII, le pongo de ejemplo dos, entre muchos, la Madre Teresa de Calcuta o los mártires del Oriente Próximo.

      1. JACOBOBIN
        Veo que te empeñas en tomarnos por gilipollas. A ver campeon, de la chorrada, porque regla de tres la Madre Teresa o los martires del oriente medio son un fruto del Concilio. Seguro que si no hubiera habido CVII no habría habido Madre Teresa o martires, o igual habría habido 20 Madres Teresas. Eres candidato al premio a la chorrada del mes.

  15. 1. TRASFONDO: a Viganò sus adversarios lo consideran un mafioso, encuadrado en un círculo criminal del Vaticano, que el Papa Francisco le sacó del poder, y cuando estaba como nuncio en los EEUU, montó un círculo y red poderosa de blancos supremacistas del clero católico, y que es un hijo de la estirpe de Judas y la cizaña, influenciado por un demonio de ciencia que lo ha obnubilado.

    2. OLVIDARSE DE FRANCISCO, EL COLEGIO CARDENALICIO Y APOSTÓLICO Y DEL CONCILIO VATICANO II. La crisis de la pandemia de coronavirus ha colapsado totalmente a la Iglesia Católica en un punto muerto. El Concilio ya está absolutamente caducado como pastoral propia de una época ya periclitada y obsoleta, los 1960, realizada por unos padres conciliares con mentalidad de 1914-1945, para una sociedad mediotecnólogica de la Guerra Fría, que ya no corresponde para nada con la sociedad altotecnológica de las redes sociales, internet, la inteligencia artificial, la informática cuántica y la acción de la mundialización y globalización, junto con la eclosión del Nuevo Orden Mundial en forma de lgbti, feminismo, indigenismo, ecologismo agresivos y beligerantes, al servicio de la Agenda Global de las Élites Internacionales.

    De otro lado, por haber aprobado en Amoris laetitia la comunión y absolución de los adúlteros, confirmada como magisterio auténtico obligatorio y sancionable en el Rescripto ex audientia de 5 junio 2017, Francisco es ahora un hereje excomulgado latae sententiae non declarata, con las potestades de orden (sacramentos y sacramentales) y régimen y jurisdicción (legislativo, ejecutivo y judicial) universales no plenas sino limitadas por la existencia de una justa causa (canon 1335). Ello ha colapsado a los cardenales, que han cometido el delito de no corregir al hereje, así mismo a los obispos en general, pues unos aplican la herejía, y otros la aplican por tolerancia o disimulo.

    Así ha actuado el hereje excomulgado Francisco en relación al adulterio durante 2014-2020:

