PUBLICIDAD

La semana santa del cardenal Pell

|

Cuando en Roma todavía era de noche, hoy martes 7 de abril el tribunal supremo de Australia ha sentenciado por unanimidad revocar la condena del cardenal Pell y dejarlo inmediatamente en libertad. En la foto se le ve mientras abandona la cárcel de máxima seguridad de Barwon, cerca de Melbourne. Por fin podrá celebrar su primera misa tras 14 meses de reclusión.

Este es el texto íntegro de la sentencia:

> High Court of Australia

Y esta es la declaración que el cardenal Pell ha emitido inmediatamente después de su puesta en libertad:

> “I have consistently maintained my innocence…”

Los siete jueces del tribunal supremo han motivado su decisión en base a la “posibilidad razonable de que el reato no haya sucedido y que, por consiguiente, exista una duda razonable de que se esté condenando a un inocente”.

El cardenal Pell siempre ha sostenido su inocencia y ahora ha dicho que “la única base de la justicia es la verdad, porque justicia significa verdad para todos”.

La sentencia pone fin a siete años de procesos, puestos en marcha en 2014  a partir de una investigación de la policía de Victoria y acelerados en 2017 cuando surgieron las acusaciones, en parte sobreseídas, sobre supuestos hechos que habrían sucedido muchos años atrás. Pell abandonó Roma y se trasladó a Melbourne donde, en 2018, fue procesado y condenado a seis años de cárcel basándose en la acusación de una sola persona cuya identidad nunca se ha hecho pública. El cardenal ha dicho que no siente ningún rencor hacia esta persona.

La condena fue confirmada en la apelación por dos de los tres jueces. Ahora, esta condena ha sido totalmente anulada por el tribunal supremo.

Lo siguiente es que el cardenal Pell deberá enfrentarse a un proceso canónico ante la congregación para la doctrina de la fe, al haber concluido todo el recorrido de la justicia secular.

Sin embargo, precisamente la sentencia del tribunal supremo australiano, que ha establecido la incoherencia e inconsistencia de las acusaciones presentadas contra el cardenal, podría facilitar que la sentencia del proceso canónico fuera favorable a Pell:

> Analysis: Freed from prison, will Cardinal Pell now face Vatican trial?

PUBLICIDAD

3 comentarios en “La semana santa del cardenal Pell
  1. Agradecemos a Dios por compadecerse de nuestro hermano y cardenal Pell que completa en su carne lo que falta del sacrificio de Cristo en la Cruz y nos recuerda en esta fecha en su rostro a Aquel que injustamente fue crucificado para la salvación de muchos. Saludos

  2. «… “posibilidad razonable de que el reato no haya sucedido..»

    Que después de demostrar la ABSOLUTA IMPOSIBILIDAD de que se cometiesen los hechos imputados (el «reato»), y por tanto, la falsedad de la acusación, nos vengan con esa redacción en la sentencia resulta indignante.

  3. ¡Bendito sea Dios! No debemos olvidar el infame papel desempeñado por los medios de comunicación australianos en la difamación del cardenal, con la complicidad de políticos y activistas de pretendidos derechos sexuales; ellos contaminaron la opinión pública, ya llena de prejuicios contra la Iglesia Católica y presionaron a los jueces. Como bien se ha comentado ya en algunos sitios, vamos ver si la justicia australiana hace un examen de conciencia, al igual que la policía (la cual inició investigaciones sin ninguna acusación previa, llegando a publicar avisos en periódicos solicitando testimonios en contra….) Cabe resaltar que el cardenal, como hombre de fe, no guarda rencor contra su acusador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *