Infovaticana
Sandro Magister

Bergoglio político. El mito del pueblo elegido

Sandro Magister
11 diciembre, 2016

El Papa de la misericordia es también el de los “movimientos populares” anticapitalistas y antiglobalización. Muere Castro, gana Trump, caen los regímenes populistas sudamericanos, pero él no se rinde: está seguro de que el futuro de la humanidad está en el pueblo de los excluidos

por Sandro Magister

ROMA, 11 de diciembre de 2016 – Es evidente que el pontificado de Francisco tiene dos pilares: el religioso y el político. El religioso es la lluvia de misericordia que purifica a todos y a todo. El político es la batalla a escala mundial contra “la economía que mata”, que el Papa quiere combatir junto a esos “movimientos populares” -la definición es suya-, en los que ve brillar el futuro de la humanidad.

Es necesario remontarse a Pablo VI para encontrar otro papa familiar con un diseño político orgánico, en su caso el de los partidos católicos europeos del siglo XX: en Italia, la DC de Alcide De Gasperi y en Alemania, el CDU de Konrad Adenauer. Jorge Mario Bergoglio es ajeno a esta tradición política europea, ya desaparecida. Como argentino, su humus es otro muy distinto. Y tiene un nombre que en Europa tiene una acepción negativa, pero no en la patria del Papa: populismo.

“La palabra pueblo no es una categoría lógica, es una categoría mística”, dijo Francisco el pasado mes de febrero, a su vuelta de México. Al poco tiempo, entrevistado por el también jesuita Antonio Spadaro, lo precisó. Más que “mística”, dijo, “en el sentido que todo lo que hace el pueblo es bueno”, es mejor decir “mítica”. “Se necesita un  mito para entender al pueblo”.

Bergoglio cuenta este mito cada vez que se reúne con los “movimientos populares”. Hasta ahora lo ha hecho tres veces: la primera vez en Roma, en 2014; la segunda en Bolivia, en Santa Cruz de la Sierra, en 2015; la tercera el pasado 5 de noviembre, de nuevo en Roma. Cada vez enardece al auditorio con discursos interminables, de unas treinta páginas cada uno, que juntos ya forman el manifiesto político de este Papa.

Los movimientos con los que se reúne Francisco no los ha creado él, eran preexistentes. No tienen nada que sea declaradamente católico. En parte son herederos de las memorables reuniones anticapitalistas y antiglobalización de Seattle y Porto Alegre. A ellos se añade la multitud de marginados de los cuales el Papa ve prorrumpir “ese torrente de energía moral que nace de la implicación de los excluidos en la construcción del destino del planeta”.

Francisco confía a estos “rechazados de la sociedad” un futuro hecho de tierra, casa y trabajo para todos gracias a un movimiento ascendente de llegada de estos al poder, que “trasciende los procedimientos lógicos de la democracia formal”. El 5 de noviembre el Papa dijo a los “movimientos populares” que había llegado el tiempo de dar el salto a la política “para revitalizar y refundar las democracias, que están atravesando una verdadera crisis”.

Y si para esta revolución mundial es necesario un  líder, hay quien ya lo ha señalado precisamente en el Papa. Es lo que hizo hace un año en el Teatro Cervantes de Buenos Aires el filósofo italiano Gianni Vattimo, voz escuchada por la ultraizquierda mundial, cuando peroró la causa de una nueva Internacional “comunista y papista”, con Francisco como su líder indiscutible, para combatir y ganar la “guerra de clase” del siglo XXI. Al lado de Vattimo se sentaba un complacido monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, argentino, estrecho colaborador del Papa Bergoglio en el Vaticano.

Las potencias contra las que se rebela el pueblo de los excluidos son, en la visión del Papa, “los sistemas económicos que para sobrevivir deben hacer la guerra y sanar así las balanzas económicas”. Ésta es su clave de explicación de la “guerra mundial a trozos” y del propio terrorismo islámico.

Mientras tanto asistimos a un revés tras otro de las izquierdas populistas sudamericanas hacia las que Bergoglio manifiesta tanta simpatía: en Argentina, en Brasil, en Perú, en Venezuela.

Para consolar parcialmente al Papa, llega de este último país el nuevo superior general de la Compañía de Jesús, el padre Arturo Sosa Abascal, que ha escrito y enseñado toda la vida política y ciencias sociales, y que fue marxista en su juventud y luego defensor de la llegada al poder de Hugo Chávez, es decir, de la persona que ha llevado al “pueblo” venezolano al desastre.