    A) Francisco alienta la implantación diocesana de la herejía. Obviamente, los obispos y curas que lo implementen, son herejes excomulgados latae sententiae non declarata con las potestades limitadas a la existencia de «justa causa» (canon 1335):
    .
    1) Sínodos de la familia del 2014 y 2015, donde va promocionando y tanteando su herejía
    2) Amoris laetitia, firmada el día 19 de marzo de 2016 y hecha pública el 8 de abril
    3) Rescripto ex audientia, 5 junio 2017
    4) Carta de Francisco a los obispos de la Región Pastoral de Buenos Aires, respondiendo favorablemente a su documento «Criterios básicos para la aplicación del Capítulo VIII de la Amoris laetitia”, 5 septiembre 2016
    5) Carta de Francisco de 26 de junio del 2018, en respuesta favorable a la Nota del Patriarca de Lisboa
    6) Obispos de la Región Pastoral de Buenos Aires, 5 septiembre 2016:
    «Criterios básico para la aplicación del Capítulo VIII de la Amoris laetitia»
    7) Conferencia Episcopal de Piamonte y Valle de Aosta, 16 enero 2018:
    «Nota pastorale su Amoris laetitita: «Il Signore è vicino a chi ha il cuore ferito» (Sal 34, 19), accompagnare, discernere, integrare. Ai sacerdoti e alle comunità cristiane, alle famiglie e agli operatori pastorali»
    8) Cardenal Vicario de la Diócesis de Roma, 19 septiembre 2016:
    “La letizia dell’amore”: il cammino delle famiglie a Roma: Relazione del Cardinale Vicario Agostino Card. Vallini»
    9) Conferencia Episcopal de Malta, enero 2017:
    «Criteria for the application of Chapter VIII of Amoris laetitia»
    10) Conferencia Episcopal de Alemania, febrero 2017:
    «Die Freude der Liebe, die in den Familien gelebt wird, ist auch die Freude der Kirche“ Einladung zu einer erneuerten Ehe- und Familienpastoral im Licht von Amoris laetitia».
    11) Conferencia episcopal de Bélgica, 24 mayo 2017:
    «Amoris laetitia: lettre pastorale»
    12) La Conferencia Episcopal de Sicilia, 4 junio 2017:
    «Orientament Pastorali Accompagnare – Discernere – Integrare la fragilità, secondo le indicazioni del cap. VIII di Amoris laetitia»
    13) Archidiócesis de Braga y Primado de las Españas, Rito bacarense, Arzobispo Jorge Ferreira da Costa Ortiga (Portugal), 17 enero 2018:
    Carta pastoral: “Construir a casa sobre a rocha: se o Senhor não edificar a casa, em vão trabalham os construtores”. Organismo implementador: “Serviço Arquidiocesano de Acolhimento e Apoio à Família”
    14) Obispo de Leiria-Fátima, António Marto, 13 mayo 2018:
    «Nota Pastoral sobre os fiéis divorciados a viver em nova união «O Senhor está perto de quem tem o coração ferido» (Sl 34, 19)
    Orientações pastorais em ordem a maior integração eclesial dos fiéis divorciados a viver em nova união»
    15) Cardenal Patriarca de Lisboa, Manuel José Macário do Nascimento Clemente, Manuel III,
    6 febrero 2018:
    «Nota para a receção do capítulo VIII da exortação apostólica ‘Amoris Laetitia'»
    16) Camino Sinodal de Alemania: «Foro preparatorio. Vivir en relaciones exitosas – Vivir el amor en la sexualidad y en la pareja» | Vorbereitendes Forum. Leben in gelingenden Beziehungen – Liebe leben in Sexualität und Partnerschaft | Páginas 19 a 21
    http://www.synodalerweg.de/fileadmin/Synodalerweg/Dokumente_Reden_Beitraege/SW-Vorlage-Forum-IV.pdf
    «Las ceremonias de bendición para parejas del mismo sexo [prohomosexualismo de Francisco] son justificables, practicables y significativas desde el punto de vista litúrgico, porque estas parejas piden la bendición de Dios para su relación amorosa, que quieren vivir desde su fe. Lo mismo se aplica a las ceremonias de bendición para las parejas que se han vuelto a casar después de un divorcio civil [aplican la herética Amoris laetitia]».
    .
    B. Francisco no contesta a las solicitudes de aclaración ni a las súplicas filiales, y calla ante los obispos resistentes y opositores contrarios a la implantación de su herejía:

    1) Filial súplica sobre el futuro de la familia, septiembre 2015
    2) Solicitud al Papa, julio 2016
    3) Carta del P. Thoma G. Weinandy, julio 2017
    4) Carta abierta al Colegio cardenalicio, 29 junio 2016, de 45 teólogos y sacerdotes, dirigida a todos los cardenales y patriarcas orientales, denunciando las herejías y errores graves cometidos o apoyados por la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia
    5) DUBIA o carta de 4 cardenales y sus 5 preguntas sobre Amoris laetitia, 19 Septiembre 2016, cardenales Raymond Burke, Carlo Caffarra, Walter Brandmüller, Joachim Meisnerubia
    6) «Correctio filialis de haeresibus propagatis» (Una corrección filial sobre la propagación de herejías), de 250 participantes, septiembre 2017
    7) «Declaración de Fidelidad a la enseñanza inmutable de la Iglesia sobre el matrimonio y a su ininterrumpida disciplina», 29 agosto 2016
    8) «Profesión de verdades inmutables sobre el matrimonio sacramental», 3 obispos de Kazajstán, con el obispo Athanasius Schneider, 31 diciembre 2017
    9) «Declaración de fe: ¡No se turbe vuestro corazón! (Juan 14, 1)», Cardenal Gerhard Müller, 8 febrero 2019
    10) «Carta Abierta a los Obispos de la Iglesia Católica», veintena de teólogos católicos y profesores universitarios, 30 abril 2019
    11) «Pastoral Guidelines for Implementing Amoris Laetitia», Arzobispado de Filadelfia, Charles Joseph Chaput, 1 julio 2016
    12) «Amoris laetitia: per l’interpretazione e l’attuazione», Cardenal Giuseppe Betori, arzobispo de Florencia, 8 octubre 2016
    13) «Decree concerning the proper celebration of the eucharist in Kampala Archdiocese», Arzobispo de Kampala (Uganda), Mons. Cipriano Kizito Lwanga, 1 febrero 2020

    Otras cuestiones sobre la herejía de Francisco:

    1. Adulterio esposos: Amoris laetitia, numeral 305 y notas 336 y 351, Rescripto ex audientia 5 junio 2017
    2. Adulterio divino: Querida Amazonía, idolatría de la Pachamama en la Región de la Amazonía (9 países)
    3. Luteranización: Camino Sinodal de Alemania
    4. China: pacto secreto con el enemigo ateo comunista
    5. Cuba-Venezuela-Argentina: silencio ante la dictadura cubana, el despotismo de Maduro, y la corrupción de Cristina Kirchsner
    6. Comisariamientos y misericordeos sobre entidades tradicionales
    7. Prohibición de la eucaristía durante la pandemia
    8. No erradicación completa de la mafia gay (MacCarrick)

    El problema NO es Viganò, todos los focos deben de enfocar al único culpable 100%, único responsable 100%, único imputable 100%: FRANCISCO.

    1. La mayoría de lo que llama herejías de Francisco son decisiones disciplinares, no doctrinales. A mi juicio equivocadas, pero no hereticas porque no tocan a la doctrina sino a asuntos de gobierno. Los únicos puntos débiles doctrinales de Francisco que quedarán para el análisis de teólogos e historiadores son las dos famosas notas a pie de página de Amoris laetitia, que no obstante se pueden reconducir aunque con dificultades a una interpretación continuista con el Magisterio anterior. Otra cosa es lo penoso de este gobierno pontificio, pero no es la primera vez en la historia que tenemos Pontífices que son un desastre. Paciencia. Ya vendrá otro. Pero no podemos minar la autoridad del Romano Pontífice en sí misma.

      1. JACOBO
        ¿Nos toma usted por idiotas?
        Asi que el famoso punto de la Amoris Laetitia es solo disciplinar y no doctrinal?
        Intente escribir otra majadería mayor a ver si puede.
        ¿Si yo como Papa o como obispo les digo a los fieles que pueden comulgar en pecado, algunas veces, y sin arrepentimiento, aunque me escude en que es disciplinario o pastoral como dicen los herejes, no les estoy cambiando los diez mandamientos, ypor ende la base de la Doctrina?
        Si usted se cree lo que ha escrito tiene un problema, y grave, y si no tambíen.

      2. Francisco es un hereje excomulgado con las características especiales enunciadas: primero Francisco asentó la premisa de la comunión y absolución de los adúlteros, que es Amoris laetitia, númeral 305, notas 336 y 351, firmada el día 19 de marzo de 2016 y hecha pública el 8 de abril.

