PUBLICIDAD

Una mujer con mucha entereza

|

María de Villota, hija del famoso corredor de F1 Emilio de Villota, tenía un sueño de niña: ser piloto de F1 como su padre.

Pero el 3 de julio de 2012 en el aeródromo de Duxford sufrió un accidente que le hizo perder un ojo cuando estaba haciendo pruebas de aerodinámica para su equipo de F1. María podía haber perdido la esperanza y caer en una depresión, sin embargo dice que en todo esto ha visto la mano de Dios y que ha jugado un papel muy importante en su recuperación.

Para que leas la noticia con más profundidad te dejo un enlace de un blog de un amigo mío que hace unos días escribió en profundidad sobre este noticia

Comentarios
0 comentarios en “Una mujer con mucha entereza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.