Pero para alterar la política del Papa Francisco han llegado también la muerte de Fidel Castro y la elección de Donald Trump; éste sorprendentemente votado precisamente por los “excluidos” de la gran industria capitalista.

__________

Esta nota ha sido publicada en “L’Espresso” n. 50 del 2016, en los kioscos el 11 de diciembre, en la página de opinión titulada “Settimo cielo” confiada a Sandro Magister.

He aquí el índice de todas las notas precedentes:

> “L’Espresso” al séptimo cielo

__________

Acerca del “populismo” de Jorge Mario Bergoglio y los anteriores encuentros entre el Papa y los “movimientos populares”, www.chiesa ha publicado varios análisis. Éste es el último y recopilativo:

> “El pueblo, categoría mística”. La visión política del Papa sudamericano(20.4.2016)

__________

El discurso de Francisco a los “movimientos populares” por él convocados en Roma el pasado 5 de noviembre, por tercera vez desde que fue elegido Papa:

> “En este nuestro tercer encuentro…”

Las valoraciones del Papa sobre el papel político de los “movimientos populares”, recogidas y reformuladas por Eugenio Scalfari en la “Repubblica” del 11 de noviembre:

> Il Papa a Repubblica: “Trump? Non giudico. Mi interessa soltanto se fa soffrire i poveri”

Entre las personalidades relevantes invitadas hace un mes en el Vaticano junto a los “movimientos populares” se encontraba la ecologista india Vandana Shiva, a pesar del golpe que una investigación del “New Yorker” causó a su credibilidad:

> In Vaticano ci mancava Vandana Shiva. Eccola qua

Pero estaba también el ex presidente de Uruguay José “Pepe” Mujica, con un pasado de guerrillero y que hoy vive retirado a una vida frugal en una granja, predilecto de Bergoglio, como también lo es el presidente de Bolivia Evo Morales, presente en los dos encuentros precedentes de los “movimientos populares” en calidad de cultivador de coca y recibido en varias ocasiones por el Papa, a pesar del trato humillante que Morales da a los obispos bolivianos:

> Poveri vescovi. I retroscena dell’udienza del papa a Morales

__________

Sobre el nuevo superior general de los jesuitas, el venezolano Arturo Sosa Abascal, muy en sintonía con la visión política global del Papa Francisco:

> Il nuovo “papa nero” è uno scienziato della politica

__________

Traducción en español de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares, España.

Sandro Magister


12 COMMENTS ON THIS POST To “Bergoglio político. El mito del pueblo elegido”

  1. Lo que informa Sandro Magister es objetivo, los sentimientos suyos son subjetivos y le aseguro no tiene ninguna base en la realidad, no ha suministrado ninguna noticia que nos informe de que Bergoglio no está detrás de la construcción de una nueva iglesia no católica, como sus sentimientos no tienen base en la realidad sé que son sentimientos que no son sinceros que surgen de la propaganda de bueno que se ha hecho Bergoglio y que le hacen medios internacionales, muchos de ellos, están interesados en la destrucción de la Iglesia. Mire lo único verdadero es que Ud. como dice “intenta cree”r, o sea, hace un esfuerzo humano para mostrar fe, pero ha puesto ese intento en el consumo de mentiras y en la negativa de información fidedigna, su intento de tener fe parece necesitar de Bergoglio y de su defensa no sé por qué razón. Trate de buscar la Verdad y no se preocupe tanto por los sentimiento que no son necesarios para la fe. Trate de no hacer una defensa tan exagerada de su propia bondad que perjudique su humildad. Y no entre en polémicas innecesarias sin argumentos serios y sobre la base de prejuicios.

  2. Español creyente dice:

    A Macabeo:
    Me gustaría responder a tu comentario, con sinceridad y sin polémicas. No creo en Bergoglio, por supuesto, intento creer en Nuestro Señor. Estoy convencido de que los católicos necesitábamos un revulsivo como el Papa Francisco. No creo que sea buena ninguna obediencia ciega a nadie, sólo a Dios. No todo lo que dice y hace el Papa es maravilloso, por supuesto, pero considerarlo hereje o antipapa como se lee frecuentemente en INFOVATICANA es sencillamente ridículo.
    Si alguien quiere escucharlo invito a pensar ante Dios sobre la situación actual del mundo y de la Iglesia y a intentar entender al Papa Francisco, sus preocupaciones, sus razones, sus intenciones. Si en INFOVATICANA se piensa que todo está muy claro y el rechazo al Papa Francisco está perfectamente justificado, lo siento por INFOVATICANA. No entendieron nada. Y lo siento de verdad, aunque no me crean, pues veo que muchísimos católicos de buena voluntad se están perdiendo la ocasión de sentirse felices con nuestro Papa.