        El Rescripto ex audientia, de fecha 5 junio 2017, publicado en el AAS de 7 octubre 2016 [¡vayan al AAS y lean!], elevando la herejía a Magisterio Auténtico, por lo que para Francisco, existe el deber de asentimiento religioso del entendimiento y voluntad, sin que llegue a ser de fe (canon 752), y la sanción de pena justa contra quien rechaza pertinazmente el Magisterio Auténtico (canon 1371), ambos cánones del Código de Derecho Canónico.

        La pena justa es de tipo discrecional, por lo tanto, hoy Francisco puede aplicar estas sanciones contra todos los obispos y curas que no aplican la herejía de Amoris laetitia:

        1) Expulsión del estado clerical, suspensión a divinis, con pérdida de los derechos y obligaciones de los clérigos, sin ejercer ni cobrar del ministerio nunca más en ningún lugar del mundo;

        2) penas expiatorias: prohibición o mandato de residir en un determinado lugar o territorio, o traslado penal a otro oficio.

        La imposición de la «pena justa» puede ser por tribunales en juicio contradictorio, o por decreto administrativo si la comisión del delito y la culpabilidad del acusado están fuera de toda duda (sin abogado, sin pruebas, sin deliberación de jueces).

        Francisco viola la Santa Ley de Dios: numerales 1650 y 1665 del Catecismo: los adúlteros no pueden comulgar; n. 1756: el adulterio es un intrinsece malum per se semper et pro semper in omnibus locis (Gaudium et spes n. 27, Veritatis splendor nn. 79-83 y 95-97); n. 2381: el adulterio es injusto; nn. 2384 y 2400: el divorcio es una ofensa grave a la ley natural; n. 2528: el que desea a una mujer, comete adulterio de corazón; cánones 915 y 916 CDC: sin comunión si hay perseverancia en el pecado grave manifiesto; deber de previa confesión.

        El problema se llama sólo Francisco, no es Viganò.

        Y Viganò dice una cosa muy sencilla: si el Concilio Vaticano II sirve para la hermenéutica de la ruptura como para la continuidad, y es un instrumento inútil para detener la herejía y el mal gobierno de Francisco, entonces hay que concluir que el instrumento, Concilio Vaticano II, sólo se sostenía para bien cuando lo aplicaba Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI (todos ellos en más o en menos), pero con Francisco se ha revelado que es un instrumento incapaz, incompetente e inválido para detener el desastre de Francisco.

        Por lo tanto, Viganò dice algo simple: el instrumento es malo, sirve para destruir a la Iglesia, entonces no sirve todo él. Otros, ciertamente y con razón, pueden sostener otras opiniones. Pero no hay duda que con Querida Amazonía ello se ha visto muy claro que el Concilio Vaticano II es perjudicial para la Iglesia al ser un instrumento inútil para la defensa de la fe católica: la Iglesia adopta la idolatría de la Pachamama, y para ello, Querida Amazonia se apoya en el Concilio Vaticano II (es de fácil prueba, vean las notas a los numerales, ¡¡¡hay que leer!!!).

  16. ¡Ambigüedad, ambigüedad, ambigüedad… deliberada ambigüedad hecha con máximas malicia e inteligencia!

    En la ambigüedad hay muchas trampas, trampas para todos, trampas para todas las rutas y ritmos, bien sea para ir junto a la corriente del espíritu y de la letra así como también para ir contra la corriente por justicia. Cuando el camino está minado hay que ejercer mucho la virtud de la prudencia. Los mejores trucos son aquellos en que las causas no están tangiblemente conectadas con los efectos aunque entre ambas la relación sea de muy concomitante servicio.

    «Por sus frutos los conocerán» (Mateo 7:16).

    En mi opinión: no juzgo nada, solo digo que este inusual vino del lenguaje de Magister es muy «prosecco» sin guardar algo de «Asti» o «Demi-sec».