  3. Macabeo dice:

    Español creyente:
    La verdad, no sé exactamente en qué crees. ¿En Bergoglio? Un catolico no debe creer más que en Jesucristo, Hijo Unigénito del Padre. En los doce artículos del Credo. Y poco más.
    Si creemos a pies juntillas TODO lo que dice Bergoglio, resulta que entra en contradicción abierta con lo que han dicho otros papas a lo largo de 2000 años. Y con lo que, de forma repetida han dicho los Santos. Y con la vida de estos. ¿Quien te parece que pesa más?…Supongo que no hará falta recordar las “innovaciones” de Francisco…
    Que si el proselitismo es pecado grave; que si Lutero fue un gran reformador que aportó mucho al Cristianismo; que si el acompañamiento y el encuentro y otras memeces… etc, etc.
    ¿Pero, de verdad te crees que hay que seguir al papa en las tonterías que se le vayan ocurriendo a diario, que son infinitas, y las suelta en los aviones, o en entrevistas, o en Santa Marta, o donde sea…? ¿Es ese el catolicismo adulto del que tanto se llenan la boca los clérigos progres?…clérigos, que justo es recordarlo, han estado desobedeciendo sistemáticamente a los dos anteriores papas y difamándolos durante todos estos años. Y, ahora, precisamente ahora, piden respeto y obediencia ciega al sujeto que “okupa” la silla de Pedro.
    Si eres aficionado a masticar ruedas de molino, es tu problema, pero no nos lo impongas a los demás.

  4. Echenique dice:

    Para Bergoglio la economía que mata es sólo la occidental; la china, con la industria más contaminante del planeta, libera :http://www.antoniosocci.com/la-cina-vicina-tutti-specialmente-vaticano-fanno-finta-non-vedere-cosa-vi-accade/#more-4971

  5. Denisovic el cisma es la única posibilidad que la Iglesia Católica Apostólica y Romana sobreviva a Bergoglio, él va a seguir por el camino que eligió, él se dijo antes de asumir: “no cambiés, sino harás el ridículo”, además, tiene como modelos otros gobiernos de izquierda latinoamericanos que llevaron adelante su plan de grieta, ruptura, y destrucción y sometimiento de la oposición y del pueblo. Él va por todo, como Cristina Fernandez, es audaz. En el 2017 seguro se vendrá con la intercomunión y con más medidas que afiancen la doctrina y la praxis de la Amoris Laetitia. Él afirma que actúa sobre la base de cierta inconciencia. Además, nada lo para, se envalentona y todo lo hace personal. En su temperamento es un Moreno, un Fernández, un Fidel, no tiene límites religiosos o morales, ni cambiar la ley divina le genera temor, le gusta tener como adversarios a los tradicionalistas y conservadores necesita un enemigo para gobernar y lleva adelante cierto “terrorismo de Estado” con varios misericordeados en su haber. No es solamente un espíritu de apostasía como la doctrina de la liberación es la encarnación de dicho espíritu en una persona que dice hablar por el Espíritu Santo en Amoris Laetitia, o sea, dice hablar en nombre de Dios y se sienta en el Templo como si fuera Dios, cambiando los mandamientos y sacramentos.

  6. Echenique dice:

    El mayor clericalismo, supuestamente denostado por Bergoglio, es un Papa que se mete a líder de los movimientos populistas, de inspiración marxista todos ellos, y hasta les anima y empuja a hacer la revolución. En consecuencia debe dejar vacante la sede apostólica para que la ocupe un católico, y no un demagogo carente de doctrina religiosa y hasta política.

  7. Alejandros dice:

    No me baso en los escritores de turno, como Católico me basta la Biblia, “Palabra de Dios”, porque en ella Dios nos habla constantemente.
    Por poner un ejemplo, en la 2ª de Tesalonicenses 2, S. Pablo indica que el hombre inicuo no puede usurpar el trono sagrado hasta que no sea quitado de el aquel que se lo impida.
    El papa legítimo Benedicto XVI, fue presionado para que renunciara. (Cardenal Daneels). Si esto es asi, el saliente del cónclave no es legítimo. Prueba de ello es que en Amoris L. hay varias herejías. Y ello indica que Bergoglio no está asistido por el Espíritu Santo, y por lo tanto no posee el dogma de la infabilidad, porque no es papa legítimo.

  8. Denisovic dice:

    Alberto Ramón,
    debemos tener en cuenta que el actual Papa, se formó dentro de una de las cuatro tendencias en la que se ha dividido la teología de la liberación, que es la llamada “teología del pueblo”. Esto nos permite explicar gran parte de la tendencia que tiene el Papa argentino hacia los movimientos populares y hacia el populismo. Dicho en otras palabras, es muy compleja la situación que se está planteando dentro de la Iglesia, y que desde mi punto de vista (es una opinión personal), veo que el desenlace no será otro que un cisma que percibo ya como irreversible.

  9. Pues Echenique debo decirle que Juan Manuel de Prada (como Ud. bien sabe) se equivoca de cabo a rabo porque no hay hombre que pueda estar acertado en materia política y moral y errado en materia religiosa, o más bien al revés, como Prada parece sugerir de Bergoglio. Por otro lado, el socialismo de Bergoglio es hijo del liberalismo y se manifiesta en su postura, en ciertos aspectos, liberal, así, el progresismo de Bergoglio toma dos elementos muy importantes del liberalismo aplicados a la política: 1) la libertad de cultos llevado por el ecumenismo llegando a afirmar la igualdad de las religiones en la forma de un poliedro en la manifestación de Dios, por la cual niega las obligaciones de la política con respecto al Dios católico y su rechazo a la evangelización llamándola proselitismo, y la segunda es la libertad sexual que lleva a no luchar por la familia católica como célula de la sociedad y que se contempla en Amoris Laetitia. Así, que lo de Prada poco católico, de paso no sé si critica el socialismo o se limita a criticar el liberalismo como parece en un artículo que leí que aparece junto a otros artículos de distintos autores sobre la reunión de Bergoglio y el patriarca ruso en Cuba. El socialismo no es católico.

  10. Considero que no hay dos pilares uno religioso y otro político sino una sola manera de ver las cosas que llamo chavismo religioso o kirchnerismo religioso y que se ve en el Estado del Vaticano en lo eclesiástico y en lo político, en lo eclesiástico por medio del populismo del uso de la misericordia (una religión populista porque le da a las masas lo que piden sin inculcar en ellas la virtud) pero también en la forma en que se lleva la política eclesiástica en contra de tradicionalistas y conservadores y cómo se abusa del poder. Esa forma de llevar a cabo la política eclesiástica tiene un fin ejemplificador hacia los países de señalar hasta qué punto se puede abusar del poder, así, que en realidad como señala Sandro Magister Bergoglio es un mal ejemplo y un promotor de la izquierda y del populismo pero al estilo kirchnerista con los abusos que ello implica.

  11. Echenique dice:

    Pues Juan Manuel de Prada está encantado con el Bergoglio político, que, según él, encarna las esencias más puras de la doctrina social de la Iglesia. Ni Antonio Socci ni Sandro Magister, ni tantísimos intelectuales católicos comparten su opinión.

  12. español creyente dice:

    Agradezco a INFOVATICANA la posibilidad de expresar mi opinión personal sobre el permanente y sistemático ataque de Sandro Magister al Papa Francisco. Reconozco que no cae tan bajo como para utilizar el lenguaje grosero y chulesco de tantos comentaristas de varios foros de internet, pero en el fondo es más corrosivo y desolador. Se está atacando al Papa Francisco con una dureza digna de mejor causa precisamente por lo mejor de su aportación a la iglesia actual. Todo lo bueno y evangélico del Papa es rechazado y vilipendiado por los defensores de la supuesta ortodoxia. Y caen en el ridículo que despreciar al Papa y su gran labor precisamente los que hace dos días defendían con uñas y dientes el carácter jerárquico de la Iglesia, la obediencia por encima de todo, el ver “blanco” lo que tu creías “negro” si así lo dice la Iglesia jerárquica.
    Me atrevo a pedir a los enemigos del Papa Francisco que mediten muy seriamente ante Dios lo que están haciendo, que hagan un esfuerzo para entender al Papa (porque no entienden absolutamente nada), que se conviertan de corazón.
    Dios bendiga al Papa Francisco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.