    1. Con Viganò, el actual Vaticano lo considera como un enemigo activo, no hay reconciliación alguna, sólo van a por él mediante todas las armas. Por eso Viganò está escondido y fuera del alcance efectivo de los servicios secretos del Vaticano.

      Hay que leer lo que digo sobre la postura de algunos en la Iglesia sobre Viganò:

      1. TRASFONDO: a Viganò sus adversarios lo consideran un mafioso, encuadrado en un círculo criminal del Vaticano, que el Papa Francisco le sacó del poder, y cuando estaba como nuncio en los EEUU, montó un círculo y red poderosa de blancos supremacistas del clero católico, y que es un hijo de la estirpe de Judas y la cizaña, influenciado por un demonio de ciencia que lo ha obnubilado.

  17. El CVII no establece definición dogmática alguna pero sí muchas enseñanzas magisteriales con lenguaje pastoral, y con la autoridad del Papa que firmó sus documentos. Apartarse de él es hacerlo de la Iglesia Católica.

    1. Creo que lo que propone Viganó no es tanto rechazar lo que dice el CVII, sino ignorarlo, y quedarnos solo con lo anterior.
      ¿Podría poner un ejemplo de alguna de esas «enseñanzas magisteriales» contenida en los documentos del CVII y no en el Magisterio anterior, de forma que ignorar el CVII nos llevaría a negarla? Es que la acusación de «apartarse de la Iglesia Católica es muy grave.

      1. La afirmación de la colegialidad de los obispos, por ejemplo, el valor teológico que tiene la unión de gobierno o doctrina entre ellos, bajo la aprobación del Romano Pontífice. Esta fórmula de la colegialidad episcopal es claramente fruto innovador de las enseñanzas del CVII, y lo que fundamenta la aparición posterior de las Conferencias Episcopales y de los sinodos. Pero habría más ejemplos.

  18. El Varicano II se declaró ser concilio pastoral y que se abstendría de proclamar dogmas o condenar errores. Entonces que explique el Sr. Magister como cuestionar lo que enseña Vaticani II sobre la libertad religiosa y otras religiones, el islam, por ejemplo, provoca un cisma. Hay concilios ecuménicos que prácticamente se han olvidado y han aportado casi nada, el del Lateran V, por ejemplo. Claro, si uno rechaza una doctrina definida por otro concilio o papa, tenemos harina de otro costal. Tampoco la interpretación de concilios puede ser materia de cisma. No estoy de acuerdo con Vigano, pero una evaluación crítica del Vaticani II es necesaria. Tampoco estoy de acuerdo con Magister.

  19. Comentarios abiertos a quien quiera discutir lo expuesto por el Card. Brandmuller…
    No matemos al mensajero… Sandro tan solo recoge información… Pero lo recogido duele… ¿verdad?
    Quien quiera seguir insultando o aferrándose a negar la validez del CV II… lo puede hacer, ayudándonos a entender que se sitúa fuera de la Iglesia Católica, si bien nadie le excomunicara porque a nadie en la Iglesia interesan este tipo de opiniones individuales contrarias al Magisterio.

  20. Es curioso que muchos obispos y cardenales no aceptan la doctrina de la Iglesia, y nunca se les acusa de cismáticos. En cambio Vigano que denuncia que el CV II ha traído unos frutos amargos de desolación y abandono masivo, y enseguida se la tacha de cismático.
    Es un hecho que una gran masa de la jerarquía considera, de hecho -aunque no lo digan explícitamente- , que la Iglesia saltó de Cristo al CVII, como si hubiera nacido en el CVII, despreciando todo lo anterior. Pues para muchos el CVII dio nacimiento a una falsa Iglesia, totalmente modernista, donde la doctrina se ha vuelto maleable, a gusto del consumidor, y centrada más en el hombre que en Dios. Lo que supone una ruptura evidente con la Iglesia anterior.
    Parece que los necocoservadores como Magister, no aceptan la evidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *